6 ejercicios para dibujar paso a paso

Diseño 22 de Mayo del 2020

user

Juliane Angeles

6 ejercicios para dibujar paso a paso 6 ejercicios para dibujar paso a paso

¿Eres de los que a menudo dice “no sé dibujar” y ya lo has dicho tantas veces que realmente te los has creído? A lo mejor es porque crees que dibujar solo significa dibujar como Leonardo da Vinci. Y la verdad es que no necesitas ser un genio para convertirte en dibujante. Quizá debas explorar un estilo menos realista, ¿no crees?

Por ejemplo, los ejercicios para dibujar paso a paso son un buen comienzo. Además, dibujar no debería ser difícil, no lo fue para nuestros antepasados.

De hecho, el dibujo nació como una expresión de la vida cotidiana del ser humano. Una muestra de ello son las pinturas rupestres encontradas en la Cueva de Altamira, en Cantabria, España. ¿Las recuerdas?

Conoce las herramientas de Dibujo gratuitas que tenemos para ti

Posiblemente no lo notaste, pero si ahora haces el ejercicio de observar detenidamente una parte de esta pintura, te darás cuenta que los bisontes están dibujados en base a dos elementos muy sencillos: la línea y el punto. Pero ¿acaso eso es lo que se necesita para aprender a dibujar?

Museo de Altamira y D. Rodríguez

En la introducción de su libro “Rough”, el director de arte publicitario Pierre Pochet, dice lo siguiente:

“¿Puedes trazar una línea? ¿un cuadrado, un rectángulo o un triángulo? ¡Bravo! Entonces, ¡puedes dibujar!”

Y esa es la idea de esta nota, que aprendas a dibujar empezando por lo más sencillo. Porque a veces caemos en el error de pensar que, si nuestro dibujo no es exactamente igual al original, no sabemos dibujar. ¿Será porque estamos tratando de copiar fielmente un dibujo, en vez de dibujar a través de nuestros propios ojos?

Por eso, te proponemos realizar estos seis ejercicios. Pero antes, busca algunas hojas de papel (o un cuaderno de dibujo), un lapiz 2B y un borrador. ¡A dibujar!

Obtén una Membresía Premium y lleva tu educación a otro nivel

1. Domina la línea

Para dibujar paso a paso, lo primero que tienes que aprender es dominar la línea. Parece una cuestión de niños, pero no lo es. ¿Y por qué debemos empezar por la línea? Porque es mucho más que un simple trazo. La línea es la base de cualquier dibujo y su práctica solo mejorará tu pulso a la hora de dibujar. Este debe ser tu primer objetivo.

Algunos consejos antes de empezar con los ejercicios

- Trata de no apoyar tu muñeca sobre el papel

- Relaja tu brazo. Antes de dibujar, haz movimientos circulares con la mano. La idea es que dibujes con soltura.

- Evita los trazos cortos o entrecortados. A veces, creemos que así lograremos obtener una mejor proporción de nuestro dibujo, pero no es cierto. El resultado es lo opuesto.

- No remarques los trazos que dibujaste previamente. Esto le quitará dinamismo y claridad a tu dibujo.

Entonces, ¿cómo deber ser mi trazo?

Un buen trazo se caracteriza por ser firme, dinámico, de un solo sentido y sin sobresaltos. Acuérdate que el trazo definirá la forma de tu dibujo.

Si al inicio notas que tu trazo parece un poco rígido o carece de continuidad, no te preocupes. El miedo a la hoja en blanco puede superarse con la práctica.

Estos son los ejercicios que te proponemos

- Toma una hoja en blanco y haz trazos aleatorios, es decir, dibuja varias líneas encima de otras. Este trazo es el primero que debes aprender, te servirá para esbozar formas más adelante.

- Toma una hoja en blanco y dibuja líneas paralelas en diagonal, horizontal y vertical. No tienen que ser perfectas. Eso sí, procura realizar las líneas sin levantar el lapiz del papel.

 

2. Haz bosquejos de las figuras geométricas

Ahora es momento de dibujar las figuras básicas que aprendimos cuando estábamos niños: cuadrado, círculo, triángulo y rectángulo. Solo tenemos que dibujar su contorno.

3. Desarrolla las formas

Pero sabemos que los objetos tienen forma (profundidad y volumen). Por eso, en este ejercicio te proponemos dibujar las formas de las figuras básicas que realizaste previamente.

Cuadrado = cubo

Rectángulo = cilindro

Triangulo = cono

Círculo = esfera

 

Por ejemplo, una jarra y una lata de gaseosa son cilindros; una naranja y un balón son esferas; un velador y una caja son cubos; y un embudo y un gorro de fiesta son conos.

4. Combina figuras y formas básicas y empieza dibujar

Una vez que hayas terminado con las formas geométricas, es momento de combinarlas y dibujar paso a paso. Por ejemplo, si combinas un cuadrado, dos círculos y un triángulo, puedes dar forma a un pie.

Si combinas tres elipses y una figura en forma de cono, puedes obtener un cactus en una maceta.

 

5. Reduce objetos a figuras simples

Para realizar este ejercicio, tómate un minuto y observa: ¿cuántos objetos en forma de esfera, cilindro, cubo o cono puedes identificar a tu alrededor?

Ahora selecciona tres objetos y arma un bodegón. Lo que sigue es reducir esos objetos a figuras simples. ¿Cómo hacerlo? Para este ejercicio, tomaremos como ejemplo un libro, una naranja y una jarra. Sigue estos pasos.

- Dibuja en este orden: rectángulo, circulo y cilindro.

- Para darle forma al cuello de la jarra, dibuja una elipse.

- Para darle forma al libro, dibuja líneas paralelas en la parte superior e inferior.

- Ahora define los contornos de los tres elementos. Agrega los detalles: dibuja los puntos y la hendidura de la naranja y redondea el lomo del libro.

- Finalmente, borra las líneas que te servieron de guía al inicio.

 

Otros ejemplos de este ejercicio

Para dibujar la botella, parte de un cilindro.

Para dibujar el florero, parte de una esfera.

Para dibujar la computadora de escritorio con los parlantes, empieza con un cuadrado y tres rectángulos.

 

Una buena forma de seguir practicando este ejercicio es empezar una libreta-diario de dibujo. Te proponemos dibujar un objeto de tu casa por día, ¿qué dices?

 

6. Dibuja la cabeza y la cara con un círculo

¿Sabías que se trata de un método muy usado para dibujar la cabeza y la cara? Nos referimos al método de Loomis, llamado así en honor a su creador: el ilustrador y animador Andrew Loomis.

Este norteamericano de los años 40 propuso trazar algo tan simple como un círculo, para poder dibujar la cabeza y la cara en perspectiva. En esta herramienta que te dejamos a continuación, encontrarás más detalles sobre el proceso de dibujo.

 

Una mirada al dibujo del cuerpo humano

Sabemos que es muy pronto para que empieces a dibujar el cuerpo humano, sin embargo, creemos que esta guía te servirá para conocer y explorar por adelantado uno de los distintos cánones de proporción del cuerpo humano. En este caso, el creado por Andrew Loomis.

Para él, por ejemplo, la clave es medir todo en base a la proporción del volumen de la cabeza.

 

 

Y bien, esperamos que te hayas animado a volver a tomar el lápiz y hacer estos ejercicios que, como has visto, son bastante simples de realizar. Ya sabes, si puedes trazar una línea o una figura geométrica, puedes dibujar.

Recomendados para ti