🔎 ¿Cuál es la verdad sobre ser CEO? +3 Consejos | Crehana para empresas
¿Cuál es la verdad sobre ser CEO? Conócela aquí

¿Cuál es la verdad sobre ser CEO? Conócela aquí

Última actualización 15 de Septiembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Milagros García

Ser el CEO de una compañía es una de las metas que muchos profesionales de los negocios pueden aspirar alcanzar. El sueño de tener un propio despacho con una vista increíble, ventanas enormes, un escritorio súper amplio y un sillón bastante cómodo para el día a día es muy recurrente en las personas que anhelan convertirse en un buen líder y, algún día, tener ese reconocimiento con el puesto de CEO.

Pero, ¿qué tanto de verdad hay sobre ser CEO? ¿Es todo color de rosas como se cree? En verdad, la vida de un CEO puede tener un cierto grado de “glamour” en comparación a otros puestos pero no por eso deja de haber muchas responsabilidades. Después de todo, ser CEO de una compañía implica tomar decisiones fuertes que pueden hacer que la organización crezca como nunca, se estanque o, en el peor de los casos, decaiga.

Por eso, en este nuevo artículo de Crehana for business, veremos cuál es la verdad sobre ser CEO para derribar muchos mitos en torno a este rol tan estratégico en las empresas.

¡Comencemos!

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana for business te brindamos entrenamiento personalizado para ellos.

crehana for business

1. Las medias verdades suelen estar a la orden del día

Siguiendo los consejos de Fubini, profesor de la Unidad de Comportamiento Organizacional de la Escuela de Negocios de Harvard, mencionados en un artículo de Forbes sobre su libro Hidden Truths: What Leaders Need To Hear But Are Rarely Told, las medias verdades suelen estar a la orden del día.

Las personas de la organización pueden no decirle directamente toda la verdad al CEO. Por este motivo, hay directores ejecutivos que recurren a conversaciones de confirmación no solo con los mandos intermedios sino, también, con algunos integrantes de cada team.

Entonces, ¿ser CEO significa siempre recibir medias verdades? No necesariamente. Hay mucho que se puede hacer para disminuir esto, recurrir a conversaciones de doble verificación no es la única opción.

Aquí algunos consejos para ser CEO y recibir la información más completa posible:

  • Inspirar confianza entrenando las habilidades de liderazgo: una de las capacitaciones del HR Manager que debe recibir el CEO es sobre liderazgo. Un buen líder es el que acompaña a todo el equipo, los guía e inspira confianza. La capacidad de motivar e integrar a las personas de la organización para alcanzar los objetivos y obtener los resultados deseados es un factor determinante para ser un CEO exitoso.
  • Ser flexible y empático: la apertura frente a los cambios debe ser un must en todo CEO. La adaptabilidad es necesaria para que la empresa pueda crecer. Esto puede significar, también, reestructuración de equipos y un mayor grado de delegación de tareas.
  • Promover la colaboración: los equipos que trabajan de forma colaborativa son los que aportan mayores resultados a la empresa. Las estructuras rígidas y jerárquicas no permiten este dinamismo. Por lo tanto, ser un CEO exitoso significa, también, ser promotor de la colaboración.

Por lo tanto, la gestión de liderazgo hace la diferencia para que los colaboradores estén a gusto en su espacios de trabajo y aporten lo mejor de sí para hacer crecer el negocio. Así, ser CEO implica ser un buen líder que acompañe la transformación de los teams.

verdades ser ceo

Fuente: Pexels

2. Las recompensas psíquicas son una gran fuente de motivación

Uno de los errores más comunes en las empresas es la motivación anclada en las recompensas monetarias. Si bien el factor dinero no deja de ser muy importante en la vida de las personas que trabajan en una organización, las recompensas psíquicas tienen un peso e impacto igual o un tanto más fuerte en los colaboradores.

Como señala Fubini, para ser un buen CEO se debe apelar a recompensas psíquicas, no solo monetarias: “La motivación real proviene de una conexión emocional que sientes, ya sea que eres más valorado que otra persona debido a la competitividad natural de la naturaleza humana, o el ego mejora de que te digan lo excelente que eres”.

Por ejemplo, si eres el CEO de una empresa y quieres transformar la estrategia de ventas y marketing que se está llevando adelante, es muy común que las barreras al cambio aparezcan tan rápido como un chasquido de dedos. El miedo al cambio puede ser paralizador y allí es donde el CEO puede marcar la diferencia, inspirar confianza y motivar a que haya más “agentes promotores del cambio”.

Si como CEO, siguiendo ese ejemplo, trabajas con los líderes de esos teams y les transmites el mensaje de que tienen tu apoyo y confianza para hacer un replanteo de 180 grados sobre cómo se está ejecutando hoy en día la estrategia, verás cómo la actitud de las personas cambia.

Tal como explica Fubini en su libro, las recompensas psíquicas pueden ser muy variadas:

  • Hacer un reconocimiento formal para trabajar en un comité.
  • Nombrar a una persona como representante de la empresa en una determinada reunión de negocios.
  • Darle un reconocimiento más informal a través de un correo electrónico copiando al resto del personal.

Entonces, estas recompensas pueden ser pequeños detalles que, sin lugar a dudas, hacen grandes cambios y motivan a las personas del equipo a aumentar su productividad y alcanzar los objetivos de los proyectos en los que están participando.

descargable crehana recursos

3. La autenticidad y credibilidad no se pueden perder

Otro de los puntos importantes en el hecho de ser CEO es no perder de vista la autenticidad. Fingir ser alguien que no se es puede derribar por completo los proyectos en los que se estuvo trabajando con mucho esfuerzo y dedicación. La autenticidad es necesaria para lograr conectar con las personas de la organización, por ejemplo.

Como indica Fubini, uno de los mitos es que ser CEO implica actuar de una determinada manera, como si fuera un papel de teatro o cine. En verdad, la coherencia y autenticidad con los valores que tiene el CEO como persona no se deben dejar a un lado. Porque, de lo contrario, esta actitud traerá aparejada la tan temida desconfianza.

Veamos lo que dice Martín Reynoso, profesor de nuestro curso online de Mindfulness y bienestar: Revoluciona tu empresa: “La verdadera revolución es conocerte. Cuando miras tus emociones y pensamientos, te estás preparando para abordar todo lo que está afuera”.

La credibilidad no se puede perder porque lo que está en juego es la percepción de las personas de la empresa sobre lo que hace, dice y piensa el CEO. Si se pierde la credibilidad y la autenticidad, será difícil guiar a los equipos, generar confianza y construir lazos más humanos y colaborativos en pos de objetivos en común.

Según una publicación de Jennifer Amozorrutia de Great Place To Work, sobre una encuesta de ambiente laboral en 2018 en México, 8 de cada 10 colaboradores creen en sus líderes. Cuando esto ocurre, los teams se sienten seguros, aún frente a incertidumbres como los desafíos que trae la pandemia.

¿Quiéres saber cuál es la otra verdad sobre ser CEO? ¡Sigue leyendo que te lo contamos a continuación!

ser buen ceo

Fuente: Pexels

4. El saber irse a tiempo del lugar de CEO

Fubini menciona en su libro que saber cuándo irse es crucial como CEO. Es muy frecuente que los líderes, sea cual sea el cargo que tengan, piensen que siempre hay “un acto más” donde tienen que estar presentes. Sin embargo, antes que irse cuando los resultados dejan de aparecer, es mejor retirarse del rol de CEO mientras “se está en la cúspide”.

Ahora bien, ¿cómo saber cuándo ha llegado el momento de retirarse para dejar de ser CEO? Lo cierto es que esta pregunta depende de muchos factores pero sí hay una señal que sirve de alerta: cuando los mejores talentos, aquellas personas que tienen un elevado nivel de desempeño, comienzan a irse de la organización porque las posibilidades de crecimiento dentro de ella se han bloqueado.

La retención del talento es fundamental, aún más si se trata de posibles candidatos a CEO. Por eso, ser un CEO con pensamiento estratégico no es algo que solo esté vinculado a la planificación del negocio cuando se ocupa un puesto tan importante como este sino, también, en cuándo será su retiro y quién lo sucederá.

¿Qué se puede hacer frente a esto? Ser CEO implica tener una visión a largo plazo de la empresa y, por qué no, de su propio puesto. Esto significa que la formación de nuevos líderes y los futuros candidatos a ser el próximo CEO de la empresa debe estar en la agenda de la organización. Asimismo, la identificación y desarrollo del talento de los high potentials es clave.

Algunos tópicos y habilidades sobre los cuales se pueden trabajar para formar a los próximos líderes:

  • Liderazgo: como mencioné anteriormente, las habilidades de liderazgo son necesarias para llevar adelante un rol tan destacable como el de CEO. Tal es el caso de la gestión de equipos efectivos, el manejo de tiempo y productividad, la inteligencia social para líderes, el feedback y las conversaciones difíciles, el pensamiento estratégico, la comunicación asertiva, entre otros.
  • Digital Mindset: la transformación digital es algo que todo CEO no puede dejar atrás porque eso significaría una gran desventaja en la empresa. La tecnología es la mejor herramienta con la que cuentan las organizaciones para identificar oportunidades de negocio y, de esta manera, llevar a la empresa a la cima del éxito. Con la capacitación en digital mindset, los líderes aprenden a gestionar equipos de trabajo por medio de Scrum, cómo gestionar proyectos de manera ágil, cómo mejorar la experiencia del cliente con innovación, entre otros.
  • Innovación: para que las compañías puedan aportar cada vez más valor se requiere de innovación. Puedes capacitarte como CEO en este tema y, también, al resto de tu equipo para la creación de nuevas ideas y la transformación de las que hoy están trabajando. Los procesos de innovación permiten mejorar procesos con la transformación digital y convierte a las personas en líderes 100% digitales.
  • Análisis de data: el análisis e interpretación de información son centrales para poder encontrar oportunidades de crecimiento y aumentar las ventajas competitivas. Con los cursos de análisis de data, los teams mejoran la toma de decisiones a partir del procesamiento y análisis de datos, por ejemplo.
  • Ventas: la mejora en la estrategia de negocios permite el desarrollo de planes de venta efectivos. La generación de oportunidades con clientes potenciales tiene mucho que ver con la mejora en las soft skills de las personas (especialmente, la fuerza de ventas que son quienes hacen el trabajo de contacto con los potenciales clientes). Con la capacitación en Ventas de Crehana for business, los equipos logran crear estrategias de ventas exitosas, aprenden las mejores técnicas de negociación y a vender soluciones efectivas.

puesto ceo

Fuente: Pexels

Claro que ser CEO no es tarea fácil, requiere de mucho tiempo, dedicación, análisis y toma de decisiones. Pero conociendo estas verdaderas podrás tomar las riendas de la organización de una mejor manera, después de todo no hay una receta mágica para hacer las cosas.

Por eso, la capacitación corporativa es uno de los recursos clave que tienen las personas para ser buenos líderes. ¿Por dónde comenzarás a mejorar tus skills?

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte