Home Blog/ Transformación cultural/
Transformación cultural

Propósito empresarial: ¿cómo fortalecer los valores y la identidad de la organización?

Lorena Paez - 21 Mar 23

Articulo

7 min.

El propósito empresarial es fundamental dentro de cualquier empresa, pues representa el rumbo que llevará la misma. Como una persona real, la cual no puede tener una vida plena sin tener un objetivo, una compañía tampoco sobrevive si no establece cuál es su sentido de existencia.

En este post, te enseñamos qué es el propósito empresarial, la forma en la que puedes definirlo y las ventajas de plantearte este tipo de objetivos. Además, te contaremos en qué se diferencian el propósito, la misión y la visión de una empresa. Finalmente, te explicaremos algunos ejemplos de propósitos empresariales de grandes empresas y cómo ayudaron a reforzar la marca. ¡Acompáñanos!

 

¿Qué es el propósito empresarial?

El propósito empresarial es, esencialmente, la razón de ser de una empresa. Es el motivo que tiene la organización para existir y es una representación directa de lo que es la compañía y lo que pretende llegar a ser.

Como bien menciona el medio Forbes, "las compañías toman la decisión de generar un impacto positivo utilizando su negocio como herramienta. Es decir, no sólo se dedican a hacer dinero, sino que se plantean como objetivo lograr un beneficio e interés colectivo a través de una actividad específica, permanente y comprometida".

En este sentido, el objetivo de la empresa brinda un sentido a las personas, uniendo los esfuerzos e inspirando a la acción de los colaboradores. Eso sí, este propósito no debe quedarse sólo en una declaración pública, ya que es necesario que todo lo que ocurre en la organización vaya en esa dirección, incluyendo lo siguiente:

  • La estrategia empresarial.
  • Los objetivos de la empresa.
  • Los procesos de la empresa.
  • Las prácticas de la organización.

En este sentido, el portal Gallup establece que "el propósito de una empresa es una afirmación audaz de su razón de ser en el negocio. Transmite lo que la organización representa en términos históricos, éticos, emocionales y prácticos. Independientemente de cómo se comunique a los empleados y a los clientes, el propósito de una empresa es la fuerza motriz que permite a una empresa definir su verdadera marca y crear su cultura deseada".

¿Cómo se diferencia el propósito, la misión y la visión de una empresa?

El propósito, la misión y la visión de una empresa son elementos fundamentales que ayudan a definir su identidad y orientar sus objetivos a largo plazo. A continuación, se describen cada uno de ellos:

  • Propósito empresarial. El propósito de una empresa es la razón fundamental de su existencia, es decir, por qué la empresa hace lo que hace. El propósito debe ser una declaración clara y concisa que explique cómo la empresa busca impactar positivamente en la sociedad y en su entorno. El propósito no se enfoca en los productos o servicios que la empresa ofrece, sino en la razón detrás de ellos.
  • Misión. La misión de una empresa es una declaración clara y concisa que describe lo que la empresa hace, a quién lo hace y cómo lo hace. La misión debe ser específica y coherente con el propósito de la empresa. La misión define el negocio central de la empresa y su principal enfoque.
  • Visión. La visión de una empresa es una declaración que describe cómo la empresa aspira a ser a largo plazo. La visión debe ser clara y motivadora, y debe inspirar a los empleados y otros stakeholders a trabajar juntos para alcanzar un objetivo común.
 

¿Cómo se define el propósito empresarial?

Una empresa que aspire al éxito y quiera consolidarse en el mercado deberá definir su propósito, siendo una parte fundamental de su plan de negocios. Una vez que este propósito está definido, es mucho más fácil poder determinar la misión y la visión de la compañía.

Entonces, ¿cómo definir el propósito empresarial? Simplemente, debes plantearte preguntas como las siguientes:

  • ¿Para qué existe tu organización? (es decir, la razón de su existencia, que te comentamos anteriormente).

  • ¿En qué ámbito contribuye tu compañía? (en términos económicos, sociales e, incluso, ambientales).

  • ¿Qué motiva a tu personal a levantarse todas las mañanas y asistir a su trabajo? (lo que vendría a ser la inspiración).

Son estos 3 ejes, el fin último, la inspiración de la persona y la contribución a grupos de interés, los que abarcan todo lo que será el propósito empresarial y los que te enseñarán cómo hacer la misión de tu empresa. ¿Por qué estos 3 puntos específicamente? Porque responden a la necesidad de los 3 pilares básicos de la empresa:

  • El negocio y su impacto en el mundo.

  • La contribución externa y el bien común en la sociedad.

  • Las personas, las cuales son el principal motor de la compañía.

¿Cuáles son las ventajas del propósito empresarial?

Cuando comprendes la forma en la que la construcción de un propósito empresarial ayuda a las empresas, podrás tener más claro el objetivo de tu organización. Así, entenderás para qué fueron creadas y de qué forma pueden transformar la vida de la sociedad y las personas que trabajan en la organización.

Entre las principales ventajas del propósito empresarial están:

1. Hay un sentido de trascendencia

La trascendencia es lo que será capaz de diferenciarte de la competencia. Si mantienes un propósito empresarial y tus competidores aún buscan definirlo, verás que tendrás un éxito mayor, debido a que estás planteando una alternativa que tendrá un impacto social positivo en tu comunidad. Es decir, una definición de propósito empresarial clara puede diferenciar a la empresa de la competencia, lo que puede ayudar a destacar en un mercado saturado.

Por esta razón, las empresas ya no buscan sólo vender, sino también ver más allá. Las razones que impulsan a la venta y demostrar que existe un interés por el bien común ayudará a que las personas reconozcan en tu marca algo más que sólo una compañía. El propósito empresarial puede tener un impacto positivo en la sociedad, lo que puede mejorar la reputación de la empresa y generar un mayor compromiso hacia ella.

Incluso, tener un propósito empresarial definido puede funcionar como una estrategia de captación de talento efectiva, ya que atraerá a aquellas personas que compartan los mismos valores, creencias y objetivos profesionales. También, ayudará a encontrar personas que encajen en la cultura organizacional, además de fidelizar a los colaboradores que estén bajo tu nómina. Puedes medir los resultados a través de nuestra plataforma de gestión y talento y determinar el impacto del propósito empresarial.

soluciones engagement

2. Existe una coherencia entre valores y principios

Aunque no lo parezca, tanto a los consumidores de tus productos como a los colaboradores que cumplen funciones en tu compañía les importa el propósito empresarial de la organización. Esto sucede porque ambos grupos eligen, entre diferentes corporaciones, a cuáles les quieren comprar su mercancía y en qué lugares les gustaría trabajar.

Si existe un proyecto empresarial que tenga un impacto negativo en la sociedad o el medio ambiente, es poco probable que le interese a ambos grupos de personas, por lo que debes asegurarte que tus valores sean coherentes con lo que transmites como empresa.

3. Sentido de pertenencia

Formar parte de una empresa que tenga un propósito del cual enorgullecerse genera satisfacción en los equipos de trabajo. Si se sienten parte de un proyecto construido pensando en el futuro, ayudará a que puedan conectarse mejor con la organización.

Por esta razón, es importante tener un objetivo empresarial delimitado, pues así tu equipo sabrá hacia dónde deberá enfocarse y sentirá un mayor arraigo por la empresa, lo que favorecerá al desempeño de sus funciones.

Ejemplos de propósito empresarial

Un ejemplo de propósito empresarial podría ser el siguiente:

"En nuestra empresa, el propósito es mejorar la calidad de vida de las personas a través de la innovación tecnológica y el compromiso con la sostenibilidad. Creemos que la tecnología puede ser una herramienta poderosa para resolver los problemas más apremiantes de nuestra sociedad, y nos esforzamos por desarrollar soluciones innovadoras que mejoren la vida de las personas y protejan el medio ambiente. Nos comprometemos a ser líderes en el desarrollo de tecnologías sostenibles y responsables, y a trabajar en colaboración con nuestros clientes y otros stakeholders para lograr un futuro más próspero y sostenible para todos."

En este caso, el propósito de la empresa describe la razón fundamental de la empresa, expresando que busca mejorar la calidad de vida de las personas a través de la innovación tecnológica y el compromiso con la sostenibilidad, lo que indica que la organización se preocupa por su impacto en el medio ambiente y en la sociedad. 

También, este propósito empresarial puede ayudar a la empresa a enfocar su estrategia y sus decisiones comerciales, y a motivar a sus empleados y otros stakeholders a trabajar juntos para lograr un objetivo común.

Por otro lado, tenemos algunos ejemplos de los propósitos de grandes empresas:

  1. Propósito empresarial de Google: "Organizar la información del mundo y hacerla universalmente accesible y útil".
  2. Propósito empresarial de Tesla: "Diseñamos sistemas sostenibles que son enormemente escalables, lo que da como resultado el mayor beneficio ambiental posible".
  3. Propósito empresarial de Patagonia: "Fabricar los mejores productos, no causar ningún daño evitable, y utilizar este negocio para inspirar e implementar soluciones a la crisis ecológica”.
  4. Propósito empresarial de Nike: "Hacer que a través del deporte todas las personas puedan sacar lo mejor de sí mismas".

Cada uno de estos propósitos empresariales es claro, específico y representa la razón fundamental de la empresa. Estos pueden guiar la estrategia y necesitan reflejar los valores y objetivos de la organización. 

El éxito de Coca-Cola y su propósito empresarial 

El propósito empresarial de Coca-Cola es el siguiente: "Refrescar al mundo en cuerpo, mente y espíritu. Inspirar momentos de optimismo y felicidad. Crear valor y hacer la diferencia."

Este propósito se enfoca en la idea de refrescar y refrescar no solo el cuerpo, sino también la mente y el espíritu. Además, el propósito busca inspirar momentos de optimismo y felicidad a través de sus productos y marcas, y crear valor para sus consumidores y otros stakeholders. Finalmente, el propósito busca hacer la diferencia y tener un impacto positivo en la sociedad y en el mundo.

Coca-Cola también ha trabajado en la imagen de su marca, demostrando su propósito empresarial a través de diversas iniciativas. Por ejemplo, ha implementado programas para reducir su huella de carbono y ha invertido en proyectos de desarrollo comunitario para proporcionar acceso a agua limpia a familias en situaciones precarias. Estas acciones no solo demuestran su compromiso con el medio ambiente y las comunidades donde opera, sino que también fortalecen la marca y la lealtad de sus consumidores.

Los propósitos empresariales son fundamentales para la consolidación de una empresa, ya que permiten que la compañía cuente con un rumbo fijo y pueda crecer de forma natural y espontánea. No por nada representa la razón de la existencia de la corporación.

Elba Monterola, profesora de nuestro curso online de Autoconocimiento: Identifica tu propósito y pasión, menciona que "las personas que cuentan con un propósito de vida son más felices, más productivas, reducen su estrés y tienen mayor bienestar emocional". Lo mismo ocurre con las compañías, pues una empresa con un objetivo claro tendrá mayores posibilidades de un desarrollo y un crecimiento pleno.

Esperamos que la información proporcionada haya sido de utilidad para ti. Te invitamos a revisar nuestros próximos artículos.

¡Exitos!