Home Blog/ Podcast/
Podcast

Elimina el tabú sobre la salud mental en tu empresa con Marcela Quezadas, HR Manager de Femsa

Milagros García - 22 Ene 24

Articulo

7 min.

Si bien en la actualidad se está hablando mucho más sobre la salud mental en las empresas y lo beneficioso que es implementar un plan estratégico en consecuencia, aún sigue siendo un tema tabú. Pero trabajarlo a fondo es imprescindible ya que, de acuerdo con una investigación de Gallup, sólo el 1% de los CHRO calificó la salud mental de la fuerza laboral de su organización como excelente. Asimismo, entre las principales razones detrás de las salidas de los empleados, el 44% señaló el equilibrio entre la vida personal y laboral, y la flexibilidad. Por lo tanto, todavía hay mucho por hacer. ¿Te gustaría saber qué puedes hacer al respecto? Junto a Marcela Quezadas, exploraremos en este episodio de Amazing People Podcast de Crehana cómo afecta este tabú a las personas, y cuáles son las estrategias tangibles para fomentar conversaciones abiertas y constructivas.

¿Cuáles son los principales obstáculos creados por este tabú y cómo afecta la cultura de una empresa?

La gestión de la salud mental en el entorno laboral es un tema vital que a menudo se ve obstruido por diversos tabúes. Marcela Quezadas, experta en el tema, identifica algunos de los obstáculos fundamentales que emergen de estas percepciones limitadas, afectando no solo a los individuos que viven con condiciones mentales, también a la cultura organizacional. Estos son los principales:

1. El estigma como barrera central

El primer obstáculo que Quezadas destaca es el estigma asociado a las condiciones mentales. Este estigma crea una barrera significativa para abordar el tema de manera abierta y comprensiva. Al respecto, existe un miedo arraigado que impide ver a las personas con condiciones mentales como individuos íntegros y capaces, limitando así su participación plena en la vida laboral. La superación de este estigma es esencial para habilitar conversaciones honestas y fomentar la inclusión de personas con condiciones mentales en el ámbito del trabajo.

2. La falsa creencia de la invulnerabilidad individual

Un segundo obstáculo surge de la creencia errónea de que las dificultades relacionadas con la salud mental no afectarán a un individuo específico. Quezadas destaca la importancia de construir resiliencia desde la infancia y fomentar espacios de reflexión y gestión emocional. Sobre esto, la falta de una cultura que promueva estas prácticas puede conducir a la negación de la vulnerabilidad individual y, en última instancia, a una falta de preparación para abordar eficazmente los desafíos vinculados con la salud mental.

3. Impacto directo en la productividad y el talento

Por último, hay un tercer obstáculo sobre el que Quezadas hace referencia que está vinculado estrechamente con los anteriores; y este es el impacto directo en los indicadores de productividad y el talento organizacional. Aquí resalta la conexión entre la salud mental y el rendimiento laboral, destacando que aquellos talentos que pueden ser elementos clave en la innovación y el liderazgo pueden perder funcionalidad durante períodos de vulnerabilidad. Por consiguiente, esta situación no solo afecta a la persona directamente involucrada, sino que también repercute en la eficacia y el éxito general del equipo y la empresa.

¿Cómo es el impacto de encontrar momentos para recuperar energías?

Se presenta como una necesidad humana básica y como un factor crucial para el rendimiento y el bienestar. Marcela Quezadas, con su experiencia en gestión de personas, ofrece una perspectiva valiosa sobre el impacto positivo que puede tener este enfoque tanto en el individuo como en la dinámica de equipo. En primer lugar, destaca la necesidad de desarrollar un "ojo clínico" para detectar cuándo un miembro del equipo podría estar experimentando fatiga o agotamiento. En este caso, la primera tarea es abrir el diálogo sobre este tema delicado. Muchas veces, las personas pueden no ser conscientes o no desean enfrentar su propio agotamiento. En este sentido, la empatía y la contención son esenciales para crear un espacio seguro donde los individuos se sientan cómodos compartiendo sus experiencias y preocupaciones.

Por otra parte, Quezadas enfatiza en la valentía necesaria por parte de los líderes para propiciar el autocuidado. Esto implica no sólo reconocer la necesidad de tomar tiempo para recuperar energías, sino también brindar el apoyo y los recursos necesarios para que los miembros del equipo tomen las decisiones que beneficien su bienestar. Este enfoque proactivo puede implicar la toma de descansos, la evaluación de riesgos para la salud física y emocional, y la implementación de medidas para mitigar estos riesgos.

Ahora bien, de acuerdo con su experiencia, cuando se proporciona el espacio necesario, los individuos regresan a sus responsabilidades laborales no solo agradecidos sino también más comprometidos. La oportunidad de abordar situaciones personales, ya sea relacionadas con la salud física o aspectos emocionales y mentales, permite que los empleados vuelvan con un mayor sentido de propósito y una disposición renovada para contribuir al equipo. La atención y el cuidado propiciados por la empresa se traducen en un aumento del involucramiento y el deseo de hacer las cosas bien.

¿Cómo gestionan este tema las organizaciones?

Quezadas destaca que algunas organizaciones ofrecen la opción de permisos sin goce de sueldo. Esta medida permite a los empleados tomarse un tiempo fuera del trabajo sin perder su vínculo laboral. Sin embargo, la idealidad de este enfoque sería respaldar estos permisos con un diagnóstico certero a través de la salud gubernamental. Desafortunadamente, el sistema de salud gubernamental, según Quezadas, a menudo está rebasado y carece de la apertura necesaria para abordar este tema como una cuestión vital en la vida de las personas. En ausencia de un diagnóstico oficial, las organizaciones pueden implementar permisos sin goce de sueldo o períodos de tiempo fuera, permitiendo que los empleados se desvinculen temporalmente y regresen con la seguridad de retomar sus roles y responsabilidades.

Cabe destacar que, en este proceso, es importante ofrecer seguridad a las personas asegurando que puedan tomarse un tiempo y regresar a sus funciones habituales sin temor a perder su posición. Esta medida, desde la perspectiva de Quezadas, es preferible a perder talento valioso y tener que comenzar desde cero en la búsqueda y entrenamiento de nuevos empleados, una inversión de tiempo y recursos significativa. Además de los permisos, menciona otros beneficios que algunas organizaciones implementan para abordar la salud física y mental de los empleados.

Entre estos beneficios se incluyen programas que fomentan el ejercicio y la fortaleza física, así como acceso a profesionales de la salud mental, como psicólogos. La líder destaca que, en algunos casos, la conciencia sobre estos recursos aún es baja, ya que las personas tienden a buscar ayuda solo cuando ya se sienten mal. Su sugerencia es crear conciencia desde el principio para que los empleados tomen medidas preventivas antes de llegar a situaciones críticas.

A propósito, Quezadas comparte el ejemplo de Procter, en el que se habilitó a  una academia sobre el cuidado integral de las personas. Sin embargo, reconoce que la conciencia sobre estos programas es aún limitada y espera que la apertura y la comprensión aumenten para que los empleados puedan abordar el tema sin llegar a problemas graves.

¿Están los líderes preparados para abordar estos temas y qué están haciendo las empresas para darles estas herramientas para afrontar los retos?

Marcela Quezadas aborda la relevante cuestión de la preparación de los líderes para gestionar la salud mental en el entorno laboral y examina las responsabilidades tanto individuales como corporativas en este aspecto crucial. A propósito, señala que si bien hay un inicio en la conciencia sobre las implicaciones de la salud mental en el trabajo, aún queda mucho trabajo por hacer. Desde su perspectiva, el liderazgo debe comenzar con el autocuidado. Subraya que los líderes deben cuidarse a sí mismos primero, ya que solo pueden transmitir bienestar a sus equipos si están equilibrados y conscientes de sus propias necesidades.

A lo largo de su extensa carrera, ha interactuado con diversos tipos de líderes y enfatiza la importancia de la autoconciencia para los líderes extraordinarios. Estos individuos poseen una claridad y conciencia tan desarrolladas que pueden crear un ambiente propicio para que otros aprendan y cultiven esas cualidades. En este sentido, Quezadas sostiene que la responsabilidad de cuidado y liderazgo recae no solo en los líderes formales sino en todos los individuos, ya que todos pueden asumir roles de liderazgo al tomar la iniciativa e influir positivamente en los demás.

La gestión emocional es un componente clave que Quezadas menciona como una habilidad crucial para los líderes, pero señala que no se enseña de manera convencional. Por consiguiente, este aspecto depende en gran medida del nivel de conocimiento y profundidad que cada individuo haya adquirido en su crianza y entorno familiar; es una habilidad que se arrastra y se manifiesta en todos los espacios donde se interactúa con un equipo o se contribuye a un negocio. A propósito de este punto, soluciones de Desarrollo de Equipos, como la de Crehana, ayudan a desarrollar habilidades blandas como liderazgo e inteligencia emocional, para ponerlas en práctica cuanto antes.

plataforma desarrollo equipos crehana

Plataforma de Desarrollo de Crehana

¿Cuáles son las estrategias con impacto positivo en la salud mental?

Quezadas comparte valiosas estrategias para promover la salud mental en el entorno laboral, reconociendo la diversidad de necesidades según el tipo de negocio y la demografía. Aquí se presentan algunas de ellas:

  • Personalización de enfoques: destaca la importancia de reconocer que no existe una solución única para todos los equipos. La diversidad de negocios y la variabilidad demográfica requieren enfoques personalizados para abordar las necesidades específicas de cada grupo.
  • Actividad física y coffee breaks: específicamente enfocado en las generaciones jóvenes, Quezadas sugiere la implementación de actividades físicas y pausas para el café o momentos de convivencia. Estas iniciativas buscan fomentar la actividad física y fortalecer los lazos entre los miembros del equipo.
  • Participación en voluntariados: destaca el poder del voluntariado como una estrategia efectiva para fortalecer el vínculo entre los empleados y la empresa. La participación en actividades voluntarias conecta a los colaboradores con el propósito de la organización, generando un impacto positivo en su bienestar emocional.
  • Apoyo a la meditación: menciona su participación en una academia que promueve el aprendizaje de diversas técnicas de meditación. Estas prácticas se centran en fomentar la claridad mental, la conexión interna y la creación de espacios para la reflexión emocional.

¿Cuál es el impacto de la falta de apoyo en la salud mental con respecto a la retención y satisfacción laboral?

El impacto es total. La falta de apoyo en la salud mental tiene repercusiones significativas en la retención y satisfacción laboral de los empleados, según lo señalado por Marcela Quezadas. La importancia de incorporar la salud mental como una conversación constante en el entorno laboral se destaca, siendo aquellos lugares donde este tema forma parte de la agenda de liderazgo más propensos a retener y satisfacer a los empleados. Las organizaciones habilitadas y posicionadas para abordar este tema están mejor equipadas para atraer y retener talento, mientras que la falta de esta conversación y apoyo en algunos espacios puede llevar a que los empleados busquen oportunidades en entornos más propicios.

Además, la carencia de apoyo en salud mental puede influir directamente en la atención de los empleados y en la capacidad de la empresa para atraer nuevo talento, ya que la presencia o ausencia de este respaldo se convierte en un factor clave en las decisiones profesionales. Quezadas destaca la importancia de mantener la salud mental como una parte integral y permanente de la agenda empresarial para cultivar un entorno laboral saludable y atraer a los mejores profesionales.

 

Conoce a Marcela Quezadas, HR Expert de Femsa

Marcela Quezadas es actualmente Directora de Recursos Humanos de Entia de México y se encarga de liderar estrategias organizacionales, habilitar a la compañía en el impacto social y de crecimiento en la industria de la construcción. Asimismo, es Coach Sr. asociado en Cornerstone International Group como coach de carrera aportando a diferentes ejecutivos en todas las industrias.

¿Dónde escuchar el Amazing People Podcast?

Puedes escuchar el episodio completo desde tu plataforma favorita:

La salud mental en el entorno laboral es un tema que cada vez cobra más importancia. Sin embargo, todavía existen muchos obstáculos que dificultan su abordaje, como el estigma, la falsa creencia de la invulnerabilidad individual y el impacto directo en la productividad y el talento. Para superar estos obstáculos, es necesario que las organizaciones implementen estrategias que promuevan la salud mental de sus empleados. Estas estrategias deben ser personalizadas según las necesidades específicas de cada empresa y sus empleados.

Ahora bien, la falta de apoyo en la salud mental tiene repercusiones significativas en la retención y satisfacción laboral de los empleados. Las organizaciones que no brindan apoyo a la salud mental están más propensas a perder talento y a tener empleados menos comprometidos. Además, la carencia de apoyo en salud mental puede influir directamente en la atención de los empleados y en la capacidad de la empresa para atraer nuevo talento. Por lo tanto, es importante que las organizaciones tomen medidas para promover la salud mental. ¿Cuáles comenzarás a tomar?