Home Blog/ Clima laboral/
Clima laboral

Cultura organizacional positiva: ¿cómo crear el clima ideal para empresas de gran tamaño?

Hugo Rodríguez - 09 Jun 23

Articulo

7 min.

Mantener una cultura organizacional positiva es fundamental en el devenir de cualquier empresa, puesto que representa los valores, objetivos y misión de una organización. Por ello, resulta esencial que las empresas sepan cómo implantar esta concepción dentro de los equipos de trabajo y actuar en consecuencia.

Debes estar atento a este aspecto de tu organización, pues como bien menciona Juliana López de Romaña, profesora de nuestro curso online de Cultura organizacional: Ambientes de trabajo de hoy, "la cultura positiva (de una empresa) es crucial para su funcionamiento. De hecho, más del 50% de los ejecutivos dicen que influye en la productividad, la creatividad, la rentabilidad, el valor de la empresa y las tasas de crecimiento".

En este post, te ofrecemos algunos consejos y recomendaciones con los que podrás crear una cultura organizacional positiva dentro de tu compañía. ¡Acompáñanos!

 

Define los valores y la visión de tu empresa

Definir los valores y la visión de la empresa es un paso indispensable para crear una cultura organizacional positiva. A continuación tienes algunas de las pautas a seguir para hacerlo:

  • Reflexiona sobre la identidad de la empresa: antes de definir los valores y la visión, es importante tener clara la identidad de la empresa, en consecuencia,  analiza qué es lo que distingue a tu organización, cuáles son sus fortalezas, su propósito y cómo se posiciona dentro del mercado.

  • Involucra a los miembros de tu equipo: la definición de los valores y la visión de tu empresa no debe ser un proceso exclusivo de los líderes de la misma. Invita a tus colaboradores a participar en la creación de estos elementos, ya sea a través de encuestas, talleres o grupos de discusión. Esto fomentará el compromiso, su sentido de pertenencia y la adhesión a la cultura organizacional.

  • Define los valores: los valores son los principios éticos y morales que guían el comportamiento de la empresa y sus colaboradores. Identifica los valores fundamentales que deseas promover en tu organización, como la honestidad, la transparencia, el respeto, la innovación o la colaboración. Estos valores deben ser coherentes con la misión y el propósito de la empresa.

  • Crea una declaración de visión: la visión representa la imagen futura que la empresa busca alcanzar. Debe ser inspiradora y reflejar los objetivos a largo plazo de la organización. La declaración de visión debe ser clara, concisa y comprensible para todos los miembros de la empresa.

  • Comunica y refuerza los valores y la visión: una vez definidos los valores y la visión, es importante que los comuniques de manera efectiva a todos los miembros del equipo. Utiliza diferentes canales de comunicación, como reuniones, correos electrónicos, carteles en las instalaciones o apps que se utilicen dentro de la organización para la comunicación de todos sus miembros, para transmitir de manera constante estos mensajes.

  • Integra los valores y la visión en todas las áreas de la empresa: los valores y la visión deben ser incorporados en todos los aspectos de la empresa, desde los procesos de contratación y capacitación, hasta la toma de decisiones y el reconocimiento de los colaboradores. 

  • Evalúa y ajusta regularmente: la cultura organizacional no es estática, sino que evoluciona con el tiempo. Realiza evaluaciones periódicas para medir el grado de alineación de los miembros del equipo con los valores y la visión, y realiza ajustes si es necesario. Estar dispuesto a adaptarse y mejorar es la clave para mantener una cultura organizacional positiva.

Recuerda que los valores y la visión deben ser más que simples declaraciones. Deben ser vividos y demostrados por los líderes y todos los colaboradores de la empresa, y ser coherentes con las acciones y decisiones que se tomen en consecuencia.

 

Mejora los métodos de comunicación de tu empresa

El desarrollo de una cultura organizacional positiva pasa, principalmente, por mejorar la forma en la cual se comunica tu equipo de trabajo. Los malentendidos y los conflictos en los entornos laborales comienzan, en su mayoría, por fallas de las personas al comunicarse.

De esta manera, deberás implementar una cultura organizacional transparente, en el cual los colaboradores estén permanentemente comunicados entre sí. Así, se impulsará una mayor colaboración dentro de los grupos, lo que ayudará no sólo a mejorar la confianza y el rendimiento del colaborador, sino también a mejorar su relación con sus pares.

Por ello, deberás deshacerte de herramientas e instrumentos de comunicación que estén obsoletos. Estos impedirán el diálogo en los colaboradores, especialmente si tu personal realiza sus funciones de forma remota o en oficinas separadas. 

Existen diversas herramientas de comunicación que pueden ser utilizadas dentro de una empresa para facilitar la interacción y colaboración entre los miembros del equipo. Algunas herramientas de comunicación que te ayudarán a una gestión organizacional positiva son las siguientes:

  • Correo electrónico: el correo electrónico sigue siendo una herramienta ampliamente utilizada para la comunicación interna y externa en las empresas. Este permite el intercambio de mensajes, archivos adjuntos y la organización de conversaciones en hilos.

  • Mensajería instantánea: aplicaciones de mensajería como Slack, Microsoft Teams, Google Hangouts o WhatsApp Business ofrecen canales de comunicación en tiempo real para facilitar la colaboración y el intercambio de mensajes, documentos y enlaces.

  • Intranet: es un sitio web interno de la empresa que brinda acceso a información, documentos y recursos para los empleados. Puede contener noticias, directorios de empleados, manuales, políticas, formularios u otros.

  • Videoconferencias: herramientas como Zoom, Microsoft Teams, Google Meet o Skype te permiten realizar reuniones virtuales en tiempo real, con capacidad para compartir pantallas, documentos y realizar presentaciones.

  • Tableros de proyectos: aplicaciones como Trello o Asana ayudan a gestionar y organizar proyectos, asignar tareas, dar seguimiento al progreso y facilitar la comunicación entre los miembros del equipo.

Es importante evaluar las necesidades específicas de comunicación de tu empresa y seleccionar en función de esto, las herramientas más adecuadas para fomentar una comunicación efectiva y eficiente entre los miembros del equipo.

Así que, asegurarte de que tu equipo de trabajo cuente con una manera fácil de comunicarse tendrá un impacto en el desarrollo de una cultura organizacional positiva.

Reconoce a tu equipo de trabajo

El reconocimiento es una poderosa herramienta para fomentar una cultura organizacional positiva y fortalecer el compromiso de los miembros del equipo.

En toda cultura organizacional positiva, se le dará a los colaboradores el reconocimiento que merecen por sus labores realizadas. Para cumplir con este objetivo, te recomendamos cumplir con los siguientes pasos:

  • Identifica comportamientos eficientes: reconoce los comportamientos de tus colaboradores que hayan cumplido, o estén cumpliendo, con las metas estipuladas por la empresa.

  • Reconoce las acciones de tus colaboradores: el reconociemiento de estas acciones puedes hacerlo tanto de forma pública como privada, esto motivará a equipo a seguir trabajando por los objetivos.

  • Recompensa a las personas que lo merezcan: si los miembros de tu equipo mantienen un buen rendimiento y destacan constantemente, no temas en hacer reconocimientos con frecuencia.

  • Brinda oportunidades de desarrollo: ofrece oportunidades de crecimiento y desarrollo a tus colaboradores como forma de reconocimiento. Esto puede ser a través de programas de capacitación, cursos o asignación de proyectos desafiantes.

Recuerda que el reconocimiento debe ser genuino, frecuente y personalizado. Cada persona de tu equipo es única y puede responder de manera diferente a diferentes formas de reconocimiento, por lo que es importante adaptarse a las necesidades. El reconocimiento constante y significativo es clave para mantener un ambiente de trabajo motivador y positivo.

Ahora bien, ¿cuál es la relación entre reconocer las labores de tus colaboradores y una cultura organizacional positiva? Según determina la Universidad Panamericana, "los empleados que no se sienten reconocidos tienen el doble de probabilidades de renunciar en un año, mientras que en el 20% de las empresas con una mejor cultura de reconocimiento, la tasa es 31% menor".

Si tu empresa tiende a reconocer a sus colaboradores, es probable que su tasa de rotación sea menor, por lo que podrás disponer de un equipo de trabajo consolidado y unido para el cumplimiento de las metas. De igual forma, también será fundamental que promuevas el reconocimiento grupal a todas aquellas contribuciones que se realicen dentro de los equipos e insta un ambiente fraterno y competitivo.

Promueve la autonomía y la flexibilidad en tu equipo

Una cultura organizacional positiva apuesta por confiar en la capacidad de tu equipo y ofrecer autonomía a los colaboradores. Reconocer las cualidades y capacidades de tu personal es la clave para mejorar el entorno laboral de tu empresa.

Al conceder una mayor autonomía en el trabajo, verás que tu equipo comenzará a desarrollar iniciativa propia, pensando en nuevos procesos y buscando la forma de mejorar su desempeño. Esto lo explica muy bien Isabel Martinez, Head of People en WeWork LATAM, en nuestro podcast Amazing People.

Aunque, te recomendamos que no apuestes por la microgestión en tu compañía, puesto que no sólo no inspirará confianza en la cultura organizacional de tu empresa, sino que tampoco ayudará a que tus procesos empresariales sean más eficientes. Concederles mayor flexibilidad a tus colaboradores contribuirá a mejorar la moral y confianza de tu grupo y a disminuir los índices de rotación.

¿A qué nos referimos con flexibilidad? Algunos ejemplos que servirán para la creación de una cultura organizacional positiva son los siguientes:

  • Permisos a padres para que puedan acudir a los actos de sus hijos: si tienes padres o madres dentro de tu equipo de trabajo, brindar oportunidades de asistir a actos y actividades de sus hijos, les hará estar más conformes y comprometidos con los objetivos de la organización.

  • Oportunidades de realizar Home Office: si ves que tienes colaboradores que constantemente están velando por conseguir los objetivos de la empresa, da la oportunidad de que prueben el trabajo desde casa, quizás puedas beneficiarte aún más.

  • Habilitación de años sabáticos: permite que tu equipo tome descansos luego de campañas o proyectos satisfactorios.

Otras estrategias que puedes implementar para promover la autonomía y flexibilidad en tu equipo de trabajo, son las siguientes:

  • Delega responsabilidades: delegar responsabilidades y tareas a los miembros de tu equipo les brinda la oportunidad de tomar decisiones y asumir la responsabilidad de su trabajo. Establece metas claras y proporciona orientación, pero permite que el equipo encuentre sus propias soluciones y enfoques para alcanzarlas.

  • Fomenta la toma de decisiones: anima a tus colaboradores a tomar decisiones informadas y a asumir la responsabilidad de sus resultados. Permite que los miembros del equipo aprendan de sus errores y tomen medidas correctivas.

  • Fomenta la innovación y la creatividad: anima a tu equipo a proponer nuevas ideas, enfoques y soluciones. Crea un entorno seguro donde se sientan cómodos compartiendo sus pensamientos y perspectivas.

Recuerda que promover la autonomía y la flexibilidad no significa desentenderte de tu equipo. Debes estar disponible para brindar apoyo, orientación y retroalimentación cuando sea necesario. Al crear un ambiente de trabajo donde los empleados se sientan valorados y empoderados, estarás promoviendo una cultura organizacional positiva basada en la confianza y el crecimiento.

Concede una retroalimentación constante

Dentro de una cultura organizacional positiva, es importante que se determine un proceso genuino de retroalimentación empresarial. En caso de no recibir feedback adecuadamente, es posible que el colaborador  no pueda reconocer sus fallas y seguir incidiendo en actitudes negativas para el desempeño óptimo de la empresa.

La clave de una buena retroalimentación no está en ofrecerla de forma anual. Si mantienes un seguimiento regular, dándole la oportunidad a los colaboradores para que puedan expresar sus comentarios, verás que tu equipo irá adquiriendo las herramientas necesarias para poder mejorar adecuadamente y mantener una buena cultura organizacional.

Recuerda que la retroalimentación debe ser un proceso continuo y no limitarse a momentos específicos. Al fomentar una cultura de retroalimentación constante, estarás promoviendo un ambiente de aprendizaje, crecimiento y mejora continua en tu empresa.

Una gran manera de brindar el feedback apropiadamente es desarrollar encuestas periódicas, por medio de las que los colaboradores puedan reconocer sus preocupaciones y comprender los retos a los que se enfrenta tu equipo de trabajo. Para ayudarte con ello, te presentamos nuestro test para medir el clima organizacional, con el cual podrás determinar hojas de ruta para mejorar el entorno de tu compañía.

test de clima organizacionalFuente: Crehana

Ofrece a tu cultura organizacional el tiempo que merece

Una cultura organizacional positiva no se desarrolla de la noche a la mañana. Este tipo de concepción requiere de energía y tiempo, además de poder alinearse con la misión y valores de la compañía.

Por ende, deberás asignar los esfuerzos y tiempos para la construcción de esta ideología en tu empresa. Si deseas una cultura organizacional sólida, debes saber que esta se encuentra en un progreso permanente y va de la mano con la evolución de la empresa.

Entonces, ¿cómo comenzar a cumplir con este objetivo? El reconocimiento de tus colaboradores es un excelente comienzo, puesto que sirve para impulsar un buen ambiente de trabajo y mejorar cualquier tipo de cultura organizacional.

En este sentido, Crehana dispone de recursos que ayudarán a que tu empresa con más de 1.000 personas disponga de la mejor cultura organizacional posible. Por ello, te presentamos nuestra herramienta de Clima laboral, con la que podrás gestionar de mejor forma tus entornos de trabajo y medir los niveles de satisfacción de tus equipos.

encuesta de ambiente laboralFuente: Crehana

Disponer de una cultura organizacional positiva es esencial para las compañías que deseen incrementar su rendimiento y productividad. No sólo ayudará a que tus colaboradores permanezcan vinculados con tu compañías, sino que también será clave para atraer al mejor talento posible y a concretar los logros empresariales.

Como afirma el portal Forbes, "la cultura no es el listado de valores o lo que decimos que hacemos, es lo que realmente hacemos y cómo se comporta la gente cuando nadie ve. Es cómo se toman las decisiones todos los días y cómo se resuelven los problemas".

Este ha sido nuestro post. Mantener una cultura organizacional positiva es clave para comenzar a pensar en alcanzar el éxito empresarial y garantizar que tu equipo dispondrá del mejor entorno posible para desenvolverse en el cumplimiento de sus asignaciones.

¡Éxitos!