Home Blog/ Negocios/
Negocios

+ 5 ejemplos de conflictos laborales y cómo prevenirlos

Eduardo Nuñez - 05 Mar 22

Articulo

7 min.

Los ejemplos de conflictos laborales no son episodios raros en muchas empresas. De hecho, puede que tú mismo hayas sido testigo o protagonizado alguno en tu centro de trabajo.

Según un reporte publicado en el blog de Chanty, un 85% de empleados afirman haber experimentado conflictos en el trabajo. Incluso, 58% manifiesta que trabajarían por un salario menor con tal de tener un gran jefe y evitar los problemas con uno que sea autoritario o demandante.

Por ese motivo, en este artículo, vamos a describir 8 ejemplos de conflictos laborales. Es posible que, luego de leerlos, tengas ideas más claras para resolver los conflictos laborales en tu equipo.

1. Estilo de liderazgo negativo

Entre los tipos de conflictos laborales, los problemas causados a partir de un liderazgo mal ejecutado son los más comunes en algunas empresas en la actualidad. Ocurren cuando el director de la organización o el manager de algún equipo muestra un comportamiento errático, desarrolla una actitud perjudicial o no tiene las habilidades para comandar una organización.

Por ejemplo, piensa en un jefe que refleje un favoritismo evidente por algunos miembros del equipo. Puede que otorgue más tareas a unos que a otros. También, es posible que, al momento de premiar los logros, reconozca a ciertos empleados por la relación cercana que ha desarrollado con ellos y no por sus cualidades. Si quieres reconocer ejemplos reales de conflictos laborales de este tipo, aquí tienes una lista con los distintos estilos de liderazgo negativo.

  • Líder autocrático
  • Líder negligente
  • Líder indeciso
  • Líder que no sabe comunicar
  • Líder que no sabe escuchar
 

2. Falta de comunicación

Otros ejemplos de conflictos laborales en las empresas aparecen cuando los participantes de un equipo de trabajo no saben comunicarse. Esto puede ser producto de una cultura organizacional deficiente en la que no se promueva la interacción entre compañeros o de un liderazgo que no estimula la participación de los integrantes del equipo.

Un caso de conflicto laboral de esta clase puede observarse al momento de intercambiar información entre las diferentes áreas de la empresa. Imagina que no hay políticas comunicativas claras en la organización, por lo que el área de ventas no comparte información oportuna con el área de servicio al cliente.

Este ejemplo de conflicto laboral, probablemente, termine produciendo problemas entre los empleados de ambas áreas. Peor aún, puede impactar directamente en los objetivos económicos de la empresa. Por eso, cuando pienses en la solución a estos ejemplos de conflictos laborales, plantea estrategias de comunicación efectiva para superar esta deficiencia organizativa.

forma de conflicto laboral comunicativoFuente: Unsplash

3. Acoso psicológico laboral

El acoso psicológico laboral o mobbing es otro de los ejemplos de conflictos laborales actuales. Según un artículo del blog de Psychology Today, “consiste en la humillación y degradación intencionada de un individuo por parte de un grupo de compañeros de trabajo para incomodarlo o apartarlo de la organización”.

Aunque quizá no lo hayas vivido directamente, estas prácticas lamentablemente suceden en algunas empresas. Por diversas razones, un miembro de la empresa es maltratado de manera psicológica por sus compañeros de trabajo o por alguna autoridad. Esto puede desembocar en abandono laboral, ausentismo o falta de productividad. Para que sepas advertir cuando ocurre este tipo de conflicto laboral, te dejamos una lista con ejemplos de mobbing en el trabajo.

  • Reprimendas injustificadas por parte de un jefe.
  • Críticas desmedidas sobre la ejecución de una tarea.
  • Trato desagradable durante las reuniones de equipo.
  • No comunicación con la víctima del acoso psicológico.
  • Expresiones despectivas sobre su forma de vestir o caminar.

conflicto laboral basado en acosoFuente: Unsplash

4. Horas extras no remuneradas

Las formas de conflicto laboral no solo se aprecian en las dinámicas de las relaciones interpersonales, sino también en las condiciones operativas del trabajo. Asignarle a un empleado más horas de las consideradas en su contrato laboral atenta contra sus derechos y puede convertirse en una causa de conflicto laboral.

En este caso, los ejemplos de conflictos en el trabajo nacen a partir de la acumulación de sobrecarga de actividades, jornadas laborales extendidas y pagos no reconocidos por ese sobretiempo. Poco a poco, el trabajador o los empleados afectados desarrollan una molestia entendible hacia los encargados, lo cual desemboca normalmente en quejas justificadas, pedidos de cambio o, incluso, renuncias colectivas.

Por ello, si eres parte directiva de una empresa o equipo, considera organizar los horarios de trabajo de los empleados de manera justa. Para este fin, no olvides usar plantillas para el control de horarios cada vez que inicies un nuevo proyecto o contrates una nueva persona.

conflictos laborales de organizaciónFuente: Unsplash

5. Interdependencia para ejecución de tareas

A veces, ocurre que en las empresas muchas de las tareas u objetivos enlazan el trabajo de una persona con la de otra. Suele suceder en equipos de trabajo en el que las características del producto a desarrollar requieren de la contribución de diversos profesionales.

Uno de los ejemplos de conflictos laborales entre compañeros más común es el que divide, en algunas ocasiones, a un diseñador y a un programador. Imagina que el diseñador haya maquetado una interfaz de usuario y determine que el aspecto visual en ciertas partes debe respetarse a costa del funcionamiento. El programador, por su parte, puede estar en desacuerdo, porque entiende que su parte del trabajo se vería comprometida.

Si no hay una cultura organizacional clara y no hay directrices orientadoras sobre el trabajo en equipo, esta situación de conflicto laboral suele generar enfrentamientos. Como consecuencia, se daña el clima laboral y se retrasa el flujo de trabajo en el equipo.

casos de conflictos laborales en una compañíaFuente: Unsplash

6. Choques de personalidad

Es posible que en los equipos de trabajo de una empresa prime la diversidad. Esto tiene como consecuencia la reunión de distintas personalidades en el desarrollo de tareas colectivas. Por un lado, esta interacción de puntos de vista diferentes puede enriquecer un producto final. Sin embargo, los choques de personalidad, por otro lado, dan pie a ejemplos de conflictos laborales constantes. 

Juntar a dos personas que tienen estilos de personalidad totalmente opuestos, que expresan sus opiniones en otras formas y que no reaccionan de la misma manera a los presiones suele producir rupturas de relaciones laborales o efectos negativos sobre los resultados del trabajo. Mira esta lista con tipos de personalidad en una empresa para que sepas advertir y manejar los conflictos laborales a tiempo.

  • El perfeccionista
  • El narcisista
  • El complaciente
  • El narcicista
  • El lobo solitario
  • El ilusionista
  • El de personalidad escaladora
 

7. Clima laboral tóxico

Muchos de los ejemplos de conflictos laborales en una compañía se originan a partir de un clima laboral tóxico. Es decir, un ambiente de trabajo en el que se fomenta la competitividad nociva, no se estimula la interacción genuina y no se reconoce los méritos de los empleados. Estas situaciones ocasionan conflictos laborales extremos que dañan significativamente a cualquier organización.

Normalmente, un clima laboral tóxico genera la desmotivación de los trabajadores, una baja de productividad y, en último caso, múltiples renuncias por estrés laboral. Si eres parte del equipo de recursos humanos de una empresa, de seguro puedes aplicar técnicas de resolución de conflictos para evitar el empeoramiento de las relaciones entre compañeros y de la cultura organizacional. 

ejemplos de conflictos de cultura organizacionalFuente: Unsplash

8. Prácticas discriminatorias

La discriminación por raza, género, orientación sexual o de otras índoles es un problema de orden social que, en muchas ocasiones, se manifiesta en las dinámicas sociales de un espacio de trabajo. Estas prácticas que generan conflictos en el ámbito laboral requieren una atención importante por parte de las autoridades de una empresa, pues contaminan cualquier organización, alejan a la empresa de sus propósitos más auténticos y no contribuyen con la sociedad.

Por eso, es sumamente importante que el área de recursos humanos y los distintos encargados pongan especial foco en el análisis permanente de las conductas y prácticas inadvertidas de todos los participantes de una empresa. Como lo dice Hernan del Collado, profesor de nuestro curso online de Resolución de problemas complejos, “el éxito de una solución sostenible en el tiempo, parte de la rigurosidad con la que se analizan los procesos en conflicto y de la transparencia de los mismos”.

A pesar de la importancia del análisis de las prácticas discriminatorias que ocurren, siempre es más importante prevenirlas con anticipación. Así que te dejamos una lista con ejemplos de prevención de conflictos laborales de este tipo.

  • Desarrollar una política escrita de antidiscriminación que defina reglas y procedimientos.
  • Impartir formación sobre discriminación a los trabajadores.
  • Considerar distintos canales de comunicación.
  • Implementar un programa antirepresalias.
  • Organizar actividades de team building.

Esta ha sido nuestra lista con ejemplos de conflictos laborales relevantes en un espacio de trabajo. Esperamos que te sirva y que, a partir de hoy, estés atento a las señales de manifestación de problemas en la empresa en la que laboras o en el proyecto que lideras.

Para terminar, te invitamos a visitar nuestro catálogo de cursos online de Emprendimiento y negocios donde, entre otras materias, puedes aprender de gestión, recursos humanos, estrategias empresariales, mentalidad y mucho más.

¡No pares de aprender y sigue creciendo con nosotros!