🤔 ¿Cuáles son las diferencias entre cliente y consumidor? | Crehana
¿Cómo aprovechar la diferencia entre cliente y consumidor para alcanzar el éxito en tu empresa?

¿Cómo aprovechar la diferencia entre cliente y consumidor para alcanzar el éxito en tu empresa?

Última actualización 26 de Febrero del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Ignacio Risso

¿Tienes experiencia en la venta al público pero todavía desconoces las diferencias entre cliente y consumidor? ¿Quieres explorar al máximo las características del cliente y del consumidor para identificarlos por separado?

Si tienes conocimientos sobre marketing, puedes estar enterado de que estos conceptos son totalmente distintos. Sin embargo, las personas que se relacionan muy poco con aspectos de mercado, no conocen la diferencia entre cliente y consumidor. Pero… ¡Ha llegado el momento de descifrarla!

Algunas empresas utilizan estas palabras como sinónimos, pero realmente no lo son. Para todo negocio debe ser fundamental esclarecer y tener presente que los tipos de clientes generan beneficios distintos para la empresa si se los compara con los tipos de consumidores.

Por ende, las estrategias enfocadas a cada uno de estos segmentos debe conservar su preferencia. ¿No sabes cómo lograrlo? ¡No importa! En este artículo encontrarás la solución. 

Entonces, ha llegado el momento de entrar en detalles sobre la diferencia entre cliente y consumidor, cómo estos juegan un papel importante en el mercado y qué objetivos apuntar a cada uno de ellos.

¿Listo? ¡Comencemos!

¿Qué es un cliente?

Para conocer la diferencia entre cliente y consumidor, profundicemos en el significado de cada concepto, que pueden parecer similares, pero que son totalmente opuestos. 

En simples palabras, el cliente “es la persona que utiliza de forma regular los servicios de un negocio o empresa”, según Emprende Pyme. 

De todas formas ese no es el único significado, dado que también se le reconoce como aquella persona que adquiere regularmente un producto en un determinado establecimiento comercial.

Por lo tanto, la característica fundamental para diferenciarlo de los tipos de consumidores es que dentro de la definición de cliente se excluye la adquisición de un producto de forma ocasional, es decir que esta persona no asiste al punto de venta en momentos improvisados.

En fin. Para sintetizar las dudas sobre que es un cliente, se lo puede definir como la persona que asiste cotidianamente a hacer compras dentro de un establecimiento comercial, es decir, la que paga por el producto o servicio que desea obtener.

Mujer quiere descifrar que es cliente y que es consumidorFuente: Pexels

¿Cuáles son los tipos de clientes?

Existen numerosos tipos de clientes, los cuales se diferencian dependiendo del grado de satisfacción y el nivel de fidelidad que tengan con la empresa y que, a su vez, se encuentran influidos por la experiencia y las características del ambiente en donde se desarrollan las jornadas laborales. 

Entonces, a continuación te presentamos los más comunes para que puedas conocerlos en detalle.

  • Los leales - Clientes que tienen una relación moderada con la empresa.
  • Los enamorados - Clientes que tienen una relación fuerte con la empresa, ya que siempre elegirán la marca a pesar de todo.
  • Los desencantados - Clientes que fueron fieles, pero se les presentaron otras opciones que le hicieron cambiar de marca.
  • Los indiferentes - Clientes que no tienen ninguna posición frente a la marca, es decir pasa desapercibida o no tienen opinión respecto a ella.
  • Los potencialmente desertores - Clientes que no tienen compromiso con la marca y pueden no volver a comprarla, debido a otras ofertas.

¿Por qué hay varios tipos de clientes? Como puedes ver, cada uno de estos perfiles tienen comportamientos o posturas distintas frente a la marca, por ende necesitan de un trato especial y personalizado para cada uno de ellos.

Algunas empresas clasifican a sus clientes por el poder de compra que tienen, considerando aquellos clientes low cost, pragmáticos, adictos a las compras y tradicionales.

Pero, si además de conocer estas características, deseas ir más lejos y encontrar otra diferencia clave en el duelo cliente vs. consumidor, es el momento ideal para hablar sobre cuál es el trato que debes darle a un cliente. 

 

¿Por qué es importante conocer al cliente?

Como mencionamos anteriormente, es muy importante conocer la diferencia entre cliente y consumidor, porque debes identificar cuál de los dos va a comprar tu producto. 

Como empresa, necesitas generar ventas y encontrar aquel usuario que se acercará a pagar el producto o servicio. Entonces, tu misión en este caso es identificar si la persona tiene un perfil de cliente o de consumidor, para saber cuál es el trato más adecuado. 

Hay una frase muy popular dentro del mercado, la cual es la siguiente: “es más fácil hacer que un cliente vuelva a comprarte, que hacer que un cliente te compre por primera vez”.

Esto quiere decir que conocer el concepto de los clientes y cómo se diferencia del de comprador, es el primer gran paso para incrementar las ventas, porque este usuario, al ya haber emitido una compra anteriormente, se encuentra relacionado con la marca, que necesita de un mínimo esfuerzo para hacer que vuelva a repetirse esa acción.

Sin más dudas, vale aclarar que un tipo de cliente es la persona que está en contacto directo con todo el proceso de compra, por ende, establecer un buen plan de marketing en los puntos de venta o de user experience te puede ayudar a mejorar la relación con el usuario.

Conocer a los tipos de clientes como una buena práctica Fuente: Pexels

¿Cuáles son las mejores estrategias para tratar a un cliente?

Tras haber entrado en conocimiento, ya te encuentras preparado para saber que las características del cliente y del consumidor son distintas. Pero… ¿Tienes en claro cuáles son las mejores estrategias para tratar a un cliente

A pesar de ser una lista extensa, hay algunas prácticas que nunca fallan. Por eso, a continuación, mencionaremos las técnicas más efectivas para garantizar un buen momento a cualquier tipo de cliente: 

1. Toma decisiones rápidas. El cliente no tiene todo el día, por lo tanto, al momento de interactuar, debes evitar cualquier demora que le cause molestias. 

2. Demuestra una buena predisposición. A pesar de que no tengas un buen día, el cliente se merece un buen trato, por eso, ten paciencia e intenta ayudarlo en todo lo que puedas. 

3. Elimina el miedo. Si tienes poca experiencia en atención a clientes y consumidores ocasionales, el miedo nunca debe superarte. Fallar es humano, por lo tanto, relájate y aprende de los errores. 

Por último, si te interesa profundizar tus conocimientos sobre cómo ofrecer buenos tratos a compradores, clientes y consumidores, te recomendamos nuestro curso online de fundamentos prácticos de atención al cliente. ¡No te lo pierdas!

Que es un cliente y cómo tratarlo Fuente: Pexels

¿Qué es un consumidor?

Un paso más para entender la diferencia entre cliente y consumidor es explicar el segundo concepto, que es tan importante como el anterior, y que te ayudará a identificar necesidades por explotar.

El consumidor es aquella persona que adquiere un producto. Es el que utiliza o consume el bien o servicio, independientemente lo haya comprado él u otra persona. 

Es decir, un tipo de consumidor es quien “satisface su necesidad directamente con el uso de un producto que se vende en el mercado”, según Economipedia.

Grupo se identifica con lo que es un consumidorFuente: Pexels

¿Cuáles son los tipos de consumidores?

La principal diferencia entre cliente y consumidor es su clasificación. El primero se basa en aspectos relacionales con la marca, como ya lo hemos mencionado, y el segundo se enfoca en los sentimientos o impulsos frente a la marca.

Por otro lado, también es importante identificar la personalidad del consumidor, ya que en base a esto se realizará la estrategia de ventas que activarán los mecanismos que utiliza para emitir una compra. 

Algunos de los más conocidos son los siguientes:

  • Impulsivo - Consumidores que compran lo que les hará sentir mejor, a pesar que les da mucha ansiedad tomar la decisión de si comprar o no.
  • Escéptico - Consumidores que no suelen comprar a menudo, solo cuando realmente necesitan del producto o servicio. ¡Eso deja más que en claro que el cliente y el consumidor no son lo mismo!
  • Tradicional - Consumidores minuciosos que piensan en qué necesitan para ir a comprarlo, ya que planifican sus compras.
  • Optimista - Consumidores curiosos que quieren terceras opiniones para decir comprar un producto. 
  • Emocional - Consumidores que se dejan llevar por sus emociones y buscan satisfacer una necesidad en concreto.
  • Práctico -  Consumidores que no se hacen problemas en el proceso de compra y prefieren dirigirse por el canal digital.
  • Activo - Consumidores que, a pesar de los precios altos, siguen comprando. 
  • Indeciso -  Consumidores que evalúan varias opciones antes de emitir una compra.

Es evidente, entonces, que para estos tipos de consumidores, implementar una tecnología o herramientas apropiadas para satisfacer cada necesidad, te será de gran utilidad para pensar una estrategia de comunicación o de ventas que los hará aumentar su interés por tu producto o servicio.

Análisis sobre los tipos de consumidoresFuente: Pexels

¿Por qué es importante conocer al consumidor?

Otra principal diferencia entre cliente y consumidor es que para cada uno de ellos se debe implementar estrategias personalizadas, por eso, debes saber identificarlos con prisa para darles un trato adecuado al momento de recibirlos. 

Entonces, conocer al comprador consumidor por fuera de la figura del cliente te ayuda a investigar más acerca de su comportamiento y la relación con el producto que utiliza, ya que si no se logra generar una fidelidad, no se venden los productos.

Como mencionamos antes, el consumidor es el que tiene contacto directo con el producto o servicio, por ende es la persona a la cual debemos conocer a profundidad para evaluar su experiencia.

Frente a esta realidad, es más que evidente que las empresas deben tener muy clara la diferencia entre cliente y consumidor, ya que de esto puede depender el éxito de su negocio o permanencia en el mercado.

Importancia de conocer y diferenciar los conceptos de cliente y de consumidorFuente: Pexels

¿Cuáles son las diferencias entre cliente y consumidor?

Después de la explicación de ambos conceptos, teniendo en claro que los dos perfiles desarrollan un rol en el mercado y en la adquisición de bienes y servicios, podemos pasar a descifrar, con muchos detalles, la diferencia entre cliente y consumidor.

Si de armar una lista se trata, hay muchas para incluir. Sin embargo, no queremos basarnos en aspectos comunes, sino más bien hablar desde el punto de vista empresarial y de marketing. ¡Haremos foco en esos temas!

1. La compra y el consumo

Una forma sencilla de entender la diferencia entre cliente y consumidor es su relación con el producto.

Esta se basa en el hecho de que la persona que compra el producto, no necesariamente es aquella que lo consume. Por ejemplo, el cliente es la persona que paga por un producto que puede no usar y se lo destina a otro individuo que viene a ser el consumidor.

En otras palabras, si bien existe la semejanza de que el cliente y el comprador siempre tienen como objetivo adquirir un producto, ambos planes se separan al momento de evaluar qué harán con ellos. 

Esto se ve más en los mercados juveniles, infantiles y de adulto mayor, ya que pueden tener limitaciones económicas o físicas para acercarse a pagar por un producto. 

Pero también puede ser una ama de casa que hace las compras del hogar para toda su familia, pero no necesariamente es ella quien se queda con los productos, siempre y cuando no represente a un tipo de consumidor.

 

2. Relación con la empresa

La segunda diferencia entre cliente y consumidor es su relación con la empresa. Aunque la venta de un determinado producto se realiza de forma similar en ambos casos, las condiciones se presentan de una forma muy distinta y lo explicamos a continuación. 

  • Mientras que el cliente es aquella persona que puede llegar a tener una relación larga y duradera con la marca, ya que es el usuario que recibe toda la experiencia de compra atravesada por el Efecto Wow, el tipo de consumidor solamente se relaciona con el producto. ¡No le importa para nada fortalecer los lazos sociales con el fabricante!
  • Si bien el comprador consumidor puede ser anónimo, ya que como no es la persona que va a hacer la compra, resulta desconocido para la marca, En cambio, la empresa puede conocer todo sobre el tipo de cliente.
  • En términos de fidelidad, el cliente, puede generar un lazo emocional fuerte con la empresa. De lo contrario, ese perfil de cliente se diferencia con el de consumidor, que buscar cubrir una necesidad y no comparte la misma relación de fidelidad con la marca.

En resumen, para direccionar tus estrategias, sin importar cual sea el tipo de cliente, lo debes atraer con un buen precio y experiencia de compra. Por otro lado, al consumidor se le satisface con un producto bien diseñado con los atributos y beneficios necesarios para cubrir su necesidad.

Un ejemplo claro de esto es el producto de pañales para bebé. El cliente es el padre o madre de familia que compra el producto y el consumidor es el bebé que utiliza el producto. El supermercado conoce al cliente y sus patrones de compra, pero no al consumidor.

Relación con la empresa como una de las diferencias entre cliente y consumidorFuente: Pexels

¿El cliente y el consumidor pueden ser la misma persona?

Al inicio puedes pensar que el cliente y el consumidor son lo mismo, es decir, se identifican siempre como la misma persona, pero el trasfondo va mucho más allá de esto. 

Definir si son una sola persona tanto cliente como consumidor dependerá del rubro o producto del que estemos hablando. En muchas ocasiones, esto depende de la persona, la cual pasa por diferentes roles según el proceso de compra. 

Hay muchas posiciones con diferentes combinaciones que pueden esclarecer esta situación. Por ejemplo, antes mencionamos sobre el caso del pañal de bebé, el cual es una ocasión en donde el cliente y el consumidor, ocasional o final, son diferentes usuarios.

Sin embargo, también se da la situación en donde la diferencia entre cliente y consumidor es nula, porque son la misma persona. Por ejemplo, la compra de ropa que hace un joven de 25 años, donde él es el usuario que paga y usa el producto.

Usualmente el proceso inicia cuando un usuario, inconscientemente, pasa a ser consumidor en determinado momento. Es un tipo de comprador cuando adquiere el bien o servicio que va a cubrir su necesidad y si queda satisfecho se vuelve cliente recurrente.

Respuesta de si cliente y consumidor es lo mismoFuente: Pexels

¿El cliente es más importante que el consumidor?

La diferencia entre cliente y consumidor es muy fácil de detectar si prestas atención al proceso de compra de tu negocio, pero cuando la entiendes, nunca más volverás a confundirlos como si se trataran de personalidades similares. 

El tipo de cliente es el objetivo principal de todo negocio exitoso a largo plazo, ya que mientras más los conozcas, más posibilidades vas a tener de satisfacerlos y convertirlos en clientes fieles al producto o servicio.

De todas formas, ninguno es más importante que el otro, ya que dependerá de las acciones que realices como marca para mantener a ambos usuarios satisfechos con tu servicio. Esto trae beneficios para tu empresa, ya que motiva a un recompra y un boca a boca positivo. 

Entonces, la diferencia entre cliente y consumidor te da la posibilidad de implementar una correcta segmentación, personalizar la comunicación de la marca y enfocarte en ambos usuarios te permitirá actuar en base a sus necesidades.

Características de clientes y consumidoresFuente: Pexels

¿Qué te pareció? ¿Entendiste la diferencia entre cliente y consumidor? Conocer estos conceptos te ayudarán a comprender y atacar el perfil de cada usuario en su experiencia con tu marca.

Esperamos que hayas disfrutado tanto como nosotros la explicación de todos los temas tocados en este artículo y que a partir de ahora te encuentres preparado para detectar los conceptos de clientes y consumidores como dos términos distintos.

Antes de terminar, si quieres aprender cómo darle a tu cliente una de las experiencias más satisfactorias, te presentamos nuestros cursos online de servicio y atención al cliente, ideal para combinar con nuestra guía de atención al cliente para emprendedores.

¡Allí encontrarás todo lo que buscas!

¡Suerte!

También podría interesarte