📝¿Cómo me veo en 5 años? | Guía 2022 | Crehana
¿Cómo me veo en 5 años?: Toma cartas en el asunto y cumple todos tus sueños

¿Cómo me veo en 5 años?: Toma cartas en el asunto y cumple todos tus sueños

Última actualización 19 de Noviembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Juliana Fantino

“¿Cómo me veo en 5 años?”. Esta es una pregunta reflexiva esencial para saber dónde estamos posicionados en el presente y hacia dónde queremos ir. Pero a veces, la rutina nos impulsa a realizar nuestras actividades cotidianas por inercia; y no podemos detenernos a evaluar nuestro plan de acción a futuro y cómo estamos trabajando en función de ello. 

No basta con desear alcanzar los objetivos que tengas en tu interior, sino saber ponerlos en palabras, visualizar dónde te ves en 5 años, para poder transformar las metas en una realidad concreta. 

Y a veces, solos no podemos, sino que necesitamos conocer algunos recursos o herramientas de planificación, que nos podrán ayudar a conocer cómo nos vemos hoy en lo personal, laboral y académico; con el fin de llevar tu plan de vida hacia donde tanto deseas. 

Así que abre tus sentidos y si te parece complicado realizar tu proyecto de vida, te contaremos en detalle, todo lo que necesitas saber para responder la pregunta “¿Cómo me veo en 5 años?”. Y como resultado, podrás llevar a cabo tu proyecto de vida y hacerlo tangible con el paso del tiempo.

Relájate: piensa en tu presente y hacia dónde quieres ir

Nuestro día a día está lleno de responsabilidades y actividades personales, familiares o laborales por cumplir. En esa vorágine; y como consecuencia de la multitarea, solemos perdernos en el cumplimiento de los compromisos diarios y nos olvidamos de nuestros deseos primarios. Y por supuesto, no tenemos el tiempo físico ni mental suficiente para repensar nuestro proyecto de vida y preguntarnos “¿Cómo me veo en 5 años?”.

Por ejemplo, ¿te ha pasado que en tu infancia o adolescencia, tenías un hobby o pasión por alguna actividad deportiva o artística y la has abandonado al convertirte en adulto? Seguramente, estarás pensando en aquella sensación que te generaba tener que responder a un interrogante común: “¿Qué quiero ser cuando sea grande?”. Y la llegada de tu vida adulta y pensar en cómo se vería tu futuro, era una situación ajena a ti, hasta lejana de tu realidad. 

Salvando las diferencias témporo-espaciales, hoy podrías preguntarte: “¿Cómo me veo en 5 años?”. O también: “¿Qué estoy haciendo en el día a día para dejar de procrastinar y tomar el control de tu vida?”.

No obstante, lo cierto es que para poder llevar a cabo la pregunta de “¿Cómo me veo en 5 años?” o “¿Qué quiero hacer en lo personal y laboral en 5 años?”, necesitamos conectar con nuestro interior. Y la mayoría de las veces, no podemos conocernos a nosotros mismos por la acumulación de pendientes o cosas por hacer en el hogar, la oficina, el estudio, etc. 

plan de vida en la infancia

Fuente: Pexels

La frase introspectiva: “Conócete a tí mismo” se ha trasladado hasta nuestros tiempos desde la época de la antigua Grecia, hace casi 2500 años, donde ya se conocía esta regla fundamental del desarrollo personal.

Es que si no conocemos nuestras propias capacidades y debilidades, es imposible que lleguemos a aprovecharlas para nuestro beneficio y que podamos definir cómo queremos vernos en 5 años. Solamente al conocernos, podemos explorar nuestro máximo potencial a cada momento y en cada proyecto que emprendamos.

Por ello, para responder la pregunta “¿Cómo me veo en 5 años profesionalmente?”, es necesario, primero, que te conozcas a profundidad. Pero no te preocupes, porque en esta guía sobre “¿Cómo me veo en 5 años?”, tenemos algunos consejos. Y el primero de ellos, para que puedas saber cómo te percibes en el futuro, es darte un momento para ti. 

¿Cómo hacerlo? Aquí, te dejamos algunas propuestas para que escojas aquella que más coincide con tu personalidad y deseos personales. ¡Toma nota y comienza a esbozar una respuesta acerca de cómo te proyectas en el futuro!

1. Toma contacto con la naturaleza y planifica tu proyecto de vida

¿Eres de aquellas personas que aman ver los atardeceres o el cielo estrellado? ¿O tal vez prefieres un día de campo al aire libre para conectarte contigo y con lo que te apasiona? ¿O simplemente disfrutas sentarte en un parque a respirar aire puro? 

Si es así, ¡hazlo! Ya que puede ser una excelente alternativa para encontrar una respuesta concreta a “¿Cómo te ves en 5 años’”. Y si te es imposible salir de tu hogar y tienes un balcón, no dudes: ¡disfrútalo y úsalo como medio para encontrarte contigo!

joven escribe en un cuaderno en un parque sobre cómo se ve en 5 años

Fuente: Pexels

En resumen, no pierdas la oportunidad de hacer estas “pequeñas grandes” acciones, que marcarán la diferencia y podrán ser sumamente útiles para descubrir qué deseas para tu futuro.  

Invierte un pequeño momento de tu semana, a pesar de las responsabilidades que tengas, en tomar aire y conectar con el mundo natural. Seguramente, te será más fácil conectarte con tus deseos; y responder a la pregunta “¿Cómo me veo en 5 años?” será más simple. Y así, podrás comenzar a darle forma al diseño de tu futuro.

 

2. Reserva un momento del día en soledad para meditar y analizar cómo te ves en 5 años

Si por el contrario, eres de aquellos que optan por un momento de tranquilidad dentro del hogar, puedes dedicar un rato de tu tiempo para ti en tu cuarto y hacer alguna actividad que te relaje y que te permita conectarte contigo y con tu plan de vida.

De este modo, puedes reflexionar; y hasta meditar para tratar de responder a la pregunta “¿Cómo me veo en 5 años?”. 

joven piensa en su futuro a 5 años con su laptop en un escritorio

Fuente: Pexels

3. Escucha música y visualiza tu futuro

Para contestar la pregunta “¿Cómo me veo en 5 años?”, ¡qué mejor que oír buena música y conectarnos con nuestro “yo” interior para diseñar un plan de acción de tu futuro!

De acuerdo con un informe de Facundo Manes, neurólogo y neurocientífico argentino, la música tiene la capacidad de conectarnos con nuestra emocionalidad más profunda. Y además de ayudarnos a fortalecer nuestras habilidades cognitivas y comunicacionales, nos brinda herramientas intrínsecas para tener una mayor flexibilidad emocional y colaborar en la toma de nuestras decisiones (incluyendo aquellas que están relacionadas con cómo nos vemos en el futuro).

La música nos conecta con nuestra memoria, creatividad, activando ciertas áreas cerebrales y favoreciendo el mejoramiento de la atención y la delimitación de aquellas metas que deseamos y que tienen que ver con nuestra existencia.

En concreto, para intentar responder al interrogante “¿Cómo me veo en 5 años?”, puedes aislarte, ya sea tomando contacto con la naturaleza; o si no te es posible, puedes buscar unos instantes de soledad en tu hogar, escuchar aquella música que te conecta con tu interioridad y buscar en tu mente qué es aquello que te motiva y cómo te visualizas en un futuro.

joven escucha música con su laptop en el piso y diseña un plan de vida a 5 años

Fuente: Pexels

Como ejemplo práctico para responder “¿Cómo me veo en 5 años?”, puedes cerrar tus ojos e imaginar cómo estás vestido, dónde te encuentras, de qué trabajas, si estás o no estudiando una nueva carrera, o si estás realizando algún curso de desarrollo profesional que está relacionado con lo que te apasiona; o con aquello que necesitas para obtener un ascenso laboral.

Y si tienes habilidades de dibujo, puedes hasta dibujarte y tener presente en forma visual cómo te ves en el futuro a 5 años. 

Una vez que hayas llevado ese momento de introspección, puedes continuar escribiendo tus sensaciones e ideas en un cuaderno, como te lo detallaremos en el siguiente apartado de nuestro estudio sobre “¿Cómo me veo en 5 años?”. 

 

¿Cómo me veo en 5 años?: conversa con una persona de confianza 

Otra de las opciones posibles para responder al interrogante “¿Cómo me veo en 5 años?”, es hablar con un amigo o familiar con quien te sientas cómodo para conversar de tus proyectos y deseos. Poner en palabras nuestras ideas y pensamientos puede ser una buena opción para comenzar a planificar un proyecto de vida a 5 años.

De hecho, una persona con quien te sientas cómodo puede brindarte un punto de vista externo y objetivo y ayudarte a visualizar con mayor precisión, cómo te ves en el largo plazo. Asimismo, puede darte ideas para llevar a cabo un plan de acción concreto para que la respuesta a “¿Cómo me veo en 5 años?” sea una realidad.

Al mismo tiempo, habla con tus allegados sobre la imagen que tienen de tu desempeño académico y laboral, así como también la manera en la que te relacionas con tus vínculos más cercanos. 

La idea no es sobrevalorar la opinión de los demás, sino más bien conversar con ellos para detectar elementos de tu personalidad (fortalezas y debilidades), que tal vez has pasado por alto y que pueden serte de utilidad para responder a la pregunta “¿Cómo me veo en 5 años?”. 

Como consecuencia, podrás ir descubriendo gradualmente cómo eres actualmente, te valorarás mucho más y visualizarás cómo te ves en 5 años con más facilidad.

dos amigos conversan sobre cómo se ven a 5 años

Fuente: Pexels

Toma un cuaderno y escribe tu plan de vida a 5 años

A la hora de responder “¿Cómo me veo en 5 años?”, es importante mencionar el rol que puede llegar a tener la escritura a mano. De hecho, esta actividad tiene un gran poder para moldear nuestro pensamiento, ya que volcar al papel nuestras ideas favorece el desarrollo de nuestra inteligencia emocional para aplicarlas en todos los ámbitos, tanto en el personal, así como laboral. 

Al respecto, un estudio de MUY INTERESANTE afirma que ciertas partes del cerebro se activan en mayor medida, cuando escribimos a mano en comparación con la escritura en un teclado o dispositivo digital. 

No te estamos recomendando descartar los amplios beneficios que aportan las nuevas tecnologías de la información y comunicación, sino más bien aprovechar las ventajas de la escritura a mano para definir cómo te gustaría verte en 5 años. 

En resumen, como resultado de la escritura a puño y letra, podrás combinar tus competencias motoras, sensitivas y de percepción visual, y se agilizará el proceso de responder “¿Cómo me veo en 5 años?”. Y así, te será más fácil saber hacia dónde vas y ver reflejado en el papel tu proyecto de vida. 

Desde la práctica, si no sabes hacia dónde va tu proyecto de vida, y quieres responder el interrogante “¿Cómo me veo en 5 años?”, te recomendamos que sigas los siguientes pasos:

1. Haz un listado de tus virtudes

Las listas son una gran herramienta para ordenar series de diversos factores. Podemos comenzar a realizar listas con nuestras virtudes a fin de conocernos mejor y acercarnos a una respuesta certera sobre “¿Cómo me veo en 5 años?”.

Por eso, toma tu cuaderno y detalla cuáles son tus fortalezas y competencias más destacadas. Puedes comenzar por enumerar 10 de ellas para ir aclarando el diseño de tu proyecto de vida.

joven escribe en un cuaderno sus metas a 5 años al aire libre

Fuente: Pexels

2. Enumera tus defectos

Sin embargo, todas las personas tenemos defectos y nadie está libre de cometer errores. Es por esta razón, que también debemos considerar cuáles son las cosas que realizamos mal o que menos nos motivan. Esto te ayudará a mejorar y visualizar con mayor claridad, cómo quieres verte de ahora en más a 5 años.

Puedes hacer una columna contigua a tus virtudes y establecer los 10 principales defectos u oportunidades de mejora que consideras que forman parte de tu personalidad. Verás cómo sigues avanzando a paso firme para responder la pregunta “¿Cómo me veo en 5 años?”.

escritura de objetivos a 5 años sobre un cuaderno acompañado de su smartphone y laptop

Fuente: Pexels

Sal de tu zona de confort y prueba nuevas actividades

¿Ya conoces lo que te apasiona? Si no es así, debes descubrirlo cuanto antes. Es probable que al principio, nos cueste darnos cuenta, pero cuando algo provoca que nuestros latidos se aceleren y se robe toda nuestra atención, estamos seguramente ante un indicio de que es la actividad indicada. Y seguramente, por allí es el camino para responder “¿Cómo me veo en 5 años?”. 

Comienza a probar nuevas actividades y atrévete a descubrir cosas que nunca antes habías conocido. Una vez que tengas algunas pistas sobre lo que te gusta hacer y cómo te gusta hacerlo, puedes planificar maneras de potenciar esas actividades o experiencias. Y así, incluirlas en tu proyecto de vida a 5 años.  

Por ejemplo, si te gusta crear contenido visual original y deseas potenciar tus capacidades para concretar ideas más ambiciosas, puedes tomar un curso en el que aprendas y perfecciones tus habilidades. De esta forma, estarás encontrando una vía de materializar con mayor éxito eso que te apasiona y hacerlo parte de tu futuro.

diseñadora trabaja para hacer realidad su proyecto de vida a 5 años

Fuente: Pexels

Entonces, en este proceso de responder a la pregunta “¿Cómo me veo en 5 años?”, es probable que tus pasiones no cambien y las mismas cosas te sigan haciendo felices, pero tal vez, sientes que algo falta. Cuando tengas estos pensamientos, no debes tener miedo del cambio.

A menudo, llegamos a ciertas mesetas en nuestros planes de vida y dejamos de subir. Tomarse un momento para reflexionar y analizar “¿Cómo me veo en 5 años?”, no es algo negativo. Como resultado, podremos sacar un gran provecho de cambiar el rumbo de nuestras vidas.

A fin de descubrir esas otras pasiones ocultas que aún no estamos disfrutando, podemos realizar las siguientes acciones e integrarlas poco a poco, en nuestro proyecto de vida:

  • Conocer personas nuevas que nos planteen una nueva perspectiva.
  • Cambiar la manera en la que realizamos las actividades más cotidianas
  • Viajar y descubrir nuevas culturas.
  • Atrevernos a emprender proyectos ambiciosos y desafiantes.
  • Realizar cursos de desarrollo académico y profesional que abran nuestras perspectivas de futuro.

Al comienzo, podría ser complicado, ya que tal vez hayas encontrado una manera estable de vivir tu proyecto de vida; y es difícil salir de la zona de confort. Sin embargo, esto es, a menudo, una barrera mental que debemos superar. Y una excelente vía para vencerla es hacernos la pregunta “¿Cómo me veo en 5 años?”.

joven mujer estudia un curso para alcanzar las metas a 5 años con su laptop en un escritorio de trabajo

Fuente: Pexels

Ponte en acción para hacer realidad tu futuro

Para escalar el monte Everest, los alpinistas tuvieron que subir un paso a la vez. En los proyectos de vida, el camino es totalmente idéntico. No sirve para nada intentar tomar atajos o realizar el menor esfuerzo. Las personas que viven con ese criterio, tarde o temprano, fracasan o pierden el rumbo de sus vidas y ven de forma incierta su futuro personal.

Por lo tanto, para responder “¿Cómo me veo en 5 años?”, debes comprender que los resultados llegarán eventualmente, pero no en el acto. Solamente si mantenemos una constancia muy determinada y contamos con mucha fuerza de voluntad, podremos lograr finalmente lo que nos hayamos propuesto; y además, modificará nuestro futuro personal y profesional.

Entonces, ¿qué podemos hacer? Es sencillo: establecer objetivos y metas para responder al interrogante “¿Cómo me veo en 5 años?”; y para estar más cerca de diseñar nuestro proyecto de vida a mediano plazo. A continuación, te lo contamos en detalle. ¡Apunta cada ítem!

Plantéate objetivos

Los objetivos son acciones que podemos realizar puntualmente. Por ejemplo, si nos preguntamos “¿Cómo me veo en 5 años?”, desde una perspectiva física, y deseamos mejorar nuestra salud, un objetivo simple puede ser realizar 15 flexiones de brazos y 30 abdominales todas las mañanas.

Inicialmente, puede parecer complicado tomar la iniciativa y decidirnos a comenzar. Pero una vez que adquiramos el hábito, lograremos resultados increíbles; y hasta podremos incluirlo en nuestro proyecto de vida saludable. 

Retomando el ejemplo mencionado anteriormente, si nuestro objetivo inicial fueron 15 flexiones de brazos y 30 abdominales por día, podemos mantener este ritmo; al menos, durante una semana. Así, nos acercaremos al objetivo planteado a futuro, respecto de “¿Cómo me veo en 5 años?”.

mujer se prepara para hacer ejericio y cumplir con su plan de acción a 5 años

Fuente: Pexels

Más tarde, cuando nos hayamos acostumbrado al ritmo del ejercicio matutino, podemos aumentar la cantidad de repeticiones o realizar más series de ejercicios. De esta manera, iremos progresando casi sin darnos cuenta; y estaremos más cerca de alcanzar aquello que visualizamos al preguntarnos “¿Cómo me veo en 5 años?”. 

Lo más importante es conservar el ánimo y no ceder ante la tentación de cortar los buenos hábitos. Solo de esta forma, podremos continuar en una constante evolución y llegaremos a mejorar notablemente para cumplir lo proyectado a 5 años.

Entonces, sin necesidad de cambiar el rubro en el que estamos o las actividades que nos apasionan, podemos atrevernos a descubrir nuevos horizontes. Esto no sería tirar todo el progreso por la borda y volver a comenzar, sino que implica recorrer un nuevo camino. Todo, partiendo desde donde ya estamos, para orientar nuestros esfuerzos hacia dónde queremos llegar cuando nos preguntamos “¿Cómo me veo en 5 años?”. 

En los nuevos objetivos de nuestro proyecto de vida, podemos incluir tareas que no nos atrevimos a realizar previamente, o podemos intentar trabajar más duro para concretar lo que no logramos.

Si no tenemos un éxito inmediato, esto no debe ser un motivo para desalentarnos. Simplemente, hay que volver a intentarlo, hasta que los resultados sean los esperados y estén en sintonía con lo proyectado a 5 años.

hombre se ejercita en un gimnasio para cumplir con su plan de acción a largo plazo

Fuente: Pexels

Plantéate metas

Este aspecto puede ser aún más complicado que el anterior. Por eso, a la hora de preguntarte “¿Cómo me veo en 5 años?”, ten presente que las metas son más difíciles de concretar, debido a que implican un plazo de tiempo más largo; y los resultados no se ven tan cerca, como en el caso de los objetivos.

Sin embargo, las metas son totalmente realizables, si continuamos avanzando paso a paso. Además, una vez que logremos cumplir una meta, recibiremos una satisfacción mucho mayor, ya que los resultados son mucho más notables. Y así, estaremos más motivados para continuar poniendo en acción nuestro plan de vida a 5 años.

Para dar un ejemplo de una meta que puedes incluir en tus planes de vida a mediano plazo, podríamos imaginar que nos gusta realizar todo tipo de manualidades y craft-work. Al comienzo, es probable que realicemos nuestros trabajos en un espacio que no sirve únicamente para este fin.

Por lo tanto, una clara meta para incluir en nuestro proyecto de vida a 5 años, sería poder contar con nuestro taller propio, en el que realicemos exclusivamente aquello que nos apasiona. Si te decides a conseguirlo y avanzas constantemente, lograrás verlo concretado; y verás que estarás más cerca de aquello que visualizas al preguntarte “¿Cómo me veo en 5 años?”.

artista trabaja en su mesa y acciona en función de su proyecto a 5 años

Fuente: Pexels

De este modo, en cuanto a las nuevas metas que te propongas, puedes incluir en tu proyecto de vida a 5 años, cambios de paradigma, que incluyan hacer realidad planes que antes hubieran parecido inimaginables. Es totalmente válido usar los conocimientos y los recursos que ya comprobamos que funcionan.

Por ejemplo, si te has preguntado “¿Cómo me veo en 5 años?” y has descubierto que te apasiona la programación y el desarrollo de software, es probable que te hayas propuesto mejorar en lo que haces y aprender constantemente. Algunas de tus metas podrían ser conseguir un buen puesto de trabajo, terminar tu carrera, tener un mejor sueldo, comprar un vehículo; e incluso, tener una casa.

No debemos limitar nuestras ambiciones. Una vez que hayamos alcanzado todo lo que queríamos, podemos intentar obtener lo que nunca nos atrevemos a querer. Todo, por medio del interrogante disparador “¿Cómo me veo en 5 años?”.

Retomando el ejemplo mencionado, podríamos intentar crear nuestra propia compañía de desarrollo de software o crear un emprendimiento que no tenga tanta relación con las tareas que ya realizamos. Hay muchos casos de gente exitosa que se atrevió a soñar más allá de sus limitaciones y consiguió lo que se propuso: mejorar su futuro personal.

Algunos ejemplos de proyectos de vida exitosos fueron llevados a cabo por figuras tan importantes como Steve Jobs, Bill Gates o el empresario Jeff Bezos. Por lo tanto, está comprobado que es totalmente posible y podemos lograrlo, si nos lo proponemos.

desarrolladora de software programa en su ordenador motivada por cómo quiere verse en 5 años

Fuente: Pexels

Motívate para alcanzar tus sueños a largo plazo

En este punto de nuestra guía sobre “¿Cómo me veo en 5 años?", debemos hablar de un factor esencial para accionar en función de nuestro proyecto de vida a 5 años: la motivación. 

Muchas personas tienen una perspectiva lineal de la vida. Sin embargo, el progreso no avanza siempre en un sentido, sino que debemos ser capaces de revisitar puntos anteriores y repetir actitudes positivas para hacer tangible nuestro plan de vida a mediano y largo plazo. 

Supongamos que ya han realizado todos los pasos mencionados anteriormente al preguntarse “¿Cómo me veo en 5 años?". Han cumplido sus objetivos y han logrado metas muy importantes. Se sienten realizados y felices, pero… ¿y después qué sigue?

Este cuestionamiento no debe ser un freno en sus vidas ni una barrera. Todos atravesamos momentos de incertidumbre y desconcierto, pero está en nosotros ser persistentes y continuar avanzando para no perder el rumbo a 5 años.

Y una de las formas de lograr ponerte en acción luego de preguntarte “¿Cómo me veo en 5 años?”, es utilizando los distintos tipos de motivación para alcanzar el máximo potencial sin desanimarte en el camino. 

De acuerdo con Clarisa María Ponte Betancourt, docente a cargo del Curso online de Automotivación y motivación al logro: “Toda meta necesita un combustible: la motivación. Pero no siempre la tenemos (...) Todos tenemos altas y bajas, pero podemos trabajar en nuestro conocimiento y setear un plan que nos ayude a sacar lo mejor de las adversidades”. 

joven escribe notas recordatorias para motivarse y alcanzar el futuro a 5 años

Fuente: Pexels

Teniendo en cuenta la conceptualización previa, como ejemplo para motivarte y poner en acción tu plan de vida a 5 años, puedes realizar pequeños recordatorios de tus metas o actividades por realizar, en forma de notas diarias. Y así, tendrás presente la visualización que has realizado cuando te preguntaste “¿Cómo me veo a 5 años?”. 

Déjalas a la vista, en un sitio que observes con recurrencia. De este modo, tendrás una motivación visual diaria para accionar y lograr obtener las metas a 5 años que tanto deseas. Asimismo, para fortalecer tu plan de vida a 5 años, puedes utilizar un cuaderno Bullet Journal, en donde puedes planificar día por día, mes a mano; y hasta puedes establecer tus objetivos y metas anuales.

No olvides que cualquier tipo de límite que se nos impone es tan solo temporal. Si trabajamos con constancia y mucha voluntad, lograremos superar lo que sea que se nos presente. Por eso, si al reflexionar a partir del interrogante “¿Cómo me veo en 5 años?”, sientes que has fracasado, acuérdate de que el fracaso no es un estado permanente y se puede superar con trabajo y con una actitud positiva.

Por lo tanto, no debemos dejar de progresar nunca; y cuando pensemos que no hay nada más por alcanzar en nuestro plan de vida, debemos crear un nuevo camino para seguir avanzando; y continuar preguntándonos con motivación: “¿Cómo me veo en 5 años?”.

En pocas palabras, el liderazgo comienza con uno mismo. La clave se encuentra en adaptar nuestro estilo de vida y ponernos metas para llegar adonde sea que nos lo propongamos.

De este modo, podrás no solo saber hacia dónde ir, sino que también podrás llegar paso a paso, hasta ese punto de tu proyecto de vida a 5 años que hoy en día, te parece tan lejano.

mujer sonríe en su escritorio de trabajo con una laptop y diseña su proyecto de vida a mediano plazo

Fuente: Pexels

En conclusión, cuando te enfrentes a la pregunta “¿Cómo me veo en 5 años?”, ten en mente toda la información teórica y práctica que te hemos brindado a lo largo de esta guía. 

No existe un manual ni un mapa para ordenar nuestras vidas y responder con certeza “¿Cómo me veo profesionalmente y personalmente en 5 años”? Solo podemos proyectar y adaptarnos a todas las circunstancias y desafíos que se nos presenten. La única constante en cada momento que vivamos, debe ser la voluntad de mejorar y de seguir avanzando.

Recuerda que puedes complementar esta guía sobre “¿Cómo me veo en 5 años?”, con nuestros cursos de Estilo de vida. La formación continua es una de las vías principales para poder desarrollarte en lo personal y profesional. 

Por último, ten presente que para evitar la ansiedad por el futuro, que a veces, parece inalcanzable; sigue el lema “Un día a la vez”. Como resultado, podrás elaborar un proyecto de vida, focalizado en el presente; y estarás colocando un “ladrillo” por día para construir tu futuro sobre bases firmes. 

¡Nos vemos en el siguiente artículo!

También podría interesarte