🏅 Acoso sexual laboral ¿Cómo pueden prevenirlo los líderes? | Crehana
¿Cuál es el rol del HR Manager y el CEO en la prevención del acoso sexual laboral?

¿Cuál es el rol del HR Manager y el CEO en la prevención del acoso sexual laboral?

Última actualización 28 de Mayo del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Hugo Rodríguez

El acoso sexual laboral es una problemática prioritaria que debe ser resuelta por las empresas. Ningún colaborador, sea hombre o mujer, debe encontrarse con situaciones de hostigamiento en su entorno de trabajo, por lo que es trabajo de los líderes contribuir a reducir estos acontecimientos al mínimo.

Aunque existan empresas que no le hayan dado la importancia que merece al acoso sexual laboral, eso no implica que no estén sucediendo este tipo de situaciones en los entornos de trabajo. Esto ocurre porque en la gran mayoría de ocasiones, las víctimas se niegan a denunciar por razones como las siguientes:

  • El miedo a perder su puesto de trabajo.

  • El temor de que no les crean.

  • La desconfianza hacia el sistema de justicia.

  • Los estereotipos (siendo señalados como que lo han buscado o lo provocaron).

Por ende, un tema tan delicado como este debe ser abordado por los empleadores y tomar las medidas necesarias para evitar a toda costa que esto suceda. Las organizaciones tienen el deber de proteger a sus trabajadores y serán legalmente responsables del acoso sexual en el lugar de trabajo, si no han tomado las medidas razonables para prevenirlo

Para que conozcas más al respecto, en este post te enseñaremos qué es el acoso sexual laboral, los tipos de agresiones que existen, algunos ejemplos y los protocolos que deben usar los HR Manager y CEOs para contener este tipo de problemática. ¡Acompáñanos!

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana te brindamos entrenamiento personalizado para ellos

banner Crehana for business

¿Qué es el acoso sexual laboral?

El acoso sexual laboral abarca una serie de comportamientos y prácticas de índole sexual, donde la intención de una persona pasa por querer subyugar o dominar a otra en el entorno laboral. Estas prácticas pueden ir desde bromas y comentarios no deseados hasta el contacto físico o la agresión.

Esta es una problemática que se ha convertido en una realidad mundial, pasando a ser visibilizada en la mayoría de las empresas del mundo. Según la Organización Internacional de Trabajo, el acoso sexual laboral "es un fenómeno generalizado que socava la igualdad en el trabajo. Puede tener un impacto negativo en la remuneración, la progresión profesional y las condiciones de trabajo de las víctimas, y conducir a las personas fuera del mundo del trabajo". 

Ahora bien, ¿este hostigamiento lo sufren hombres y mujeres por igual? Según señala el organismo internacional, aunque puede afectar a ambos, el acoso sexual repercute especialmente en las mujeres y refuerza los estereotipos sobre sus capacidades y aspiraciones (lo que no implica que existan casos de hombres que son víctimas de ello). 

Esta problemática no solo resulta nociva para los entornos de trabajo, sino que también ha contribuido a fomentar otro tipo de situaciones. La OIT señala que el acoso sexual laboral es causante de que "menos mujeres se incorporen al mercado de trabajo o permanezcan en él", lo cual ha aumentado la brecha de participación en puestos de trabajo entre hombres y mujeres y a que, usualmente, la remuneración de estas suela ser menor en distintos sectores laborales.

Para que exista el acoso sexual, deben darse dos condiciones básicas:

  • Quid Pro Quo: cuando un beneficio laboral, como un aumento de sueldo, un ascenso o incluso el mantenerse en el cargo, se condiciona a que la víctima acceda a las demandas de participar en forma de comportamiento sexual.

  • Un ambiente de trabajo hostil: que exista un entorno en el que la conducta crea condiciones intimidantes o humillantes para la víctima.

banner crehana for business prueba

Tipos de acoso sexual laboral

Cuando hablamos sobre el acoso sexual laboral, debemos destacar que un comentario inapropiado puede entrar dentro de esta categoría. Por esa razón, se debe tener mucho cuidado sobre lo que se dice dentro de este tipo de ambientes y entender que, pese a la camaradería y vínculos afectivos que se puedan tener en un entorno laboral, también existen unas normas y leyes que deben ser respetadas y pueden resultar ofensivas.

Entonces, ¿qué clase de comportamiento se considera como acoso sexual? Este tipo de hostigamiento puede ser de 3 formas:

1. Físico

Este tipo de acoso sexual laboral ocurre cuando existe violencia o contacto físico inapropiado o no consentido, así como también una proximidad cercana innecesaria.

Algunos ejemplos de esto pueden ser:

  • Contacto físico innecesario y no deseado.

  • Manoseos, jalones o pellizcos en forma sexual.

  • Jalar la ropa de manera sexual.

  • Forzar a besar a alguien o a algo más que besar.

2. Verbal

Esta clase de hostigamiento sexual laboral, se basa en los comentarios y preguntas sobre apariencia, estilo de vida u orientación sexual. De igual forma, entran en este campo las llamadas telefónicas ofensivas.

Dentro de esta categoría, encontrarás acciones como las siguientes:

  • Observaciones molestas y otras formas de acoso verbal.

  • Petición de favores sexuales.

  • Comentarios, bromas, gestos o miradas sexuales.

  • Propagar rumores sexuales acerca de la víctima.

  • Llamar a la víctima “gay” o “lesbiana”.

  • Insultos, observaciones, bromas e insinuaciones de carácter sexual.

3. No verbal

Dentro del acoso sexual laboral que no es verbal se encuentran aquellos silbidos o gestos sexualmente sugerentes y la exhibición de materiales sexuales.

Algunas situaciones donde se puede presentar este tipo de casos son las siguientes:

  • Miradas lascivas y gestos relacionados con la sexualidad.

  • Mostrar, dar o dejar imágenes sexuales, fotografías, ilustraciones, mensajes o notas sexuales.

  • Escritos, mensajes (pintas, grafitis) sexuales acerca de la víctima, en paredes de los baños, vestuarios, etc.

  • Espiar mientras se cambia o está encerrada en un sanitario.

  • La utilización o exhibición de material pornográfico.

hostigamiento en el trabajo

Fuente: Pexels

¿Qué consecuencias tiene el acoso sexual laboral?

La práctica del acoso sexual laboral no solo genera repercusiones en la víctima y el victimario, sino también en el resto de la empresa e incluso dentro de la sociedad. Este tipo de agresión no debe tomarse como un hecho aislado o una situación incómoda, también puede influir notablemente en las cifras de la compañía y en el desarrollo del éxito o fracaso de una organización.

Las consecuencias del acoso sexual laboral pueden ser:

1. Para las víctimas

Indudablemente, el afectado número 1 es la víctima del acoso sexual laboral. A nivel personal y profesional, esta persona resulta afectada de varias maneras, como por ejemplo:

  • Sufrimiento psicológico: dentro de las conductas que puede asumir la víctima está la humillación, la disminución de la motivación y, por consiguiente, la pérdida de autoestima.

  • Cambio de comportamiento: es muy probable que la persona experimente aislamiento y un notable deterioro de sus relaciones sociales.

  • Enfermedades físicas y mentales: principalmente producidas por el estrés. En función de la gravedad de la situación, hasta se podría llegar al suicidio.

  • Riesgo de pérdida de trabajo: aunque sea la mejor solución a mediano y largo plazo, hay personas que se sienten notablemente aferradas a sus puestos de trabajo, ya sea por temas económicos o de prestigio. Por ende, perderlos puede derivar en una grave crisis para las víctimas.

agresión en el trabajo

Fuente: Pexels

2. Para los empleadores

Para los líderes, también son situaciones preocupantes y desgastantes, de las cuales no pueden desligarse. La empresa se ha convertido en un elemento primordial para evitar el desarrollo de estos sucesos y preservar la integridad personal y profesional de los colaboradores.

Entre las consecuencias que puede experimentar la empresa por situaciones de acoso sexual laboral están las siguientes:

  • Disminución de la productividad de la empresa: la motivación del colaborador suele estar ligado a su rendimiento, así que si disminuye aquello que lo motiva, su producción se verá alterada de igual forma.

  • Alta rotación de personal: muchas personas no suelen soportar este tipo de situaciones, así que deciden renunciar a otros entornos más seguros. Experimentar procesos de reclutamiento, selección e inducción de forma seguida implica una pérdida de tiempo y dinero para la compañía.

  • Gastos por procedimientos administrativos e indemnizaciones: si una persona realiza este tipo de denuncia y se comprueba su veracidad, la empresa debe cubrir con alguna indemnización, lo que, a la larga, puede generar desbalances financieros en la compañía.

  • Dificultad para llenar las vacantes en aquellos lugares de trabajo señalados por problemas de acoso sexual: una empresa en la que se registren constantes casos de acoso sexual laboral no suele ser bien vista por los candidatos potenciales.

3. Para la sociedad

Finalmente, la sociedad también se ve afectada por estas situaciones reiteradas dentro de los entornos laborales. Estos patrones, que parecen ser de pequeña escala, suelen afectar los cimientos del sistema, exponiendo todas las fallas que existen en ese tipo de casos.

Entre las consecuencias más destacadas del acoso sexual laboral están las siguientes:

  • Costes para la reintegración de las víctimas: aunque parezca que no representa un gran gasto, las situaciones reiteradas a gran escala representarán costes importantes para la administración.

  • Incremento de la violencia de género: el aumento de este tipo de dinámicas favorece el desarrollo de la violencia laboral, así como de la discriminación en el empleo  y la segregación ocupacional.

  • Gastos en procesos legales y penales: los juicios constantes, las acusaciones de lado y lado... Llevar un juicio suele implicar costos importantes.

  • Dificultad para el acceso de las mujeres a trabajos de alto nivel y buenos salarios, tradicionalmente dominados por los hombres: como mencionamos anteriormente, la brecha salarial y de oportunidades entre ambos géneros se expande, principalmente por el surgimiento de este tipo de situaciones de manera constante.

acoso laboral

Fuente: Pexels

¿Cómo prevenir el acoso sexual laboral?

Algo que hemos recalcado continuamente es que las empresas están en la obligación de evitar que este tipo de situaciones continúen sucediendo en las empresas. Por ello, es necesario implantar una serie de normas y leyes con las que se pueda prevenir este tipo de incidentes en los espacios de trabajo.

El departamento de Recursos Humanos necesita incorporar las siguientes políticas:

  • Política de acoso sexual laboral.

  • Política general de acoso.

  • Política de investigación de acoso sexual.

Ahora, aparte de las políticas también deben aplicarse medidas desde las bases. En todos los estratos y sectores departamentales se deben respetar diversas cosignas y normas, que eviten cualquier tipo de agresión sexual en el trabajo.

Para ello, desde ONU Mujeres, se sugiere lo siguiente:

  • Diseñar una cultura de igualdad de género en las empresas, en la cual las mujeres sean tratadas con respeto por sus compañeros de trabajo.

  • Mantener una formación integral, adaptada al lugar de trabajo.

  • Respaldar las denuncias, así como también buscar diversas formas para denunciar y personas que reciban este reclamo.

  • Promover cambios en la cultura organizacional. Según afirma Juliana López De Romaña, docente de nuestro curso online de Cultura organizacional: Ambientes de trabajo de hoy, "la cultura positiva es un aspecto crucial para el funcionamiento de una empresa. De hecho, más del 50% de ejecutivos dicen que influyen en la productividad, la creatividad, la rentabilidad, el valor de la empresa y la tasa de crecimiento".

  • Es necesario contar con el apoyo del equipo directivo, crear una política expresa contra el acoso sexual e integrar la cuestión en todos los niveles jerárquicos y organizativos; la negociación colectiva es el espacio adecuado para establecer los procedimientos y protocolos, los canales de comunicación, las sanciones y las responsabilidades.

  • Las políticas sobre acoso sexual deberían ser parte del plan de igualdad de oportunidades y de las políticas de salud y seguridad en el trabajo.

  • Las políticas de prevención deben incorporar estrategias para trabajar con hombres la construcción de la masculinidad patriarcal y su relación con ciertas conductas que pueden calificarse de acoso sexual.

Cuando un empleado se queja ante su líder o ante el departamento de recursos humanos sobre acoso sexual, se debe seguir un protocolo de investigación. Lo que no puede suceder es que, luego que ocurra una situación de acoso, la empresa se empiece a preguntar qué acción debe tomar.

Todos los líderes de la empresa, sin importar que sean mandos intermedios o altos, deben tener conocimiento de las políticas de la empresa frente al acoso. En este punto, la participación del HR Manager y el CEO resulta esencial, ya que serán ellos los que deben delimitar cuáles serán las acciones que la organización realizará ante el acoso.

descargables crehana para empresas

¿Cuál es la normativa internacional para el acoso sexual laboral?

Las organizaciones pueden tomar como referencia las siguientes normas internacionales para abordar de forma integral el acoso sexual.

  • Convención Interamericana para Prevenir y Erradicar la Violencia contra la Mujer, Convención de Belém do Pará.

  • Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (Cedaw).

  • Convenio N° 111 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre la discriminación (empleo y ocupación).

  • Recomendación N° 111 de la Organización Internacional del Trabajo.

  • Recomendación N° 19 del Comité para la Eliminación de Discriminación contra la Mujer.

  • Convenio N° 155 de la Organización Internacional del Trabajo, sobre seguridad y salud de los trabajadores.

  • Convenio N° 161 de la Organización Internacional del Trabajo, sobre los servicios de salud en el trabajo de la Organización Internacional del Trabajo.

  • Convenio N° 187, sobre el marco promocional para la seguridad y salud en el trabajo.

Cualquier forma de acoso sexual laboral puede crear un entorno de trabajo hostil. Así que, si en tu empresa no cuentan con políticas para este tipo de situaciones, debes proponerlas de manera urgente. Tus empleados deben sentirse seguros y protegidos dentro de su ambiente de trabajo, por ende, asumir esa responsabilidad es parte de tu función como líder.

Experimentar el acoso sexual laboral es una de las situaciones más difíciles que un empleado puede enfrentar en su lugar de trabajo. Sufrir de este tipo de hostigamiento es una experiencia que marca la vida de una persona y dar el paso de denunciar es una decisión que no todos se sienten listos para tomar.

Para evitar las agresiones sexuales laborales, todos podemos promover un ambiente seguro de trabajo, poniendo en práctica la confianza y la comunicación. No obstante, si las organizaciones no tienen políticas definidas y procedimientos claros frente a una situación como esta, los empleados se encontrarán desprotegidos, por ello, es una obligación sobre todo del CEO y el HR Manager, generar una atmósfera de seguridad para garantizar el bienestar.

Este ha sido nuestro post. Si quieres saber más sobre acoso sexual laboral y cómo prevenirlo, inscríbete en nuestros cursos de liderazgo empresarial, donde aprenderás todo lo que debes saber acerca del manejo de grupos y entornos de trabajo, para generar los resultados esperados por la compañía y alcanzar los objetivos.

También te ofrecemos esta plantilla para realizar encuesta de clima laboral, con la que podrás saber cómo se encuentra tu entorno de trabajo y si la dinámica en tu equipo es favorable.

¡Éxitos!

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte