🤔 ¿Cómo promover la igualdad de género en las empresas? | Crehana
¿Cómo un HR Manager puede promover la igualdad de género en el ámbito laboral?

¿Cómo un HR Manager puede promover la igualdad de género en el ámbito laboral?

Última actualización 14 de Mayo del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Hugo Rodríguez

La igualdad de género en las empresas ha dado pasos agigantados en los últimos tiempos. Hace décadas, la mujer no tenía la relevancia que tiene ahora, sin embargo, en los últimos años han sido más las mujeres que han asumido puestos de liderazgo, han formado parte de puestos políticos o se convirtieron en líderes de opinión.

Según la UNICEF, "la igualdad de género, significa que mujeres, hombres, niñas y niños deban gozar, por igual, de los mismos derechos, recursos, oportunidades y protecciones". Esto no significa que los hombres y mujeres serán iguales, sino que tendrán acceso a las mismas oportunidades, sin importar que hayan nacido hombres o mujeres.

La igualdad de género es importante porque permite el desarrollo económico y social. La participación de las mujeres en la fuerza laboral permitiría un mayor crecimiento de las industrias. Además, independientemente del país, esta equidad laboral es un derecho humano fundamental para lograr una sociedad sana, reducir la pobreza, así como también para promover la educación y la protección de niños y niñas.

En este sentido, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) menciona que, a pesar de los avances que mencionamos anteriormente, siguen existiendo muchos desafíos para ratificar una igualdad de género. Las leyes y normas sociales discriminatorias siguen estando presentes: 

  • Las mujeres siguen estando subrepresentadas en todos los niveles de liderazgo político y 1 de cada 5 mujeres y niñas de entre 15 y 49 años informan haber sufrido violencia física o sexual de su pareja íntima dentro de un período de 12 meses.

Entonces, hablando desde el punto de vista laboral, ¿cómo se puede promover la igualdad de género en las empresas? En este post, te enseñaremos algunas formas en las que podrás comenzar a impulsar esta iniciativa en tu compañía y hacer una organización mucho más igualitaria. ¡Acompáñanos!

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana te brindamos entrenamiento personalizado para ellos

banner Crehana for business

1. Prioriza la flexibilidad

La línea que dividía el trabajo y el hogar se ha ido difuminando, especialmente tras instaurarse una de las tendencias de cuarentena: el trabajo remoto. Es por eso que los empleados sienten que siempre están activos y no logran desprenderse del trabajo.

¿Qué pasa con las mujeres? La crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 ha intensificado los desafíos que enfrentaban las mujeres en el trabajo. Actualmente, las horas de trabajo sumadas a los esfuerzos por el cuidado de los niños, el trabajo doméstico e incluso estudios complementarios, han obligado a que una de cada cuatro mujeres contemple reducir sus carreras o dejar su trabajo.

¿Cómo afecta esto a las empresas? De muchas maneras. Las organizaciones corren el riesgo de perder mujeres que se encuentran en puestos de liderazgo y futuras líderes, lo que pone en riesgo el progreso que se había logrado desde hace algunos años.

A inicios del 2020, la representación de las mujeres en el mundo empresarial iba en aumento. El estudio realizado mostraba que las cifras iban mejorando progresivamente. Entre enero del 2015 y enero del 2020, el número de mujeres que asumieron puestos de vicepresidenta senior aumentó del 23 al 28 por ciento, y la representación en la alta dirección creció del 17 al 21 por ciento.

Diversas investigaciones demuestran que las mujeres realizan más tareas domésticas y cuidado de niños que los hombres, por ello, la carga laboral sumada a estas tareas está llevando a las mujeres a abandonar sus carreras.

Para combatir esto, las compañías deben buscar formas de establecer límites claros y ayudar a sus colaboradores a tener un balance entre la vida laboral y personal. Por ejemplo, se pueden aplicar algunas de las siguientes acciones:

  • Establecer normas de conducta para no enviar ni recibir correos fuera del horario de trabajo.

  • Implementar horarios fijos para reuniones.

  • Fomentar la comunicación entre compañeros.

2. Minimiza los prejuicios de género

Asegúrate que, dentro de la empresa, las mujeres puedan trabajar plenamente. Durante años, las mujeres han enfrentado juicios más severos por su desempeño en el trabajo e incluso por ser madres, así que es importante que exista comprensión y consideración con las mujeres que deben también asumir su rol de madre, especialmente mientras se encuentran trabajando desde casa.

Son muchos los empleadores que entienden lo que implica el sesgo inconsciente, solo que no creen que suceda en su empresa. Sin embargo, existe en muchas compañías, por lo que es trabajo de directivos y supervisores el asegurarse de que las mujeres no sean discriminadas, incluso desde el mismo proceso de contratación.

Por ejemplo, no hace falta solicitar a los candidatos que puedan explicar la brecha que existe en sus CV de varios años (es muy común que este período se haya dedicado al cuidado de la familia).

Para mitigar estos prejuicios, es prioritario que toda la empresa comprenda el impacto que tiene la nueva modalidad de trabajo con las funciones que comúnmente asume una mujer en el hogar. Asimismo, realiza capacitaciones sobre prejuicios inconscientes, para que los empleados ayuden a tener un buen clima laboral.

banner crehana for business prueba

3. Ajusta los criterios de evaluación de desempeño

Debes cambiar tus prioridades dependiendo del contexto. Es cierto que muchos empleados han bajado su desempeño al trabajar desde casa, sin embargo, es importante que entiendas las razones.

Para ello, es importante que apliques una de las claves principales de las tendencias en evaluación de desempeño, que es la comunicación. Es importante que sepas cómo comunicarte con tus colaboradores, para que entiendas las causas de su rendimiento y tomes acción para ayudarlos a mejorar en sus labores.

El portal McKinsey menciona que "una de las funciones de las empresas es pensar en cómo reflejar las revisiones de desempeño y las expectativas". Las evaluaciones que realices a tu personal deben siempre medir la sustancia y los resultados que ofrecen, no el estilo o los métodos. En muchas ocasiones, los empleadores suelen criticar a su personal por ser muy asertivo o incluso por no serlo lo suficiente.

Para implantar una verdadera igualdad de género en las empresas, los miembros de tu equipo de trabajo deben ser juzgados por su comportamiento, no por la personalidad. Y de igual forma, tampoco deben confundirse los compromisos que se tienen en el hogar con una falta de dedicación en las actividades laborales.

Alinea los indicadores de desempeño para que los empleados puedan lograrlos y ayuda a prevenir el agotamiento y la ansiedad. Esto, en última instancia, puede conducir a un mejor desempeño y una mayor productividad.

Y para ayudarte a realizar una revisión adecuada, te ofrecemos nuestra plantilla de desempeño laboral, un recurso para hacer una evaluación justa y acorde con lo que requiere una empresa donde exista igualdad de género.

4. Asegúrate que todos tengan un plan de desarrollo individual

Sin duda alguna, las mujeres son las más afectadas con la desigualdad de género. Las mujeres y niñas representan alrededor de la mitad de la población mundial, aunque esta falta de equidad no permite que puedan desarrollar todo su potencial.

La desigualdad de oportunidades en la educación se traduce en carencia de acceso a habilidades y oportunidades limitadas en el mercado laboral. Por esta razón, son pocas las mujeres que asumen un alto cargo en las empresas.

Para que haya una mayor igualdad de género en las empresas, y dentro de tu organización, todos deben de tener oportunidades de crecimiento profesional. De otra manera, no pasará mucho tiempo para que tus colaboradores busquen otro trabajo.

Cuando una persona ingresa a trabajar, es necesario que se evalúe sus posibilidades de crecimiento dentro de la empresa para brindar capacitación personalizada y acompañamiento. Esto debe estar establecido para hombres y mujeres sin distinción.

Es importante hacer un seguimiento de los resultados de los ascensos y aumentos por género, así como el número de despidos y las licencias por género, para asegurarte de que las mujeres y los hombres sean tratados de manera justa.

También es importante que, en las compañías que cuenten con programas de mentoría, hombres y mujeres por igual deben tener acceso a los mentores que deseen. Usualmente, en las empresas donde hay pocas mujeres en los cargos más altos, es este género el que recibe menos asesoría y atención.

igualdad hombre y mujer en las empresas

Fuente: Pexels

5. Fortalece la comunicación y confianza

Como te mencionamos anteriormente, la comunicación es fundamental para tener igualdad de género en las empresas. Debes crear un ambiente de confianza entre toda la empresa para que los profesionales que sientan que no están siendo tratados de manera igualitaria puedan conversar abiertamente con el departamento de Recursos Humanos.

Incluso, se ha dado el caso de muchos empleadores que se resisten a criticar a empleadas, por temor a que puedan ser considerados como parciales o intolerantes contra un género u otro.

Y, para ello, es fundamental mantener un ambiente laboral adecuado. Según Juliana López De Romaña, docente de nuestro curso online de Cultura organizacional: Ambientes de trabajo de hoy, "la cultura positiva es crucial para el funcionamiento de una compañía; de hecho, más del 50% de ejecutivos dicen que influye en la productividad, la creatividad, la rentabilidad, el valor de la empresa y las tasas de crecimiento".

Todos deben sentir la libertad de expresar lo que piensan y pedir ayuda cuando lo crean conveniente. Por este motivo, es buena idea que convoques espacios de feedback, con personal de distintas áreas de la empresa, para identificar problemas dentro del equipo o desigualdades que puedan estar ocurriendo.

Es importante que hombres y mujeres tengan la oportunidad de retroalimentarse, para poder crecer y mejorar sus habilidades. Así, podrás tomar medidas inmediatas para asegurarte que todo marche bien.

6. Revisa los procesos de selección

El tema de la igualdad de género en las empresas empieza desde antes del proceso de selección. Parte en la consideración que tienen los directivos para la contratación de personal.

En la actualidad, existen empresas que no suelen contratar mujeres para puestos de alto nivel, por lo que deben reevaluar las barreras que han construido al respecto si quieren que haya una mayor equidad en el trabajo. No se trata de reducir requisitos, sino de aplicar acciones que vayan en pos de una mayor igualdad laboral desde el momento previo a la entrevista de trabajo, como por ejemplo:

  • Considerar incluir otros tipos de experiencia al momento de seleccionar su personal de alto nivel.

  • Ampliar el grupo de candidatos y hacerlo mucho más diverso.

  • Hacer a todos los candidatos las mismas preguntas (y formularlas de la misma manera).

  • Armar equipos de entrevistas mixtos, para reducir aún más el sesgo en la contratación.

inclusión en las empresas

Fuente: Pexels

7. Asegurar que los colaboradores tengan las mismas oportunidades

Una de las principales acciones que debe promover la igualdad de género en las empresas es la de garantizar que todos los colaboradores cuenten con las mismas oportunidades. En este sentido, las organizaciones tienen que tener procesos establecidos, para que todos los miembros del personal sean evaluados bajo los mismos estándares.

Anteriormente, era común ver como en las empresas aquellas personas (usualmente hombres) que pasaran tiempo con ejecutivos importantes o trabajaran en proyectos destacados eran los candidatos para los ascensos y las promociones. 

Para evitar esto y que las empresas tengan condiciones más igualitarias, la idea es que todos los empleados puedan tener la misma exposición, tanto a la capacitación como a las oportunidades que puedan surgir.

8. Reducir las brechas salariales

Aún existen organizaciones que, en pleno 2022, ofrecen mejores salarios a los hombres que a las mujeres por cumplir el mismo trabajo y desempeñar funciones similares. Pues la idea dentro de la igualdad de género en las empresas es combatir este tipo de acciones.

¿De qué forma puede hacerse esto? Algunas acciones que puede realizar tu compañía son las siguientes.

  • Para ofrecer una mayor equidad laboral, en lugar de preguntar a los candidatos potenciales cuánto les pagaron en su último trabajo, las compañías deben manejar un rango de pago (que incluya excepciones para cosas particulares).

  • Auditar la nómina e incrementar los salarios de las mujeres, para que sean similares si ejercen funciones parecidas.

  • Fomentar una cultura de transparencia en la empresa, en la cual los salarios estén sincerados y evaluar si existen diferencias de género en cuanto a los pagos.

inclusión e igualdad en las empresas

Fuente: Pexels

9. Eliminar el acoso sexual

Un punto clave dentro de la igualdad de género en las empresas es acabar con el acoso sexual. Aunque pueda parecer una problemática que ya no ocurre, una de cada cuatro mujeres asegura haber estado expuesta a algún tipo de acoso sexual en el trabajo.

Por esta razón, la empresa necesita hacer lo posible por erradicarlo por completo, siempre dentro de los límites legales para hacerlo. También es necesario mantener una cultura empresarial donde no exista cabida para los comportamientos indebidos.

La idea es que los líderes asuman la responsabilidad para intervenir en la prevención del acoso sexual. Es importante que para que exista mayor igualdad de género en las empresas, se desarrolle una cultura inclusiva que albergue las necesidades de hombres y mujeres por igual, sin distinción. 

Desde la dirección deben partir los lineamientos para que cualquier miembro del personal sancione este tipo de comportamiento y lo denuncie, en caso de presenciarlo o ser víctima de él.

descargables crehana para empresas

Sin duda, las organizaciones tienen una gran responsabilidad para corregir las desigualdades entre hombres y mujeres que datan desde hace miles de años. Si las empresas asumen esta responsabilidad y toman acciones radicales que permitan a las mujeres desarrollarse plenamente dentro del trabajo, se podrá lograr una equidad de género en las empresas.

En los próximos años, las compañías tendrán que afrontar grandes cambios en su fuerza laboral. Por eso, tendrán que tomar decisiones que permitan el desarrollo de algún plan de igualdad y así reducir las presiones adicionales que las mujeres están sufriendo.

Para lograr una sociedad con igualdad de oportunidades, empresas como la tuya deberán asumir la responsabilidad de impulsar un cambio. Solo así, podrás formar líderes empresariales que realicen un cambio significativo en el mundo.

Este ha sido nuestro post. Si quieres saber más acerca de la igualdad de género en las empresas, inscríbete en nuestros cursos de liderazgo empresarial, donde aprenderás todo lo que debes saber para tener una compañía que esté a la vanguardia de la inclusión y la equidad en los entornos laborales.

¡Éxitos!

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte