📈 ¿Cómo evitar el estrés en tu trabajo? | Tips y consejos | Crehana
¿Cómo evitar el estrés en tu trabajo? Conoce +5 tips para evadir el burnout

¿Cómo evitar el estrés en tu trabajo? Conoce +5 tips para evadir el burnout

Última actualización 12 de Febrero del 2022Tiempo de lectura: 5 min.

Hugo Rodríguez

Aprender cómo evitar el estrés en tu trabajo es uno de los grandes retos a los que se enfrentan los colaboradores en la actualidad. Incluso, antes de la crisis sanitaria originada por el COVID-19, la situación en los entornos laborales estaba siendo compleja y difícil de afrontar, tanto para empleados como para supervisores y gerentes.

Aunque en su momento se intentó minimizar todo lo que es el estrés laboral, actualmente se reconoce que, una vez que el estrés se vuelve crónico, puede afectar tanto tu salud física como emocional. El distrés o estrés negativo es una sensación desagradable que siente una persona y, por lo general, viene acompañado de malestar y fatiga.

Lo que suele suceder cuando se produce este tipo de estrés es que el trabajador tiene demasiadas tareas por realizar y poco tiempo para terminarlas, lo que ocasiona que se sienta frustrado y cansado, sin ganas de seguir trabajando.

En este post, no sólo te enseñamos cómo evitar el estrés en tu trabajo e impedir la frustración, sino que también te dejamos algunas herramientas y consejos para que puedas lidiar, de la mejor forma posible, con los desafíos que plantea tu ambiente laboral. ¡Acompáñanos!

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana for business te brindamos entrenamiento personalizado para ellos.

banner Crehana for business

1. Identifica las causas del estrés laboral

La mejor forma de descubrir cómo evitar el estrés en tu trabajo es reconociendo con exactitud el origen de aquello que te está alterando. Estas causas varían en función de las personas: algunas soportan ciertos sucesos mejor que otras, por lo que dependerá de ti aprender a reconocer aquello que afecta tu paz mental de esa forma.

Sin embargo, existen lugares comunes que pueden provocar un entorno de estrés laboral. Aquí te dejamos algunas causas:

  • Carga de trabajo: ya sea el abarcar muchas horas, acumular una gran cantidad de horas extras o disponer de pocos descansos... Cualquiera puede ser la causa, pero, si sientes que el ritmo de trabajo y tu rendimiento ha decaído notoriamente, debes consultarlo con tus supervisores.

  • Condiciones laborales: saber cómo evitar el estrés en tu trabajo pasa por mantener un entorno de trabajo en el cual sientas comodidad al estar ahí. Pero, ¿qué ocurre si se trata de un trabajo extenuante y peligroso? ¿O que te exponga a elementos indeseados como ruidos fuertes o contaminación? Es probable que aumenten tus niveles de estrés de un momento a otro.

  • Funciones en el trabajo: cuando no tienes un papel definido dentro de tu equipo de trabajo o cumples demasiadas funciones... Es rudo.

  • Estado de la gerencia: este punto es esencial, porque una buena gerencia debe ser el ejemplo para seguir y, si los colaboradores no perciben que sus líderes merecen ser seguidos, no vale la pena. Además, también es importante que los empleados tengan voz en la toma de decisiones de la empresa y que se sientan valorados por sus superiores en el organigrama.

  • Conflictos con otros: no todos los trabajos respiran un ambiente de paz y tranquilidad, por lo que, en ocasiones, los jefes o los compañeros de trabajos suelen convertirse en fuentes de estrés.

  • Temor por el futuro: si sientes que no avanzas en tu carrera o te preocupa el tema de que puedas ser despedido, probablemente desarrolles algún tipo de estrés.

Luego de ver algunas de las causas, es hora de aprender cómo evitar el estrés en tu trabajo. Entonces, ¿qué debes hacer?

Haz un diario durante una o dos semanas para identificar cuáles son las situaciones que te estresan más y, de este modo, podrás empezar a responder ante ellas. Trata de recordar cuáles son tus pensamientos y sentimientos cuando te encuentras en una situación de estrés y plasma esas emociones en el papel.

Asegúrate de incluir, tanto a la gente como a las circunstancias involucradas, y, por supuesto, la descripción de tu reacción ante determinada situación. ¿Hiciste escuchar tu voz?¿Fuiste por un snack? ¿Saliste a caminar? Tomar notas puede permitirte identificar patrones entre aquello que te estresa y las reacciones que tienes.

estrés en trabajo remoto

Fuente: Pexels

2. Reconoce si se trata de estrés positivo

¿Sabías que existe un tipo de estrés que resulta positivo? Te contamos más al respecto.

El estrés positivo se conoce como eustrés. Este tipo de estrés estimula a las personas a afrontar nuevos retos y problemas, sacando su lado más creativo y ayudándoles a trabajar de manera más eficiente.

Decimos que es positivo, ya que te resultará muy útil para estar más activo, motivado y tener más ganas de trabajar y, así, lograr un buen desempeño laboral. Básicamente, es un tipo de estrés sano y, en ocasiones, incluso deseable, ya que funciona como un impulso.

Un poco de estrés resulta motivador para conseguir resultados satisfactorios. Sin embargo, si se agudiza, es probable que se convierta en crónico y derive en problemas de salud.

¿De qué forma puede afectarte el estrés laboral? Si se convierte en una constante de tu vida, estás expuesto a presentar problemas de salud como los siguientes:

  • Dolor de espalda.

  • Padecimientos cardíacos.

  • Lesiones en el trabajo.

  • Problemas en el sistema inmunológico.

  • Depresión y agotamiento.

Y no sólo abarcamos los problemas de salud: el agobio en el trabajo puede llevar problemas a tu casa y a otros aspectos de tu vida. Por esta razón, lo ideal es conocer cómo evitar el estrés en tu trabajo y cambiar la dinámica a tiempo.

Y si sientes que has llegado al punto límite, alivia el estrés y la ansiedad en casa. Recuerda que tu hogar siempre debe ser tu espacio personal, así que ¡no lleves los problemas de afuera hacia allá!

 

3. Desarrolla reacciones saludables

Los estudios han demostrado que la reacción del cuerpo humano, ante el estrés laboral, es exactamente la misma que la que se tiene al percibir un peligro en el entorno, como consecuencia de un aprendizaje evolutivo. Esto quiere decir que tu reacción, al recibir un correo de trabajo sobre una tarea que no has terminado, es igual a la que tuvo un antepasado tuyo al encontrarse frente a un depredador. 

Este estado de disyuntiva entre luchar o huir al encontrarnos frente a un peligro (lo que en inglés es conocido como fight or flight response) se dispara todos los días en el lugar de trabajo: un contexto en el que, prácticamente, no nos encontramos ante un peligro real. Cuando esta respuesta fisiológica se presenta de manera cotidiana, se desarrolla un estrés laboral crónico (como te comentamos al principio), el cual puede convertirse en un síndrome psicológico conocido como síndrome burnout

Según la Organización Mundial de la Salud, un burnout es un síndrome que se da como resultado de un estrés laboral crónico que no ha sido tratado adecuadamente. Los principales síntomas de esta patología son los siguientes:

  • Agotamiento agobiante.

  • Sentimientos de negatividad o cinismo con respecto al trabajo.

  • Reducción de la eficacia profesional.

Por este motivo, harías bien en empezar a adoptar conductas que impulsen reacciones positivas, tanto en la parte física como en la mental. Aplica soluciones saludables y que no tengan incidencias negativas en tu cuerpo.

Estas son nuestras recomendaciones para evitar el estrés en tu trabajo:

  • Haz actividad física: el gran liberador de estrés laboral por excelencia son los ejercicios y el yoga (cualquiera de las dos está bien. Incluso las dos). No sólo mejoras tu físico, sino también te sirve para dejar a un lado todos los problemas y dificultades que anden rondando tu cabeza.

  • Aficiones: busca hacer tiempo para algún hobby que tengas para liberar el estrés laboral. Enfócate en una actividad que te guste y que te permita aislarte de cualquier tema del trabajo. Puede ser a través de la música, la cocina... Eso depende de ti..

  • Disfruta con tu familia: solemos pensar que compartir tiempo de calidad con la familia siempre es posible. Pero no, siempre debes buscar alguna forma de dedicarle tiempo a tus seres queridos y, créenos, no sólo te ayudará a evitar el estrés en tu trabajo, sino también a fortalecer los vínculos con los tuyos.

  • Duerme bien: el buen sueño debería ser más normalizado. Dormir es imprescindible para mantener una excelente condición física y mental, por lo que harías bien en crear hábitos saludables de sueño, como evitar utilizar la PC, el celular antes de acostarte o la cafeína en la tarde.

reunión laboral en Crehana

Fuente: Pexels

4. Presta atención a las señales

Aprender cómo evitar el estrés en tu trabajo no sólo implica reconocer la fuente del problema, sino también las señales que emite tu cuerpo y tu mente sobre la dificultad. Es muy común que personas lidien con una situación incómoda dentro del entorno laboral, pero que se nieguen a reconocer que eso les genera estrés, porque buscan sobrellevarlo, desestimando la importancia del hecho en público (aunque les moleste en privado).

Ante este tipo de situaciones de estrés laboral, el cuerpo siempre emite señales de alarma, a las cuales debes prestar atención (especialmente si aparecen todas juntas). La angustia y la presión laboral pueden derivar en que sufras los siguientes síntomas:

  • Dolores de cabeza frecuentes.

  • Dificultades en tus relaciones personales.

  • Problemas para dormir.

  • Malestar estomacal.

  • Sensación de descontento en el trabajo.

  • Sentimientos de ira frecuentes.

Crehana prueba gratis

5. Ponte límites

En el mundo tecnológico actual, donde todo se mueve a mil por hora, es fácil caer en la trampa de estar disponible 24/7. Detenerse un momento será suficiente para notar que esto puede traer inconvenientes, por lo que lo mejor es determinar algunos límites como no checar el correo una vez que llegaste a casa o no responder el teléfono después de las 6 pm.

Establecer límites precisos puede ayudar a mantener una línea clara entre momentos de trabajo y vida personal.

 

6. Toma tiempo para ti mismo

Muchas veces, los colaboradores se exigen mucho a sí mismos para estar a la altura de las expectativas. Si bien esto puede traerte grandes logros como profesional, es importante saber que el éxito de una empresa no debería lograrse a costa de tu bienestar. Es decir, precisas de días de vacaciones y momentos de esparcimiento. ¡No dejes que se arruinen con una cita o llamada de último minuto! 

Recuerda que tu integridad y salud vienen antes que cualquier meta organizacional. Si te sientes abrumado o tienes la sensación de que has ido demasiado lejos, tómate un respiro.

Si hay algo bueno para el estrés es el autoconocimiento. Ahí es donde entran en juego técnicas milenarias, como los ejercicios de meditación y la conciencia plena (o mindfulness). Además, puedes probar con los siguientes ejercicios:

  • Ejercicios de respiración.

  • Salir a caminar.

  • Disfrutar una comida.

  • Concentrarse en el presente y dejar ir aquello que causa estrés.

Concentrarse en una sola actividad sin tener ninguna distracción, puede ser difícil de lograr, aunque te ayudará en el manejo del estrés y podrás aprender a decidir en qué elementos enfocar tu atención.

Como bien menciona Martín Reynoso, profesor del curso online de Mindfulness y bienestar: Revoluciona tu empresa, "cuando miras tus emociones y pensamientos, te estás preparando para abordar todo aquello que está afuera".

En esencia, así funciona el mindfulness para la ansiedad y el estrés laboral.

empleado estrés

Fuente: Pexels

7. Habla con tu supervisor

Muchas veces sucede que existe temor de hablar de nuestras emociones. Si hacerlo entre pares ya resulta complicado, tocar estos temas con un superior o acudir con una autoridad para hablar honestamente de la manera en la que se percibe el trabajo, suele producir una mezcla de incomodidad, vergüenza y miedo.

Lo cierto es que los colaboradores no son máquinas y un líder que valore a las personas estará de acuerdo con esto. Así que acércate a ellos, habla de cómo te sientes y qué acciones pueden emprender juntos, para terminar con las preocupaciones o las conductas que te están afectando.

Al final estarás mucho más aliviado de saber que cuentas con el respaldo y la confianza de alguien que está pendiente de ti.

actividades de estrés laboral

Fuente: Pexels

8. Piensa en la productividad de tu equipo

¿Creías que el aprender cómo evitar el estrés en tu trabajo servía exclusivamente para colaboradores? Pues no, porque los líderes de equipo también tienen algo que decir al respecto.

Si percibes que existe una situación de estrés laboral, mantener cierta cordura y claridad mental es fundamental, especialmente en lo que se refiere a niveles de productividad. Y, como es sabido, en situaciones de estrés, se nubla la mente, lo cual provoca que, en las organizaciones con altos niveles de tensión, la productividad se desplome, pues el estado emocional de los equipos está directamente relacionado con su capacidad para concentrarse.

Tanto la ansiedad y el miedo como el estrés son factores que elevan los niveles de cortisol en el cerebro, lo cual interfiere en el buen funcionamiento de la memoria.

De acuerdo con datos brindados por Jenna Goudreau al portal Forbes, los trabajadores modernos son interrumpidos siete veces cada hora y, en promedio, son distraídos durante 2.1 horas cada día. Si a esto le añadimos la fuerte carga de trabajo y las reestructuraciones que están sufriendo la mayoría de las compañías debido a la crisis sanitaria, tenemos una bomba de tiempo de incertidumbre y estrés.

Por este motivo, es importante aplicar algunos de los tips que te hemos enseñado acerca de cómo evitar el estrés en tu trabajo. Una vez que empieces a lidiar con este tipo de situaciones, descubrirás que es mucho más sencillo tratar el problema, en lugar de esperar a que desaparezca o se filtre en el subconsciente.

descargables Crehana for business

Al descubrir cómo evitar el estrés en tu trabajo, se te abrirá un panorama nuevo de opciones, en las cuales verás que puedes lidiar, de una forma mucho más consciente, con todos los sentimientos negativos y las situaciones problemáticas, tanto propias como ajenas, para mantener la armonía dentro del grupo laboral.

¡Este ha sido nuestro post! Si quieres saber más acerca de cómo evitar el estrés en tu trabajo, entonces debes unirte ya a los cursos de liderazgo empresarial, con los cuales podrás ejercer como un verdadero líder y tenderle la mano al colaborador que lo necesite. ¡Éxitos!

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte