🦸 5 de los mejores proyectos emprendedores con enfoque social en América Latina
5 proyectos emprendedores con enfoque social que elevarán al cuadrado tu inspiración

5 proyectos emprendedores con enfoque social que elevarán al cuadrado tu inspiración

Última actualización 11 de Septiembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Jorge Iván Cubillos Aldana

Hay proyectos emprendedores que definen muy bien qué es emprendimiento social desde la raíz. Mariana Costa, una de las profes del curso de emprendimiento social con propósito, los define como “negocios que con soluciones innovadoras resuelvan problemáticas sociales y contribuyan activamente a la inclusión social, al cuidado del medio ambiente o al desarrollo económico de diversas comunidades”.

Dicho esto, los mejores proyectos emprendedores con enfoque social, que son miles, procuran aportar una solución a circunstancias que nos preocupan a todos, o los resuelven: pobreza extrema, hambre, cambio climático, desigualdad, entre otros. 

Si alguna vez tuviste una idea que te pareció utópica porque implicaría, además de mucho dinero, que muchas personas colaboraran para mejorar la calidad de vida de algunas personas, pero te bloqueaste porque te preguntabas: “si ni siquiera el gobierno o ninguna una corporación grande lo ha hecho, ¿cómo voy a hacerlo yo?”, posiblemente nos estemos perdiendo del próximo o de los próximos proyectos emprendedores sociales que cambiarían la historia del mundo.

Más, si tu idea, además de las buenas intenciones, tiene el potencial de generar beneficios económicos para ti y para quienes te rodean. Así que, si tienes una idea inspiradora que podría cambiar para bien el destino de una comunidad, o estás pensando en emprender y andas explorando distintos tipos de emprendimiento, bienvenido. 

En esta entrada revisaremos algunos ejemplos de los mejores proyectos emprendedores con enfoque social que están transformando la realidad del planeta como hoy lo conocemos. Afortunadamente, en contraste con las problemáticas globales, estos proyectos son reales, y la realidad supera a la ficción. 

 

¿Qué caracteriza a los proyectos emprendedores con enfoque social? 

Manuel Wiechers, CEO de Ilu México, uno de los proyectos emprendedores que son citados en el curso de Crehana, reitera lo que señalamos antes, con tres puntos específicos sobre los aspectos que caracterizan a los los proyectos de emprendimiento social:

  • Buscan, dentro de su objeto y sus raíces, resolver una problemática social, ambiental o que tenga un impacto en el planeta para mejorarlo. 
  • Buscan generar el mayor impacto social o ambiental posible, por encima de llegar a comunidades vulnerables.
  • A diferencia de una fundación, buscan generar ingresos y utilidades, para que todos los involucrados, desde sus empleados, su equipo de trabajo, sus consejeros e inversionistas puedan verse beneficiados y al ser rentables crecer más para generar mayor impacto.

Miles de emprendedores sociales han logrado esto, y una generación de nuevos entusiastas lo está haciendo en este momento, o va en camino a lograrlo. 

Lo impresionante es que a través de los proyectos emprendedores con enfoque social la variedad de alternativas de generación de ingresos a partir de acciones que impactan positivamente a la sociedad es muy amplia. 

En nuestro listado empezaremos mencionando algunos ejemplos de proyectos emprendedores mencionados allí que, desde luego, son apenas una pequeña muestra de la oferta existente. Lo gratificante es saber que este estilo de empresas existe en todo el planeta. 

Laboratoria

Es uno de los proyectos emprendedores con enfoque social más grandes de Perú, del que es fundadora Mariana Costa, profe del curso que ya te mencionamos.  “Es un programa de personas para personas” complementa Chamo, otro de sus fundadores.

Laboratoria es un emprendimiento social que trabaja para que las mujeres en América Latina puedan iniciar y crecer una carrera transformadora en el sector de tecnología, nacido desde la necesidad de encontrar talento, pues en su momento, cuando lo necesitaron Mariana y Chamo, era muy difícil de encontrar.

Ellos habían fundado una agencia digital para la que requerían desarrolladores y, además de lo difícil que era encontrarlos, identificaron que los disponibles tenían carreras establecidas muy bien pagadas, pero no se habían formado en una universidad tradicional. Tenían talento y conocimiento, y eso les había llevado lejos. Fue más su sorpresa al darse cuenta que, entre los pocos desarrolladores que conocieron en ese tiempo, no había ninguna mujer. 

Así que se preguntaron: ¿si lo pocos desarrolladores que hay ganan muy bien, pero no necesitaron una formación universitaria tradicional, y no existen mujeres que lo hagan, qué pasa si creamos un programa para formar mujeres en estas habilidades que les podrían traer muy buenos ingresos y resolver necesidades de empresas en toda la región?  Así crearon Laboratoria.  

Comenzaron con un piloto, y luego Gaby, otra de sus fundadoras, llevó el sueño a México. Ella, junto a Marisol, otra de sus socias, se enamoraron del camino que habían empezado Mariana y Chamo en Perú. En poco tiempo, tan solo 6 meses, abrieron sedes en esos países y en Chile, pero a los 3 años identificaron que lamentablemente la falta de oportunidades para las mujeres se extendía a toda Latinoamérica, y abrieron oficinas en Guadalajara, una segunda ciudad mexicana, Brasil y Colombia.

Este es uno de esos proyectos emprendedores que escaló rápidamente sin aún estar completamente consolidado, y hoy en día tienen un equipo de 100 personas en distintos países logrando establecer una cultura organizacional que los representa a todos.

Foto: Crehana.

LALA

La Latin American Leadership Academy, es otro de los proyectos emprendedores con enfoque social de los que encontrarás referencia en el curso. Son una entidad sin ánimo de lucro que busca alumnos de todo el continente, de todo el espectro socio económico para acompañarlos en el camino de desarrollar carreras con alto impacto social.

Su modelo de negocio consiste en que tienen alumnos que pagan matrículas altas porque han diseñado programas académicos competitivos en el mercado, son aspiracionales para clientes que tienen una alta capacidad de pago, pero al resto de sus alumnos les entregan becas de acuerdo a su situación financiera.   

Su impacto a corto plazo lo miden en la capacidad de acceso de sus alumnos a becas para estudiar en las mejores universidades de América Latina y el mundo. En los últimos 4 años 80 de sus alumnos ya lo han logrado y se han ganado alrededor de 13 millones de dólares en becas, colectivamente.

Más de 800 alumnos de 17 países han lanzado más de 100 proyectos sociales en 12 países impactando mínimo a 100 personas de sus comunidades cada uno. 

modelo de funcionamiento de LALAGráfica: Página web de LALA

IluMéxico

Este proyecto emprendedor ha llevado energía solar a más de 25 mil familias rurales, es decir, a unas 100 mil personas que llegan de noche a su casa y pueden prender una bombilla, prender la tele, o poner a refrigerar sus alimentos. 

Lo hacen a través de una red de alrededor de 300 personas que trabajan, algunas a tiempo completo, otras que trabajan como instaladores certificados solares, y otras, principalmente mujeres, que trabajan para vender recargas y promocionar los equipos en las comunidades rurales.

Su objetivo es ambicioso: desean que de aquí a 2030 todas las familias tengan luz. Miden su impacto en el número de familias a las que llegan, en el número de personas a las que benefician, el número de personas que trabajan con IluMéxico y reciben un mejor empleo del que podrían conseguir en las comunidades donde habitan, y también lo miden en rentabilidad y crecimiento.

mujer usa paneles solares del proyecto emprendedor IluMexicoFoto: Rubén Salgado, para IluMéxico.

ProTalento

Este es uno de los proyectos emprendedores con enfoque social más destacados de Colombia. Lo fundó Juan David Aristizábal, un emprendedor social que en 2019 fue el primer latinoamericano en co- presidir el Foro Económico Mundial, y que en el pasado ha sido nombrado como uno de los 30 emprendedores menores de 30 años más destacados del mundo, según Forbes.

Protalento se define como una aceleradora de carreras de personas —sí, como una aceleradora de empresas—. Allí imparten programas intensivos de formación, una comunidad de respaldo y acompañamiento en su siguiente paso de carrera en las industrias digitales. 

Pero, no te confundas con Laboratoria, o con LALA. Más bien, ProTalento tiene un poco de ambos proyectos emprendedores, con un modelo de negocio que aboga por lograr que los jóvenes alcancen todo su potencial, enfrentándose a los siguientes problemas:

  • El 57% de las empresas dicen no encontrar personal con competencias que requieren, según Manpower. Sin embargo, en América Latina y el Caribe hay 9,4 millones de jóvenes desempleados, 23 millones que no estudian ni trabajan ni están en capacitación, y más de 30 millones sólo consiguen empleo en condiciones de informalidad, de acuerdo con un nuevo informe de la OIT.
  • Hoy en América Latina la financiación para la educación es costosa. Además, los intereses son altos.

Entonces, para resolverlo, lo que hacen es lo siguiente: identifican las necesidades de las empresas; realizan convocatorias para encontrar a potenciales candidatos; los seleccionados reciben formación con expertos y reciben certificaciones afines a sus potenciales cargos —por ejemplo, pueden tomar cursos online de emprendimiento y negocios en Crehana, o en cualquier otra área para certificarse—; y los talentos no pagan nada durante su periodo de formación. Esto último lo hacen cuando empiezan a trabajar. ¿Dónde más encuentras esa oportunidad?

modelo sobre como protalento apoya emprendedores socialesFoto: ProTalento.

IMPAQTO

Posiblemente has escuchado sobre WeWork, el unicornio entre los proyectos emprendedores de coworking, que no necesariamente tiene enfoque social.

Pues bien, en Ecuador hay un ejemplo de empresa B —así se les llama a las empresas que certifican un compromiso con el medio ambiente y la solución de problemáticas sociales— que,  como el gigante estadounidense, ofrece espacios de coworking en cinco sedes —todas muy completas y agradables estéticamente—, pero no se quedan allí. Por eso se llama IMPAQTO —aclarando que sus últimas cuatro letras hacen alusión a Quito, la capital de Ecuador—.

Una de sus principales líneas de negocio es IMPAQTO Labs, una aceleradora de proyectos emprendedores con enfoque social y alto potencial de crecimiento exponencial —es decir, que pueden escalar a nivel local, regional, nacional y global—, que se define como una escuela de innovación de triple impacto social, ambiental y económico. 

Su programa tiene una afiliación con Google for Start-ups, que les permite ofrecer mentores, expertos y facilitadores de talla internacional, y allí guían e incuban a los proyectos emprendedores dentro de cuatro etapas previas a la primera inversión.

220 startups de 7 países suramericanos han sido acompañadas y, en colectivo, los proyectos emprendedores del programa han facturado unos 65 millones de dólares y captado más de 6 millones de dólares en inversión. 

“¿Cómo IMPAQTO está redefiniendo el emprendimiento social en Suramérica”, esa es un pregunta que se hizo Forbes hace unos meses en su edición central en Estados Unidos y, claro, seguramente no es un caso fortuito. 

IMPAQTO aceleradora de proyectos emprendedoresFoto: IMPAQTO —Quien sonríe es Michelle Arévalo-Carpenter, cofundadora y CEO—. 

Solo estos cinco ejemplos son una muestra de cómo hay proyectos emprendedores en América Latina cambiando las vidas de millones de personas. 


Si estabas buscando inspiración porque estás  pensando en emprender, aquí en Crehana encuentras una guía para armar el plan de negocios de tu emprendimiento, pero, después de ver estos ejemplos de proyectos emprendedores, si quieres aventurarte a hacerlo, ¿tu idea puede impactar positivamente en el desarrollo de una comunidad o en el cuidado del medio ambiente? Ya sabes que puede hacer parte de tu propósito. 

También podría interesarte