✅ ¿Qué es el emprendimiento social? Conoce sus beneficios | Crehana para empresas
Conoce los beneficios del emprendimiento social y genera un impacto positivo con tu iniciativa

Conoce los beneficios del emprendimiento social y genera un impacto positivo con tu iniciativa

Última actualización 23 de Febrero del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Karla Contreras

¿Te gustaría aprovechar al máximo los beneficios del emprendimiento social y poner en marcha tu propia empresa? ¿Te preocupa dejar tu huella en este mundo generando cambios que beneficien a más de uno? 

Suele ser complejo entender qué es el emprendimiento social y medir de forma certera su impacto. Sin embargo, en los últimos tiempos, frente al incremento de los problemas sociales y ambientales, han surgido emprendedores sociales dispuestos a llegar a donde ni los gobiernos, ni el sistema tradicional lo han hecho y, por ello, es importante entender cuáles son los beneficios del emprendimiento social.

Entonces, ¿qué es el emprendimiento social y cuál es la labor de los emprendedores sociales? El día de hoy aclararemos todas tus dudas acerca de este tema y, además, te contaremos a detalle cuáles son los beneficios del emprendimiento social y qué diferencias tiene este tipo de emprendimiento con el emprendimiento empresarial.

Veamos de qué se trata este nuevo modelo y cuáles son las soluciones que plantea. 

¿Qué es el emprendimiento social?

El emprendimiento social es cualquier actividad de creación o innovación cuyo objetivo principal es contribuir a la sociedad. Las empresas sociales proponen una nueva manera de hacer las cosas: combinan las utilidades de una empresa tradicional con el impacto social de una institución sin fines de lucro.

Como ejemplo de emprendimiento social tenemos la fundación de empresas u organizaciones sin fines de lucro, y la generación de programas sociales y otras actividades cívicas que generen un cambio o resuelvan algún problema social sin tener como objetivo principal la obtención de beneficios económicos.

Las características del emprendimiento social no son tan distintas a las de un emprendimiento tradicional. Sin embargo, cuando hablamos de un emprendimiento social, lo que está en el centro es la sociedad y los problemas a resolver de esta, por lo que su éxito depende en gran medida de la resolución o mitigación de dichos problemas. 

Es importante comprender que emprender no solo se trata de fundar empresas o negocios, sino que, tal como lo menciona Yoel Chlimper, profesor en Crehana y co-fundador de WUF, emprender se trata de iniciar proyectos a los cuales dedicar tu tiempo con un propósito en mente. En el caso del emprendimiento social, el propósito de iniciar un nuevo proyecto está siempre relacionado con el altruismo, la solidaridad y el beneficio de la sociedad en general.

hombre explicando que es el emprendimiento social

Fuente: Pexels

¿Cómo surge un emprendimiento social?

Un emprendimiento social surge como una reacción a las necesidades sociales crecientes que no han sido resueltas por el estado ni por los sistemas tradicionales. Los ciudadanos comienzan sus propias organizaciones comunitarias como un proceso para liderar la evolución de la sociedad civil mediante el ofrecimiento de servicios sociales, económicos, culturales, educacionales y científicos.

Como ves, no hay una fecha ni un lugar concreto donde nace el emprendimiento social, simplemente surge como respuesta a situaciones injustas que se viven en la sociedad.

Así fue la historia de Muhammad Yunus, nacido en Bangladesh, quien estudió Ciencias Económicas en Nueva Delhi y en Estados Unidos. Al volver a su país, se dio cuenta de la diferencia que había entre la teoría y la realidad de la India.

Comenzó a prestarle dinero a mujeres artesanas de su zona para que iniciaran sus negocios, cuando ellas le devolvían su inversión Yunus ampliaba el sistema. Ese fue el origen de Banco Grameen, una organización de microfinanzas y desarrollo de la comunidad. 

A partir de ese momento, este revolucionario banco le ha concedido créditos a millones de personas, un 96% de ellas fueron mujeres, que luego se convirtieron en accionistas, transformando así la realidad de su ciudad. 

La experiencia de Muhammad Yunus ha dejado muy en claro qué es el emprendimiento social y cuál es su relevancia dentro de la sociedad.

Si tú también quieres contribuir para mejorar la calidad de vida de tu localidad y hacer realidad tu sueño de crear y gestionar un emprendimiento social, pero no sabes por dónde empezar, te recomendamos que le eches un ojo a nuestro curso online de emprender para ser feliz, donde encontrarás útiles consejos que te serán de gran ayuda para dar tus primeros pasos en el emprendimiento.

equipo de emprendedores sociales

Fuente: Pexels

¿Un emprendimiento social puede ser rentable?

Un emprendimiento social no solo puede ser rentable, sino que es fundamental que genere beneficios económicos y logre rentabilidad a largo plazo, ya que si no es rentable, no puede subsistir ni darle solución al problema que le dio origen.

Aunque su fin sea social, no deja de ser una empresa. Por lo que se debe gestionar como tal, armar un plan de negocios para emprendimiento, tomar decisiones coherentes y controladas, contar con publicidad, diseñar una buena estrategia, plantear el desafío utilizando design thinking, etc.

Aunque parezca que este tipo de emprendimiento es imposible de alcanzar y mantener, la necesidad de un cambio ante los diversos problemas sociales y ambientales da como resultado un aumento constante de consumidores conscientes, quienes posibilitan y sostienen este tipo de organizaciones comunitarias sumándose activamente a la causa.

Son cada vez más las personas que tienen en cuenta las condiciones de producción de lo que consumen y eligen productos o servicios de proyectos con impacto social positivo en pos de un mundo mejor y más sostenible, por lo que los emprendimientos sociales son ahora más rentables que nunca.

 

¿Cómo es un emprendedor social?

Los emprendedores sociales son personas comunes, como tú, que se han convertido en agentes de cambio de la sociedad transformando una dificultad en una oportunidad y que han logrado identificar los problemas no resueltos de la población para implementar soluciones a través de la innovación y de la creatividad. 

Un gran ejemplo de emprendedor social es Bill Drayton, quien definió por primera vez qué es el emprendimiento social y acuñó el término “emprendedor social” para referirse a personas que se enfrentan de manera innovadora, con toda su energía, pasión y tenacidad a resolver los problemas más importantes de nuestra sociedad.

Hace 30 años Drayton fundó Ashoka, una comunidad de casi 3.000 emprendedores sociales pertenecientes a 70 países. Ashoka apoya sus ideas y las pone en marcha para extenderlas por el mundo y, al mismo tiempo, es una plataforma colaborativa con el fin de alcanzar el mayor impacto social posible.

Si quieres convertirte en un emprendedor social, entonces estas herramientas de google para emprender te serán de gran utilidad.

emprendedor social curando a un perro

Fuente: Pexels

¿Cuáles son los beneficios del emprendimiento social?

El valor que el emprendimiento social brinda a la sociedad y al planeta es invaluable, aunque, emprender en este modelo de negocio también presenta otros beneficios a nivel personal para los emprendedores. 

Algunos de los principales beneficios del emprendimiento social, son los siguientes:

  • El mayor beneficio del emprendimiento social es que darás solución a una problemática comunal, ayudando así a cientos de personas a mejorar la calidad de su vida y hacer de este un mundo mejor.
  • Tus acciones e ideales serán más importantes que tus productos o servicios, por lo que, gracias al emprendimiento social, lograrás generar un cambio en el pensamiento de las personas a tu alrededor, asegurando de esa forma una solución a largo plazo.
  • Como emprendedor social, serás reconocido como un símbolo de progreso e innovación, capaz de impulsar la transformación de una comunidad para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.
  • Si innovas constantemente, siempre estarás un paso adelante, por lo que podrás ofrecer soluciones creativas a cada problema que se presente y hacer crecer tu emprendimiento social cada vez más.
  • Un importante beneficio del emprendimiento social es que es capaz de generar puestos de trabajo en comunidades donde muchas veces estas oportunidades escasean, por lo que es un doble beneficio.
  • El emprendimiento social tiene la ventaja de ayudar a concientizar a la población acerca de determinadas problemáticas, generando de esa forma, no solo una solución al problema, sino también una invitación a otros a ser partícipes del cambio.

beneficios del emprendimiento social para el equipo

Fuente: Pexels

Tipos de emprendimiento social

Ya sabes qué es el emprendimiento social y cuáles son sus beneficios, ahora veamos qué tipos de emprendimiento existen.

Puede ser profesional, privado, de concienciación, de innovación, de necesidad, etc., pero lo importante es su finalidad: lejos de perseguir fines de lucro, ponen a disposición sus recursos para hacer un bien comunitario.

 

1. Emprendimiento profesional

Son expertos que pueden formar parte de un emprendimiento social propio, de una organización o incluso de un proyecto privado y dedican sus conocimientos a la resolución de una problemática en una comunidad. 

Por ejemplo, un cocinero profesional que hace uso de sus habilidades en algún comedor comunitario preparando alimentos a personas con carencias económicas, sin recibir una remuneración a cambio de sus servicios.

emprendedores sociales cocinando

Fuente: Pexels

2. Emprendimiento de concienciación

Solemos encontrarnos con este tipo de emprendimiento social habitualmente. Son aquellos que están conformados por personas cuyo objetivo es convencer a los demás de sus argumentos para que cambien una conducta o modifiquen su estilo de vida.

Un ejemplo de este tipo de emprendimiento social, que suele causar debates, son las agrupaciones que promueven el veganismo, es decir, buscan persuadir a la sociedad a no consumir carne ni sus derivados y así evitar el maltrato animal.

veganismo como emprendimiento social

Fuente: Pexels

3. Emprendimiento social que nace de un privado

Es una iniciativa que nace de una empresa privada para llevar a cabo una acción determinada en beneficio del medioambiente o de la sociedad, pero no necesariamente sus empleados o clientes comparten este valor o conocen estas acciones, ellos son actores secundarios del proceso.

Es el caso de un negocio que hace un descuento a sus clientes si deciden comprar con bolsas reutilizables en vez de utilizar bolsas desechables. 

bolsas reciclables para emprendimiento social

Fuente: Pexels

4. Emprendimiento dependiente de un modelo corporativo

Es el caso de un emprendimiento social que recibe aportes de una empresa a modo de patrocinio. La finalidad de la empresa es la ganancia económica, pero cumple un fin social a través del emprendimiento involucrado.

Una multinacional de maquillaje que se involucra en la lucha contra el cáncer de mama a través de una fundación es un ejemplo muy ilustrativo de este tipo de emprendimiento social.

emprendimiento social de las empresas causas cancer de mama

Fuente: Pexels

Diferencias entre emprendimiento social y emprendimiento empresarial

Ahora ya sabes qué es el emprendimiento social y haz conocido un poco más acerca de sus beneficios y los tipos de emprendimiento social que existen. Pero, si no puedes dejar de preguntarte qué es un emprendimiento empresarial y en qué se diferencia del emprendimiento social, ¡no te preocupes! Tenemos la respuesta y te lo contaremos todo a continuación.

La diferencia crucial está en el objetivo: el fin de un emprendimiento social es beneficiar a la sociedad sin importar el beneficio personal o monetario que reciba el emprendedor, mientras que, un emprendimiento empresarial tiene como fin generar más utilidades, lo que significa que cada vez quieren ganar más dinero.

Esto no es algo “malo” per sé, ya que este tipo de organizaciones nos han brindado productos y servicios que suponen grandes ventajas. Además, nos han ofrecido un sinnúmero de innovaciones tecnológicas.

Por otro lado, como vimos en la definición del emprendimiento social, este tipo de proyecto de impacto social toma los mejores elementos de otro tipo de emprendimientos para funcionar:

  • De las organizaciones sin fines de lucro toma el enfoque en el impacto social.
  • De las grandes empresas toma su modelo de negocios, sus aprendizajes y estructuras de organización.

diferencias del emprendimiento social y emprendimiento empresarial

Fuente: Pexels

¿Qué es una empresa B?

Una empresa B es una empresa de triple impacto que tiene como objetivo principal promover un cambio positivo a nivel social, económico y ambiental, sin dejar de lado su crecimiento, utilidades y el empleo de una empresa tradicional. Este modelo empresarial es comúnmente asociado con el emprendimiento social. 

Para alcanzar la certificación de empresa B, se debe gestionar el emprendimiento bajo altos estándares sociales, ambientales y de transparencia. Además, las decisiones corporativas que toma la empresa deben responder no solo a los intereses financieros sino también a los intereses de los empleados, los proveedores, los clientes, la comunidad a la que pertenecen y al medioambiente.

El emprendimiento Lulea es un gran ejemplo de proyecto de impacto social:

Realizan indumentaria de yoga y cuentan con la certificación como empresa B. Sus prendas son de alta calidad, están pensadas para durar y las producen en talleres cooperativos. Asimismo, su packaging fue diseñado para reducir el impacto ambiental y su distribución está pensada para disminuir la emisión de CO2.

voluntarios recogiendo basura para un emprendimiento social

Fuente: Pexels

¡Listo! Ya has aprendido qué es y cuáles son los beneficios del emprendimiento social, qué tipos de emprendimientos existen y mucho más. Ahora, tienes toda esta información a tu disposición para usarla a tu favor a la hora de comenzar tu propio emprendimiento social y para así transformar la realidad de manera que vivamos mejor. 

Esperamos que este artículo te ayude a valorar la labor de los emprendedores sociales e incluso a unirte a su causa y a emprender con una idea innovadora que ayude a muchas personas.

Si quieres aprender más acerca de este tema y comenzar a organizar tu propio proyecto, te recomendamos que visites nuestra sección de cursos online de emprendimiento, donde encontrarás todas las herramientas que necesitas para darle rienda suelta a tu creatividad y así comenzar con tu propio negocio o fundar tu propio programa de apoyo a la comunidad.

Ya sabes, es posible emprender un negocio exitoso sin dejar de ser socialmente responsables, todo es cuestión de equilibrio, de compromiso y de tener una buena idea. Además, si te quedan dudas puedes consultar estos consejos para emprendedores.

¡Buena suerte!

 

También podría interesarte