¿Conoces los tipos de emprendimiento? Descubre cómo emprender con resultados efectivos

¿Conoces los tipos de emprendimiento? Descubre cómo emprender con resultados efectivos

Última actualización 23 de Febrero del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Ximena Islas

¿Estás interesado en emprender pero no sabes por dónde empezar? El emprendimiento es probablemente el tema del que más se habla en la agenda de marketing y negocios, puesto que, cada vez son más lo que quieren intentar emprender. Para lograrlo, además de tener una idea de emprendimiento 💡, se requiere de un plan efectivo, así como conocer el mercado y los tipos de emprendimiento.

Sin tomar en cuenta cómo se idealiza al emprendimiento y todas las ideas erróneas que lo rodean, es un hecho que en la actualidad es una fuente de empleos y desarrollo económico. Por esa razón, es imprescindible saber cómo emprender y conocer las características de un emprendedor.

Asimismo, la importancia del emprendimiento es tal, que se ha convertido en un concepto relacionado con el éxito y con la realización personal; sin embargo, ¿te has preguntado si realmente entiendes qué es emprender? Si no lo has hecho, no te preocupes, porque en este artículo conocerás los tipos de emprendimiento y te explicaremos todo lo que necesitas saber para iniciar tu proyecto de emprendimiento.

¿Empezamos?
 

¿Qué es el emprendimiento?

Antes de pasar a los tipos de emprendimiento, es necesario entender qué es emprender, ya que, posteriormente, será más sencillo contestar a la gran pregunta: ¿cómo emprender? En ese sentido, el primer paso es comprender la definición de emprender.

De acuerdo con la Real Academia Española (RAE), emprender es la acción de:

“acometer y comenzar una obra, un negocio, un empeño, especialmente si encierran  dificultad o peligro”.

La definición de emprender de la RAE refuerza la idea de que emprender se limita a idear y ejecutar un negocio; sin embargo, el emprendimiento es un concepto amplio. Por ejemplo, la revista Entrepreneur, opina que más allá de la composición de un negocio, un emprendedor genera proyectos, los pone en marcha y asume la responsabilidad y la autonomía que se derivan de esos proyectos.

En otras palabras, emprender es tener la capacidad de visualizar ideas y oportunidades y ejecutarlas con un plan de acción; no hay lugar para las improvisaciones ni para malas planeaciones. Al respecto, Mauricio Hubard, fundador y presidente de Juntos Financiera, explica que una de las mejores emociones que una persona puede llegar a sentir es cuando lleva a cabo el emprendimiento de algo nuevo y, gracias a trabajar en ello, observa un desarrollo paulatino.
 

Razones por las que un emprendimiento puede fracasar

Por otra parte, saber emprender también requiere entender que no todos los emprendimientos serán exitosos y, sobre todo, que no es un asunto sencillo. Las principales razones de fracaso, según Hubard, son las siguientes; toma nota y evita estos errores:

“La mayoría [emprendimientos] fracasan y hay muchas razones para ello: rendirse en el camino, no saber rodearse de las personas adecuadas, no entender el tiempo que lleva de inicio a la meta, mala planeación, desarrollo de modelos financieros demasiado optimistas, y por lo mismo, fuera de realidad, sobre estimar las oportunidades o desestimar a la competencia, entre muchas otras”.

En la actualidad, el concepto de emprendedor (al igual que el concepto de emprendimiento), está tan idealizado que se habla poco de las dificultades. Como puedes ver, el emprendimiento requiere visión, planeación, análisis y disciplina.


éxito

Fuente: Pexels
 

¿Cómo emprender? ¿Por dónde empezar?

Hasta ahora hemos visto las dificultades de emprender, pero tranquilo, no dejes que eso te aterre. A continuación, te presentamos algunas recomendaciones para que tu emprendimiento comience a desarrollarse eficientemente:
 

1. Emprende en el ámbito que te apasiona

Ya mencionamos que el camino del emprendimiento puede ser largo y con dificultades. Entonces, ¿qué debes hacer para superar los obstáculos? La respuesta es sencilla: trabajar en un proyecto que ames y que te apasione. 

Este punto es fundamental porque te motivará a seguir adelante hasta alcanzar la meta, por otro lado, trabajarás en ello por un largo periodo, así que debe tratarse de algo que no te aburra ni frustre. Sin duda alguna, este es el primer paso para saber emprender.

Si quieres emprender, pero no te hacen falta ideas de emprendimiento, puedes inspirarte  de diferentes maneras y elegir el tipo de emprendimiento que llevarás a cabo:

  • Identifica algo que te moleste y desarrolla una solución para ese problema.
  • Reconoce tus habilidades y aplícalas en un área donde haya posibilidad de innovar.
  • Si deseas emprender en un ámbito que no es nuevo, puedes innovar en el modo de emprender. Crea algo que sea más barato y más eficiente de lo que ya existe.

     

2. Conviértete en un experto

Una vez que hayas revisado tus ideas de emprendimiento y decidido cuál desarrollar, el siguiente paso es investigar y documentarse sobre el tema 🤓. Debes entender el funcionamiento del área de tu proyecto y evaluar las posibilidades de prosperidad o fracaso. Sobre todo, investiga el mercado al que te enfrentarás 🔍.
 

3. Evaluar tu contexto

Un aspecto fundamental en la cultura de emprendimiento es conocer sobre ti mismo y cuestionarte el motivo por el que deseas emprender. Esta evaluación te servirá de guía para definir tu proyecto y verificar si tienes las habilidades necesarias para llevarlo a cabo. La revista Entrepreneur propone formularse estas preguntas:
 

  • ¿Qué habilidades tienes?
  • ¿Qué te apasiona?
  • ¿Cuáles son tus áreas de expertise?
  • ¿Cuánto dinero puedes gastar?
  • ¿Cuánto capital necesitas?
  • ¿Qué estilo de vida te gustaría vivir?
  • ¿Estás listo para ser emprendedor?
     


4.  Acepta retroalimentación

Saber emprender implica aceptar opiniones sobre el producto que ofreces, de ese modo, hay más posibilidades de mejorar e, incluso, de poder ver problemas que no seas capaz de detectar por tu cuenta. Esta retroalimentación te ayudará a perfeccionar tu tipo de emprendimiento, por ello, es imprescindible que tengas un medio que te permita recibir retroalimentación.
 

5. Cubre el aspecto legal

Antes de iniciar tu emprendimiento, asegúrate de tener bajo control los aspectos legales, esto con el fin de que no haya obstáculos en el camino. La revista Entrepreneur recomienda cuidar los siguientes puntos:
 

  • Consolidar legalmente el negocio
  • Registrar el nombre
  • Registrar patente o propiedad intelectual (cuida tus ideas de plagios)
  • Revisar temas con hacienda
  • Obtener permisos necesarios 

 

 

Importancia del emprendimiento

Mucho se puede hablar del emprendimiento, ya sea de sus ventajas, de sus desventajas, de los procesos y de las dificultades; sin embargo, aún queda una duda: ¿para qué sirve emprender? 

En primer lugar, hay que reconocer que en la actualidad el emprendimiento es fundamental para el desarrollo económico y social de un país, principalmente porque es una fuente de generación de empleos.

Un claro ejemplo de lo anterior, de acuerdo con datos obtenidos por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en 2019, es que en México, hasta el año de 2018, existían cerca de 4 millones de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPyMES) las cuales generaron aproximadamente el 72% del empleo formal del país. Por otro lado, contribuyeron con un 52% del Producto Interno Bruto.

La importancia del emprendimiento para un país es indiscutible, sin embargo, el emprendimiento es susceptible al fracaso. Como ya vimos, existen muchas razones para que esto suceda. De acuerdo con el mismo estudio del INEGI, el 65% de las pymes no superan los cinco años de vida, por lo que los emprendedores deben, no solamente planear el comienzo de su proyecto, sino también el crecimiento del mismo.
 

planeación

Fuente: Pexels


¿Quieres emprender? Planea tu estrategia de marketing digital con esta guía gratuita para emprendedores

crehana recurso gratis

 

¿Qué es ser emprendedor?

Como ya vimos, un emprendedor es aquella persona que tiene la capacidad de idear y planear proyectos para comenzar a ejecutarlos y, posteriormente, vigilar su mantenimiento y desarrollo. En ese sentido, las preguntas más relevantes son: ¿cuáles son las características de un emprendedor? y ¿cómo ser emprendedor? A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber.

 

Características de un emprendedor

De acuerdo con Harvard Business School, no hay perfiles específicos que definan a un emprendedor, sin embargo, sí existen ciertas características que determinan cómo ser un emprendedor exitoso:

 

1. Curiosidad

Una de las principales características de un emprendedor es la curiosidad, pues es lo que lo mueve a buscar nuevas oportunidades para la creación de proyectos. Otro aspecto de la curiosidad, es que los emprendedores no se conforman con lo que ya saben, sino que buscan explorar y formularse preguntas constantemente .

 

2. Experimentación estructurada

Como vimos antes, el emprendimiento requiere una planeación y nada puede ser improvisado, incluso mencionamos que se necesita de la disciplina. Pues justo a eso nos referimos con la experimentación estructurada. 

En este caso, los emprendedores  harán experimentos, no para ver qué pasa, más bien los hacen ya con un objetivo mente; es decir, dicho experimento tiene una finalidad. Por ejemplo, experimentar para evaluar si un proyecto realmente vale la pena.

 

3. Adaptabilidad 

Hay circunstancias que los emprendedores no pueden controlar y que de alguna forma modifican el funcionamiento de sus proyectos. El ejemplo más acertado, y del cual estamos siendo testigos a diario, son los cambios que trajo la pandemia a los negocios.

Las empresas no se quedaron de brazos cruzados esperando a que la emergencia sanitaria desapareciera, al contrario, buscaron formas de mantener su negocio incorporando nuevas medidas, es decir, se vieron en la necesidad de adaptarse y de innovar [enlacemos al curso de innovación]. 

Esta es una de las características de un emprendedor que en muchas ocasiones determina si un proyecto prospera o fracasa.

 

Continúa desarrollando tu proyecto de emprendimiento en casa con esta guía gratuita de emprendimiento en cuarentena

crehana recurso gratis

 

4.  Decisión

Esta característica de un emprendedor se refiere a la capacidad de tomar decisiones y asumir las consecuencias; es decir, actuar sin importar los resultados.

 

5. Construcción de equipos

Saber emprender también requiere tener la capacidad de formar equipos eficientes en todos los campos. Hay que recordar que, un emprendedor necesita de un equipo con el que pueda compartir visiones y misiones. El emprendedor y su equipo se deben complementar para lograr el desarrollo del proyecto.

 

6. Tolerancia al riesgo y al fracaso

La labor de un emprendedor implica asumir y afrontar riesgos y posibles fracasos y, al mismo tiempo, buscar soluciones eficientes. En ese sentido, un emprendedor está dispuesto a correr riesgos para obtener mayores recompensas; sin embargo, correr riesgos también significa que hay un plan para mitigarlos. 

Recuerda que no hay lugar para la improvisación ni para malas planeaciones. En otras palabras, el emprendedor debe contar con un plan en caso de que el plan donde se involucre el riesgo vaya mal.

 

7. Persistencia y concentración a largo plazo

Este aspecto define cómo ser un emprendedor, pues tener la persistencia y la habilidad de mantener un proyecto, es igual de importante que tener la capacidad de iniciarlo. 

Después de comenzar un proyecto, la meta es que se desarrolle y evitar que fracase al cabo de unos años. Y como puedes deducir, esa labor no se construye de un día para otro, pues toma tiempo y, por lo tanto, disciplina y constancia. 

 

¿Cómo ser emprendedor?

Hasta ahora hemos visto qué es emprender, qué es emprendimiento y las características de un emprendedor. Pero si deseas saber más sobre los atributos de un emprendedor, veamos cuáles son los indispensables, de acuerdo con las opiniones de los expertos.

Al conocer las diferentes cualidades de un emprendedor, puede llegar a parecer que los emprendedores son personas muy selectas, incluso, seres fuera de este mundo, pero eso no es verdad; de hecho cualquier persona puede ser emprendedor al trabajar en el desarrollo de las características de un emprendedor.

De acuerdo con Verónica Mejía, docente de preparatoria en Multiversidad Latinoamericana todos pueden ser emprendedores, el espíritu emprendedor puede presentarse a cualquier edad:

“Todos podemos ser emprendedores pero se deben de tomar en cuenta cualidades que ya se traen desarrolladas, pero también hay otras características que se pueden ir desarrollando y perfeccionando”, por otra parte, la docente explica que sin importar la edad, deberán dedicar tiempo, mantener disciplina  y ser responsables para alcanzar el éxito. 

Con toda la información anterior, queremos enfatizar que el emprendimiento puede ser llevado a cabo a cualquier edad y por cualquier persona que logre dominar las características anteriormente mencionadas. 

Existen una gran cantidad de estereotipos e ideas erróneas que giran alrededor del concepto de emprendedor. Por ejemplo, no solamente las personas con grandes empresas son emprendedores, pues un emprendedor también puede ser una persona con una pequeña tienda o alguien que ofrezca un producto en redes sociales.

Al respecto, la revista Entrepreneur opina que si cumples con alguno de los siguientes puntos puedes llamarte emprendedor, sin importar el tamaño de tu proyecto:
 

1. Operas un negocio

Puede ser un negocio de cualquier tamaño y en cualquier etapa de desarrollo, siempre y cuando haya pasado por la etapa de ideación.
 

2. Tomas riesgos

 Podrás estar arriesgando dinero, recursos, tiempo y hasta reputación, pero se trata de un riesgo en el que crees.
 

3. Ganas dinero o estás en camino a hacerlo

El dinero no tiene que ser la razón principal por la que haces lo que haces, pero si no tienes la intención de obtener ganancias, entonces tienes un pasatiempo, no un negocio 💰.

 

Ahora si, ¿estás listo para emprender feliz


planeación

Fuente: Pexels
 

¿Cuáles son los tipos de emprendimiento?

Una vez que hemos comprendido qué es el emprendimiento y sus características, podemos ver los tipos de emprendimiento. Como puedes observar, emprender no es sinónimo de una empresa internacional, por ello, te presentamos los siguientes tipos de emprendimiento ¿En cuál categoría identificas a tu proyecto?

 

Emprendimientos o negocios escalables

El negocio escalable es aquel que comienza como un negocio pequeño, sin embargo, crece rápidamente porque atrae a los inversionistas. Para ilustrar mejor este emprendimiento, tenemos como ejemplo empresas que no necesitan gastar en transporte para entregar sus productos. 

Este tipo de emprendimiento se enfoca en la innovación y, para proponer algo nuevo, emplea diferentes estrategias. Asimismo, requieren financiación y uno de los objetivos es expandirse a otros mercados.

Los negocios escalables pueden encontrarse en los siguiente productos:
 

➤ Infoproductos: producto digital que ponga a disposición del público los conocimientos de un profesional.
 

➤ Cursos y trainings: recursos y lecciones que ayudan a un alumno a alcanzar un objetivo.
 

➤ Masters: cursos especializados que tienen el objetivo de desarrollar una habilidad.
 

➤ Desarrollo de software: en este rubro podemos encontrar aplicaciones móviles.
 

➤ Membresías: empleadas en diferentes plataformas web y de streaming a cambio del acceso ilimitado a diferentes tipos de contenidos como, música, libros, revistas, series y películas.

 

Pequeños emprendimientos

Este tipo de emprendimiento es aquel proyecto que tiene como objetivo principal generar un autoempleo y empleos para familiares. Ejemplos de los pequeños emprendimientos son: estéticas, tiendas de abarrotes o pequeñas panaderías. 

Generalmente este tipo de negocios son dirigidos por los mismos dueños. Pero, a pesar de que estos proyectos son muy locales, siguen siendo considerados como un tipo de emprendimiento.

Los pequeños emprendimientos no suelen innovar, pero sí logran satisfacer necesidades locales. Asimismo, tampoco buscan internacionalizarse.

 

Emprendimientos incubadores

Son los proyectos que tienen periodos largos de investigación y desarrollo con el objetivo de conseguir resultados efectivos. Los emprendimientos incubadores trabajan con otras empresas u organizaciones recopilando datos e información relevantes del mercado. Este tipo de emprendimiento requiere de financiación para llevar a cabo las investigaciones de mercado 📊.

 

Emprendimiento social o humanista

El objetivo principal de este tipo de emprendimiento es generar un cambio positivo en el mundo, a través de la innovación en los rubros de educación, salud, desarrollo social y medio ambiente.

 

Emprendimiento de imitación o negocios espejo

En este tipo de emprendimiento puede haber dos casos: el primero, trata de la imitación de un producto o servicio que ya existe en el mercado y, el segundo, de la adquisición de una franquicia de un modelo de negocio ya establecido. Un ejemplo de este último es la operación de Starbucks Coffee con franquicias en 80 países. 

El objetivo de este tipo de emprendimiento es alcanzar el éxito que ha tenido un producto o proyecto similar, lo cual no significa que sea una mala práctica, sino que fomenta la competitividad y la oferta de productos; es decir, hay más elecciones para los consumidores.

 

Emprendimiento tecnológico

Este tipo de emprendimiento busca revolucionar al mundo con avances científicos y tecnológicos, al mismo tiempo, son diseñados para facilitar ciertas tareas de la vida cotidiana. Incluso, pueden llegar a implementar inteligencia artificial. 

El emprendimiento tecnológico requiere de altos niveles de financiamiento y tienen un alcance internacional.

 

Emprendimiento digital

Este tipo de emprendimiento comprende el comercio que se realiza a través de plataformas digitales y redes sociales.

 

Emprendimiento público

El emprendimiento público se refiere al tipo de emprendimiento que desarrolla en el sector público con el objetivo de satisfacer una necesidad de mercado. En ocasiones se emplea cuando el sector privado no tiene productos que ofrecer.

 

 

Con toda esta información ya estás listo para iniciar, desarrollar y mantener tu proyecto de emprendimiento. Además, ahora que ya conoces las características y cualidades necesarias para ser un emprendedor, trabaja en ellas y planea tu emprendimiento.

Esperamos que este artículo te permita tener un panorama más amplio sobre el concepto de emprendimiento y todo lo que implica poner en marcha una idea, un proyecto o un negocio. ¡Queremos conocer tus proyectos! ¿Cuál es el tipo de emprendimiento que desarrollarás?

Recuerda que Crehana siempre piensa  en ti, por lo que tiene a tu disposición varios cursos gratuitos, ¿qué esperas para unirte?  🥳

¡Suerte! 🍀

También podría interesarte

Subcategorías

Softwares