8 epic fails al crear sitios e-commerce

Web 03 de Mayo del 2020

user

Juliane Angeles

8 epic fails al crear sitios e-commerce 8 epic fails al crear sitios e-commerce

De los errores de algunos sitios e-commerce también se aprende. Si has llegado a esta nota, es porque has emprendido el camino para crear tu tienda virtual y te consideras una persona precavida, de esas que valen por dos.

Sabemos que transformar tu negocio tradicional en online puede generarte algunas dudas sobre cómo deben ser las páginas de comercio electrónico. Nadie quiere fallar. Por lo que, una forma de estar un paso adelante es conocer aquellas acciones que tomaron otros sitios e-commerce y resultaron en errores imperdonables.

Obtén una Membresía Premium y sigue aprendiendo desde casa

¿Qué aspectos son fundamentales para que una tienda online alcance sus objetivos de ventas? ¿Qué acciones podrían perjudicar tu negocio en línea? ¿O qué estrategias deberías implementar para incrementar la visibilidad de tu marca o las visitas a tu sitio web? Estas son algunas de las preguntas que resolveremos a continuación.

Bien, estos son los 8 epic fails que debes evitar cometer al crear tu tienda online.

1. No tener una propuesta de valor

En el mundo de los negocios, la competencia es inevitable. Por lo tanto, si no te diferencias de tus competidores, difícilmente llamarás la atención de los usuarios. Antes de crear tu tienda virtual, pregúntate lo siguiente:

- ¿Qué te hace destacar frente a la competencia? ¿La atención al cliente, el precio de tus productos o la calidad de tus servicios?

- ¿Qué están haciendo las otras marcas para destacarse?

Tener una propuesta de valor es tener en claro los beneficios que ofreces. Estas preguntas te ayudarán a determinarla:

- ¿Quién es mi target?

- ¿Quiénes son mis competidores?

- ¿Qué problemas tiene mi target y cómo puedo solucionarlos?

Una vez que la hayas definido, el siguiente paso es darla a conocer en tu web, las redes sociales y otros canales.

2. No darle importancia al SEO e-commerce

Si quieres lograr un tráfico web orgánico y sin ningún costo, no olvides incluir en tu plan de marketing digital una buena estrategia de SEO e-commerce. Independientemente de que estés anunciando en Google o en alguna red social, el SEO (Search Engine Optimization) siempre debe ser una prioridad en tu sitio. ¿Por qué? Porque te generará tráfico de mayor calidad, lo cual significará que hay usuarios realmente interesados en realizar una compra en tu sitio.

Se trata de un trabajo que puede tomarte meses, pero que vale la pena desarrollar y mantener. Para ello, tendrás que hacer un análisis de palabras clave relacionadas a tu sitio. 

3. No invertir en publicidad online

Si acabas de abrir tu tienda en línea, es importante que te des a conocer en otros sitios web, redes sociales y buscadores. De lo contrario, ¿cómo conseguirás visitas, registros y ventas si los usuarios no te conocen?

Invertir en publicidad de pago es fundamental para hacer visible tu marca, generar visitas a tu web, atraer clientes y lograr oportunidades de ventas.

Una de las formas más efectivas de publicidad online es a través del SEM (Search Engine Marketing) en Google. Se trata de anunciar en Google para que tu sitio aparezca en los primeros lugares de los resultados de búsqueda. ¿Y cómo anuncias en Google? A través de Google Ads. Si quieres crear tu primer anuncio, no te pierdas el artículo Ya tengo Google Ads y ¿ahora qué hago?

También puedes publicitar tu marca a través anuncios en Facebok o Instagram.

4. No tener un blog

Ingresar al mundo de las páginas de comercio electrónico no termina con abrir una tienda e-commerce. Algunas marcas caen en el error de lanzar sus sitios, sin una sección de contenidos, es decir, sin un blog.

¿Por qué es fundamental tener un blog en mi sitio? Porque el contenido sigue siendo el rey en el ecosistema digital. Y porque, además, a través de él podrás posicionar mejor tu sitio en buscadores como Google, aumentar el tráfico a tu web (si tienes una estrategia de SEO) y mantener una relación cercana con tu comunidad de usuarios.

Y si te estás preguntando, “¿qué tipo de contenidos debo publicar?”, aquí te dejamos algunas ideas:

- Redacta post sobre la filosofía, historia o visión de tu empresa. Haz que los usuarios conozcan tu marca desde adentro. Demuéstrales que tienes experiencia en tu rubro y por qué deberían elegirte a ti.

- Haz tutoriales, transmisiones en vivo o webinars sobre temas de interés de tu público objetivo.

- Informa a tu comunidad sobre las promociones u ofertas de tu sitio.

- Crea contenidos útiles que le faciliten la vida a tus usuarios. Soluciona sus problemas o dudas más frecuentes. En tiempos de crisis, es cuando más debes ponerte en su lugar.

Recuerda que tener un blog es parte de un plan de marketing de contenidos, ¿lo tienes?

5. No tener una web responsive

Y no solo aplica para los sitios e-commerce. Ten presente que el móvil o smartphone se ha convertido en uno de los dispositivos más usados en el mundo, no solo lo usamos para comunicarnos, informarnos y entretenernos, también para hacer compras. Esta es la razón por la que tu sitio debe estar adaptado a los dispositivos móviles.

Pero no solo adaptado, debes cuidar que el diseño permita una experiencia de usuario agradable. Por ejemplo, si el usuario se ve obligado a tener que hacer zoom en una imagen o texto, significa que tu diseño no está funcionando.

6. No usar fotografías profesionales

Este error califica como uno de los más imperdonables. ¿Por qué? Porque parece algo muy obvio, sin embargo, muchos sitios e-commerce no se preocupan por cuidar este aspecto. Así, es común encontrar fotos pixeleadas, repetidas, sin editar o que no guardan relación con el producto que se ofrece.

Por eso, antes de abrir tu tienda virtual, debes asegurarte que las imágenes de tus productos o servicios luzcan nítidas, iluminadas e impecables. En otras palabras, que sean tomadas y editadas por un profesional.

7. Descripciones repetidas o extensas

Algunas páginas de comercio electrónico no les prestan atención a los textos descriptivos de sus productos o servicios, y luego no comprenden por qué los usuarios no permanecen ni un minuto en su web o sencillamente no compran sus productos.

El problema con las descripciones extensas y confusas es que perjudican la experiencia del usuario en una tienda virtual. Tampoco cometas el error de copiar las descripciones que aparecen en los productos. El contenido duplicado no ayudará al SEO de tu sitio.

¿Qué debes hacer? Redactar descripciones claras, breves, originales y sin faltas ortográficas. La mala ortografía también puede afectar a la imagen de tu marca.

8. Falta de stock

Si hay algo que puede ocasionar la molestia o furia de un cliente que acaba de comprar un producto en línea, es recibir (al cabo de unos minutos) un correo con un mensaje similar a este: “lo sentimos, el producto ya no está disponible”. 

La cancelación de una compra por falta de stock es uno de los problemas más comunes en e-commerce. ¿Cómo prevenirlo?

Asegúrate que el producto aparezca con una etiqueta visible de “no disponible”. Así estarás informando a tus clientes que, por el momento, no cuentas con dicho artículo.

Otra estrategia es implementar un breve registro para informales cuando el producto esté disponible de nuevo. Por lo general, solo hace falta solicitar un correo electrónico.

Finalmente, te en cuenta que no basta con evitar una sola vez estos errores. Las dificultades podrían aparecer en cualquier momento, así estés preparado. ¿Cómo detectar a tiempo la presencia de algunos errores o problemas en tu tienda virtual? A través del control y monitoreo constante de tu sitio. No lo olvides. ¡Hasta el próximo artículo!

 

 

 

 

Recomendados para ti