Estrategias metacognitivas para potenciar el aprendizaje

Estrategias metacognitivas para potenciar el aprendizaje

Última actualización 27 de Febrero del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Lorena Paez

La metacognición es un concepto de la psicología relativamente nuevo. El término fue establecido en los años 70 por el psicólogo John Flavell. Sin embargo, fue hasta la década de los 80 que se empezó a hablar de estrategias metacognitivas. 🧠

Muchas personas están acostumbradas al aprendizaje memorístico, pero es muy probable que los conocimientos adquiridos a través de este método sean a corto plazo. Para asegurarnos que el aprendizaje sea duradero, debemos comprender la información y aplicarla en la práctica; para ello, debemos implementar las estrategias metacognitivas adecuadas.

En el artículo de hoy, conoce qué es la metacognición y cómo influye en el aprendizaje. También, aprende qué son las estrategias metacognitivas y las habilidades metacognitivas, y por qué son tan importantes. ¡No te lo puedes perder! 

¿Comenzamos? 😉

 

Índice

  1. ¿Qué es la metacognición?
  2. ¿Qué es la metacognición en el aprendizaje?
  3. ¿Qué son las estrategias metacognitivas?
  4. Habilidades metacognitivas
  5. Ejemplos de estrategias metacognitivas

 

¿Qué es la metacognición?

Para comprender qué son las estrategias metacognitivas, es clave conocer qué es la metacognición y por qué es importante.

La metacognición es la capacidad innata que tienen los seres humanos de tomar conciencia y reflexionar sobre nuestros propios pensamientos y atribuir a las otras personas la capacidad de pensar. También, se conoce como la teoría de la mente. 

¿Para qué sirve la metacognición? Esta habilidad funcionará para poder anticipar nuestra conducta como la de los demás, a través de los sentimientos y las actitudes que proyectan. Asimismo, la metacognición será una vía para desarrollar destrezas mentales y procesos cognitivos básicos y superiores, tales como el pensamiento crítico, la toma de decisiones fundamentada y la expresión de sus ideas a través del lenguaje

La capacidad de metacognición se desarrolla desde la niñez. Entre los 3 y 5 años, aproximadamente, ya empiezan a responder según sus habilidades de metacognición. Esto quiere decir, que pueden leer las expresiones y actitudes de las personas, interpretarlas y comprenderlas para poder anticipar su conducta y regular la propia. 

Sin embargo, es posible que algunas personas no desarrollen esta capacidad. Las dificultades para el desarrollo de la metacognición o su ausencia total está relacionada con psicopatologías particulares. No obstante, es absolutamente necesario visitar a un profesional de la psicología y del desarrollo para comprobar cualquier diagnóstico. 

 

importancia del desarrollo de la metacognición en niños

Imagen: Freepik

 

 

¿Qué es la metacognición en el aprendizaje?

Por otra parte, el concepto de metacognición también es muy utilizado por la psicología educativa para referirnos a la habilidad de las personas de tomar conciencia de los conocimientos propios, la autogestión de los procesos del aprendizaje y la optimización de las tareas. Es decir, nos ayuda a entender cómo hacer más eficiente el aprendizaje. 

El aprendizaje metacognitivo cuenta con dos componentes básicos. En primer lugar, saber qué hacer, que nos habla de estar consciente de las habilidades, estrategias y recursos necesarios para ejecutar distintas tareas. Y, en segundo lugar, saber cómo y cuándo actuar, que se refiere a la capacidad de usar mecanismos reguladores para asegurar el éxito de una tarea. 

En este caso, la metacognición se refiere a utilizar al alumno como el protagonista del aprendizaje, tomando en cuenta sus habilidades, aptitudes y capacidades personales para diseñar una estrategia adecuada que genere una conexión y, por consecuencia, aprendizaje significativo.

 

El psicólogo John Flavell (1976) explica que los niños deben desarrollar 3 capacidades metacognitivas para optimizar el proceso de aprendizaje. 

  1. Identificar situaciones en las que el almacenamiento de cierta información específica pueda ser útil en el futuro.
  2. Mantener actualizada la información relacionada con su aprendizaje.
  3. Buscar información que pueda ser útil para resolver un problema.

 

Asimismo, se proponen dos enfoques teóricos sobre la adquisición y desarrollo de capacidades metacognitivas:

  1. La metacognición se desarrolla con la edad, y con el tiempo, esta capacidad está más activa y se vuelve automática.
  2. A medida que se obtienen más conocimientos, aumenta la capacidad de aprender sobre el mismo tema.

 

metacognición en el aprendizaje

Imagen: Freepik

 

Identifica tus habilidades, aptitudes y capacidades personales con este test de inteligencias

 

¿Qué son las estrategias metacognitivas?

Las estrategias metacognitivas son elementos muy importantes para el aprendizaje, ya que no solo buscan una simple transferencia de conocimientos, sino que tienen el objetivo de crear nuevas posibilidades para construir el conocimiento y aplicarlo prácticamente.

Las estrategias metacognitivas son el método para la reflexión del conocimiento, que es distinto a la autoevaluación. Esto significa que el estudiante es consciente de su propio proceso de aprendizaje. Asimismo, la autorregulación del aprendizaje no solo involucra la autogestión, sino también el ajuste de las estrategias según sus necesidades. De esta forma, es posible tener un aprendizaje significativo. 

En comparación con el aprendizaje memorístico, el aprendizaje significativo es un aprendizaje activo, es decir, relacionamos la información nueva con conocimientos previos y construimos una relación entre ellos para una mejor comprensión. Este es resultado de las estrategias metacognitivas, que nos orientan a gestionar el proceso de aprendizaje y reconocer qué información podemos unir para construir nuevos conocimientos. 

 

Imagen: Freepik

La educación en base a estrategias metacognitivas tiene el fin de que el alumno tenga la capacidad de identificar cuándo y cómo aplicar los conocimientos adquiridos. Es importante que los profesores sean una guía, ya que son los encargados de auxiliarlos en la reflexión de los procesos metacognitivos en el aprendizaje. 

La actitud de los profesores, sobre todo en la etapa escolar, es fundamental para brindar las herramientas que le permitan comprender e interiorizar la información nueva y relacionarla con la adquirida previamente. 

Se pueden diseñar estrategias metacognitivas para cualquier tipo de aprendizaje y asignatura, pero deben estar adecuadas a las características específicas del curso y de los alumnos.

En fin, las estrategias metacognitivas nos ayudarán a procesar la información y a regular el aprendizaje. Estas vinculan los conocimientos de procesos cognitivos con la capacidad de organizarlos y modificarlos para obtener las metas del aprendizaje. En otras palabras, las estrategias metacognitivas serán una herramienta para aprender a aprender.

No obstante, se debe tomar en cuenta que la efectividad de las estrategias metacognitivas dependerá de qué tan capacitados están los estudiantes en relación a sus habilidades metacognitivas. Asimismo, según diferentes estudios, otros factores que pueden influir en el aprendizaje metacognitivo son la motivación y el dominio de estrategias de estudio efectivas. 

 

papel de los profesores en las estrategias metacognitivas

Imagen: Freepik

 

Habilidades metacognitivas

Las habilidades metacognitivas son herramientas para facilitar la cantidad y la calidad del aprendizaje. Asimismo, gestionan el control del conocimiento, la dirección y la aplicación para resolver problemas. Además, estimulan la autonomía y la capacidad de autorreflexión de los alumnos. 

Las habilidades metacognitivas se clasifican de la siguiente manera: 

 

Regulación metacognitiva

La regulación metacognitiva es la habilidad para controlar el aprendizaje. Es decir, funciona como la capacidad para seguir el plan de las actividades establecido. Esto se va a lograr a través del desarrollo de tres habilidades: planificación, supervisión y evaluación. 

Por otro lado, es necesario tomar en cuenta que la regulación metacognitiva no se manifiesta de igual manera en todos los estudiantes. El espectro puede ir desde ninguna regulación hasta muy regulado. El estudiante que tiene una estrategia de regulación efectiva es llamado experto, mientras que uno sin regulación es llamado novato. 

Ambos van a abordar los materiales de aprendizaje de distintas maneras. Por ejemplo, un novato no tendrá una estrategia para leer un documento, sin embargo, un experto tendrá un plan de lectura organizado en función a un objetivo.

 

Planificación 

La planificación es la habilidad metacognitiva que le permite a una persona organizar los conocimientos. Es decir, cada individuo emplea esta capacidad para la estructuración de un cronograma, organización de objetivos, definición de metas y clasificación de las tareas, para llevar a cabo una actividad de manera efectiva y ordenada. 

La planificación como habilidad metacognitiva se compone por dos pasos. En primer lugar, la organización del entorno, que se refiere a buscar un espacio adecuado y tranquilo para llevar a cabo el aprendizaje. En segundo lugar, la organización de las tareas, que se refiere a coordinar y ordenar las actividades de cada etapa.  

La internalización de los nuevos conocimientos se dificulta significativamente si no se realizan actividades para organizar las ideas. Por ejemplo, los mapas conceptuales son herramientas muy útiles para trabajar la habilidad de planificación. Estos le permiten a los maestros y alumnos organizar, relacionar y fijar lo estudiado. 

Por otro lado, es esencial mencionar nuevamente el rol del docente en el desarrollo de las habilidades metacognitivas. Ellos deben ser los encargados de entregar las pautas necesarias para que los alumnos puedan aplicar y organizar lo estudiado. En este caso, ya sea para determinar el formato o identificar los conceptos y palabras clave.  

Se puede concluir que la planificación es el primer paso fundamental para el desarrollo de una estrategia metacognitiva, pues le permite a los estudiantes organizar su espacio y tareas para llegar a la meta propuesta y, por consecuencia, tener un mejor rendimiento académico. 

 

Control y supervisión

El control y la supervisión son habilidades metacognitivas que se encargan de verificar la efectividad de las estrategias metacognitivas aplicadas. Es decir, vamos a realizar una autoevaluación para asegurarnos de la comprensión, el almacenamiento, el aprendizaje y la recuperación de la información recibida. 

La capacidad metacognitiva de control y supervisión permite examinar si la información nueva se está comprendiendo. Los estudiantes expertos tendrán estrategias para mantenerse enfocados, organizar la información que comprenden y establecer una relación entre los nuevos conocimientos, los ya existentes y los objetivos de la tarea. Por otra parte, si no comprenden la información, tendrán la labor de identificar el por qué y seleccionar una nueva táctica para mejorar y facilitar la comprensión.

A pesar que habilidades metacognitivas de control y supervisión mejoran con la edad, es muy importante trabajar en su desarrollo a lo largo del tiempo. Muchos adultos y universitarios tienen dificultades en esta tarea, ya que no la cultivan desde pequeños. Si entrenan a los niños en esta habilidad desde la etapa escolar, como adultos será mucho más sencillo y efectivo aplicarla.  

 

Evaluación 

La evaluación como habilidad metacognitiva se refiere a valorar los resultados y los procesos reguladores del aprendizaje. Asimismo, incluye la observación y apreciación de la eficacia de las estrategias metacognitivas utilizadas. También, se debe tomar en cuenta si se deben aplicar modificaciones al proceso en función a los resultados obtenidos.

Como se explica, la evaluación no considera únicamente los resultados, sino los procesos. De la misma manera, dentro de esta habilidad metacognitiva se contemplan aspectos cuantitativos como cualitativos. 

Este momento involucra que el estudiante y el maestro tomen consciencia si el conocimiento se ha adquirido de forma significativa, es decir, si va más allá de simple memoria. Además, el maestro podrá identificar en qué áreas existen problemas de aprendizaje. De este modo, el alumno se ve frente a sus posibilidades y dificultades, y puede encontrar una estrategia de aprendizaje más adecuada. 

Algunos ejemplos de la aplicación de esta habilidad son evaluar el progreso de las metas y verificar las ganancias intelectuales con exámenes prácticos efectivos.

 

habilidades metacognitivas planificación, control y evaluación

Imagen: Freepik

 

 

Ejemplos de estrategias metacognitivas

Ejercicios de autoevaluación

Uno de los ejemplos más comunes de estrategias metacognitivas son hacer ejercicios de autoevaluación. Después de estudiar cualquier tema, intenta diferentes maneras de organizar la información adquirida, como mapas conceptuales, dibujos o diagramas. A continuación, identifica cuál estrategia te funcionó mejor para facilitar la comprensión de la nueva información. 

 

Estrategias metacognitivas para comprensión lectora 

Algunas estrategias metacognitivas para la comprensión de la lectura son: identificar la idea principal de un texto, hacer anotaciones marginales de la idea central de cada párrafo, repasar la información importante, organizar el material en un resumen y aplicar mnemotécnicas. 

 

Casos prácticos

Con esta estrategia metacognitiva nos referimos a la búsqueda de casos específicos en los que se puedan aplicar los conocimientos aprendidos. Por ejemplo, si hemos estudiado la teoría sobre cómo funcionan las campañas de publicidad en Instagram, el siguiente paso será hacer tu propia campaña publicitaria en la red social. 

 

Estrategias metacognitivas para comprensión lectora 

Imagen: Freepik

 

Potencia tu capacidad de concentración y facilita el aprendizaje con estos ejercicios

 

Esperamos que esta información te haya sido útil. Ahora ya conoces qué es la metacognición y por qué necesitas empezar a aplicar estrategias metacognitivas a tus procesos de aprendizaje. 

Es muy importante seguir capacitándonos constantemente. Por ello, sin duda alguna, las estrategias metacognitivas serán tu mejor aliado para potenciar tus conocimientos.

Si te interesa adquirir más herramientas de aprendizaje, te recomendamos el Curso online de Herramientas para el aprendizaje social y colaborativo. Este es, definitivamente, un must have si lideras un equipo de trabajo. 🤩 

Gracias por leernos y mucha suerte en este viaje. 🚀

 

También podría interesarte

Subcategorías

Softwares