Ergonomía en casa: Tu espalda agradecerá que leas esta nota

Negocios 15 de Mayo del 2020

user

Berenice Galindo

Ergonomía en casa: Tu espalda agradecerá que leas esta nota Ergonomía en casa: Tu espalda agradecerá que leas esta nota

Ahora que te encuentras en casa y seguramente, pasando mucho tiempo en la computadora ya sea trabajando o avanzando tus proyectos, es común que comiences a adoptar posiciones que, sin darte cuenta, generan ciertos malestares en zonas específicas como: hombros, cuello, espalda o muñecas.

Y por supuesto, es necesario una buena relación trabajador-herramientas-trabajo para alcanzar buenos resultados de productividad. ¿No lo crees también? Hablemos un poco de cómo podemos empezar a aplicar algunos principios de la ergonomía en casa. 

Descarga gratis nuestra Guía de Trabajo Remoto

La ergonomía en el trabajo, hablemos de ella

Antes de contarte algunos tips, repasemos de qué se trata la ergonomía laboral. Esta es una ciencia multidisciplinaria especializada en el diseño del entorno laboral, la ergonomía nos permite una adecuación de productos, sistemas y entornos a las características o necesidades del usuario, optimizando la seguridad, confort y salud del trabajador.

Esta ciencia desarrolla espacios funcionales e intenta incrementar el funcionamiento del individuo y del sistema. Para lograr este objetivo, la ergonomía se divide en algunas ramas que abordan distintos frentes para cumplir su objetivo; te mencionaré las más comunes.

Obtén una Membresía Premium y lleva tu educación a otro nivel

Ergonomía física

En ella nos centraremos a lo largo de esta nota. Este tipo de ergonomía estudia la anatomía humana, los rasgos antropométricos, fisiológicos y biomecánicos, relacionados con las actividades físicas. Es decir la relación trabajo-usuarios.

Estos estudios se aplican en el diseño de productos para tratar o prevenir algún tipo de condición al momento de llevar a cabo una actividad física.

Ergonomía ambiental

Encargada del estudio ambiental, y por ende, de la relación humana y su interacción con el clima, temperatura, nivel de luz o sonidos. Estos factores intentan conseguir el mayor bienestar del trabajador, eliminando factores que puedan intervenir con sus labores.

Un claro ejemplo se puede visualizar en el espacio del arquitecto, si no hay una correcta iluminación en el espacio, afectará su vista y la percepción de los elementos con los que estará trabajando.

Ergonomía organizacional

Es el tipo de ergonomía que estudia la organización que concierne a las políticas. Abarcando sistemas, como el diseño de tareas, horas laborales y trabajo cooperativo, es ocupada más en el ámbito gerencial para promover la comunicación y la efectividad de las asignaciones laborales.

Ergonomía cognitiva

Enfocada más a las destrezas mentales: procesos de percepción, razonamiento, velocidad de respuesta ante estímulos externos, así como, los factores de estrés y presión mental generados por el trabajo.

Tips para una ergonomía ideal en casa

Si tus labores requieren que estés sentado, ya sea, frente a una computadora o escritorio, toma los siguientes consejos para mejorar tu espacio y postura a la hora de trabajar.

1. Revisa tu postura y cuídate de estar encorvado
Cuida la distancia de los objetos, si trabajas con una pantalla, asegúrate que ocupe la posición central dentro de la mesa. Si colocas la pantalla lejos o en un nivel bajo provocará que te encorves.

2. Tu silla será tu mejor amiga
Ten asignada un área en la cual vas a trabajar y mantén las herramientas que vas a utilizar cerca. Te recomiendo enfocarte en el asiento que vayas a utilizar, comúnmente las sillas convencionales de nuestras casas no tienen un buen diseño para la correcta posición lumbar. Por eso, es importante que elijas una silla especializada para trabajar.

Recuerda, en el trabajo pasamos mucho tiempo sentados y ahora que estamos en casa pasando muchas horas frente a la computadora, es importante que cuides mucho tu postura.

3. Crea un ambiente que te inspire
El uso de música y decoraciones para tu espacio laboral ayuda la concentración y actitud a la hora de trabajar. Es muy bien sabido que las plantas pueden cambiar el ambiente y hacerlo más positivo, ¡dales una oportunidad! En esta nota te contamos cómo puedes rescatar las recetas de tu casa y ganarle al estrés.

4. Cuida el manejo de luz
El impacto que tiene la luz a la hora de trabajar puede ser negativo o positivo. Para crear un ambiente correcto es recomendable usar luz cálida no directa, como lámparas de escritorio que se pueden dirigir a un punto en específico, pues el tener una sobreexposición de luz en el área puede causar desconcentración y hasta dolores de cabeza.

5. Descansa tus ojos
Periódicamente programa descansos para tu vista. Al estar muy concentrados en un texto, pantalla o dibujo, sin darnos cuenta, esforzamos la vista e incluso dejamos de parpadear.

Inténtalo. Ahora que ya sabes todo esto, puedes comenzar a aplicar la ergonomía en casa, estoy segura que verás los resultados para tu salud y bienestar.

¿Te interesa tener un estilo de vida más saludable? Revisa este curso y comienza a hacer pequeños cambios que en un futuro serán grandes hábitos.

 

 

 

Recomendados para ti