🦾 Las mejores estrategias de productos [2021] | Crehana
Las estrategias de producto que todo buen emprendedor debería saber

Las estrategias de producto que todo buen emprendedor debería saber

Última actualización 5 de Febrero del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Rocío González

Ya seas un emprendedor o dueño de una empresa o pyme, el objetivo siempre es el mismo: vender y que el cliente compre nuestro producto o servicio. Por eso, en esta oportunidad, hemos decidido presentarte las mejores estrategias de producto y servicio para que empieces a vender a lo grande ¿Estás preparado para conocerlas? 🧐

Como muchos de nosotros sabemos, cuando tienes una empresa y decides vender tus productos o servicios de manera física o través de una tienda e-commerce, estás asumiendo un gran reto. Y no es para menos, porque muchas veces hay un gran capital de inversión en juego que, si más tarde no se logra recuperar con las ventas, terminará siendo dinero perdido. Sin embargo, en el área de marketing, existe una serie de estrategias de producto y servicio que seguramente te ayudarán a la hora de lanzarte al mercado. 

¿Comenzamos? ¡Perfecto! Ponte cómodo y toma nota 😎.

 

Índice:

  1. El concepto de producto
  2. El ciclo de vida del producto
  3. ¿Qué son las estrategias de producto?
  4. ¿Cómo diseñar una estrategia de producto?
  5. Tipos de estrategias de producto

 

El concepto de producto

Antes de comenzar a enumerarte las mejores estrategias de producto que existen actualmente en el mercado, creemos conveniente que conozcas algunos puntos clave sobre el producto o servicio que piensas vender. 

 

 ¿Qué es un producto o servicio en marketing? 

El producto, una de las 4P en el estudio del Marketing, se le podría definir como un bien tangible, con sus respectivos atributos, elaborado por la empresa con el propósito de comercializarlo para satisfacer una necesidad específica del consumidor. Dicho esto, tendrás que tener en cuenta que, cuanto más fijados estén esos atributos en torno al mercado y al consumidor, mayor será el valor de ese producto en cuestión, y como consecuencia, mayor será su probabilidad de aceptación. 

Por otra parte, cuando hablamos de un servicio, el cual también está incluido en estas 4P del marketing mix, nos estamos refiriendo a un bien intangible, el cual posee atributos variables, ya que logra adaptarse a los gustos de cada uno de los clientes de la empresa. 

Otras diferencias entre producto y servicio 

Si continuamos con este análisis entre producto y servicio, podríamos decir que, el primero, cuenta con posibilidades de almacenamiento, mientras que, en el caso de los bienes intangibles, el consumidor solo puede acceder a ellos en el momento de la compra.

Además, otra diferencia importante que deberías considerar es que los consumidores muy raramente presencian la elaboración de un producto. En cambio, cuando se trata de un servicio, los mismos pueden ver y experimentar la creación de ese bien intangible. Por ejemplo, ¿quién no ha ido a un Mc Donalds alguna vez en su vida? 🍔🥤🍟 Pues bien, ese momento que vives mientras preparan el pan, la hamburguesa y las papas...y hasta cuando sirven la gaseosa en el vaso...toda esa cadena de elaboración, hace referencia a esta característica fundamental de un bien intangible. 

 

El ciclo de vida del producto 

Por si no lo habrás notado, a lo largo de los años, han habido varios, sino muchos productos que al inicio de su lanzamiento al mercado solían ser un Boom, pero que, después, con el transcurso del tiempo, fueron cada vez más olvidados, hasta el punto de considerarlos como algo “ vintage o pasado de moda”. De ahí que, en el marketing existe lo que se llama el ciclo de vida de un producto. 

En otras palabras, para que comprendas mejor, Pero veámoslo de forma más detallada…👀 el ciclo de vida en marketing es el periodo de existencia que tiene un producto o servicio desde el momento que fue creado hasta su declive.

 

1. Introducción 

Es la etapa inicial del ciclo de vida de un producto o servicio. Dicho en otras palabras, es el momento en el que el producto se crea, promociona y se lanza al mercado. De este modo, como el consumidor recién lo está conociendo, tanto el volumen de producción como de las ventas continúa siendo muy bajo.

 

2. Crecimiento 

En esta siguiente etapa del ciclo de vida, el producto o servicio se comienza a consolidar en el mercado. Es decir por los consumidores ya están aceptando ese bien tangible o intangible y, es en ese momento, cuando las ventas se disparan y empiezan a aparecer los competidores con productos sustitutos o similares.  

 

3. Madurez

En esta tercera etapa, las ventas comienzan a estabilizarse por lo que deja de haber un incremento considerable de las mismas. De todas maneras, la empresa continúa invirtiendo en ese producto o servicio, mejorándolo u otorgándole más atributos para protegerse de la competencia del mercado. 

 

4. Declive 

En la cuarta etapa del ciclo de vida de un producto, acurre lo que se denomina “el declive de las ventas” , debido que, ese bien tangible o intangible, comienza a perder participación y liderazgo entre los consumidores. De esta manera, tanto las ventas como las utilidades y las ganancias empiezan a bajar considerablemente. 

 

Dicho esto, quizás ahora entiendas mejor por qué es tan importante tener unas excelentes estrategias de producto al momento de comenzar a vender un bien tangible o un servicio. Sigue leyendo y podrás ver de qué se tratan. 

 

crehana premium

 

¿Qué son las estrategias de producto? 

Las estrategias de producto hacen referencia a los métodos que adquieren las empresas para crear, promocionar y lanzar un bien tangible o intangible al mercado. El objetivo es simple; brindarle al consumidor el producto y servicio que espera, aunque, lo que se busca también, es mejorar el prestigio y la imagen de la marca de negocio. De este modo, este tipo de estrategias de marketing pueden usarse para adaptar un producto a un nuevo nicho de mercado o a una temporada específica, para reforzar tu plan de ventas, o, simplemente, para lanzar una nueva promoción o campaña.

 

estrategias-de-precios

Imagen: Pexels

 

¿No sabes cómo organizar tu proyecto de negocio? ¡Descarga gratis esta Plantilla de cronograma!

plantilla-de-cronograma

 

¿Cómo diseñar una estrategia de producto?

Al momento de diseñar y llevar adelante una estrategia de producto de marketing, tendrás que recordar algunos factores claves. 

 

1. Hacer una investigación de mercado.

Comenzarás realizando un detallado análisis sobre el mercado, el cual te ayudará más adelante a conocer las intenciones y los hábitos de compra de los consumidores. De este modo, tratarás de recolectar la mayor cantidad de datos posibles (nacionalidad, segmento social, nivel económico, educación, género, edad, etc) principalmente mediante encuestas. Luego, analizarás los resultados obtenidos y de ahí, sacarás una conclusión. 

 

2. Definir el público objetivo 

Una vez que has hecho tu investigación de mercado, pasarás a definir a tu cliente potencial o consumidor ideal. Para ello, crearás un perfil del mismo teniendo en cuenta diferentes factores, tales por; género, edad, preferencias, hobbies, entre otros. Esto es clave porque es lo que te permitirá adaptar correctamente tu producto o servicio al gusto y necesidad del consumidor. 

 

3. Establecer objetivos a corto, mediano y largo plazo 

En este punto deberás ser lo más específico posible con tus objetivos de negocio, ya que, deberás definir con exactitud lo que quieres lograr y en qué plazo de tiempo. Por ejemplo: “lograr el 75% de mis ventas en el plazo de 6 meses después de lanzado el producto”.

 

4. Realizar un presupuesto 

Ahora que ya sabes cómo va a ser el producto o servicio que vas a vender, puedes realizar un presupuesto de inversión. El mismo, va a involucrar todos los gastos, desde el costo de la investigación de mercado, hasta el capital invertido para la elaboración del producto, su promoción y lanzamiento.

 

Conociendo ahora estos cuatro pasos para diseñar una estrategia de producto, ya estás listo para saber cuáles son las mejores estrategias de marketing para vender con éxito un bien tangible o intangible a tus clientes.👍

 


Premium crehana

 

Tipos de estrategias de producto 

1. Estrategias de producto basadas en el desarrollo de nuevas líneas 

Cuando te basas en esta estrategia de producto, tu objetivo será llegar a una mayor cantidad de compradores, provenientes de segmentos de mercado más específicos. Esto lo puedes hacer de tres maneras: 

 

Realizando cambios en el producto

Modificar el packaging y el diseño de un producto o bien añadirle nuevas funciones, siempre es una buena idea, porque eso quiere decir que tu marca no se queda en el tiempo y que se reinventa constantemente. 

 

Ampliando la gama de producto

Un ejemplo para este caso podría ser que, un mismo modelo de auto pueda estar a la oferta en diferentes colores. 

 

Ofreciendo un producto personalizado

En otras palabras, ofrecer un producto diseñado especialmente para un consumidor en particular. Esto demostrará que tanto comprendes las necesidades de tus clientes y hará que mejore la imagen de tu marca. 

 

2. Estrategias de producto basadas en el precio 

Estas son una de las estrategias de marketing más utilizadas por varias empresas. Simplemente se basan en vender el bien, ya sea tangible o intangible a partir del precio captado por el consumidor. 

Así encontramos 6 tipos de estrategias de precios:

 

De penetración

Se le llama así porque rápidamente genera un gran volumen de ventas, dado que, el producto está siendo ofertado a un precio muy bajo y accesible. Su principal objetivo es aumentar la cartera de clientes en el menor tiempo posible y, así, ganar consumidores vitalicios. 

 

Premium 

Siendo todo lo contrario a la anterior estrategia de precios, el objetivo de esta es añadirle valor al producto o servicio. Para ello, se ofrece el producto a un precio mucho más elevado para que este se posicione como un bien único y exclusivo en el mercado. 

 

De ahorro 

El objetivo de esta estrategia es captar a aquellos consumidores “ahorristas” que constantemente están buscando precios bajos y razonables. Generalmente, suele usarse en aquellos productos genéricos y de primera necesidad.

 

Emocional

Este tipo de estrategia de producto "emocional" basada en costos es muy común verla, sobre todo en supermercados, en donde se trata de “confundir o manipular” al consumidor para que realice una compra. Esto suele hacerse mediante el acomodamiento de las góndolas, los productos o bien evitando que los números de los precios sean redondos (ejemplo; 39,99 en vez de 40).

 

Con otro producto extra de regalo 

Esto es una muy buena opción cuando quieres ganar fidelidad y reconocimiento de tu marca por parte de tus clientes. Simplemente tienes que incluir un pequeño regalo o atención en el nuevo producto o servicio que vayas a vender. 

 

Sobreprecio 

Este tipo de estrategia de precio es ideal para cuando tienes poca o ninguna competencia amenazando en tu mercado. De este modo, tienes la posibilidad de elevar el precio de tu producto un poco más de lo normal. Sin embargo, una vez que la competencia aparece, deberás establecer un precio razonable. 

 

3. Estrategias de producto por temporada o estación

Al igual que la anterior estrategia de marketing, esta también tiende a ser muy usada por empresas y pymes. La misma consiste en ir cambiando el precio del producto en función de un periodo de tiempo determinado, ya sea anual, mensual, por estaciones, días festivos, entre otros. Claros son los ejemplos de las tiendas de ropa o promociones como el "Black Friday", donde los productos se ofrecen a un precio más bajo de lo normal por tan solo unas horas

 

curva-de-ventas-en-ascenso

Imagen: Pexels

 

Como ya ves, lanzarte al mercado como emprendedor y tener éxito en tus ventas puede significar todo un desafío. Sin embargo, si tienes en cuenta estas estrategias de producto que te acabamos de dar, seguramente consigas los resultados que tanto deseas.Y, ahora que ya las conoces, ¿cuáles de estas estrategias de marketing estás dispuesto a implementar?

 

¡Suerte! 😎😉


 

También podría interesarte