📈 ¿Cómo crear una cultura organizacional efectiva? [2021] | Crehana
People Oriented Company: ¿Cómo lograr una cultura organizacional efectiva?

People Oriented Company: ¿Cómo lograr una cultura organizacional efectiva?

Última actualización 14 de Agosto del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Hugo Rodríguez

Para que una cultura organizacional tenga éxito se debe poner como prioridad a las personas. Sin profesionales dentro de la empresa, no hay quien venda, quien realice el plan estratégico, los presupuestos, nóminas, etc.

Centrarse en las personas tiene sentido comercial. ¿Por qué? Por una sencilla razón: las personas de una empresa son el diferenciador frente a la competencia. Los empleados calificados y de alto rendimiento son muy demandados y por tanto, difíciles de atraer. Tener una buena cultura organizacional permite destacar para atraer y retener a los mejores talentos.

En este post, veremos todo lo relacionado con las definiciones de People Oriented Company y de cultura organizacional. Además, descubriremos la importancia de crear un entorno empresarial positivo, los elementos que deben influir en él y los distintos tipos de culturas institucionales que existen. ¡Comencemos!

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana para empresas te brindamos capacitación corporativa personalizada a tus necesidades.

Landing Crehana para empresas

People Oriented Company: Definición

La definición de una “empresa orientada a las personas” o People Oriented Company es aquella que se preocupa por sus empleados y está comprometida con su éxito. El individuo es respetado, valorado y empoderado. Todo gira en torno a las personas.

El modelo tradicional de trabajo, donde la productividad era el resultado de un estricto sistema jerárquico, ya no existe. Lo que verdaderamente motiva a los empleados y lo que impulsa los negocios en la época actual es una cultura orientada a las personas, que permita afianzar el compromiso de los colaboradores y permitirles crecer de manera profesional.

¿Qué es la cultura organizacional?

Si la empresa toma la decisión de estar orientada a las personas, el éxito es definitivo. La cultura organizacional de una empresa debe estar desarrollada bajo la premisa de poner a las personas como prioridad.

La Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos (SHRM) menciona que la cultura de una organización define la forma adecuada de comportarse dentro de la organización. Esta cultura consiste en creencias y valores compartidos establecidos por los líderes y luego comunicados y reforzados a través de varios métodos, lo que finalmente da forma a las percepciones, comportamientos y comprensión de los empleados.

Asimismo, hace hincapié en la importancia de tener una cultura sólida, ya que suceden tres cosas: los empleados saben cómo la alta dirección quiere que respondan a cualquier situación, los empleados creen que la respuesta esperada es la adecuada y saben que serán recompensados ​​por demostrar los valores de la organización.

En este contexto, los líderes de Recursos Humanos, tienen una gran responsabilidad en la perpetuación de una cultura sólida, comenzando por reclutar y seleccionar candidatos que compartirán las creencias de la organización y prosperarán en esa cultura. Un líder de HR debe priorizar también los programas de orientación y capacitación en empresas, para reforzar los valores centrales de la organización y asegurarse que exista el reconocimiento a los trabajadores que practican los valores y permiten que la empresa se desarrolle.

entorno empresarial

Fuente: Unsplash

Importancia de la cultura organizacional

El 65% de los empleados dice que la cultura de su empresa es un factor clave a la hora de decidir permanecer en su puesto de trabajo. Una cultura empresarial saludable puede tener un gran impacto positivo en tu organización. 

Echemos un vistazo a algunas de las formas en que una cultura sólida ayuda al crecimiento.

1. Aumenta el compromiso de los empleados

Una de las mayores ventajas de la cultura en la organización es que tiene el poder de convertir a los empleados en defensores de tus valores.

Las personas quieren más que un sueldo fijo y buenos beneficios; quieren sentir que lo que hacen importa. Cuando eso pasa, tus empleados serán los primeros en defender los valores de la empresa, además de promoverla externamente.

2. Mejora la productividad

La cultura organizacional se relaciona en gran medida con la satisfacción y el compromiso de tus empleados. Si la cultura de la empresa prioriza el equilibrio de las necesidades individuales de los empleados con los objetivos de la organización, los colaboradores trabajarán con más dedicación.

3. Ayuda a crear Employer Branding

La cultura organizacional de una empresa repercutirá en todos los aspectos de la compañía porque representa la forma en que se hace negocios. Es, simultáneamente, tu identidad y tu imagen, lo que significa que determina cómo te perciben tus empleados y tus clientes.

4. Mejora el proceso de reclutamiento

Los profesionales que están altamente capacitados, buscan una empresa con la que se sientan identificados y puedan practicar sus valores. Los candidatos podrán tener una idea de su organización casi de inmediato y utilizarla para informar su decisión final. Para evitar perder el interés de los postulantes, prioriza la creación de una cultura empresarial que transmita una imagen de marca sólida y atractiva.

entorno laboral

Fuente: Unsplash

Elementos de la cultura organizacional

"La estrategia y la cultura se encuentran entre las principales palancas a disposición de los principales líderes en su búsqueda interminable para mantener la viabilidad y eficacia de la organización" – Harvard Business Review.

La cultura organizacional de una empresa comunica metas a través de valores y creencias y guía la actividad a través de supuestos compartidos y normas de grupo.

El rol del líder en el desarrollo de la cultura es fundamental. Los líderes influyentes a menudo implementan nuevas culturas y valores que persisten durante muchos años.

Edgar Shein, profesor estadounidense, desarrolló en 1980 un modelo de cultura organizacional, el cual ha servido como referencia para las compañías. Este modelo se presentó como tres capas diferentes. Los conceptos culturales pueden moverse entre estas dos capas a lo largo del tiempo y están asociados con diferentes niveles de conciencia dentro de la organización.

Los tres niveles son:

  1. Artefactos: Son los símbolos "visibles" de la cultura. Puede incluir cualquier cosa, desde estilos de comunicación, vestimenta, etc.

  2. Valores: Estos son los valores que a menudo se encuentran en los sitios web de las empresas y que expresan la manera de actuar de la organización.

  3. Supuestos básicos: Estas son las creencias que las personas utilizan para tomar decisiones diarias dentro de una organización.

Con base en este modelo, se crearon una serie de estructuras que sustentan la cultura organizacional de las compañías.

Si bien cada cultura organizacional es única y cuenta con los elementos propios de cada organización, hay ciertos puntos que se repiten en muchos casos. Son varios los pilares que definirán el entorno empresarial de tu empresa.

¿Quieres saber cuáles son? Te los detallamos a continuación:

1. Competencias y valores

Es fundamental que existan valores y competencias lo suficientemente claras como para definir un objetivo común dentro de una empresa. Este elemento es vital para la cultura organizacional de una compañía, ya que fomenta un sentimiento de pertenencia y unidad en el grupo, que refuerzan su identidad dentro de la organización.

Sin embargo, aunque los hayamos agrupado, no significan lo mismo. Te detallaremos a continuación las diferencias entre ambas nociones:

  • Los valores son aquellas nociones que nos distinguen entre nosotros. Factores como la creatividad, la responsabilidad o la honestidad entran en este apartado. Son fundamentales para entender y reconocer determinadas acciones y comportamientos que, al ser transmitidos, ofrecen al personal su identidad con la empresa.

  • Las competencias son todos los conocimientos y habilidades que se pueden desarrollar entre tu equipo de trabajo. Conceptos como el de liderazgo o trabajo en equipo entran dentro de las competencias.

2. Comunicación

La pregunta esencial en este punto es: ¿Cuán clara y eficaz es tu comunicación con tu equipo de trabajo? Este es un punto vital dentro de la cultura empresarial, ya que la comunicación es la base de un grupo fuerte.

Si hay comunicación entre tus colaboradores, verás crecer mayor confianza entre los miembros de tu personal y tú, así como también desarrollarán un mayor vínculo humano.

3. Visión

Al llevar el rumbo de un negocio has tenido que visualizar un objetivo. La pregunta del millón es: ¿Existe un propósito común? Debes cuestionarte ese punto, así sabrás si todo tu equipo de trabajo está yendo al mismo punto.

La visión se refiere, principalmente, al objetivo que orientará tu emprendimiento a largo plazo. Si no existe una visión definida, verás cómo tu empresa pierde toda coherencia y enfoque, por lo que afianzar este aspecto es clave.

Una visión adecuada será el hilo conductor de los aspectos y comportamientos de tu empresa. No dejes este valor de lado e inclúyelo como un elemento vital dentro de tu cultura organizacional.

Cultura organizacional

Fuente: Unsplash

4. Desarrollo profesional

Independientemente del tipo de cultura organizacional que pienses desarrollar en tu empresa, un aspecto clave que siempre debes considerar y tener presente es el de brindarles a tus colaboradores las herramientas para que puedan desarrollar continuamente sus habilidades.

Si mantienes el aprendizaje constante como uno de los elementos principales de tu estrategia organizacional, verás cómo tus equipos estarán permanentemente actualizados con los nuevos métodos de trabajo y tendrán una mayor adaptabilidad a los procesos más recientes.

Empodera a tus empleados y dótalos de la mejor preparación para su futuro profesional.

5. Clima laboral

Hay una realidad en las empresas: la cultura organizacional no sólo existe, sino que es tangible. Por este motivo, así como puede repercutir positivamente en tus talentos, también tiene la habilidad de afectarlos negativamente.

Con un clima laboral acorde en tu entorno de trabajo, verás un grupo unido y comprometido con tu empresa y dispuesto a ofrecer lo mejor de sí mismo para beneficiar a toda su comunidad laboral.

6. Liderazgo

El pilar más importante dentro de todos los elementos de la cultura organizacional. Un buen líder de equipo es el que determina la cultura institucional de una compañía y marcan el tono de esta.

Si no se dispone de un buen liderazgo, será muy poco probable que tu compañía promueva una cultura empresarial positiva. Debes asegurarte de que, por medio de tu liderazgo, se impulsen aspectos como los siguientes:

  • La creatividad.

  • El empoderamiento dentro de los equipos de trabajo.

  • Reconocimientos a los logros de tus colaboradores.

  • El feedback constante.

  • La empatía con los distintos equipos de trabajo.

  • La comunicación entre los grupos.

Teniendo presentes estos elementos, podrás hacer un análisis más completo sobre la cultura organizacional de tu empresa. Y, si sientes que alguno de estos aspectos no está presente o incide negativamente en tu compañía, es buen momento para solucionarlo.

Cultura de la empresa

Fuente: Unsplash

Tipos de cultura organizacional

Como te mencionamos en el punto anterior, no existe una única modalidad para implantar una cultura organizacional dentro de una empresa. Cada compañía tiene sus formas de trabajo y necesidades, por lo que no pueden estar sostenidas por las mismas bases, unas con las otras.

Por esta razón, te instamos a que conozcas los distintos tipos de cultura organizacional que existen. No hay unos mejores que otros, sólo explora el que mejor se sient para tu compañía o con el que te sientas más identificado:

1. Tipo de cultura organizacional: De Clan

Este tipo de cultura organizacional es el más "familiar", por llamarlo de algún modo. En este entorno, los equipos de trabajo están muy unidos y todos los colaboradores trabajan juntos, como comunidad.

Impera el trabajo colaborativo, la comunicación y el reconocimiento mutuo. No se basa en jerarquías como tal, y buscan promover la autonomía y el desarrollo profesional.

Entre sus beneficios más importantes, destacan los siguientes:

  • Generan un sentido de pertenencia entre el personal, así como también un mayor compromiso.

  • Al estar los colaboradores felices, los clientes también estarán más felices (o esa debería ser la tendencia).

  • Son compañías que cuentan con gran adaptabilidad a los cambios.

  • Cuentan con grandes posibilidades de crecimiento en el mercado.

Sin embargo, no todo es color de rosa, pues también tiene algunos inconvenientes que debes tomar en cuenta:

  • Mientras la empresa va creciendo, también aumenta el desafío de mantener esta cultura de trabajo.

  • Requieren de una comunidad de líderes, con este tipo de cultura en su ADN, para poder ser transmitida a toda la comunidad empresarial.

2. Tipo de cultura organizacional: Adhocracia

En este caso, el modelo de cultura organizacional de adhocracia refiere a un tipo de empresa en el cual los líderes de equipo son receptivos a los cambios.

Buscan alentar a los equipos a que actúen rápido y eficazmente y replanteen objetivos cuando sea necesario. Aspiran permanentemente a los nuevos retos, ya que esto genera oportunidades de impulsar la creatividad individual y la innovación.

¿Qué beneficios trae este tipo de cultura empresarial?:

  • Condiciones laborales flexibles.

  • Dinamismo.

  • Innovación y creatividad en los equipos de trabajo.

Ahora, este modelo de cultura institucional también tiene sus límites:

  • Al ser riesgoso, existe la posibilidad de que no triunfe en una compañía relativamente nueva.

  • Impulsan la competencia en los equipos de trabajo.

  • Existe mayor presión al plantear nuevas ideas.

3. Tipo de cultura organizacional: De mercado

Para este modelo de cultura empresarial tenemos que existen dos pilares fundamentales: la competencia y rentabilidad. El éxito y el fracaso se miden con relación a la rentabilidad que ofrecen los últimos resultados.

Cada puesto de trabajo tiene un propósito, alineado con el objetivo de la compañía y, generalmente, puede haber división entre colaboradores y líderes.

Veamos algunas de las ventajas más importantes de este tipo de cultura organizacional:

  • Usualmente se garantiza la rentabilidad.

  • Objetivos claros que respaldan cada una de las acciones.

El hermoso lado A... Vamos a ver que nos trae el lado B de este modelo de cultura empresarial:

  • Falta de compromiso. Se pone como prioridad el éxito externo por encima de la satisfacción interna.

  • Al haber poco desarrollo profesional, existe una alta tasa de desmotivación.

4. Tipo de cultura organizacional: Jerárquica 

Finalmente, este tipo de cultura organizacional es el más cercano a la estructura empresarial más clásica y tradicional, enmarcada en unas características rígidas y formales. Aquí existe una cadena de mando visible, además de diversos niveles de gestión, que separan a los empleados entre sí.

Existen una serie de códigos y parámetros, que ya han sido establecidos por los altos mandos jerárquicos de la compañía. Y, aunque usualmente las compañías busquen distanciarse de este tipo de cultura organizacional, existen ciertos beneficios dentro de este modelo empresarial:

  • Mayor estabilidad.

  • Una mejor dirección empresarial.

  • Predictibilidad.

Pero, como sabemos, existen varios contras a tener en cuenta con este tipo de cultura institucional:

  • Poca flexibilidad.

  • Existe menos creatividad, producto de la rigidez.

  • No se fomenta el feedback con los equipos de trabajo.

  • Son compañías que se muestran reacias al riesgo.

Estos son 4 modelos de cultura organizacional que debes tener presente y revisar cuál podría adaptarse mejor a tus intereses, recordando que todos tienen sus pros y contras, que deben ser tomados en cuenta a la hora de tomar una dirección u otra.

cultura institucional

Fuente: Unsplash

Cómo crear una cultura organizacional exitosa

Si comparamos el mercado laboral de hace diez años con el actual, encontraríamos grandes diferencias.

Actualmente, los candidatos tienen más opciones de empleo y están mucho más informados. Ahora son los postulantes los que tienen el control de decidir si realmente quieren formar parte de una empresa y, sobre todo, si es que se sienten identificados con su cultura.

Para las empresas eso significa que, si desean ocupar sus puestos vacantes, deben diferenciarse, y debe tener una gran cultura empresarial para hacerlo.

Entrepreneur menciona algunos pasos importantes para crear una cultura corporativa exitosa:

1. Aprende del pasado

Todos tenemos distintas experiencias. Examina las culturas corporativas de las organizaciones donde te desempeñaste anteriormente: ¿Cuáles eran sus puntos fuertes? ¿Qué era lo que no te gustaba y hubieras cambiado? Evalúa cómo se desempeña tu competencia para identificar el propósito de la compañía.

2. Crea una cultura que se alinee con tus valores fundamentales

Piensa en la personalidad de tu empresa: ¿Por qué realiza lo que hace? ¿Para quienes? ¿Qué quiere lograr con eso? Ten en cuenta cuáles son tus valores, qué quieres transmitir a tu equipo. ¿Innovación? ¿Creatividad? ¿Trabajo duro y flexible? Promueve este comportamiento con tu equipo y contrata personas que muestren esa personalidad.

3. Encuentra personas que te complementen

Completa tu cultura corporativa contratando personas que ofrezcan experiencias diferentes a las tuyas. No busques personas idénticas, al contrario, si son diferentes podrán complementarse y realizar un mejor trabajo. Por ejemplo, si eres muy conservador, contrata a alguien que sea arriesgado. Diversas perspectivas te ayudarán.

4. Comunica

Cuando se empieza a desarrollar o ajustar la cultura organizacional de una empresa, es necesario que todos puedan compartir sus ideas y hablar abiertamente para encontrar oportunidades de mejora. Los empleados quieren que se escuche sus opiniones para sentirse valorados.

5. Trabaja como un equipo

¡Todos son parte de la empresa y van hacia el mismo objetivo! Deja de pensar que las personas están divididas por departamentos y promueve que actúen como un solo equipo. Esto genera un sentido de unidad y comunidad, que fomenta la cultura organizacional.

Equipo Cultura Organizacional

Fuente: Freepik

People Oriented Company: 5 características de una empresa exitosa

Las empresas que están orientadas a las personas son las que pueden crear una cultura organizacional exitosa, que permita que todas los que están dentro de la compañía alcancen sus metas y persigan un mismo objetivo.

Aquí hay cinco características de las empresas orientadas a las personas.

1. Existe reconocimiento

Las empresas orientadas a las personas reconocen que los logros merecen ser recompensados. Puede ser en forma de bonificaciones, vacaciones extras, programas de incentivos, capacitaciones, etc.

2. Los empleados son vistos y tratados como socios valiosos

Las empresas orientadas a las personas reconocen que todos los empleados, sin importar cuán “grande” o “pequeño” sea su rol, son contribuyentes vitales para el éxito de la empresa y su marca. Los empleados son tratados, en consecuencia, como socios valiosos. 

3. Inversión en el éxito y el crecimiento de los empleados

Las empresas orientadas a las personas hacen del éxito y el crecimiento de los empleados una prioridad central. En el rol actual del empleado, esto incluye proporcionar las herramientas, la capacitación y el apoyo necesario para tener éxito. 

4. Los empleados son valiosos como personas, no solo como empleados

Las empresas orientadas a las personas entienden que los empleados tienen una vida y prioridades fuera del trabajo. Esto se refleja en la flexibilidad que da la empresa para brindar licencias, permisos, horarios flexibles, etc.

Programas de bienestar como las membresías en gimnasios, restaurantes, clases de yoga y meditación ayudan a los empleados a sentir menos estrés y desempeñarse mejor.

5. El servicio es clave

Los empleados no son las únicas personas de interés en una People Oriented Company. El servicio al cliente es también una prioridad. Los dos se consideran inextricablemente vinculados: cuando los empleados están felices y se enorgullecen de su trabajo, naturalmente quieren hacer felices a sus clientes. 

¿Tu empresa está orientada a las personas? Tómate unos minutos de tu tiempo para evaluar esta pregunta. Si sientes que no lo está, ¿qué será lo primero que pondrás en práctica? Recuerda que antes que profesionales, somos personas.

¡Y este ha sido nuestro post sobre cultura organizacional! Si quieres conocer todos los temas en tendencia en el departamento de Recursos Humanos te invitamos a inscribirte en nuestros cursos de liderazgo empresarial, en los que conseguirás aprender la mejor forma de crear equipos de trabajo comprometidos, productivos y, por sobre todas las cosas, motivados.

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte