Home Blog/ Transformación cultural/
Transformación cultural

Retención de personal: 8 estrategias para evitar la fuga de talento en empresas

Josefina Castelan - 13 Abr 23

Articulo

7 min.

La retención de personal es uno de los principales desafíos de cualquier empresa, en especial en la actualidad, donde existe una mayor rotación de personal en los entornos laborales. Pero, ¿de qué depende que un colaborador quiera mantenerse dentro de una compañía?

Dentro de la fuga de talentos inciden muchos factores, como puede ser el aspecto financiero (mejores ganancias y beneficios), el personal (ganas de surgir dentro de una empresa) o incluso el familiar (trabajan lejos de su familia). Y según datos de NB Team, el 71% de las personas con empleo buscan activamente otras opciones, así que no debes asumir que tus personal siempre estarán contentos y felices bajo tu dirección.

En este post, te explicaremos qué es la retención de personal y la importancia de retener el talento humano de tu empresa, así como los mitos que surgen alrededor de las renuncias de colaboradores. Y, por supuesto, te detallaremos las estrategias más efectivas para mantener a tus colaboradores dentro de tu organización. 

¿Qué es la retención de personal?

La retención de personal es un procedimiento que busca impulsar a los colaboradores a seguir formando parte de una empresa por un tiempo prolongado, por lo que puede resultar un recurso muy valioso para tu compañía, en caso de que tenga una alta tasa de renuncias.

Básicamente, la retención de personas viene a ser un buen indicador que sirve de referencia para corroborar el nivel de compromiso del equipo de trabajo y la disposición del departamento de Recursos Humanos para enfrentar nuevos desafíos.

La idea es que una compañía le ofrezca al colaborador un ambiente seguro y cómodo, que le ayude a entender que no hay un mejor lugar para ejercer su vida profesional que en tu compañía. La fidelización del colaborador a la empresa es posible, así que asegúrate de que tu compañía es un entorno en el cual los colaboradores pueden desarrollar al máximo su potencial y se sientan a gusto.

La retención de personal puede darse de dos formas:

  • De forma natural: ocurre cuando ambas partes (colaborador y compañía) ponen de su parte para favorecer la retención de personal. En el caso de la empresa, puede ser una serie de incentivos y por el lado del colaborador, su voluntad para seguir aprendiendo y potenciando su desarrollo en la organización.
  • A través de tácticas: en ocasiones, es necesario recurrir a diversas estrategias de retención de personal, con las cuales estos terminen por convencerse de su puesto dentro de la empresa. De ellas hablaremos más adelante.

Valorar adecuadamente a tu personal y hacerlos sentir satisfechos por su entorno laboral es uno de los principales desafíos para tu empresa. No descuides algo tan importante como la retención de personal.

Retención y fidelización

¿Por qué es importante retener a las personas?

La retención de personal es muy importante para que el personal de Recursos Humanos tenga las herramientas disponibles para disminuir el desgaste y contribuir a la mejora de la experiencia de los colaboradores (el famoso employee experience).

Pero, ¿es un proceso valioso para las organizaciones? Veamos por qué es tan importante la retención de personal:

1. Las contrataciones no son fáciles

Hay una verdad universal en el mundo empresarial: las contrataciones no son procesos sencillos. A menos que decidas contratar a la primera persona que se postule a un cargo (lo cual no es muy recomendable), debes realizar un proceso de selección y deliberación sobre un grupo de candidatos y escoger al ideal para el puesto. Y esto pasaría menos con una buena política de retención de personal.

Este proceso no es sencillo ni fácil, así que pasar constantemente por lo mismo, una y otra vez, puede llegar a ser realmente insufrible para tu compañía. De allí la importancia de saber retener a los colaboradores. 

2. Invertir tiempo, energía y dinero en el proceso de capacitación es agotador

La rotación de personal implica invertir una gran cantidad de recursos y tiempo en encontrar al candidato ideal. Pero no sólamente esto es agotador, también debes capacitarlo para cumplir sus nuevas funciones.

Si la persona tiene mucha experiencia y posee las habilidades, quizá no requiera tanta capacitación. Sin embargo, es especialmente duro si se trata de un candidato recién egresado de la universidad, por ejemplo. Por eso, es buena idea asegurar la retención de personal.

Y con la probabilidad de que, si abandona la empresa a los 6 meses en el cargo o al año, ese trabajo habrá sido en vano para la empresa. Además de costoso: según Gartner, cada colaborador que renuncia le cuesta a la organización unos $18,591 USD en promedio.

3. Tu competencia busca a los mejores, igual que tú

Si cuentas con un colaborador bien capacitado, dispones de un activo para tu organización. Pero, si el trabajador decide abandonar la empresa, es probable que pase a ser contratado por la competencia al manejar bien las normas y estrategias de ese tipo de entornos.

Una forma de evitar esta situación es conseguir que los colaboradores firmen un acuerdo, en el que se les impida transmitir información relevante para la empresa a la competencia.

4. Todo mejora con el tiempo

La retención de personal es muy importante para cualquier compañía. Los colaboradores que forman parte de una organización más tiempo, son los más propensos a ser más leales que aquellos que cambian de trabajo constantemente.

Además, sirven para captar y retener a los colaboradores más jóvenes y cuyo vínculo con la compañía no es tan fuerte. Y, por supuesto, ofrecen un alto rendimiento por el tiempo que tienen trabajando para la empresa.

¿Cuáles son las principales causas de la fuga de talento?

La rotación de personal puede ser costosa y perjudicial para las empresas. Para evitarla, es necesario comprender las razones por las cuales los colaboradores deciden irse de sus trabajos. Aquí hay algunas de las causas más comunes de la alta rotación de personal:

1. Falta de oportunidades de crecimiento y desarrollo profesional

Los colaboradores quieren sentir que están progresando en su carrera y adquiriendo nuevas habilidades. Para potenciar la rotación de personal, es importante que detecten oportunidades para crecer y desarrollarse en su trabajo actual.

2. Salarios y beneficios inadecuados

La compensación es un factor importante para la retención de talento, ya que la decisión de los colaboradores de permanecer o irse de un trabajo depende mucho de ella. Si los salarios y beneficios no están a la altura de las expectativas de las personas, es probable que busquen mejores oportunidades en otros lugares. 

3. Cultura laboral tóxica

Un ambiente de trabajo tóxico puede ser perjudicial para el bienestar emocional y mental de los colaboradores, y un disparador de la rotación de personal. Si las personas no se sienten valoradas, respetadas o seguras en su lugar de trabajo, puede que decidan buscar una empresa con una cultura laboral más saludable.

4. Falta de reconocimiento y retroalimentación

Los colaboradores quieren sentir que su trabajo es valorado y apreciado. Si no reciben reconocimiento por su trabajo duro o retroalimentación constructiva, se sentirán desmotivados y desilusionados con su trabajo. Por ello, el reconocimiento es un ítem clave en cualquier plan de retención de personal. 

5. Desafíos y expectativas poco claras

Es importante que los colaboradores comprendan claramente lo que se espera de ellos en su trabajo. Si los desafíos y las expectativas son vagas o poco claras, los colaboradores podrán sentirse frustrados y abrumados.

¿Cuáles son los mitos sobre retención de personal más comunes?

Pese a la importancia que conlleva el proceso de retención de talento, son pocas las empresas que implementan estrategias realmente efectivas para impedir el éxodo masivo de sus colaboradores.

En lugar de eso, apelan a excusas para explicar la deserción de sus trabajadores. Existen ciertos mitos con los que buscan dar respuesta a su poca efectividad al retener a los colaboradores, como por ejemplo:

1. Renuncian porque no pueden con la presión

Puede ocurrir que algunos colaboradores abandonen la empresa por ceder a la presión, pero no es el único motivo para renunciar. También existe la posibilidad de que la falta de responsabilidades impulse a las personas a buscar nuevos horizontes en otras compañías. 

Muchas responsabilidades o muy pocas pueden tener el mismo efecto en el colaborador. Más adelante, te enseñaremos las herramientas para encontrar el equilibrio, poder lidiar con tu equipo de trabajo y aumentar la tasa de retención de personal.

2. Renuncian por un trabajo mejor

Claro que el dinero y un mejor cargo pueden ser tentadores. Pero no siempre influye para retener el talento, especialmente en aquél personal que se siente satisfecho, cómodo y comprometido con su puesto de trabajo.

Si tu compañía ofrece al colaborador oportunidades de crecimiento, reconocimiento laboral y recompensas que van acorde con el trabajo desempeñado, la retención de personal será mucho más fácil.

3. Renuncian por malos jefes

En este punto entran en juego un cúmulo de factores. Sí, es cierto que malos empleadores pueden impulsar a un colaborador a abandonar su puesto en la compañía, pero también entran en juego:

  • Los salarios injustos.
  • La mala comunicación.
  • El desorden en el lugar de trabajo.

No estamos diciendo que la dirección no sea un problema para la retención de personal, pero tampoco es la raíz del problema.

¿Cuáles son los síntomas de un colaborador que está a punto de abandonar la empresa?

Uno de los factores más importantes dentro de la retención de personal es que estés prevenido y pienses en evitar la fuga de algún talento antes de que sea inevitable y ya numerosos colaboradores hayan abandonado tu empresa.

Muchas veces, las estrategias de retención de personal no se ponen en práctica porque no se aprecian las señales evidentes de que los miembros de un equipo de trabajo pueden estar insatisfechos. Así que, te presentamos los síntomas más comunes y evidentes de cuando un colaborador piensa en abandonar la compañía.

1. Disminuye la productividad

Los miembros de tu empresa no son robots, por ello, su productividad puede experimentar altibajos en cualquier momento y bajo cualquier circunstancia. Pero, cuando un colaborador es muy bueno y de repente disminuye su desempeño, debes estar atento a cualquier posibilidad y entender que, en cualquier momento, puede abandonar la compañía. 

La clara tendencia a la baja es señal de que se está desarrollando una gran baja en su compromiso. Así que, harías bien en empezar a tomar medidas y aplicar estas estrategias de retención de personal para evitar que este y otros colaboradores busquen oportunidades laborales en otra empresa.

2. Mantiene poca colaboración

Aunado al punto anterior, en caso de que el colaborador empiece a mostrar síntomas de poca colaboración en los asuntos para lo cual es requerido, puede ser una señal de que las cosas no están del todo bien con la empresa.

La indiferencia y la apatía son indicadores muy claros de que un colaborador podría estar pensando en abandonar sus funciones dentro de la compañía. Por ende, harías bien en comenzar a evaluar las labores de tu equipo y a hacer mediciones acerca de su desempeño en sus labores recientes, así como empezar a aplicar estrategias de fidelización de personal. 

3. Se cuestiona los objetivos

Este es un aspecto esencial dentro de la retención de personal, pues es clave que un colaborador se sienta identificado y sus acciones estén alineadas con los objetivos de la empresa.

Si una persona no siente que estas metas sean las apropiadas ni considera que cumplirlas le generará algún beneficio, es probable que exista un alto riesgo de abandonar la compañía a corto plazo.

4. Acumula múltiples ausencias y retrasos

Si el colaborador suele tener múltiples ausencias o se retrasa continuamente al momento de acudir a su trabajo, se toman las medidas pertinentes. Ahora bien, ¿qué ocurre cuando un colaborador modelo y que no cuenta con problemas de disciplina incurre en estas faltas?

Esto es una clara señal de que algo no va bien y de que se siente en la necesidad de cambiar de empresa.

5. No ofrece compromiso a largo plazo

Uno de los indicadores más obvios de que deben implantarse las estrategias de retención de personal es que al momento de presentar las estrategias y los proyectos a largo plazo, algún colaborador muestra poco entusiasmo. Incluso, puede llegar a tornarse evasivo al respecto.

Esto puede implicar que no se ve extendiendo su presencia en la compañía mucho tiempo más, por lo que no se siente parte de esa perspectiva futura ni del cumplimiento de esas metas en el largo plazo.

BANNER

Estrategias para optimizar la retención de personal

En la actualidad, ya sabes que un salario no es la única forma de retener a una persona. Influyen muchos más aspectos para mantener a tu personal en la compañía y, aunque el dinero es importante, no lo es todo en la vida.

Desde Crehana, te traemos algunas estrategias con las cuales resolverás el tema de retención de personal en una empresa y evitarás renuncias masivas.

1. Preocúpate por el desarrollo profesional de tu personal

Los colaboradores valoran que la empresa se preocupe por ellos (a todos nos gusta que se preocupen por nosotros). Si le demuestras a tus colaboradores que realmente te importa su crecimiento profesional, otórgales las herramientas y oportunidades para que puedan desarrollar y explotar todo su potencial latente. Así, garantizarás retener el talento humano de tu empresa.

¿Cómo puedes hacer esto? Podrías optar por aplicar en el trabajo opciones didácticas y educativas como las siguientes:

  • Cursos.
  • Talleres.
  • Conferencias.
  • Plataformas de e-learning.

2. Opta por paquetes de beneficios

Los beneficios siempre son importantes para un empleado, ya que es una muestra de valoración y preocupación de la empresa por su bienestar físico y mental. Y es por eso que tu empresa no puede ser la excepción al momento de retener a tus colaboradores.

En tu estrategia de retención, puedes optar por métodos como los siguientes:

  • Seguro médico de calidad, seguros de vida o licencias por enfermedad amplia.
  • Vacaciones.
  • Plan de ahorros.
  • Horarios flexibles.

Para saber qué podría gustarle o no a tus colaboradores, ¿sabes qué puede servirte? Las encuestas de equipo, con las que podrás consultar a tus colaboradores acerca de ideas y recomendaciones sobre cuáles beneficios valorarían más (además de que esto los mantendrá motivados y comprometidos, al saber que te preocupas por recompensarlos).

3. Comunícate y establece de forma clara los objetivos

No hay mejor forma de lidiar con tus colaboradores que utilizando una comunicación clara y efectiva. Si tus colaboradores se sienten con la libertad suficiente para transmitir sus ideas y preocupaciones, valorarán de mejor forma su participación en la empresa y garantizarás la retención del talento humano de tu organización.

Para esto, debes asegurarte de ser transparente, abierto y respetuoso con tu equipo de trabajo. Y, por supuesto, no puedes olvidarte de ofrecer una retroalimentación con tus equipos, para que sean conscientes de la forma en que son evaluados y en base a qué objetivos se revisa su trabajo.

4. Evita la sobrecarga de trabajo para tus colaboradores

Uno de los principales obstáculos para la retención de personal es la sobrecarga de trabajo. Un mal que no se soluciona ni con todas las compensaciones del planeta.

La productividad no va de la mano con trabajar más. Asignarles más tareas a tus colaboradores no los hará más productivos, sino todo lo contrario: perderán energía y ganas de seguir trabajando en tu compañía.

Por este motivo, debes alentarlos a que prioricen tareas y a buscar el balance ideal entre su vida privada y su trabajo. Es una buena estrategia de retención.

5. Ofréceles un trabajo significativo

Ofrece a tus colaboradores la oportunidad de realizar tareas diversas, que resulten un estimulante para ellos.

El efecto millennial en las empresas es una realidad, al ser la generación que abarca el grueso de la fuerza laboral en la actualidad, necesitan sentir que su trabajo tiene alguna clase de sentido. Por lo tanto, debes mostrarles que su empleo es significativo y puede causar un impacto positivo a su entorno.

6. Reconoce el esfuerzo de tu personal

Una gran forma de garantizar la retención de colaboradores es entendiendo que no son máquinas, sino que son seres humanos que cumplen sus asignaciones laborales con esfuerzo y dedicación. Por ende, también se sentirán a gusto sabiendo que su dedicación vale la pena y está dando sus frutos.

El sentirse valorados y respetados favorecerá a la retención de personal en tu compañía. Puedes reconocer su trabajo con felicitaciones públicas o reconocimientos mayores, como los mencionados dentro de los incentivos. 

7. Entiende qué motivos tienen tus colaboradores para seguir en la empresa

La retención de personal no sucede solo porque sí. Usualmente, los colaboradores tienen razones y motivos para seguir vinculados a alguna empresa, así que debes tratar de entender cuál es la razón para que permanezcan vinculados a la empresa.

En la actualidad, está muy implantada la acción de realizar encuestas de salida en las compañías para saber qué fue lo que motivó a un colaborador a abandonar una empresa. Sin embargo, son muy pocas las corporaciones que se molestan en comprender la razón que impulsa al personal a quedarse.

¿Y es necesario conocer esta información? Totalmente, ya que podrás identificar aquellas políticas que están contribuyendo con tu estrategia de retención y además garantizar si hay posibilidades de mejorar tu táctica. Para ello, será muy útil que estés abierto a los feedbacks que puedas recibir de tus colaboradores. 

offboarding

8. Evalúa tu estrategia de retención de talento frecuentemente

Evaluar la estrategia de retención de talento con frecuencia es esencial para garantizar que la empresa está haciendo todo lo posible para retener a los colaboradores. Esto se puede lograr a través de encuestas, revisiones de desempeño, monitoreo de tasas de rotación, entre otros. Así, se pueden identificar áreas problemáticas en la estrategia de retención de talento y tomar medidas para abordarlas. 

Para garantizar la efectividad de tu plan de retención de talento, puedes utilizar nuestra guía sobre retención de talento humano. En este ebook gratuito hallarás las claves para implementar estrategias de retención de talento humano con las que garantizarás una productividad más estable y unos equipos de trabajo con mayor compromiso para alcanzar los objetivos.

Guía sobre retención de talento humano

¿Cómo retener a los colaboradores con Crehana?

Una de las herramientas que mejor te puede servir para potenciar tu estrategia de retención de personal es la plataforma de Gestión y talento de Crehana. Con ella, podrás convertir al talento humano de tu organización en la ventaja competitiva de tu empresa y mantener sus niveles de motivación y sentido de pertenencia elevados.  

Con la herramienta Engagement, podrás medir y gestionar la satisfacción de cada persona en tu compañía, para tomar mejores decisiones en favor de la cultura interna y la fidelización del talento. Estas son sus principales funcionalidades: 

  • Incrementa la participación y obtén nuevos insights
  • Solicita y brinda feedback desde los líderes hasta todas las personas del equipo, para identificar las oportunidades de mejora.
  • Otorga medallas para reconocer valores, competencias y logros, que luego se pueden canjear por beneficios.

encuestas de ambiente laboral Crehana

Plataforma de Engagement de Crehana

Esta guía te será de utilidad para la retención de personal en tu compañía. Verás cómo la tasa de deserción de tu equipo de trabajo disminuirá progresivamente, manteniendo personal leal y comprometido con los objetivos de la empresa.

El equipo de Recursos Humanos debe estar muy atento al tema de la retención de personal y evaluar, tanto los factores internos, como los externos que pueden influir en que aumenten o disminuyan las cifras de renuncias. Busca siempre que la experiencia del colaborador sea significativa en la empresa, pues de eso va a depender su presencia en la organización.

¡Éxitos!