🕵🏾 Cloaking: ¿en qué consiste y cómo afecta al SEO? | Crehana
¿Qué es el cloaking y por qué debes evitarlo si no quieres recibir una sanción de Google?

¿Qué es el cloaking y por qué debes evitarlo si no quieres recibir una sanción de Google?

Última actualización 8 de Abril del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Ana Zorro

¿Te topaste con el término cloaking y quieres saber si es una buena estrategia de posicionamiento web?

Dentro del universo del SEO existen diferentes herramientas y estrategias que las y los especialistas deben conocer, evaluar y definir si se deben o no implementar. Pues bien, el cloaking es una técnica que definitivamente no deberías poner en uso, porque si lo haces, te arriesgarías a recibir una penalización por parte de Google.


Hemos escrito esta nota para contarte algunas de las razones por las cuáles el cloaking en SEO es una mala decisión. Así que aprende más sobre su definición, técnicas y funcionamiento, y añade este término a las prácticas que definitivamente no debes ejercer bajo ninguna situación.

 

¿Qué es cloaking?

El cloaking, también conocido como encubrimiento en español, es una técnica que entra dentro las tácticas Black Hat SEO, es decir, que no sigue los parámetros estipulados por los motores de búsqueda. 

Lo que hace el cloaking es mostrarle un contenido a los usuarios completamente diferente al que le muestra a los robots, con el fin de posicionarse en los primeros lugares de una forma mucho más rápida. Esta práctica puede ser penalizada porque se está manipulando a Google y a los otros motores de búsqueda con un contenido falso, y adicionalmente, puede estar camuflando páginas con contenido ilegal o fraudulento. 

¿Cómo funciona el cloaking? 

Quienes realizan cloaking lo hacen por medio de diferentes técnicas, pero todas coinciden en que tienen que enfrentarse con los bots, que son rastreadores encargados de reconocer, rastrear, indexar, evaluar y verificar que el contenido de un sitio web cumple con los diferentes requisitos tanto a nivel técnico como de valor para los usuarios. De entrada ya puedes ver que es una mala idea hacer uso de esta táctica porque seguramente los bots lo identificarán y penalizarán al sitio web. 

websiteFuente: Unsplash

Ahora que aclaramos esta pequeña definición, vamos a entrar en detalle sobre las técnicas más populares de cloaking en SEO.

1. Cloaking en servidor

Esta es la más popular y una de las más arriesgadas. Se configura el servidor para mostrar un contenido diferente dependiendo del navegador. Si se sabe que es un robot de Google quien ingresa al sitio web, el contenido se muestra de una forma específica, incluyendo, usualmente, parámetros ultra optimizados para buscadores.

Por lo general, en el cloaking en servidor, la versión que se da de cara a los buscadores contiene grandes bloques de texto, ya que tienen el objetivo de cumplir con los parámetros de optimización para SEO, mientras que las que se muestran a las personas contienen muchas más imágenes y poco texto. 

¿Por qué se usa esta técnica de cloaking en SEO? Puede parecer más sencillo incluir los requisitos de optimización sin la necesidad de crear y curar el contenido, sin embargo, es una técnica riesgosa porque actualmente es mucho más fácil de detectar

2. Cloaking SEO Javascript

Esta técnica de cloaking, cada vez menos usada, consiste en ejecutar un código Javascript para redireccionar el contenido a usuarios o a robots, según sea el caso. Cuando se implementa el código, el contenido se muestra diferente dependiendo la IP de acceso, y al implementar una Meta Refresh, se puede modificar la URL de destino en 0 segundos.

Código webFuente: Unsplash

La razón por la cuál se usa poco esta técnica, es que se puede saber si un sitio web está haciendo cloaking con solo activar o desactivar Javascript, e incluso, aún más fácil, denegando las cookies.

3. Cloaking con texto invisible

Nosotros consideramos que esta táctica de cloaking en SEO es, sin duda, una de las más deshonestas. Lo que se hace es incluir un texto que contenga keywords e información útil para el posicionamiento y optimización, y ponerle un color que se camufle con el color de fondo del sitio web, de tal forma que el usuario no pueda leerlo pero la información se encuentre alojada ahí. 

Es una estrategia inútil, ya que los robots de Google aprendieron este tipo de tácticas hace algunos años y por eso actualmente pueden localizar los textos ocultos de una forma muy sencilla.

4. Cloaking basado en dirección IP

Todos los usuarios que ingresan a un sitio web tienen una dirección IP que se basa en su ubicación y servicio de internet. Lo que hace esta técnica de cloaking es detectar cada dirección IP y con base en esta información, mostrar un contenido diferente según sea el caso.

Chico joven navegando en internet desde laptopFuente: Unsplash

Como en las técnicas de cloaking anteriores, cuando se identifica un crawler de Google, lo que se muestra es información que si bien cumple con los requerimientos de optimización de SEO, no es contenido de calidad.

¿Por qué no hacer cloaking? 

Si bien ya te habrás dado una idea de por qué no hacer cloaking, es necesario enfatizar sobre varios puntos:

  1. Google, así como otros motores de búsqueda, puede establecer diferentes penalizaciones sobre tu sitio web. 
  2. La sobre-optimización de keywords se puede penalizar, además, es una práctica fácilmente identificable para los bots, por lo que el cloaking resulta cada vez más inútil y riesgoso.
  3. Los bots pueden ejecutar actualmente el código Javascript, por lo que se identificará la forma en la que un sitio web se muestra a los usuarios y a los rastreadores.
  4. Perjudica gravemente la experiencia del usuario al indexar a un sitio web erróneo. Esto hace que se posicionen páginas que no son de valor y que no responden a las preguntas que hacen las personas.

¿Cómo detectar el cloaking? 

Actualmente existen tres herramientas muy populares que puedes encontrar para saber si hay cloaking en algún sitio web:

  1. Search Console: puedes verificar si un sitio web tiene alguna técnica de cloaking pinchando en la opción Rastrear como Google.
  2. User-Agent Switcher: es una extensión que te deja conocer un sitio web como si fueses Googlebot.
  3. Redirect Path: con esta extensión podrás saber el el estatus http de las urls, lo que ayudará a identificar si existe alguna redirección. 

¿Qué prácticas aplicar para lograr un buen posicionamiento SEO?

Como puedes ver, todo lo que tiene que ver con estrategias que tratan de burlar a los diferentes bots resultan contraproducentes para el sitio web y para los usuarios, por lo que lo más adecuado es descartar la implementación del cloaking y en general, de todas las tácticas Black Hat SEO. 

1. Realiza un diagnóstico de tu sitio web

Actualmente existen diferentes guías con herramientas SEO que te ayudarán a conocer cuáles son los puntos fuertes que tiene tu sitio web, y qué requerimientos, falencias y oportunidades debes mejorar para lograr una mejor posición en los resultados de búsqueda

Persona analizando sitio webFuente: Unsplash

Este ejercicio puede ser tedioso al comienzo, sin embargo, cada vez se volverá más fácil de hacer porque cada vez tendrás menos errores. Además, estás realizando un ejercicio a profundidad, contrario al cloaking que es más bien una estrategia a corto plazo y solo funciona como fachada.

2. Haz un check list de verificación

El posicionamiento SEO tiene bastantes puntos a tener en cuenta, por eso te recomendamos realizar una checklist con todos los elementos que necesitas verificar siempre. Es un recurso simple que solo tendrás que desarrollar una vez y que te ayudará a validar que el contenido que estás publicando, cumple con todos los parámetros necesarios.

Uno de los pros de esta práctica es que vas a poder hacer doble verificación para que el contenido que salga al aire sea de calidad. Recuerda que cada elemento que añadas debe hacer sentido con lo que estás contando; precisamente lo que queremos evitar es la arbitrariedad del hacer por hacer como en el caso de cloaking.

 

3. Estudia y mantente al tanto de las actualizaciones

Existen diferentes plataformas académicas que te brindan las herramientas y recursos necesarios para mantenerte actualizada o actualizado constantemente tanto en las prácticas que debes llevar a cabo, como en las que debes evitar (el cloaking).

Para reforzar el tema que estamos viendo, por ejemplo, te recomendamos nuestro curso online de SEO intermedio con el que comprenderás cuál es la estructura ideal que debe tener tu página web; cómo diagramar el enlazado interno; cuáles son esos elementos de indexación esenciales para el SEO, y algunas herramientas técnicas que te ayudarán a optimizar los diferentes sitios web para hacerlos más visibles en los resultados de búsqueda.

Google AnalyticsFuente: Unsplash

Si bien aprender sobre las herramientas y estrategias que debemos implementar en el posicionamiento SEO siempre será un punto a favor, también es importante conocer las prácticas que debemos evitar, como el cloaking. De lo contrario, podemos incurrir inconscientemente en sanciones o penalizaciones con los motores de búsqueda sin conocer el porqué, y teniendo que ahondar en las razones, afectando los diferentes indicadores y esfuerzos recorridos.

El mundo del SEO se mueve a la velocidad de la luz, por eso nuestra recomendación es que destines unos minutos diarios o semanales en investigar sobre nuevas noticias, herramientas y tendencias. Muchos de nuestros cursos online de marketing digital, pueden apoyarte en tus procesos de aprendizaje sobre SEO, tanto a nivel básico, como intermedio y avanzado.

¡Sigue aprendiendo! Enamorar a los buscadores es una tarea constante y larga, pero sin duda, llena de aprendizajes también. ¡Diviértete en el proceso

También podría interesarte