Home Blog/ Gestión de Talento/
Gestión de Talento

¿Qué tipos de jornada laboral puede implementar una empresa de +500 empleados?

Andrea Flores - 17 Ene 24

Articulo

7 min.

Trabajar más horas no siempre es sinónimo de mejor rendimiento. De hecho, una jornada laboral prolongada puede generar mayor cansancio en los colaboradores y, con ello, disminuir sus niveles de productividad. 

Existen diversos tipos de jornada laboral que te ayudarán a resguardar la motivación y el bienestar de tu equipo. Pero, ¿cuál es la más recomendada para las empresas grandes? Consideramos que la respuesta depende de la situación particular de la compañía, así como de las necesidades de las personas que trabajan en ella. 

En esta nota, exploraremos 6 tipos de jornada laboral, junto a sus ventajas y desventajas, para que puedas encontrar la que más te conviene implementar. 

 

Jornada laboral a tiempo completo

Comencemos con el tipo de jornada laboral más utilizado por las empresas, el cual implica trabajar al menos 40 horas a la semana. Las normativas pueden variar según la ley laboral de cada país y la política de la empresa. 

Se suele seguir el siguiente modelo: trabajar 8 horas al día durante 5 días a la semana (o de lunes a viernes), aunque algunas empresas también consideran los días sábados como laborales. Por ejemplo, en este caso, la jornada laboral semanal sería mayor a 40 horas. 

Ventajas y desventajas de la jornada laboral a tiempo completo

Veamos si es conveniente trabajar bajo este tipo de jornada laboral: 

  • Ventajas: ofrece estabilidad financiera a los empleados, ya que reciben beneficios laborales completos. También, genera seguridad en el equipo, ya que los contratos que suelen hacerse bajo esta modalidad son a partir de 3 meses. 
  • Desventajas: puede implicar largas horas de trabajo si no se gestionan bien las tareas. Al ser un modelo menos flexible, los colaboradores podrían tener problemas para equilibrar el trabajo y su vida personal. 

Los líderes que quieran apostar por este tipo de jornada laboral deben, entre otras cosas, asegurar una repartición de tareas justa, ofrecer la tecnología necesaria a los profesionales para que resuelvan sus actividades diariamente, garantizar un espacio de trabajo ergonómico y promover el bienestar.  

Jornada laboral a tiempo parcial

En este caso, los empleados trabajan menos horas que los empleados a tiempo completo, pero aún mantienen una programación regular. La cantidad de horas puede variar y dependerá de los objetivos que el área deba cumplir. Sin embargo, en este tipo de jornada laboral, el tiempo de trabajo suele ser inferior a 40 horas a la semana. 

La clase de jornada laboral a tiempo parcial es muy común en puestos de trainee o practicante, quienes, por lo general, no superan las 30 horas por semana. También, puede utilizarse para contratar personas para la realización de proyectos específicos. 

Ventajas y desventajas de la jornada laboral a tiempo parcial

Analicemos los puntos positivos y negativos de esta clase de horario laboral:

  • Ventajas: mayor flexibilidad para los empleados, permitiendo un mejor equilibrio entre trabajo y vida personal. Puede ser una opción para aquellos que buscan ingresos adicionales sin una carga de trabajo completa.
  • Desventajas: menos beneficios en comparación con los empleados a tiempo completo. Esto les resta estabilidad financiera, lo cual puede generar estrés o ansiedad en los profesionales. 

Para tener éxito con este tipo de jornada laboral, es recomendable ofrecer a los empleados una buena remuneración por las horas trabajadas. También es importante reconocer su esfuerzo cuando corresponda. Esto aumentará su compromiso y motivación, lo cual es indispensable para potenciar su productividad. 

Jornada laboral flexible

Los empleados tienen cierta flexibilidad en cuanto a las horas de inicio y finalización de su jornada laboral. Esto puede incluir la opción de trabajar desde casa o elegir horarios más convenientes para el empleado. 

Se trata de uno de los tipos de jornada laboral que más empresas han implementado después de la pandemia por COVID-19. De hecho, resulta ser un modelo más práctico y amigable con el estilo de vida que llevan las personas en la actualidad. 

Ventajas y desventajas de la jornada laboral flexible

Veamos qué deberías considerar antes de adoptar esta clase de horario laboral: 

  • Ventajas: los colaboradores ganan mayor autonomía en la gestión del tiempo, lo que puede aumentar la satisfacción laboral. Les permite también atender sus responsabilidades personales y familiares con libertad. 
  • Desventajas: puede haber dificultades para establecer límites entre el trabajo y la vida personal. La comunicación y la colaboración pueden ser desafiantes si no hay una estructura clara. 

En una nota de la consultora Olivia, el psicólogo laboral y director ejecutivo de Smart Coach Isaías Sharon destaca que el horario flexible permite a las personas tener tiempo de calidad con sus amigos y familia. Pero, además de ello, les enseña a aprovechar el tiempo de trabajo para mejorar sus niveles de eficiencia. 

Claro que, para que este último punto se cumpla, es recomendable contar con una plataforma de Desempeño que pueda monitorear al equipo y asegurar su progreso. En Crehana, contamos con funciones para hacer un seguimiento en tiempo real de los colaboradores, programar y entregar feedback, evaluar sus habilidades y más. 

plataforma de desempeño crehana

Trabajo por turnos

Los empleados trabajan en diferentes turnos durante el día o la noche, a menudo en rotación. Esto es común en industrias que requieren operaciones continuas, como la manufactura, la salud y la hospitalidad. 

Por lo general, suelen ser turnos de 8 horas para cumplir con las 40 horas semanales; sin embargo, las horas de inicio y fin de la jornada laboral dependerán de cada empresa. 

Ventajas y desventajas de la jornada laboral por turnos 

Al igual que las otras clases de jornada laboral, el trabajo por turnos tiene un aspecto positivo y negativo. Veamos cada uno de ellos: 

  • Ventajas: las empresas pueden atender sus responsabilidades las 24 horas, permitiendo así la continuidad de las operaciones. Puede ofrecer horarios alternativos para aquellos que prefieren trabajar en ciertos momentos del día.
  • Desventajas: si no se gestiona correctamente, podría afectar la salud de los colaboradores a largo plazo. 

Algunos líderes podrían considerarlo como uno de los tipos de jornada laboral más complicados de manejar; sin embargo, el éxito en su implementación radica en las medidas que se toman para asegurar el bienestar del equipo. Las condiciones de trabajo deben ser las más adecuadas para potenciar su rendimiento. 

Trabajo a distancia o teletrabajo

Este tipo de jornada laboral también promueve la flexibilidad laboral, ya que los empleados tienen la libertad para realizar sus funciones laborales desde un lugar remoto. Esta modalidad se ha vuelto más común con los avances tecnológicos que facilitan la conexión y colaboración a distancia. 

Para asegurar que el tipo de jornada laboral a distancia funcione a largo plazo, además de las herramientas pertinentes, los líderes deben asegurar un buen nivel de comunicación entre los empleados y sus jefes. 

Ventajas y desventajas de la jornada laboral a distancia

De acuerdo a un artículo de Hubspot, el teletrabajo “permite a las empresas aprovechar el talento local y el global. Al ofrecer puestos a distancia, las compañías pueden contratar a personal ubicado en cualquier latitud, lo que garantiza que tengan el mejor talento”. 

Pero eso no es todo. Veamos otras ventajas de este tipo de jornada laboral y algunas consideraciones que deberías tener en mente si deseas implementarla: 

  • Ventajas: mayor flexibilidad en la ubicación, reducción de desplazamientos, mayor autonomía y, en algunos casos, aumento de la productividad.
  • Desventajas: pueden haber dificultades en la comunicación y colaboración si no se tiene un plan estructurado. Si esto ocurre, los colaboradores podrían desarrollar una sensación de aislamiento.

Al igual que en los otros tipos de horario laboral, es recomendable que los líderes tomen parte activa en la implementación de esta modalidad de trabajo, sobre todo cuando se trata de inspirar a los colaboradores a ser más responsables, comunicativos y proactivos en su día a día. 

 

Jornada laboral comprimida

Se trata de un tipo de jornada laboral en la que los empleados trabajan la cantidad total de horas semanales en menos días. Por ejemplo, en lugar de trabajar 8 horas al día durante 5 días, algunas empresas han implementado la famosa semana laboral de 4 días

También es uno de los tipos de jornada laboral que promueve la flexibilidad en el trabajo, ya que los colaboradores tienen más tiempo para atender su vida personal. 

Ventajas y desventajas de la jornada laboral comprimida

Estos son los puntos que deberías considerar antes de implementar esta clase de horario laboral en tu empresa: 

  • Ventajas: permite días libres adicionales a lo establecido comúnmente. Con periodos de descanso más largos, la satisfacción de empleado y su productividad suelen aumentar, haciendo al equipo más eficiente. 
  • Desventajas: los días de trabajo pueden ser más largos y agotadores. La fatiga acumulada podría afectar el rendimiento.

Para contrarrestar el lado negativo de la jornada laboral comprimida, los líderes de cada área deben cuidar la distribución de tareas. Es recomendable que los colaboradores reciban únicamente las responsabilidades que les corresponden para no saturarlos y perjudicar su desempeño. 

Sin importar el tipo de jornada de trabajo que escojas, nuestra plantilla de control de horarios laborales te servirá para gestionar a tu equipo, garantizar la efectividad del tiempo y un nivel de productividad óptimo. 

plantilla de horarios laborales gratis

Hasta aquí hemos visto los tipos de jornada laboral que existen. Recuerda que la mejor opción dependerá mucho de la situación de tu empresa. Considera cómo podrían ser más felices tus colaboradores trabajando para ti: ¿necesitan más días libres o les gustaría tener autonomía total para gestionar su tiempo?

También es importante que la nueva modalidad de trabajo que escojas no comprometa la rentabilidad de la empresa. De hecho, se espera que pueda potenciarla a largo plazo.