🎶 ¿Qué es la composición musical y cómo hacer una? | Crehana
Aprende qué es la composición musical y ¡muévete al ritmo de tu propia melodía!

Aprende qué es la composición musical y ¡muévete al ritmo de tu propia melodía!

Última actualización 11 de Marzo del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Alexandra Carranza

Todos hemos llegado a la música mediante experiencias auditivas, pero ¿sabes qué es la composición musical y cómo ha trascendido en el tiempo? Aunque no lo creas, la creación musical ha estado presente desde las primeras civilizaciones.

A lo largo de los años, las personas han aprendido pequeños detalles sobre la música en el camino. Piezas maestras como las de Mozart o las sinfonías de Beethoven han sido clave para entender la importancia de la composición musical.

Conocer los fundamentos de la composición musical es un requisito previo para seguir una carrera en producción musical o para mezclar canciones al estilo de un DJ profesional. Para aprender a componer música, necesitarás tener más que una comprensión básica de escalas mayores y menores y progresiones de acordes.

Como menciona Ernesto Malaca, productor musical y profesor del curso online de Ableton desde cero: creación y producción musical, “es importante conocer las herramientas básicas de composición musical y las técnicas creativas para diseñar, grabar y mezclar música. Así, podrás hacer una canción, grabar tu grupo musical o incluso realizar la banda sonora de un videojuego”.

Por eso, en este artículo te explicaremos a profundidad qué es una composición musical y sus elementos indispensables para hacer una pieza maestra, escribir música clásica o componer tu primera canción de pop. 

¡Así que activa tu cerebro y ponlo al ritmo de una composición musical!

Definición de composición musical

Una composición musical es el acto de crear una pista, canción o nota correctamente a mano o tan grande como una sinfonía usando diferentes elementos musicales.

De hecho, la composición musical es un lenguaje muy parecido a cualquier otra manifestación escrita. Para transmitir una intención o un mensaje al oyente, debes saber leer y escribir los sonidos que deseas que se reproduzcan. 

Es por eso que el primer paso para convertirte en compositor es aprender a leer música a primera vista y comprender el significado de todos los símbolos. Esta es la razón por lo que la composición de la música es la manifestación de la parte más íntima del músico.

A medida que estudias varios estilos y géneros de música, también sabrás cómo detectar las diferencias en la notación musical. En pocas palabras, la composición musical es el arte de combinar sonidos y ritmos para formar una pieza única. 

Importancia de la composición musical

Una vez que estás familiarizado con el concepto de composición musical, es hora de conocer cuál es su importancia, sobre todo si quieres ser un productor musical o un DJ de renombre.

Quizás no lo sepas, pero la historia de la música nace con el ser humano. Las primeras composiciones musicales buscaban exteriorizar los sentimientos del hombre a través del sonido emanado de su propia voz, con el fin de distinguirlo del habla que usaba para comunicarse con otros seres.

Después, con la aparición de Beethoven, la creación musical empezó a concebirse como una gran fuerza expresiva. Durante muchos años, los compositores han tenido que depender de papel y lápices para escribir sus piezas utilizando únicamente su conocimiento de las teorías musicales. 

Luego, tenían que reproducir este conjunto de acordes y sonidos para determinar si las partes encajaban o no antes de hacer las revisiones. Con la tecnología moderna, este proceso se ha simplificado drásticamente. 

En la actualidad, hay una gran explosión de herramientas de composición musical diseñadas para ayudar a los creadores a trabajar en sus piezas y darles la posibilidad de compartir su trabajo con el mundo.

 

Elementos de la composición musical

En toda composición musical moderna, encontraremos 3 elementos principales (ritmo, armonía y melodía) y 4 elementos secundarios (timbre, textura, dinámica y forma), pero igual de importantes. 

De hecho, el ritmo, la armonía y la melodía son las dimensiones base de la composición musical. Definiendo estos elementos tendrás más de la mitad de tu obra maestra. 

La música siempre se ha relacionado con las personas creativas, te sorprenderás que tienes lo necesario para componer música. Dicho esto, veamos a profundidad cada uno de los elementos de la composición musical.

1. Ritmo 

¿Alguna vez has movido tu pie al ritmo de una composición musical? O tal vez, ¿has bailado al compás de una canción del momento?

Así como el pulso de tu corazón, la música igual tiene un pulso vital, ambos medidos por BPM (Beats per minute). A esto se le conoce como el ritmo, uno de los elementos de la composición musical.

Este pulso puede tener diferentes velocidades, se le dice tempo a la velocidad del ritmo de una composición musical. En la música clásica están bien definidos los nombres de los diferentes términos del tempo:

Largo 

Es un tempo lento, va de 40 BPM a 65 BPM. Conocido como el ritmo de la meditación y la relajación.  

Adagio 

Se sigue considerando un ritmo lento de 66 BPM a 75 BPM. Este ritmo es igual a cuando estás despierto sin hacer actividad física. 

Andante 

De andar en italiano, se le denomina el tempo de caminar. Ya no se le considera un ritmo lento, sino un ritmo calmado. Y como su nombre lo dice, es el ritmo de tu corazón cuando caminas, el cual varía de 76 BPM a 107 BPM. 

Moderato

No tiene nada que ver con la banda Mexicana de rock, Moderatto. Este ritmo se explica por sí solo, se considera un ritmo moderado de 108 BPM a 119 BPM. Si analizamos las canciones modernas, la mayoría tiene un ritmo moderato o superior a este. 

Allegro 

Los italianos usaron el término “allegro” para expresar que de 120 BPM a 167 BPM se considera un ritmo alegre. A pesar que estos términos vienen de la música clásica, actualmente, podemos apreciar este ritmo en una composición musical electrónica y en festivales o fiestas que reproducen un pack de canciones de electrónica, convirtiendo el tempo de 120 BPM en el más popular.  

Presto

Es el más rápido de los tempos, de 168 BPM a 208 BPM . No es casualidad que el tempo maneje el mismo ritmo que nuestro corazón, a este ritmo estaríamos llegando a los límites de nuestra capacidad cardiovascular. 

tempo de una composición musicalFuente: Escribir Canciones

2. Melodía 

La melodía es la línea horizontal que incluye los diferentes tonos, y que puede tener notas graves o agudas. 

Según Instrumentos Musicales, la melodía es el alma de la música. De los principales elementos de la composición musical (ritmo, melodía y armonía), la melodía es el que incide con mayor fuerza en la parte afectiva.

Gracias a la melodía y al ritmo puedes reconocer composiciones musicales como la de la intro de Star Wars. ¿Te viene algún otro tema a la mente? 

Las melodías, en la mayoría de la música occidental, son tonales, esto quiere decir que las notas que se usan en una composición musical pertenecen a una familia de tonos o escalas. Entre las escalas más usadas en la música contemporánea tenemos: 

La escala mayor 

Esta escala es asociada por sonar alegre, juguetona y ,en general, se relaciona con sentimientos positivos. 

La escala menor 

Esta escala es asociada por sonar triste, sobria y ,en general, se relaciona con sentimientos negativos.

También, las melodías se pueden categorizar por su facilidad de cantar y tocar. Las melodías conjuntas son suaves y fáciles de cantar o tocar. Mientras, las melodías disjuntas son desordenadas y difíciles de cantar.  

mujer tocando el piano con melodíaFuente: Pexels

3. Armonía

Anteriormente, vimos que la melodía es la línea horizontal del tono. La armonía es la línea vertical, es cuando varios tonos se combinan al mismo tiempo. 

Este bloque de tonos, normalmente, se estructura como acordes musicales. El conjunto de acordes en la línea horizontal se le conoce como progresión de acordes. 

La armonía, al igual que el ritmo y la melodía, es un elemento de la composición musical que se puede describir por sus características. En el caso de la armonía, se puede categorizar por su dureza:

  • Armonía consonante. Los acordes se perciben como suaves.  

  • Armonía disonante. Los acordes se perciben como duros. 

La disonancia es un componente clave para la música, ya que crea tensión y siempre busca resolución a un acorde consonante, esto hace que la creación musical sea más interesante. Sin embargo, existen diferentes opiniones sobre la disonancia y consonancia, porque son términos subjetivos. 

Bien, ya tienes la base de las primeras tres partes de la composición musical. A continuación, veremos los otros elementos de la composición musical para ofrecer una experiencia auditiva completa.

armonía en los acordes de la guitarraFuente: Pexels

4. Timbre

Si estás familiarizado con las notas musicales, puedes tocar un Do en el piano o un Do en la guitarra, será la misma nota; sin embargo, no suenan iguaL Esto se debe a las diferencias timbradas de cada instrumento. 

El timbre, también conocido como el color musical, es la analogía de lo que un músico usará para pintar su obra y evocar ciertas sensaciones, al igual que un pintor usa los colores. Por eso, es uno de los elementos de la composición musical más importantes.

timbre en la músicaFuente: Freepik

5. Textura 

Se refiere al número de líneas musicales individuales y su relación entre ellas. Estas líneas de melodía pueden ser tocadas por el mismo instrumento musical o distintos instrumentos. Estas son las principales texturas que se puede encontrar en una composición musical:

Monofonía

Una sola nota tocando a la vez, no tiene armonía o acompañamiento. 

Homofonía 

Son 2 o más sonidos tocando la misma melodía, generalmente, un sonido es el que predomina y los otros sirven de refuerzo. 

Polifonía 

Se refiere cuando escuchamos diferentes melodías al mismo tiempo. En la música clásica, podemos encontrar esta técnica de composición musical en un canon o una fuga. El estilo de escribir varias melodías en el mismo bloque musical se llama contrapunto.

Mímica 

Como su nombre lo dice, un instrumento o sonido imita la melodía principal. Viene de la idea de crear un efecto de eco musical con diferentes sonidos. 

hombre escuchando músicaFuente: Freepik

6. Forma 

La composición musical está llena de frases, melodías, armonías, progresiones, texturas y todo lo que ya hemos mencionado, pero la música aún tiene otro nivel de orden: la forma. 

La forma se refiere a la estructura de tu composición musical, por ejemplo, un verso, coro, verso. Existen cuatro tipos de formas musicales base para toda creación musical:

Forma estrófica  

La misma melodía se toca o canta en todas las secciones o estrofas de la pieza musical. Por ejemplo, Verso 1, Verso 2, … Verso n. 

Forma de Composición completa

En ningún momento se repite la misma frase musical. Por ejemplo, Parte A, Parte B, Parte C, Parte D… 

Forma Binaria 

La composición musical tiene solo dos partes: A y B. Gran parte de la música pop que escuchamos está basada en una estructura binaria con unas cuantas decoraciones. 

Como ejercicio, pon diferentes canciones y busca este patrón, lo podrás encontrar con pequeños puentes y secciones especiales. Por ejemplo, Intro, Verso (A), Coro (B), Verso (A), Coro (B), Puente, Verso (A), Coro (B), Outro. 

Forma Ternaria 

La forma ternaria surge de crear un balance en la estructura. Visualmente, se verá así: A, B, A. Esta forma o estructura musical, de igual manera, la encontrarás en música contemporánea, pero menos frecuente que la forma binaria. 

mujer tocando violínFuente: Freepik

7. Dinámica

Ahora sí, hemos llegado al último elemento de la composición musical, pero no menos importante: la dinámica. ¿Qué tan fuerte o suave vas a tocar o cantar? Los términos para hacer referencia a la dinámica de una composición musical son italianos. Estos términos son los siguientes: 

  • Pianissimo - Muy suave, poco volumen.

  • Piano - Suave, poco volumen pero un poquito más. 

  • Mezzo-piano - Moderadamente suave. 

  • Mezzo-forte - Moderadamente fuerte. 

  • Forte - Fuerte. 

  • Fortísimo - Muy fuerte, tal vez hasta estruendoso. 

A pesar de que son términos de cientos de años, aunque ya no se usen explícitamente cuando uno escribe una pieza musical, siguen presentes en géneros, como el EDM, Rock, Pop e incluso, Reggaetón. 

 

¿Cómo hacer una composición musical?

Ya conoces todos los elementos de una composición musical, ahora solo falta que aprendas el proceso de composición musical instrumental y vocal.

Incluso para un músico experimentado, la idea de escribir su propia pieza musical puede ser todo un desafío. En verdad, la composición musical requiere un conjunto de habilidades más que simplemente tocar un instrumento. 

Si bien los compositores suelen usar uno o más instrumentos, aún hay algunos que se basan en reglas y conceptos musicales firmes para escribir música. Afortunadamente, existen muchas formas de comenzar con tu composición musical sin importar si eres principiante o avanzado.

Recuerda que la composición musical es solo el primer peldaño para escalar hacia el éxito musical. A continuación, te compartimos los pasos esenciales para hacer tu pieza maestra. 

1. Desarrolla la escritura o composición 

Este paso de cómo hacer una composición musical implica tener todos los elementos musicales juntos para continuar con el siguiente proceso.

Este es el momento en el que te sientas a escribir las primeras notas o líneas. La inspiración puede llegar en cualquier momento, ya sea una idea melódica que aparece en tu cabeza o al escuchar un ritmo que de repente se desarrolla en una nueva composición musical.

Sin embargo, después de ese estallido inicial de inspiración, necesitas trabajar arduamente en los elementos de la composición musical para obtener un resultado final, y lograr que la inspiración no se desvanezca en ningún momento.

No te preocupes si tu canción no es perfecta al inicio, cuando estés en la parte de arreglo o producción podrás regresar y ajustar los detalles. 

2. Define el arreglo y la producción musical

Dentro de la música, hay un cierto conjunto de pautas que se siguen para crear sonidos generalmente agradables. Esto incluye ciertas progresiones de acordes, relaciones entre notas, tiempo, melodía y más.

Con la tecnología, estos dos pasos de cómo hacer una composición musical casi siempre van a la par. Incluso, a veces se crea en paralelo con la mezcla, la composición o ambas. 

En el arreglo o la producción, se empiezan a agregar sonidos, editar las pistas, eliminar instrumentos y jugar con la forma de la composición musical.  

3. Ajusta la mezcla y mastering 

Con todo lo demás listo, la pieza musical se mezcla ajustando volúmenes y añadiendo diferentes efectos, para, finalmente, entregar la mezcla a un ingeniero de master. Con el master terminado, la composición musical está lista para ser un hit en diferentes plataformas. 

De hecho, muchos de los hits musicales que escuchas a diario tienen efectos de sonido en su composición. 

compositor musicalFuente: Pexels

Esperamos que esta nota te haya ayudado a comprender qué es la composición musical y cómo puedes crear tu primera pieza o mejorar tu obra maestra.

Comenzar tu camino en el arte de la música teniendo en cuenta los fundamentos de la composición musical te ayudará a llegar al público, artistas y clientes interesados en tus piezas, ya sea para un release independiente en plataformas digitales, en un sello discográfico o para tu repertorio musical.

¿Quieres aprender a componer música en un secuenciador de audio?, ¿sueñas con ser un DJ y hacer sonar tus propias pistas?, ¿quieres estar en una tarima representando tus mejores canciones? En nuestros cursos online de estilo de vida podrás encontrar formación adecuada para desatar al músico que llevas dentro.

¡Traduce tu creatividad en la técnica y viceversa, logra un balance y descubre tu estilo de composición musical!

¡Nos vemos en la próxima nota! 

También podría interesarte