📖 ¿Cómo crear una historia impactante? | Guía 2022
¿Cómo crear una historia y convertirla en best seller?

¿Cómo crear una historia y convertirla en best seller?

Última actualización 22 de Enero del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Hugo Rodríguez

Aprender cómo crear una historia no representa dificultad, pero sí mucha constancia, empeño y disciplina. Cualquier persona es capaz de sentarse un día y empezar a escribir palabras una tras otras; sin embargo, para lograr una verdadera memorabilidad en tu texto, hace falta cumplir con los procesos establecidos.

"Soy un enfermo. Un malvado. Soy un hombre desagradable..." ¿Captamos tu atención? Pues calma y ¡no te preocupes! La introducción es de la novela "Memorias del subsuelo", de Fiódor Dostoyevski, y es un ejemplo perfecto de cómo crear una historia impactante. 

En este caso, Dostoyevski apeló a una introducción contundente, un claro ejemplo de cómo iniciar una historia para captar la atención de los lectores. Este inicio marca la trama del relato, que cuenta los problemas psicológicos y existenciales de un hombre moralmente destruido... Suena como una historia que, sin dudas, llama la atención a primera vista, ¿no te parece?

Contar historias es un arte capaz de crear atmósferas mágicas a través de un relato. Y, en este post, te enseñamos 5 pasos que te ayudarán a crear una historia memorable y que te servirán para cualquier posible escrito que te plantees realizar en el futuro. ¡Acompáñanos!

1. Planifica tu historia

Este primer paso es esencial. Si quieres aprender cómo crear una historia sólida, consistente, creativa e innovadora, el primer paso es el de la planificación. Y, spoiler alert, suele ser el paso más complicado, ya que requiere grandes cantidades de esfuerzo y dedicación.

Ahora bien, ¿de qué forma puedes comenzar tu planificación? Al preguntarte cómo crear una historia que cautive a tu público, debes ejecutar ciertas acciones, como las siguientes:

1.1. Organiza tus ideas

Antes de empezar a escribir tu historia, necesitas definir algunos puntos importantes, que te serán de gran utilidad al redactar cualquier relato.

Ya que tienes un lápiz y papel a la mano, el primer paso para aprender cómo crear una historia sin morir en el intento es el de empezar a gestionar todas las ideas que puedan estar pasando por tu cabeza.

Si tienes ideas revoloteando por tu cabeza, empieza a apuntarlas. Desde este momento, tendrás que apuntar absolutamente todo lo que se te venga a la mente, ya que cada detalle será esencial en algún momento del proceso para crear tu propia historia. 

 

1.2. Define tu propósito y tu público objetivo

¿Cliente ideal? Estamos hablando acerca de cómo crear una historia, no de marketing... Es lo que cualquiera pensaría, ¿no es así? Pero la verdad es que no son muy diferentes ambos temas, pues comparten varios puntos en común.

Y uno de ellos es este. Al momento de idear tu historia, tienes que saber a quién le vas a escribir, pues no es lo mismo explicar un relato a un adulto de 30 años que a un niño de 7 años, ya que, si vas a crear una historia para niños, el lenguaje a utilizar es distinto al que utilizarías para un público adulto. Y tampoco es igual el proceso de escribir para un lector esporádico que para algún ávido lector.

Y aquí volvemos al cliente ideal, también conocido como buyer persona, ese perfil al que quieres transmitir tu mensaje. Y, en este caso puntual de la escritura, determinar hacia qué tipo de lectores te dirigirás es como pensar en el buyer persona de una marca.

En esta fase, también debes establecer un objetivo determinado. Es el momento de plantearte qué pretendes lograr contando tu historia:

  • ¿Deseas aumentar la notoriedad de tu marca?

  • ¿Te interesa captar y fidelizar clientes potenciales?

  • ¿Buscas generar conciencia en las personas?

  • ¿O sólo quieres entretener un rato?

Una vez que estén establecidos tu público ideal y tu objetivo principal, es momento de idear una estrategia. Aprender cómo crear una historia es fácil, el tema está en tener bien claras las bases por las cuales deseas emprender el proyecto.

escritura de libro

Fuente: Pexels

2. Piensa cómo y en dónde contarás tu historia

Ya sabes qué quieres y a quién deseas contarle tu relato. Pues entonces es hora de determinar otro punto igual de importante: el formato de la historia y los medios por donde las distribuirás.

Quizá tengas planeado vender una trama para el cine o que sea un relato que circule por redes sociales. O tienes pensado crear una historia en una sola entrega o por capítulos... Todo eso ya depende de los objetivos que te pusiste en el primer paso, lo importante ahora es determinar el cómo y el dónde.

2.1. Idea una estructura cautivante

Un punto que quizá no tenías en cuenta al momento de pensar cómo crear una historia es el de la manera en la que la contarás. Y aquí se te abren algunas posibilidades:

  • Mantener un tiempo lineal (el clásico introducción-nudo-desenlace), el cual funciona muy bien en los relatos que serán breves y cortos.

  • Diseñar un escenario circular (desenlace-introducción-nudo-desenlace), el cual debes manejar con cuidado, pues la idea es añadir el desenlace en la fase previa a la introducción, pero sin revelar todo, ya que, de hacer lo contrario, terminarás perdiendo el interés del público en tu relato.

Si ya tienes definido el tipo de lenguaje y complejidad gramatical que utilizarás para crear una historia, deberás tratar de definir (en un boceto) la estructura que tendrá. Algo que aplica para todos los tipos de textos.

¿Recuerdas la introducción de Dostoyevski? Él, por ejemplo, tenía claro que quería iniciar con una frase banal, pero contundente y en primera persona. Tienes que conectar con el lector y un recurso como el de Dostoyevski te ayudará a lograrlo; que esa sea tu premisa por sobre todas las cosas: la conexión.   

Ten en cuenta que no es necesario que empieces a escribir siempre por el inicio. Ordena tus ideas, sí, pero podrías iniciar con el conflicto y, una vez terminado, pasar al inicio o al final. De hecho, hacerlo te podría ayudar a pensar en una mejor introducción o conclusión, por ejemplo. 

Pensar en la estructura te ayudará a definir bien la trama para crear tu historia. Recuerda apuntar todas las ideas que tengas y verás que todo será de suma utilidad en el proceso. 

2.2. Define el contexto

Si bien la creación de los personajes es un proceso emocionante al momento de crear una historia, estos no pueden estar en la nada. Así que es tu deber contextualizar y ubicar a los personajes en tiempo y espacio. 

Algunas preguntas que pueden ayudarte a determinar este contexto son las siguientes:

  • ¿Dónde transcurre tu historia?

  • ¿Qué año es?

  • ¿Hace mucho calor? ¿O frío?

  • ¿Dónde vive tu personaje?

  • ¿Por qué calles transita?

Este tipo de detalles enriquecerá tu relato y también influirá en la conexión con el lector, porque todos nosotros vivimos en algún lugar, experimentamos las estaciones del año o lidiamos con el tránsito de una ciudad. 

lectura de libro

Fuente: Pexels

2.3. Plantea cómo contar la historia

Hay múltiples formas de determinar cómo crear una historia. Una de ellas pasa por aplicar lo que es el storytelling.

El storytelling es un recurso narrativo en el cual se utilizan elementos como personajes y estructura, para tratar de transmitir un mensaje inolvidable. Básicamente, parte del mismo concepto de lo que todos entendemos por historia.

Es precisamente por tal motivo que el storytelling está relacionado a la publicidad y al marketing, pues, al tener como objetivo dejar un mensaje inolvidable, la marca ganará en imagen, fidelización y, por lo tanto, en ventas. No obstante, queda claro que la premisa es única: contar historias.

Si quieres armar este tipo de historias, pero necesitas ayuda, te ofrecemos este template de stoytelling, con el cual aprenderás a desarrollar, de la mejor forma posible, el arte de contar historias.

También puedes pensar en qué tipo de relato planeas emplear. Según la Real Academia Española (RAE), el relato "es un conocimiento, generalmente, detallado, que se da sobre un hecho, así como también una narración o cuento". Es decir, casi todo (por no decir todo) puede adaptar la forma de relato.

Esta forma narrativa prescinde de las descripciones detalladas de cada personaje o situación; simplemente, el objetivo es impactar de forma contundente. 

Los relatos pueden dividirse en distintos tipos, pero todos parten de los dos géneros mayores griegos: comedia y tragedia. En base a esta premisa, los principales géneros en los que te puedes basar para crear una historia son: 

  • Drama: destaca por su carga emocional y emotiva muy fuerte. Se debe desarrollar un conflicto. 

  • Comedia: provoca humor, entretenimiento o risa. 

  • Acción y aventura: se trata de encontrar la manera en que el bien y el mal puedan interactuar. El ritmo es más acelerado. 

  • Terror: género con la intención de provocar miedo o sobresalto. 

  • Romántico: hace hincapié en los sentimientos amorosos. 

Ahora, para que puedas crear una historia, no solo puedes basarte en un género en específico. Por ejemplo, podrías hacer un relato que empiece con drama y en la trama o final podrías apelar a la acción y aventura. Tú decides.

 

2.4. Define al tipo de narrador

La forma de cómo crear una historia pasa también por la manera en la cual la contarás. Y para ello debes saber si deseas una narración específica de tu obra.

Por ejemplo, podrías utilizar alguno de estos tipos de narradores para que formaran parte de tu obra:

  • Omnisciente: más ajeno a la historia, se limita a la narración de hechos

  • Testigo: describe una escena, situación o contexto en cuestión.

  • Protagonista: habla en primera persona, siendo la protagonista de los acontecimientos

  • Múltiple: cuando dos o más personajes hacen referencia a dos hechos, pero los narran desde distintos puntos de vista.

Además, puedes apostar por el uso de ciertas técnicas de narración, que denotan una mayor implicación con el texto. Si bien no es obligatorio utilizarlas, bien implementadas pueden darle un nuevo aire a tu texto.

Por ejemplo, lo que haría el uso de la retrospectiva o la introspectiva. Pero ya este punto queda a tu absoluto criterio.

2.5. Piensa en cómo lo distribuirás

Una noticia excelente, tanto para autores como para los lectores habituales es que internet ha hecho accesible toda clase de libros. La venta de libros digitales se ha globalizado e, incluso, hay plataformas en las cuales los autores pueden publicar relatos libres y que cualquier persona tenga acceso a leerlos. Siendo un claro ejemplo de ello la plataforma de Wattpad.

Wattpad es una aplicación que es una suerte de biblioteca mundial ilimitada y gratuita en la que se almacenan millones de historias creadas tanto por escritores profesionales como novatos.

Según menciona el portal de Wattpad, cuenta con una "comunidad de 90 millones de lectores", así que es un gran lugar para exponer tus obras literarias. Lo genial del asunto es que los lectores pueden comentar y votar en cada historia, así como estar en constante comunicación con sus autores favoritos, por lo que los escritores podrán recibir elogios o algún feedback por parte de la comunidad. 

Lo único que tienes que hacer es registrarte y completar un pequeño formulario basado en tus gustos literarios. Esto servirá para que Wattpad te recomiende las mejores historias y empieces a crear tu comunidad, porque sí, podrás seguir a tus autores favoritos.  

proceso de escribir

Fuente: Pexels

3. Describe a tus personajes

¿Cómo crear una historia sin personajes? Los personajes son el motor de tu narración, pues, a través de sus acciones, impulsan el desarrollo de una narrativa.

Al crear tu borrador, debes tener presente la jerarquía de tus personajes: quiénes serán los principales, los que tengan un papel más secundario y aquellos que ejercerán un rol testimonial en tu obra. Además, es esencial que dotes a tus personajes de sus respectivas características físicas y psicológicas, ya que es fundamental para la trama que se desarrollará. 

Esto es, básicamente, lo más esencial que debes saber al momento de empezar con el proceso de crear una historia y definir a tus personajes. Pero, si vamos más allá, surge una pregunta inevitable: ¿cómo hacer un personaje que sea memorable?

Majo Moirón, profesora de nuestro curso online de El Arte de la escritura, te cuenta qué es lo que se debe tener en cuenta para hacer personajes memorables. 

"Un personaje puede estar basado en un padre y tener características de nuestros amigos, por ejemplo. Lo importante en la creación de nuestros personajes es no olvidarnos de la ambigüedad de la vida: nadie es bueno ni malo, todos somos un poco de las dos cosas", asegura la profesora.

A lo que se refiere Majo es que los personajes tienen que tomar características de la vida real. Las personalidades son siempre complejas y están llenas de particularidades que se contradicen, pero a la vez se complementan. 

Eso sí, ten cuidado en exagerar con estas características de los personajes porque pueden jugarte en contra para crear una historia.

4. Redacta una premisa y una sinópsis

Una vez que hayas cumplido con los pasos anteriores para contar una historia, es momento de que presentes la premisa y la sinópsis de tu relato. Si no los tienes en la cabeza, entonces dedícate a pensar en ellos antes de continuar el proceso.

La premisa de una historia representa, principalmente, aquella idea esencial en la cual se basa la narración que estás realizando. Es decir, es el mensaje principal que pretendes ofrecerle a tu público ideal y que siempre debe responder a esta pregunta:

  • ¿Qué mensaje quieres trasladar?

Toda historia cuenta con una premisa y, en caso de que no puedas definirla, probablemente tu objetivo inicial se perderá y el mensaje no calará en el público al cual deseabas llegar. Y de nada te habrá servido todo este proceso de cómo crear una historia.

Si ya cuentas con la premisa, redacta la sinópsis de tu historia. Aunque muchas veces los confundan, la sinópsis representa tu relato, pero en un formato resumido; es decir, presenta los aspectos más relevantes de la trama de forma introductoria, sin llegar a mencionar detalles esenciales del nudo y el desenlace.

escribir texto

Fuente: Pexels

5. Escribe una escaleta

Ya falta poco, sólo queda un último paso de este proceso de cómo crear una historia (bueno, penúltimo, si consideras que el último es escribir la historia): redactar una escaleta.

Básicamente, se trata de poder resumir la trama, pero, a diferencia de una sinópsis, hacerlo de forma más extensa y con lujo de detalles. Es decir, abarcando las acciones importantes, como el detonante de la situación o los giros de trama propios de la historia.

No abarques descripciones o diálogos, sólo cuenta la historia como deseas verla plasmada. Esto te servirá de guía y te ayudará a que puedas seguir un hilo argumental de tus acontecimientos. Verás si la sucesión de hechos es la deseada y, así, finalmente empezar a escribir.

Saber cómo crear una historia es un proceso creativo que puede tomarte desde 5 minutos hasta unos cuantos meses. Todo depende de cómo funciona tu proceso creativo y de la complejidad de la obra que desees abarcar.

Ahora, la idea es que puedas tener todos los recursos disponibles para que puedas explotar todo tu talento como escritor. Y, capaz emprendas el siguiente paso: aprender cómo escribir un libro. ¡El cielo es el límite!

¡Este ha sido nuestro post! Si quieres más información acerca de cómo crear una historia, inscríbete en nuestros cursos de escritura online, para que puedas elaborar los relatos más cautivantes y aprendas lo que debes saber sobre la creación de textos y relatos. ¡Éxitos!

También podría interesarte