✍️ Cómo contar historias: los ingredientes indispensables | Crehana
Cómo contar historias y cautivar a tu público con el arte del storytelling

Cómo contar historias y cautivar a tu público con el arte del storytelling

Última actualización 17 de Noviembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Katherine Agüera Restrepo

No hay nada tan efectivo como contar historias cuando se trata de enamorar a tu audiencia e invitarla a adquirir un producto o servicio. Si quieres comprobarlo, te invitamos a recordar el comercial de televisión que más te haya impactado. ¿Ya lo tienes en mente?

Nos atrevemos a asegurar que contaba una historia y que esta, de alguna u otra forma, generaba una emoción en el espectador. Esto se llama Storytelling y es una técnica muy poderosa a la hora de comunicar un mensaje a tu público.

En este artículo, te enseñaremos cómo contar historias para impactar a tus consumidores de una forma creativa y original. ¡Prepárate para convertirte en un auténtico storyteller!

Cómo contar historiasFuente: Pexels

Plantea la estructura de tu historia

Para convertirte en un exitoso storyteller, lo primero que debes aprender es cómo crear una historia paso a paso para no perderte en medio del camino.

Al igual que en todo proceso, tener en cuenta la estructura de una historia es esencial para obtener el resultado esperado: un relato cronológico que logre cautivar a la audiencia desde el primer minuto. 

Ahora bien, no solo se trata de seguir un paso a paso y saber que toda historia cuenta con un inicio, nudo y desenlace. Es aquí donde la creatividad y el poder para conectar entran en juego y se roban el protagonismo cuando se trata de saber cómo contar historias realmente cautivadoras.

La historia debe conectar con la audiencia de la marca

Este es el primer ingrediente y uno de los más importantes. Si el contenido de tu historia no logra conectar con su público objetivo de la marca, no cumplirá el propósito esencial: lograr que este se identifique con la situación que vive el protagonista.

Para esto, es fundamental hacer una buena segmentación de mercado, saber cuáles son los comportamientos de tu audiencia, su estilo de vida, ideologías, etc. ¡Anímate a conocer a tu público y tendrás medio camino trazado!

Encuentra el leitmotiv

De acuerdo con El Estante Literario, leitmotiv significa motivo conductor. Es decir, la razón de ser de la historia que tu marca está contando. El leitmotiv de tu historia es el que enamorará al usuario porque logrará que se identifique con él y, en consecuencia, con la marca hasta el punto de adquirir sus productos o servicios.

 

Cautiva y engancha desde el principio

¿Sabes qué es un elevator pitch? Se trata de un breve discurso en el que, a través de pocas palabras, logras dar un mensaje acerca de tu marca o idea de negocio.

Según Escuela de Negocio, su nombre elevator pitch se debe a que asemeja el viaje en un ascensor que no dura más de 30 segundos. En este viaje, debes enganchar a tu interlocutor y convencerlo de invertir en tu marca o adquirir tu producto. ¡Todo un reto!

Lo mismo sucede si hablamos de cómo contar historias cautivadoras: si durante los primeros segundos no has atrapado la atención de tu interlocutor, es difícil que lo logres más adelante.

La historia debe emocionar

No importa si son lágrimas de tristeza o de alegría. Aprender cómo contar historias para sensibilizar y emocionar a tu usuario es clave. Eso significará que se ha sentido identificado.

Si tu público objetivo se ha emocionado, es porque en algún momento de la historia hubo alguna palabra o frase que le recordó algo de su vida y lo trasladó al terreno personal, a su propia existencia. ¡Es momento de aprovechar esa conexión!

Cómo crear una historiaFuente: Pexels

No tengas miedo de incluir nudos

Así como la vida, una historia nunca será plana. Debe tener momentos de incertidumbre, problemas que no parecen tener una solución hasta que esta es visible. Generalmente, en el marketing, el producto o servicio en cuestión es la respuesta a dicho problema.

La historia debe ser fácil de recordar y de contar

Todo comercial que nos ha impactado ha tenido la suficiente fuerza para quedarse guardado en nuestra memoria. En el storytelling, crear historias que se puedan recordar y reproducir fácilmente es clave para que nuestros contenidos se vuelvan virales y dejen huella en las grandes masas.

 

Finaliza con la imagen o mención de la marca

Como mencionamos antes, el storytelling en marketing se centra en visibilizar un problema y luego dar solución a dicho problema a través de un producto o servicio. Esta será la cereza del pastel.

Tu historia debe finalizar con la mención de tu marca o producto, de tal forma que este pueda ser una respuesta para la trama que vive el protagonista. Es así como el espectador se sentirá identificado y, por consiguiente, querrá obtener tu producto también. ¡Es la magia del buen storytelling!

El desenlace debe prometer algo, como toda marca con su producto

Llegamos a un punto de sumo cuidado. Toda marca debe prometer algo a sus consumidores, es uno de los principios del marketing.

Sin embargo, ten en cuenta que estos beneficios o incentivos que prometas sean reales. Porque, de lo contrario, podrías deteriorar la confianza tu audiencia y dañar el goodwill de la marca. Recuerda que en la era digital en la que vivimos, el usuario tiene voz y voto, y la competencia está a un click de distancia.

StorytellingFuente: Pexels

Los mejores ejemplos de storytelling

Ahora que sabes cuáles son esos ingredientes que no pueden faltar al momento de aprender cómo contar historias, queremos mostrarte algunos ejemplos de comerciales que han sabido aprovechar al máximo el storytelling y sus beneficios.

Analízalos e intenta identificar cuáles de los ingredientes que acabas de conocer están presentes en cada uno de estos ejemplos de storytelling:

Coca-Cola

Una marca que todo el mundo conoce. Los comerciales de esta campaña, llamada «Comparte una Coca-Cola» son grandes ejemplos de storytelling, pues gracias a divertidas historias creadas alrededor de la campaña, la marca logró conectar con el público.

Incluso, fueron más allá del storytelling y consiguieron que su público interactuara con la campaña al comprar latas de Coca-Cola con su nombre y compartirlas en redes. A esto se le conoce como Storydoing. ¡Seguro que, alguna vez, tú también compraste una de estas botellas especiales!

Casillero del diablo: la leyenda del vino

Esta marca sabe muy bien que los consumidores de vino son grandes amantes de las historias. Algo que supo aprovechar al momento de crear todo un storytelling alrededor del origen de su producto.

El resultado fue una serie de comerciales que tuvo gran acogida en el público. Un ejemplo magistral cuando se trata de saber cómo contar historias cautivadoras.

Dove Men Care

Es probable que recuerdes este divertido comercial que le dio la vuelta al mundo. Un ejemplo de storytelling que sacó carcajadas a más de un hombre y les hizo correr a comprar un shampoo más varonil para olvidarse, por fin, de usar el mismo que su esposa.  

Acabas de ver ejemplos de storytelling que marcaron historia gracias a elementos como el misterio, la risa o la interacción con el consumidor. Esta es, sin duda, la mejor forma de que un mensaje quede escrito en piedra en la mente de tus usuarios. ¿Qué otro ejemplo conoces?

En nuestro curso online de Storytelling: El arte de contar historias podrás dar rienda suelta a tu imaginación y poner en práctica todos estos ingredientes fundamentales a la hora de aprender cómo contar historias cautivadoras.

¿Por qué usar el storytelling en marketing?

Sin lugar a dudas, aprender cómo contar historias que valgan la pena requiere más esfuerzo que lanzar mensajes promocionales o hacer artículos como listas o tutoriales. Podríamos pensar que la inversión no vale la pena, pero lo cierto es que el storytelling puede aportar beneficios únicos a tu marca:

  • Las historias son la mejor herramienta al momento de simplificar conceptos abstractos y mensajes complejos. Seguro recuerdas cómo entendiste mejor una clase cuando el profesor te puso un ejemplo de la vida real. ¿Cierto? Lo mismo sucede cuando aprendemos cómo contar historias que cautiven a nuestra audiencia: les permitimos entender mejor la idea que le estamos transmitiendo a través de ejemplos.
  • Unen a las personas. Una buena historia logra que un montón de personas diferentes sientan lo mismo al mismo tiempo, y puede ayudarte a crear una comunidad en torno a tu marca. ¡Aprovecha las emociones que puedes generar a tu audiencia y descubre cómo contar historias que unan!  
  • Inspiran y motivan. El storytelling hace que las marcas se perciban como transparentes y auténticas, ayudando a los consumidores a conectar con ellas. Si buscas cómo contar historias, no necesitas una gran trama y efectos especiales, con solo escuchar a tu público objetivo, sus necesidades y pain points, podrás tener una gran fuente de inspiración.

Ejemplos de storytellingFuente: Pexels

¡Sabemos que después de leer todo esto estás ansioso por comenzar a desarrollas tus talentos en el storytelling! Incluso, sabemos que tienes un par de ideas ya listas para decorar tu hoja en blanco.

Te invitamos a seguir explorando el mundo de la creación de historias impactantes con nuestro catálogo de cursos de escritura, en los que aprenderás cómo contar historias que cautivarán a tu público gracias al uso de elementos como la emoción y la sorpresa. ¡Llegó el momento de darle rienda suelta a tu imaginación!

También podría interesarte