✅ ¿Cómo evitar procrastinar en el trabajo? | Crehana
Procrastinar en el trabajo: ¿qué pueden hacer los líderes para evitarlo?

Procrastinar en el trabajo: ¿qué pueden hacer los líderes para evitarlo?

Última actualización 26 de Julio del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Lucas Fierro

Procrastinar en el trabajo es una de las principales razones de disminución de productividad y baja de los resultados en un negocio. Es un problema grave y sin embargo no parece que las empresas lo consideren en su totalidad como deberían hacerlo.

Es cierto, procrastinar en el trabajo es un impulso y una situación personal. Pero es necesario que los líderes tomen esta situación a su cargo como una perspectiva de factor de riesgo laboral, y desarrollen estrategias para que las estructuras empresariales impulsen a sus  integrantes y los lleven a dejar de procrastinar en el trabajo.

Por estas razones, en este artículo te explicaremos qué es la procrastinación y cómo evitarla en entornos laborales, veremos qué pueden hacer los líderes para motivar a sus colaboradores. Al finalizar sabrás qué hacer para que nadie vaya a procrastinar en el trabajo cuando lo hagan contigo. ¡Vamos a verlo!

¿Qué significa procrastinar en el trabajo?

Empecemos desde el principio, repasemos qué es procrastinar: el mal hábito de posponer trabajos, actividades o responsabilidades, al ocuparse de actividades menos importantes o distractivas. De allí es fácil definir qué significa procrastinar en el trabajo: retrasar el momento de cumplir con las tareas dispuestas. 

Procrastinar en el trabajo es un acto que la gran mayoría de nosotros ha hecho alguna vez. Todos procrastinamos, y no porque seamos malos o irresponsables, sino porque es un fenómeno muy extendido en los ambientes laborales del siglo XXI, ya que combina la exigencia con la facilidad para distraerse. 

¿Cómo evitar procrastinar en el trabajo?

Fuente: Unsplash

¿Cuáles son las causas por las que procrastinar en el trabajo?

Para saber cómo no procrastinar en el trabajo, primero debemos saber por qué lo hacemos y cuáles son las causas por las que se procrastina en el trabajo.

Procrastinar en el trabajo es un problema que puede llevar a complicaciones y trabas no forzadas e innecesarias en todo flujo de trabajo. Sin embargo, tampoco es algo que alguien haga con malas intenciones. Forma parte de la intersección entre voluntad y dificultad. 

Desde el portal Harvard Business Review se indican tres factores principales por los que las personas llegan a procrastinar en el trabajo:

  • Poca autodisciplina. La ausencia de hábitos o sistemas que lo permitan sobreponerse al momento.
  • Intolerancia a ciertas emociones. La dificultad de seguir con un día cotidiano cuando aparecen sensaciones como la ansiedad o el aburrimiento.
  • Patrones de pensamiento. Que estructuran actividades y a veces no son los más productivos.

Si estas características, comunes y presentes en todas las personas, se combinan con falta de motivación, tareas poco atractivas u otros elementos, dan lugar a acciones como procrastinar en el trabajo y evitar las responsabilidades.

“Para no procrastinar en el trabajo se deben reconocer los hábitos diarios, encontrar qué es lo que nos motiva. Entre la productividad y el multitasking hay que hacer un balance, aprovechar al máximo las horas laborales y no trabajar 12 horas al día. Manejar los tiempos del equipo y gestionar las tareas con estas perspectivas mejorará considerablemente la productividad” asegura Cristian Situ, tutor de nuestro curso online de Manejo de Tiempo y Productividad.

¡Inscríbete y llénate de recursos con los que impulsar a tus colaboradores y evitar procrastinar en el trabajo!

¿Cuáles son las desventajas de procrastinar en el trabajo?

Acorde a la información del portal Forbes, procrastinar en el trabajo y la falta de motivación son dos temas centrales para todo terapista laboral. Esto significa que es un trastorno común. Solo por eso ya sabemos que es importante. 

Sin embargo, también nos ayudará comprender las desventajas de procrastinar en el trabajo, que se traducen en bastantes inconvenientes:

  • Disminución del rendimiento laboral.
  • Acumulación de tareas y responsabilidades.
  • Menor tiempo en preparación y diseño de tareas.
  • Mayor posibilidades de entregar un trabajo mal realizado.
  • Disminución de la motivación.
  • Incremento del absentismo y la rotación laboral. 
  • Bajas en los índices de felicidad y conformismo de los integrantes de la empresa.

Por suerte, estos componentes no aparecen al procrastinar en el trabajo un día. Son el resultado de una actividad constante no corregida. Por eso, es importante aprender cómo evitar procrastinar en el trabajo.

 

¿Qué pueden hacer los responsables para evitar procrastinar en el trabajo?

Si los colaboradores visualizan el problema y se preguntan cómo dejar de procrastinar en el trabajo, te interesará saber que hay una serie de acciones que los líderes y los directivos pueden impulsar para evitar procrastinar en el trabajo.

Para terminar con la procrastinación en el trabajo, se debe partir desde la finalidad de las tareas y la claridad en la comunicación, reconociendo la importancia de cada uno de los procesos. Prueba con estas acciones:

  •  Aclara las prioridades de las tareas.
  • Conecta las tareas con los objetivos finales, para que todos sepan por qué es importante su labor. 
  • Define objetivos pequeños para darle ritmo a las personas perfeccionistas, grandes perfiles de procrastinadores.
  • Distribuye iniciativas en tareas pequeñas, a cargo de diferentes personas, que se tome en cuenta la importancia del trabajo en equipo.
  • Ofrece apoyo psicológico, desde la cartilla de beneficios o de forma contratada, cuenta con un profesional de salud mental que ayude a los miembros de la empresa a desarrollar sus tareas con mayor tranquilidad.

¡Hemos terminado por hoy! Ahora sabes lo que implica procrastinar en el trabajo y cómo puedes combatir contra ello desde tu lugar de líder. ¡Recuerda que es un fenómeno general, que las personas no tienen la culpa!

Sin embargo, la culpa y la responsabilidad no son lo mismo. Aún sin ser culpables de las dificultades motivacionales, cada individuo puede hacerse responsable. ¡Capacita a los colaboradores de tu compañía con nuestros cursos online de Organización y hábitos para formar equipos que sean totalmente profesionales en el uso del tiempo!

 

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte