😎 ¿Cuáles son las características de una persona motivada? | Crehana
Características de una persona motivada: descubre qué significa estar motivado

Características de una persona motivada: descubre qué significa estar motivado

Última actualización 11 de Marzo del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Fernando Machuca

¿Conoces las características de una persona motivada? Si te cuesta cumplir tus objetivos, es porque tal vez te hace falta adquirir ciertos hábitos o conductas vinculadas a la motivación.

La motivación es lo que te impulsa a seguir adelante para lograr todas tus metas (sin importar qué tan grandes o pequeñas sean); sin embargo, hay días en que ese impulso parece no estar presente. Para que esto no te vuelva a pasar, en este artículo, te mostraremos las características de una persona motivada y te explicaremos cómo tener motivación siempre.

En primer lugar, hay que comprender que la motivación de cada individuo es determinada por la importancia que le da a sus metas y los resultados que espera al cumplirlas. ¿No te sientes motivado? Puede que sea resultado de no saber identificar tus objetivos, por ello, te presentaremos algunas ideas y consejos para aumentar tu motivación… o encontrarla.

¿Estás listo? Estás a unos pasos de entender la importancia de la motivación y de convertirte en una persona motivada.

1. Tienen confianza en sus habilidades y talentos

Una de las primeras características de una persona motivada es la confianza en sí misma. Es decir, una persona motivada confía en sus conocimientos, en sus habilidades, y en sus capacidades para lograr cosas.

Esto tiene mucho que ver con la autoestima, de hecho, si vemos los pasos de la escalera de la autoestima, podemos reconocer que las personas que tienen un buen concepto de sí mismas, suelen ser personas motivadas.

Las personas que confían en que pueden lograr lo que se propongan tienen más fuerza para enfrentarse a los retos, salen rápido de las situaciones difíciles, y siempre encuentran manera de resolver los problemas que se les presenten.

Si no se cree en sí mismo, si no se le da valor a las habilidades y a los talentos que se tienen, es muy difícil tener un mínimo de motivación para avanzar. Entonces, si te preguntabas cómo es una persona motivada, la respuesta es una persona con confianza y autoestima.

Persona motivada en su trabajo

Fuente: Unsplash

2. Conocen sus fortalezas y debilidades

Otra de las características de las personas motivadas, es que reconocen sus fortalezas y sus debilidades. Todo el mundo tiene puntos fuertes y puntos débiles, y lo mejor que se puede hacer es reconocerlo y vivir con ello.

Es decir, las personas motivadas no se detienen a lamentarse por que no pueden hacer algo en particular, sino que lo aceptan y se enfocan en dedicar energía a aquellas cosas que sí pueden lograr.

Hacer esto puede resultar complicado en algunos momentos, pero es una de las cosas que más impacto tienen sobre la motivación. Además, existen muchos ejemplos de FODA personal que se pueden utilizar para empezar a reconocer los puntos fuertes y débiles que se tienen.

 

3. Saben reconocer sus errores

Una persona motivada también sabe reconocer sus errores y busca diferentes formas de mejorar las cosas. Equivocarse es de humanos, y reconocerlo es el primer paso para cambiar y seguir avanzando.

Además, en el ámbito empresarial, esto habla de la humildad que puede tener la persona para asumir que se equivocó y que es necesario ofrecer soluciones. Una característica de las personas motivadas es que reconocen sus errores y buscan la manera de seguir adelante.

4. Tienen una actitud positiva

Algo que influye también sobre la motivación de las personas es la actitud, por eso, dentro de la lista de características de las personas motivadas no podemos dejar de mencionar la actitud positiva.

Las personas con estas características suelen asumir la vida con mucho aplomo y no se dejan ganar por las circunstancias, porque saben que independientemente de lo que suceda, tienen la capacidad de enfrentar las dificultades y salir bien paradas.

De igual manera, la actitud positiva les ayuda a buscar soluciones. Por eso, una persona motivada, antes de bloquearse y dejar que la vida le pase frente a sus ojos, se sienta a pensar en los recursos que tiene para resolver.

Ejemplo de persona motivada en trabajo

Fuente: Unsplash

5. Son persistentes y perseveran para lograr sus metas

Las personas motivadas también suelen ser persistentes, y no se detienen hasta lograr sus metas. Incluso si en el camino se han encontrado mil obstáculos, o han tenido algunos tropiezos, se levantan y perseveran hasta lograr sus metas.

La motivación les da la fuerza de seguir avanzando y no desmayar en sus esfuerzos. Una persona motivada cumple con lo que se propone aunque se pongan difíciles las cosas.

6. Tienen muy claros sus objetivos

Otra de las cosas que tenemos que resaltar sobre las características de las personas motivadas es la claridad que tienen al momento de pensar en sus objetivos. Es decir, una persona motivada no es dispersa ni tiene muchas dudas sobre lo que desea lograr, todo lo contrario, se enfoca con un propósito particular y trata de enfocar su energía en cumplirlo.

En este sentido, también saben proyectarse en el tiempo y organizar los objetivos que tienen por cumplir. No se puede lograr todo en el mismo momento, por eso, lo que mejor hace una persona motivada es darle forma a sus proyectos y establecer un tiempo para empezarlos y terminarlos.

Maria Paula Alonso, profesora del curso de Motivación y eficiencia personal, habla de las características de las personas motivadas, y explica la importancia de tener claros los objetivos y visualizar el momento en el que se alcanzan:

Lo curioso es que cuando planteamos objetivos muchas veces los escribimos para realizarlos en el presente, en un futuro muy cercano, pero no los visualizamos cerca, los visualizamos muy lejanos. (...) Recuerda que como lo piensas, actúas, y que los ejercicios en los que visualizas tus objetivos o propósitos resultan ser bastante útiles, así que hay que hacerlos”.

Si quieres adquirir las características de una persona motivada, es necesario que te pares a pensar en tus objetivos y que visualices lo que tienes que hacer para lograrlos.

 

7. No temen a los retos y asumen riesgos

En las personas motivadas también se suele observar mucha determinación, por eso es común que asuman riesgos y estén dispuestos a lidiar con situaciones nuevas. No importa si se trata de cambiar de carrera o de empezar en un nuevo trabajo, cuando una persona tiene motivación está dispuesta a hacer los cambios que sean necesarios para acercarse a sus objetivos.

Si te preguntabas qué significa estar motivado, tal vez la respuesta más sencilla sea esto: significa estar preparado para enfrentarse a cualquier tipo de situación que se presente, y asumir los riesgos que haga falta para lograr los objetivos.

8. Cuidan de sí mismos

Una persona motivada también tiene interés en cuidar de sí misma, por eso es normal ver que le dedican tiempo al cuidado personal. Cuando hablamos de esto no solo nos referimos a la higiene o la alimentación, sino a la capacidad de identificar las necesidades personales y buscar la forma de satisfacerlas.

Dentro de la lista de características de una persona motivada es necesario incluir el cuidado de la salud física, mental y emocional. No hay manera de concentrarse y motivarse para lograr algo si se está sufriendo de algo o hay cosas pendientes por resolver.

9. Tienen mucha autodisciplina

La autodisciplina no solo es una de las características de las personas motivadas, sino de todos aquellos que alcanzan sus metas personales. Aunque algunas veces las cosas fáciles sean más atractivas, las recompensas son menores, por eso hay que tener la fuerza suficiente para mantenerse en el camino a lo que deseamos a pesar de las dificultades.

Por ejemplo, si alguien está esforzando por aprender algo, debe tener mucha autodisciplina para evitar las distracciones, o para postergar sus planes por cosas que no le aportan en nada. Una persona motivada prioriza sus necesidades y trata de que todo lo que va a hacer le aporte a sus planes.

Persona motivada haciendo su trabajo

Fuente: Unsplash

10. Nunca pierden el interés por aprender

Por último, en esta lista de características de las personas motivadas, tenemos que mencionar el interés, específicamente, el interés por aprender cosas nuevas, por adquirir nuevas herramientas y habilidades para la vida.

Una persona motivada sabe que para crecer, a nivel personal o profesional, debe prepararse, por eso suelen estar en una búsqueda incansable de conocimientos. Si quieres ser una persona motivada, y tienes deseos de adquirir nuevas herramientas para afrontar la vida, te recomendamos explorar nuestro catálogo de cursos de soft skills.

¿Por qué es importante la motivación?

Después de mostrarte cuáles son las características de una persona motivada, hay que comprender cuál es la importancia que tiene la motivación. En pocas palabras, la motivación es lo que te da fuerza para levantarte de la cama y comenzar tu día; para muchos esa motivación se presenta como: estudiar para obtener una buena nota, trabajar para recibir un pago o ejercitarse para estar en forma.

En ese sentido, puedes observar que la motivación no la provoca una acción, sino el placer, el beneficio o la consecuencia positiva que resultará de hacer algo. Teniendo en cuenta este concepto, veamos la definición de motivación que propone la Real Academia Española (RAE):

“Conjunto de factores internos o externos que determinan en parte las acciones de una persona”.

Para que puedas entender completamente por qué es importante la motivación ¿qué te parece si revisamos otra definición? Esta vez, una de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM):

La motivación es la fuerza que nos mueve a realizar actividades. Estamos motivados cuando tenemos la voluntad de hacer algo y, además, somos capaces de perseverar en el esfuerzo que ese algo requiera durante el tiempo necesario para conseguir el objetivo que nos propongamos”.

De acuerdo con la revista Entrepreneur, la motivación es necesaria para estimular el desarrollo humano y obtener resultados en cualquier aspecto, por ejemplo, la motivación laboral para aspectos del ámbito laboral.

Asimismo, la motivación es lo que da paso al desarrollo de las llamadas “personas con ganas”:

Al propender a lograrlo, [la motivación] es propositiva, porque promueve y propone un enfoque de energía y entusiasmo, optimismo y entrega, para conseguir lo que se anhela o se desea hacer”.

La motivación propicia la generación de individuos con autoestima, personas que son capaces de superar la inercia y la mediocridad para actuar con entusiasmo para lograr las metas establecidas.

Equipo de trabajo motivado

Fuente: Unsplash

¿Cómo ser una persona motivada?

Las personas motivadas son aquellas que con confianza y optimismo se proponen metas y trabajan para cumplirlas; es decir, que conocen su objetivo y saben qué deben hacer o qué deben dejar de hacer para lograrlo. 

Si aún no sabes cómo encontrar motivación, has llegado al lugar indicado, pues en este apartado te daremos una lista de consejos y recomendaciones que te ayudarán a tener las características de una persona motivada y a mantener esa motivación hasta alcanzar cada una de las metas que te propongas.

1. Disfruta el camino a tu meta

Si te has propuesto cumplir un objetivo, es porque deseas obtener los resultados positivos, los beneficios o el placer que derivan de ese objetivo. Pareciera obvio, sin embargo, recuerda que el camino para llegar a tu meta debe ser uno que disfrutes con optimismo y buena actitud; esto con la finalidad de superar dificultades, frustraciones o miedos.

Sobre esto, en la revista Alto Nivel, se indica que la motivación es subjetiva y depende directamente de la actitud, más que de la voluntad:

“Una buena actitud, incluso en medio de grandes desafíos, siempre te permitirá afrontar mejor las cosas”.

Ya lo sabes, si aún te estabas preguntando cómo ser una persona motivada y por dónde empezar, el primer paso es la actitud.

2. Evita distracciones

Este punto es, al mismo tiempo, uno de los hábitos de las personas motivadas, que consiste en recordar por qué quieres cumplir tu meta y programar en tu agenda un espacio para las actividades que debes llevar a cabo para cumplirla.

Por ejemplo, imagina que tu meta es perder peso. Una de las actividades que te ayudarán a lograrlo es ejercitarte, sin embargo, hay muchas razones para que lo evites como: “no tengo tiempo, el trabajo consume todo mi tiempo”.

La solución ante situaciones similares es crear un itinerario con horarios establecidos que te obliguen a realizar esas actividades. Planea tu día, de tal forma que tenga una estructura que te facilite mantenerte organizado.

Actualmente es muy fácil sucumbir ante los distractores, como el teléfono móvil y las redes sociales, por ello, es recomendable determinar tiempos para todo en tu día. Lo más importante es que, como persona motivada, no postergues actividades, debes llevarlas a cabo y poner en práctica la disciplina para finalizar por completo tus tareas y actividades.

En relación con este punto, Helen Bohorquez en el sitio web Medium, opina que una de las conductas que la ha mantenido como una persona motivada es estructurar sus días.

Utiliza estas herramientas para lograr mayor productividad e incorporar hábitos de una persona motivada en tu vida:

  • Lista de tareas y pendientes del día escrita a mano.
  • Aplicaciones de recordatorios en el teléfono móvil.
  • Calendario.
  • Tablero de proyectos y cronograma.

Personas motivadas y concentradas en trabajar

Fuente: Unsplash

3. Establece metas

No importa si son metas grandes o metas pequeñas, lo importante es que constantemente te propongas cumplir metas y trabajes hasta alcanzarlas. Al tratar de cumplir esas metas, tu motivación permanecerá activa y con disposición para enfrentar nuevos desafíos.

La ventaja de las metas pequeñas es que, al lograrlas, tu motivación crece. Ver los resultados positivos fomentará tus ganas de ir por más y te impulsará a querer cumplir nuevas metas. Esto es lo que necesitas para siempre estar motivado.

4. Busca fuentes de inspiración

Para permanecer como una persona motivada, busca historias de éxito con las que puedas identificarte o, mejor aún, historias de personas que alcanzaron un objetivo similar al tuyo. Esta estrategia, no solo te permitirá adoptar las conductas de una persona motivada, sino que también te motivará para seguir adelante.

La próxima vez que te preguntes cómo ser una persona motivada, inspírate al conocer diferentes historias de éxito que, al mismo tiempo, te brindarán conocimientos.

5. Sé parte de un círculo de personas motivadas

Rodéate de personas motivadas con las que puedas identificarte y que también estén trabajando en cumplir sus metas. Incluso, pueden trabajar en equipo si sus objetivos son similares. Toma en cuenta el ejemplo que el sitio web Happier Mind Journal propone al respecto:

“Podrías compartir tu meta de ponerte en forma con un amigo, con una ida semanal al gimnasio, es más complicado posponer la actividad si tu amigo está contando contigo”.

No olvides que compartir metas similares con un amigo  debe ser un incentivo y una competencia sana, sin dar lugar a conductas negativas que puedan interferir en las metas de ambos; es decir, aléjate de las comparaciones y envidias.

La motivación está ligada con la presión que las demás personas ejercen sobre nosotros y con las expectativas y exigencias que nos ponemos.

Para profundizar en ello, vayamos al siguiente punto de esta lista de ideas y consejos para adquirir las características de una persona motivada.

Grupo de personas motivadas

Fuente: Unsplash

6. Da a conocer tus metas

Estamos de acuerdo con que esto puede parecer intimidante, por lo tanto no es una obligación ponerlo en práctica, sin embargo, considera que el hacer públicas tus intenciones y objetivos ejercerá sobre ti una presión para terminar cada actividad que te lleve a tu meta.

Al dar a conocer tus planes, sentirás la necesidad de probar que fuiste capaz de alcanzar tus objetivos. No obstante, recuerda que si buscas ser una persona motivada, debe ser por ti mismo y no por lo que los demás opinen de ti.

7. Registra tus avances y evalúa tu progreso

Tener un registro de tu trabajo puede ser un gran incentivo para continuar con tu meta. Apoyate de gráficas para medir tu avance y de apps para organizarse.

Si aún tienes dificultades para encontrar tu motivación, el primer paso es preguntarte a ti mismo qué quieres lograr, para después evaluar los medios y las acciones que serán necesarios para cumplir tu meta.

Posteriormente, planifica las acciones y fija un tiempo límite para cumplir tu objetivo. Como ya vimos, la motivación requiere disciplina, planeación, e incluso, presión. Así que, mientras trabajas para obtener los resultados que esperas, mantente positivo e imagina cómo será el escenario una vez que tu meta se vea realizada.

Con la finalidad de que cumplir tu meta no te parezca un proceso infinito y pesado, puedes dividirla en pequeñas acciones; esto te permitirá actuar con agilidad, al mismo tiempo, te mantendrá motivado saber que poco a poco estás cumpliendo tu objetivo.

Las personas motivadas no abandonan ni olvidan sus planes por más dificultades que enfrenten, al contrario, trabajan en ellos a diario con emoción, anticipación y entusiasmo. Recuerda que si has establecido una meta es porque disfrutarás del proceso.

La plataforma digital australiana Health Direct proporciona algunas recomendaciones que te ayudarán a empezar como una persona motivada:

  1. Fija una determinada meta que consideres que puedes lograr.
  2. Piensa en formas de incluir el proceso de tu meta en tu vida diaria.
  3. Divide tu meta en pequeñas acciones que sean más fáciles de completar.
  4. Pide a amigos y familiares que te animen para mantenerte motivado.

Personas escriben sus objetivos personales

Fuente: Unsplash

Tipos de motivación

Como vimos anteriormente, la motivación es subjetiva. Para cada individuo la motivación está determinada por los distintos objetivos que se pretenden alcanzar y la importancia que se le otorgue a cumplirlos.

Para realizar una tipología, los expertos toman en cuenta la importancia de la meta, el ámbito de desarrollo y los factores que influyen en el desarrollo de la motivación.

A continuación, veamos los tipos de motivación que han sido establecidos de acuerdo con el origen de los factores que mueven a una persona.

1. Motivación extrínseca

Este tipo de motivación es determinada por factores externos a los individuos, es decir, son estímulos fuera de nuestro alcance que producen una acción. Con la motivación extrínseca se busca obtener algún tipo de recompensa, como lo son el dinero y el reconocimiento.

En este tipo de motivación es muy común que las personas no disfruten de las acciones que realizan para obtener una recompensa, lo que significa que en el individuo no hay una fuerza interior que lo mueva, no hay una satisfacción personal, simplemente se enfocan en la ganancia.

2. Motivación intrínseca

La motivación intrínseca es determinada por la voluntad propia. Surge a partir de las necesidades personales. Es decir, las acciones que realicemos para lograr una meta que nos satisface a nivel personal.

Al contrario de la motivación extrínseca, la motivación intrínseca procura metas relacionadas con el desarrollo y la realización personal. Como consecuencia, todo el proceso para lograr el objetivo es disfrutable.

En este artículo hemos hablado de la motivación para hacer ejercicio, pues es el ejemplo más claro de motivación intrínseca. En este caso, sabemos que el ejercicio trae múltiples beneficios para nuestro cuerpo y es algo que estamos dispuestos a realizar con el fin de sentirnos bien con nosotros mismos.

Esperamos que esta información te ayude a mantenerte motivado y, que al mismo tiempo, adoptes las cualidades y características de una persona motivada.

Persona con motivación haciendo ejercicios

Fuente: Unsplash

Si aún no has encontrado tu motivación, no te preocupes, mejor enfoca tu energía en tener un diálogo contigo mismo para conocer qué quieres hacer y qué quieres lograr; pregúntate cuáles actividades y cuáles metas son las que te mueven.

Sin embargo, si te encuentras en una situación en la que ya conoces tu objetivo, mantente motivado con todas las recomendaciones que te hemos proporcionado. Es fundamental que no pierdas de vista tu objetivo y que actúes con disciplina.

¡Hasta pronto!

También podría interesarte