✍️ ¿Qué es un corrector de estilo?
Corrector de estilo: el arma imprescindible para que nadie se pierda en tus textos

Corrector de estilo: el arma imprescindible para que nadie se pierda en tus textos

Última actualización 8 de Agosto del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Vania Escobar

Si no eres estudiante de literatura o un intrépido escritor, la corrección de estilo puede que sea un término que no se te haga familiar. Te contamos que no tiene que ver con la industria de la moda (por más que su nombre te inspire ello). 

Según Antonio Hidalgo, catedrático de la Universidad de Valencia, “la corrección de estilo es un oficio histórico, que surgió con la aparición de la imprenta”. Con la evolución de la tecnología, actualmente tenemos a nuestra disposición diversas plataformas online de revisión de estilo que nos facilitan este proceso. Sin embargo, nunca está demás conocer los elementos clave de la corrección editorial para perfeccionar nuestros trabajos personales.

Si llegaste hasta aquí, nos gustaría que sigas acompañándonos para que conozcas más detalles de la corrección de estilo y de los diversos elementos que implican este proceso que va más allá de la ortografía y de la gramática. No te desconectes de la nota que tenemos mucho que contarte…

¿Qué es la corrección de estilo?

La corrección de estilo es un procedimiento por el cual se consigue que un texto sea legible por el público al que va dirigido. En otras palabras, consiste en la revisión del texto para ajustarlo a su intención y a su receptor. Veamos otra definición de corrección de estilo, según la Universidad Autónoma de Nuevo León:

“La corrección de estilo es un proceso realizado por expertos en lenguaje que se encargan de que un texto, independientemente de su autor, sea inteligible por los lectores de una comunidad”.

De esta forma, la corrección de estilo es un proceso necesario dentro del mundo editorial, tanto físico como virtual. Para darte algunas ideas de qué textos pueden pasar por una revisión de estilo, tenemos los siguientes: una tesis de licenciatura, una nota periodística, una obra literaria, un texto académico, un blog post para tu empresa, entre otros contenidos que impliquen ser publicados o revisados por alguien. 

Hasta este punto, tal vez te preguntes ¿qué hace exactamente un corrector de estilo? Te lo contamos a continuación….

 

¿Qué hace un corrector de estilo?

Para entrar más a detalle sobre la corrección editorial, queremos compartir contigo algunos de los elementos más importantes que un corrector de estilo debe tomar en cuenta en su trabajo:  

  • Pleonasmos: formulación de una oración con términos redundantes. Por ejemplo: “lo he visto con mis propios ojos”.

  • Cacofonías: repetición de sonidos en una frase, algo usual en las poesías pero que en otro tipo de redacciones no cae bien. Por ejemplo, “cuando estuviste, viste lo que ocurrió”.

  • Errores de concordancia: uso incorrecto del género, número o tiempos verbales. Por ejemplo, “ellos fue al concierto”.

  • Uso de localismos: existen algunas palabras o frases locales que pueden confundir a un lector que no es residente de la zona. Por ejemplo: “chamba” = trabajo. 

  • Facilidad de lectura: el objetivo final de un corrector de estilo es que el lector disfrute y entienda la lectura de inicio a fin. De esta forma, debe analizar la variabilidad léxica del texto, el uso de conectores, entre otros elementos que faciliten la lectura del usuario.

qué hace un corrector de estiloImagen: Unplash
 

Es importante resaltar que el trabajo del corrector de estilo no implica modificar la esencia de lo que el autor del texto quiere decir. Si no que más bien, la corrección de estilo tiene la misión de “perfeccionar ” el contenido y enfocarse en la coherencia, la expresión y la estructura desde un enfoque lingüístico, gramatical, léxico y semántico .

Por ello, si te animas a ser un corrector de estilo, debes ser bastante intuitivo para identificar los tipos de texto que estás revisando y evaluar si van acorde con el público objetivo. Por ejemplo, no es lo mismo revisar un texto dirigido a abogados que revisar un texto para niños. En caso realices este trabajo para una empresa, debes guiarte de su manual de estilo para tener un panorama general del tipo de comunicación que la organización quiere transmitir.

Hablando de manuales de estilo, el equipo de Crehana ha elaborado uno que te servirá como guía para emprender el tuyo propio. ¿Sabes lo mejor? Este recurso de Marketing Digital es completamente gratis 👇

 

Diferencias entre la corrección de estilo y la corrección ortotipográfica

Hasta este punto de la nota, esperamos que tengas más claro respecto a lo que hace un corrector de estilo y su importancia para generar contenidos de calidad. Sin embargo, en el mundo de la corrección editorial, también existe algo llamado “corrección ortotipográfica”. ¿Qué significa esto? Te lo contamos en breve...

A diferencia de la corrección de estilo, la corrección ortotipográfica se centra en realizar una corrección de ortografía y gramática. Es decir, elimina todos los  errores de tipeo, así como los errores de ortografía que no cumplan con las normas de la Real Academia de la lengua Española (RAE). Esto abarca el uso de comillas, negritas, numeración, tildes, puntuación, entre otros. Este tipo de corrección se realiza tras la corrección de estilo y su objetivo es la legibilidad del texto.

En cambio, la corrección de estilo tiene como objetivo hacer que el lector comprenda el texto sin ningún inconveniente o imprecisiones. Para ello, un corrector de estilo podrá modificar el estilo de escritura de algunas partes del texto. Eso sí, no puede cambiar la esencia del mensaje que el autor quiere transmitir al público. Al final, la voz del autor es muy importante y debe quedar intacta. 

Si bien ambos conceptos son diferentes, en la práctica, un corrector de estilo también puede corregir faltas ortográficas o gramaticales. Así que ese tipo de correcciones también serán parte de su trabajo. 

¿Ahora si ves la diferencia entre la corrección de estilo y la ortotipográfica? Quédate atento que en la siguiente sección te contaremos los pasos a seguir para realizar una corrección de estilo eficiente. ¡No te desconectes de la nota!

profesora de ortografíaImagen: Unplash

¿Cómo realizar una corrección de estilo?

Si te interesa que tus textos se entiendan y cumplan con su propósito, debes conocer los pasos a seguir de un proceso de corrección de estilo. Este será tu último filtro para que la calidad de tus redacciones sea la mejor. Además, estos pasos también te servirán como inducción si quieres desempeñarte como corrector de estilo en un futuro. ¡Toma nota!

1. Ten como base un manual de estilo

Como te mencionamos anteriormente, la corrección de estilo puede aplicarse a varios tipos de textos, desde textos literarios hasta académicos. Por ello, debes tener en cuenta las normas de redacción de cada caso en específico. 

Por ejemplo, para que te hagas una idea, no es lo mismo redactar una tesis de licenciatura que un informe periodístico; ambos tienen reglas gramaticales y estilísticas diferentes. Del mismo modo, si trabajas dentro de una organización, debes tener en cuenta el manual de estilo de la empresa. Ahí podrás encontrar la personalidad de marca y el tono de comunicación que debes seguir.

2. Familiarízate con la plataforma digital que será tu herramienta de corrección de estilo

Otro aspecto importante a considerar cuando eres corrector de estilo es saber usar tu herramienta. En este caso, la plataforma o software de corrección de textos que prefieras para hacer el trabajo.

Por ejemplo, debes haber notado que Word subraya de rojo algunas palabras que no siguen las reglas gramaticales. Sin embargo, debes revisar bien esas correcciones pues, muchas veces, no tienen en cuenta la intención del autor.

Asimismo, debes conocer sus diversas funcionalidades para que tu cliente entienda tus correcciones. Tanto Word como su equivalente Google documents tienen varias opciones que puedes usar para realizar una  corrección de estilo de la mejor forma. Por ejemplo, asegúrate de aprender a usar la función Control de cambios (solo en Word), la caja de comentarios y el modo “sugerencias”.

3. Realiza una primera lectura del documento para conocer su estado

Escanear todo el texto siempre será una buena opción para saber qué hay que corregir . Esta práctica te permite “tantear el terreno”, ya que das un vistazo general de la estructura del texto y el tono de comunicación que el autor está usando.

Naturalmente, si el texto es muy largo (digamos, más de 20 hojas), debes ser estratégico para elegir qué capítulos o subtítulos vas a “escanear” con mayor detenimiento. Verás que al tener claro el panorama general, tu proceso de corrección de estilo será más eficiente.

En esta primera lectura enfócate en revisar y corregir los aspectos formales. Tu misión será limpiar el texto de todo lo que obstaculice o entorpezca su lectura.

4. Empieza con la corrección de estilo 

Realiza una siguiente lectura, esta debe ser más profunda y lenta para revisar todos los aspectos de la corrección de estilo que te contamos líneas arriba: cacofonías, errores de concordancia, localismos, entre otros elementos. Recuerda que tu objetivo como corrector de estilo es que el lector viaje sin problemas a través de todo el texto.

Un elemento clave que debes tomar siempre en cuenta es el uso de conectores lógicos. Estos marcadores discursivos ayudan de gran manera a generar la cohesión que se requiere en todo el texto. Verás que el buen uso de conectores lógicos hará que los lectores no sientan el tiempo pasar y disfruten la lectura de inicio a fin.

Además, en esta parte del proceso debes presentar sugerencias para mejorar y enriquecer el texto. En caso realices una corrección de estilo para textos SEO, o tienes curiosidad de saber cómo funciona, te caerá perfecto la guía de revisión de redacción que hemos preparado para ti. Encontrarás todos los detalles para aplicar este tipo de estrategia. 

 5. Sigue con la corrección ortotipográfica

Nunca está demás revisar la ortografía y gramática del texto. Si bien esa no debería ser tu función principal, es parte del trabajo. 

En este aspecto, los softwares de corrección de textos puede que te ayuden a identificar ese tipo de errores. De igual manera, debes tener todos tus sentidos conectados para que no se te pase ningún error ortográfico.

gramática en la corrección de estiloImagen: Neat academy

6. Revisa la estructura lógica y congruencia de todo el texto

En cuanto al fondo del texto, es decir la estructura lógica del texto, siempre es bueno darle doble check al orden de los subtítulos. Muchas veces el autor del texto no se da cuenta que redunda ideas. Por ello, es necesario ajustar estos detalles para alcanzar una redacción más compacta. 

Sin embargo, este punto depende del tipo de texto, ya que, por ejemplo, si se trata de un libro, el corrector de estilo no cuenta con la autoridad para corregir la estructura de la obra. ¿Qué puede hacer? Sugerir una estructura a la editorial y al autor.  

7. Verifica que el tono vaya acorde al público objetivo

Otra tarea de un corrector de estilo es verificar que el tono de comunicación sea el adecuado para el público objetivo. Como te contamos anteriormente, no es lo mismo revisar un texto jurídico que revisar un cuento para niños. Ambos deben tener estilos diferentes para que cada público lo comprenda.

Por esta razón, es esencial conocer de qué va el proyecto y a qué público va dirigido. Esto lo debes hablar con tu cliente antes de empezar el trabajo.

8. Comprueba las fuentes bibliográficas

Finalmente, si debes revisar textos técnicos y/o académicos, puedes corroborar las fuentes bibliográficas. Tal vez encuentres alguna fuente antigua o un dato inexacto en el cuerpo del texto. Si encuentras algo así, puedes dejarlo como comentario para que el autor lo verifique. 

¡Y listo, ya puedes hacerte una idea de cómo es el mundo de la corrección de estilo!
 

Si tus intereses de redacción van más por el lado creativo, dominar las estrategias de escritura creativa debe ser una de tus prioridades profesionales. En el mundo digital que conocemos ahora, los usuarios leen todo tipo de contenido, a toda hora y todos los días. Para resaltar entre el montón, debes ser original y perfeccionar tu redacción creativa. ¡Tenlo siempre en cuenta!

correctora de estilo trabajandoImagen: NBC news

 

Estamos seguros que ahora tienes más claro el significado de una corrección de estilo y de la preparación que necesitas para emprender este oficio. Recuerda que puedes poner en práctica todo lo que te hemos contado hoy en tus trabajos personales que necesiten una revisión de estilo. 

Además, si eres un apasionado a los libros y quieres empezar en el mundo de la literatura, no dudes en acompañar a nuestra docente Majo Moirón en su curso de Creación de un proyecto de escritura. Aprenderás técnicas de escritura que serán clave para sacar a la luz ese proyecto que tienes en mente.

Para despedirnos, queremos compartir contigo una frase de la gran Majo sobre la literatura: 

“La gran energía que requiere la escritura es la de ordenar, contar el cuento, la de darle una estructura y un sentido. Las cosas nunca salen bien de entrada, lo que te salió mal, ya no lo podrás arreglar, pero, la literatura sí puede”.

¡A seguir creando, mucha suerte!

 

También podría interesarte