Ser Influencer Marketing: ¿Pocos o muchos seguidores?

Última actualización 20 de Abril del 2020

user

Nayha Carrillo

Ser Influencer Marketing: ¿Pocos o muchos seguidores? Ser Influencer Marketing: ¿Pocos o muchos seguidores?

¿Qué similitudes encuentras entre los influencers que sigues? Cuando pensamos en ellos, los alejamos por completo del mundo cotidiano, ellos tienen muchos seguidores y estamos acostumbrados a que comuniquen un ‘ideal’. Sin embargo, en esta nota vamos a romper un poco con este común denominador y construiremos una nueva idea de influencer.

En el Marketing de influencers hay un deseo gigante por mostrar y conocer la cotidianidad. De hecho, existe el término “desintoxicar mis redes”, un filtro para aquellas marcas e influencers que no aporten valor al estilo de vida del usuario, que hoy en día se asocia más con lo cotidiano y real que con lo opuesto a ello.

Ahora mismo el valor no solo está en un deseo, si no también en la empatía, horizontalidad y credibilidad del contenido del influenciador. Si esto hace sintonía contigo, toma esta nota como una guía de evaluación para tu influencer interior. ¿Comenzamos?

Descarga gratis nuestra guía y aprende a tomar buenos autorretratos con tu teléfono

1. ¿Lo estoy haciendo bien?: Mira las alertas

Un influencer no solo es un comunicador y líder nato, también es un buen negociador. En un emprendimiento podríamos aceptar un intercambio o una ‘prueba gratis’ de producto, pero si ya te conocen, ¿seguirías aceptando este canje?

Si tu comunidad crece y tu influencia también (con buenos resultados de conversión y alcance), concreta precios que vayan de acuerdo a los beneficios que darás, y si aún no tienes una idea de cuáles son, tómalo como una primera señal de alerta. 

Una vez tengas claro las ventajas que tu comunicación puede darles y tus precios, es momento de aferrarte a un propósito. No trabajes con marcas que no se alineen con la personalidad o esencia de tu marca personal; filtra bien tus proyectos, tal vez parezca que te costará mucho hoy pero a largo plazo hará la diferencia en tu reputación: un punto de valor y peso para tu comunidad.

Hablando de tu marca personal, ¿la tienes bien definida? Tu identidad es lo que esconden tus mensajes, y es importante que tengas muy claro quién eres y lo que quieres contar. Mi consejo personal en este apartado es que agregues humanidad, los consumidores ya no quieren ver estructura perfecta, si tu comunicación aún lo busca, intenta tomarlo como una señal de alerta y hacer algunas modificaciones.

Tu identidad debe estar orientada a quién eres. No des mensajes contradictorios a tu comunidad, ¡ellos esperan honestidad!

Por último, si tienes en tu agenda días en blanco que te están generando dolores de cabeza, ¡es momento de organizarse! Ser influencer es trabajar en un plan de contenidos basado en un día laboral completo, con espacios justificados.

Un buen plan está alineado al objetivo de la marca, ¿si ellos logran su propósito, tú también verdad?; un buen plan también entiende de cerca (muy cerca) a su público objetivo, ¿cómo es tu comunidad, qué te dicen, qué piensan de ti y de otros influencers, con qué conectan más? No olvides que ellos son los agentes que pueden impulsar tu crecimiento en esta industria.

En resumen, si escuchaste las alertas, tu perfil de influencer suma:

- Contenido interesante y constante, tomando en cuenta esos hábitos y aprendizajes diarios, propios de la cotidianidad.

- Personalidad o esencia, y a partir de ella la construcción de una marca personal.

- Un plan de comunicación ‘vivo’ y proactivo.

2. ¡Soy más influencer mientras más seguidores tenga!

¿Quieres construir una exitosa marca personal? Sigue los consejos de nuestro profesor Fabian

Sí y no, mientras más seguidores tengas tu alcance será mayor y quizá también tu conversión; pero cuidado, sin un buen liderazgo, poder de negociación y una marca personal bien estructurada (puntos que vimos antes), puede que tu comunidad no sea suficiente.

Te he preparado estos tres tipos de influencers de acuerdo a la cantidad de seguidores, y las marcas con las que podría estar trabajando cada uno. ¿Dónde te ubicas tú?

Nano influencers: Hasta 1000 seguidores

“No me siguen tantos pero he notado cambios en discursos por mis ideas o propuestas en redes sociales” Si este texto te suena un poco, tienes un influenciador en el interior, de hecho ya lo aplicas activamente con tu círculo social.

Normalmente un Nano influencer tiene mínimo 100 seguidores y aunque puede tener activas varias redes sociales, también podría especializarse en una sola. Considerando además, que definitivamente un influencer en Instagram y Facebook no tiene el mismo comportamiento en Tik Tok, sí es posible que cada red social llame a un tipo de creador específico.

Si eres un nano influencer estás en una etapa de experimentación, aún no definiste a tu comunidad ni un tipo de contenidos específico. ¡Tu marca personal está comenzando a construirse! Para ti, es ideal trabajar con marcas que estén creciendo en tu misma zona geográfica y emprendedores.

Micro influencers: Hasta 10.000 influencers

Tu marca personal está definida y asumiste un plan de marketing muy activo, de hecho comenzaste a dedicarte a hacer contenido full time. Lo bueno de estar en este rango de seguidores es que muchas marcas (pequeñas y grandes) van a ponerse en contacto contigo si te alineas a sus objetivos.

Puedes aprovechar para trabajar en la confianza y humanidad de tu marca personal, a través de tu discurso. Este también será un gancho para las marcas, ¿recuerdas la cotidianidad? A muchos productos y servicios les conviene que puedas narrarlos con esa horizontalidad y por más de que anuncies que es publicidad paga, ¡esto sumará!

Te verán también con mayor posibilidad de conversión y menos alcance, y eso bueno, porque en definitiva la inversión que harán contigo es moderada pero muy ventajosa de acuerdo al plan de contenidos que te estén pidiendo. Podrá ser desde un storie, un post, hasta una pequeña campaña digital. 

En este punto, eres un especialista, puedes sumar a varias marcas en tu calendario (asegúrate que ninguna competencia de la otra, obviamente) y además, ya tienes una comunidad construida. ¡No dejes de enfocarte en conocerlos!

Macro influencers: Más de 10:000 influencers

Tu alcance será el primer beneficio que vean muchas marcas en ti, refuerza este valor, pero también asegura la conversión que puedes generar con este alcance. Tu comunidad es muy grande y generaste un lazo fuerte con ellos, puedes trabajar desde esa confianza mostrando una narrativa coherente con las menciones de las marcas.

Con aquellos que trabajes son mayormente marcas con presencia global, que buscan llegar a todo terreno digital. Son marcas que también tienen una buena caja de inversión para redes sociales y naturalmente apuestan por lo digital, sin pestañear.

Algunos buenos ejemplos son marcas deportivas como Adidas y Nike; o marcas de productos de belleza como Revlon o Mac.

3. ¡Tus 5 herramientas!

© Crehana

Aquí seré muy breve e iré directo al grano (lo prometo). Hay cinco áreas que serán indispensables en esta industria, estés o no comenzando, estas trabajan procesos como coordinación, logística, producción y estrategia.

- Marketing digital: o en lo posible ´Marketing de contenidos´, entiende cómo se mueven tus mensajes a través de las redes sociales y tu web. Esta es la base de tu plan semanal, para hacerlo yo te recomiendo comenzar por este curso.

- Fotografía: ¿te imaginas sin tomarte fotos o supervisarlas? Un influencer conoce cómo posar pero también como se hace una foto. Si quieres darle una oportunidad al detrás de cámara, mira este curso.

- Video: Si estás muy metido en el contenido audiovisual (que deberías, porque es un hit sobre todo en Instagram y YouTube), es necesario prepararte con el conocimiento de softwares como Premiere o Final Cut.

- Web y redacción: He unido estos dos por asociación a un blog, muchos influencers inician en uno o saltan a uno para poder establecer contenido más extendido y/o una tienda con una marca desarrollada. Es indispensable que manejes Wordpress y redacción en este proceso. Cuéntame hasta el momento cómo se ve ese influencer que estás construyendo en la mente: ¿Cómo te ves tú? Para ayudarte un poco más y cerrar esta nota, quiero que tomes una hoja de papel y describas tu potencial haciendo una lista, con: las cualidades de tu perfil, las marcas que se relacionan contigo y las herramientas con las que comenzarás a capacitarte.

Te dejo un ejemplo:

- Mis cualidades van más orientadas a una esencia de marca personal muy clara, con pilares como la empatía y la confianza.
- Mi número de seguidores es de 769 y el tipo de marcas con las que podría trabajar son pequeños negocios locales de comida saludable o coaching.
- La herramienta con la que comenzaré a capacitarme es la Fotografía.

Crece con los que más quieres, ¡únete a Crehana Familiar!

Espero que esta guía haya sido útil para ti y que sea una referencia muy cercana de cómo te ves como influencer. Puedes aumentar tu práctica con nuestro curso Conviértete en Influencer: Vive de las redes sociales.

 

 

 

 

 

 

 

Recomendados para ti