✍️ Mejora tus proyectos con el método SCAMPER [2022] | Crehana
¿Qué es el método SCAMPER? Estas son las preguntas que harán volar tu creatividad

¿Qué es el método SCAMPER? Estas son las preguntas que harán volar tu creatividad

Última actualización 29 de Noviembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Andrea Flores

¿Has escuchado antes sobre el método SCAMPER? Si te ha pasado que llevas mucho tiempo trabajando en un mismo proyecto sin que lleguen a ti ideas nuevas, la técnica SCAMPER es lo que necesitas para terminar con el bloqueo creativo. 

Hoy en día, nos enfrentamos a un entorno cambiante que, de ser aprovechado correctamente, puede ser beneficioso para cada uno de nosotros. Sin embargo, es necesario conocer las técnicas más importantes para sacar ventaja de ello, como, por ejemplo, el método SCAMPER. 

Si quieres mejorar la calidad de tus ideas y potenciar tu creatividad al máximo, acompáñanos a descubrir qué es el método SCAMPER, cómo aplicar esta técnica y un ejemplo del SCAMPER para utilizar como referencia en tus siguientes proyectos. 

Ponte cómodo y, ¡comencemos! 

¿Qué es el método SCAMPER?

El método SCAMPER es una técnica de creatividad que se utiliza para encontrar una solución creativa a un problema o para renovar un producto que corre el riesgo de quedar obsoleto.

Además, la técnica SCAMPER es perfecta para generar ideas que estimulan el pensamiento crítico con el fin de reactivar la creatividad y la toma de decisiones, lo cual es fundamental al momento de innovar.

El autor del método SCAMPER fue Robert Eberle, un administrador norteamericano del sector educativo, quien publicó en 1977 el libro titulado SCAMPER. En él, describe técnicas para estimular la creatividad de niños y profesores. Para desarrollar este método, el autor se inspiró en la conocida técnica de creatividad llamada brainstorming.  

El nombre del método SCAMPER proviene del acrónimo de las palabras en inglés:

  • Sustituir
  • Combinar
  • Adaptar
  • Modificar
  • Poner en otros usos
  • Eliminar
  • Reformar 

Cada una de las palabras que forman parte del método SCAMPER cumplen un papel específico en el proceso de ideación de tu proyecto. Es decir, te ayudarán a abordar cualquier idea que tengas en mente desde diferentes perspectivas. 

personas chocando manosImagen: Pexels

¿Para qué sirve el método SCAMPER?

El método SCAMPER sirve para renovar un producto o servicio, así como para solucionar problemas que, a simple vista, parecen complejos. Según Hubspot, esta técnica resulta útil cuando estamos saturados y no llegan nuevas ideas a nuestra mente. 

Las preguntas que forman parte del método SCAMPER nos obligan a pensar y a ver de diferentes formas las soluciones a un problema. Su idea central se basa en que todo lo nuevo de este mundo es una reinvención, una modificación de lo que ya existe.

Al respecto, Omar Hildalgo, profesor del curso de metodologías para estimular la creatividad en las empresas, nos comenta que “el objetivo de SCAMPER es abrir nuestra mente y hacernos pensar en alternativas infinitas, pues ninguna idea es imposible”. 

Por otro lado, Hidalgo aconseja aplicar el método SCAMPER solamente en ideas o proyectos que recién están formándose. Nuestro experto recalca que, cuando se trata de ideas maduras, esta técnica podría invalidar la esencia del producto o servicio al restarle importancia a las consideraciones o prioridades que se tomaron para construirlo.

Por lo tanto, para poner en práctica el SCAMPER de un servicio o producto, es fundamental establecer qué tan avanzado se encuentra el proyecto y los pasos previos que han ejecutado las otras áreas para llevarlo a cabo. De esta manera, no se verán afectados otros aspectos del mismo. 

personas trabajando en grupoImagen: Pexels

¿Cómo generar ideas con el método SCAMPER?

Ahora que ya sabes de qué trata este concepto, veamos cómo aplicar la técnica SCAMPER sobre alguna idea que necesita ser renovada. Como dijimos, el producto o idea se somete a una serie de preguntas que surgen de los verbos que componen el nombre del método. 

Se podría decir que el método SCAMPER consiste en hacer las preguntas adecuadas. No hay nada en el mundo que ponga a trabajar el pensamiento más que una buena pregunta. Recuerda que las respuestas nos tranquilizan, mientras que las preguntas son inquietantes y movilizadoras. 

Veamos una por una en qué consisten.

 

Sustituir

En este caso, las preguntas del método SCAMPER apuntan a identificar cuáles son los elementos que no están dando buenos resultados para encontrar un posible sustituto. Por ejemplo, puedes empezar usando las siguientes: 

  • ¿Se puede sustituir o modificar alguna pieza? 
  • ¿Se pueden cambiar las reglas?
  • ¿Se puede utilizar otro procedimiento para realizarlo?
  • ¿Qué pasa si se le cambia el color o alguna de sus materialidades? 
  • ¿Se puede cambiar de forma?

Las nuevas ideas que se encuentren en este segmento se pueden medir a través de la prueba y error. 

Combinar

En ocasiones, las ideas no funcionan, sin embargo, esta no es razón para eliminarlas por completo. Una de las soluciones que propone el método SCAMPER es hacer un ejercicio de pensamiento creativo para combinar varias ideas que tengas en mente y otorgarle un sentido diferente al proyecto. 

Empieza cuestionándote los siguientes puntos: 

  • ¿Cómo puede ampliarse?
  • ¿Puede complementarse con algo más? 
  • ¿Se pueden mezclar dos productos o servicios? 
  • ¿Qué pasa si combino el trabajo de dos departamentos distintos de una empresa?

Al responder estas preguntas del método SCAMPER, estarás potenciando la idea central de tu proyecto con nuevas características o funciones. 

hombre trabajandoImagen: Pexels

Adaptar

Aquí se debe hacer un ejercicio de creatividad para ver si el producto es moldeable o no, de modo que podamos adaptarlo completamente o por partes. En ese sentido, la adaptación en el método SCAMPER consiste en evaluar la posibilidad de juntar diferentes piezas para que un producto se vuelva funcional. 

Para ello, te recomendamos responder estas preguntas:

  • ¿Qué idea podría incorporar? 
  • ¿De qué modo se puede adaptar la idea para satisfacer la necesidad del usuario?  
  • ¿La idea puede adaptarse a un público nuevo? 
  • ¿Tengo que adaptar alguna idea para que funcione en un mercado determinado?

Un ejemplo de SCAMPER en esta etapa puede ser adaptar el diseño de un auto, no solo para que sea más seguro, sino también para que sea más vistoso. 

Modificar

En este punto, se puede complementar el método SCAMPER con otra técnica de creatividad llamada pensamiento lateral con el objetivo de ver el producto desde un punto de vista que jamás se había pensado. 

Si bien esta fase puede ser complicada, te ayudará dar inicio a la lluvia de ideas con las siguientes interrogantes: 

  • ¿Qué característica se puede modificar del producto?
  • ¿Qué característica se puede añadir para optimizar su rendimiento? 
  • ¿Se puede realizar algún cambio en el proceso de producción?
  • ¿Se puede modificar la naturaleza del producto? 

Lo ideal en esta etapa de la técnica SCAMPER es pensar en los cambios más creativos que puede experimentar el proyecto, añadiendo valor a la experiencia del cliente. 

Proponer 

La intención de las preguntas tras este verbo del método SCAMPER es la de replantear el uso o la aplicación que un producto u objeto pueda llegar a tener.

En este punto, Lorna Campos, en su artículo “Método Scamper como generador de ideas”, que puedes encontrar en el portal PostedIn, especifica que se deben “romper las reglas, replantear el uso y la aplicación que un objeto puede tener”. 

Para ello, nos recomienda responder a las siguientes preguntas: 

  • ¿Qué otra utilidad puede tener?
  • ¿Puedo utilizar estos mismos productos para otra campaña?
  • ¿Qué más se puede hacer a partir de eso?

Para este caso, un ejemplo de SCAMPER puede ser la idea de que una botella pase a ser un florero. De esta forma, transformamos un objeto para usarlo con fines distintos.

hombre con laptopImagen: Pexels

Eliminar

Suena feo; lo sabemos, pero reconocer que algo dejó de ser útil es la oportunidad perfecta para abrirse nuevos caminos a través de la técnica SCAMPER. Además, lo esencial en este caso es no tomar los comentarios de forma personal, pues todo forma parte de la experiencia cuando se busca crear o modificar un producto. 

Por ejemplo, puedes comenzar consultándole a tu equipo las siguientes cuestiones: 

  • ¿Qué habría que descartar?
  • ¿Todas las partes funcionan como deben?
  • ¿Puedo suprimir una parte del proceso sin que pierda calidad? 
  • ¿Qué parte no es necesaria?

Luego, todo lo que te digan puedes anotarlo en esta plantilla de lluvia de ideas en Word. Más adelante, podrás analizar con detenimiento cada una de las ideas para determinar cuales son relevantes para el proyecto y cuáles no. 

Reorganizar

Para lograr que un producto sea efectivo, es necesario prestar atención al orden de su producción o a su funcionamiento al ser usado por el cliente. A través del método SCAMPER, podrás determinar todo ello preguntándote lo siguiente: 

  • ¿Se pueden reordenar los objetivos de la estrategia?
  • ¿Se pueden invertir los papeles?
  • ¿Qué ocurriría si ordenas de otra forma el proceso de producción?
  • ¿Qué pasa si se ofrece el servicio en distinto orden?

Todas las reflexiones que te plantees en este punto del método SCAMPER deben estar orientadas a potenciar la calidad del producto para satisfacer las necesidades del cliente. Recuerda que un producto innovador y eficiente siempre será valorado en el mercado. 

Por otro lado, cabe aclarar que puedes hacer la cantidad de preguntas que consideres pertinentes en tu método SCAMPER, ya que no hay un límite establecido. El número de interrogantes que decidas desarrollar dependerá del nivel de análisis que desees realizar. 

mujer trabajando en oficinaImagen: Pexels

¿Cómo se aplica el método SCAMPER?

Ahora que ya sabes en qué consisten los tipos de preguntas que puedes realizar en el método SCAMPER, veamos paso a paso cómo hacer un SCAMPER. 

1. Identifica el problema

El primer paso para realizar el método SCAMPER es definir cuál es el inconveniente, es decir, por qué tu producto o servicio no funciona. Es importante que todo tu equipo comprenda cuál es el problema central de todo esta actividad. 

Así, todos estarán alineados y podrán aprovechar el método SCAMPER para complementar cualquier toma de decisiones difíciles

2. Utiliza las 7 preguntas del método SCAMPER

En este paso está la clave de cómo generar ideas con SCAMPER. Aquí es donde debes realizar todas las preguntas que detallamos en el punto anterior para obtener las ideas más acertadas para mejorar tu producto o servicio. 

 

3. Organiza los resultados 

Aquí debes darle un orden a todas las ideas, respuestas y preguntas que surgieron al hacer el ejercicio del punto 2. En este momento, no deseches nada; tómate el tiempo de ordenar los resultados obtenidos del método SCAMPER de forma que sean comprensibles para todo el equipo. 

4. Realiza una evaluación de los resultados

Una vez que ya tienes ordenados los resultados del método SCAMPER, debes proceder a evaluarlas. Para ello, te será muy útil retomar la descripción del problema y analizar sus componentes, ya que pueden servir como marcadores para el criterio de selección de ideas a usar y a desechar. 

Pon atención a las ideas aportadas que no fueron de utilidad para resolver el problema por el que utilizaste el método SCAMPER, ya que pueden servirte para solucionar otro.

5. Selecciona las ideas

Este es el último paso en la aplicación del método SCAMPER. Empieza seleccionando las ideas que te parecen más propicias para resolver el problema. Para ello, te recomendamos redactar una justificación de las ideas seleccionadas para que tú y tu equipo repasen los motivos de la elección. 

Después de esto, solo quedaría ponerlas a prueba para ver si cumplen con las expectativas. 

¡Listo! Ahora ya sabes cómo se aplica el método SCAMPER y estás listo para reformular cualquier proyecto que tengas en mente. Si aún no te queda muy claro cómo hacer un SCAMPER, pasemos a ver un ejemplo de la vida real.

metodo scamper en equipoImagen: Pexels

Ejemplo del método SCAMPER

Finalmente, para que puedas comprender bien cómo hacer un SCAMPER, en las siguientes líneas, te mostraremos cómo se podría aplicar la técnica SCAMPER con un producto de una de las empresas multinacionales más famosas del mundo: Coca-Cola.

Sustituir

  • ¿Puede variar su nombre según la incorporación de algún ingrediente o gusto: limón, vainilla o zero? 
  • ¿Se pueden sustituir las latas por las botellas para su distribución?
  • ¿Resultaría viable mantener exclusivamente botellas de vidrio? 

Combinar

  • ¿Se pueden combinar talentos para mejorar su envase, logo, imagen publicitaria y eslogan?
  • ¿Se pueden combinar nuevos sabores para llegar a otro público?
  • ¿Dos o más productos de Coca-Cola pueden venderse en conjunto para crear una promoción que atraiga a más clientes? 

Adaptar 

  • ¿Se puede adaptar a las leyes de cada país?
  • ¿Es posible adaptar los envases para superar a la competencia?
  • ¿Los ingredientes de las bebidas pueden mejorarse para llegar a ciertos nichos de mercado? 

Modificar

  • ¿Se puede cambiar la textura de los envases?
  • ¿Se puede cambiar la forma de venta: packs con más unidades? 
  • ¿Se pueden fomentar concursos para diseñar nuevos logos o botellas?

Proponer otros usos

  • No solo refrescante, sino como acompañamiento de comidas.
  • Puede consumirlo todo público, tanto niños como adultos.
  • Usarlo como estimulante, por tener cafeína.
  • Mezclarlo con bebidas alcohólicas. 

Eliminar

  • ¿Se puede disminuir el nivel de azúcar?
  • ¿Se puede eliminar la cafeína del producto? 
  • ¿Es posible eliminar los niveles de químicos en las bebidas?

Reordenar

  • ¿Pueden variar sus componentes dependiendo cada país?
  • ¿Puede cambiar su manera de despacho en supermercados?

Como puedes ver en este ejemplo de método SCAMPER, Coca-Cola puede delimitar distintas formas de satisfacer a sus clientes y alcanzar nuevos nichos de mercado. El método SCAMPER te ayudará a replantear cada aspecto de tu proyecto para mejorarlo de forma ordenada y evitar confusiones o contratiempos. 

hombre dudandoImagen: Pexels

Si llegaste hasta aquí, es momento de felicitarte, pues ahora ya sabes cómo hacer un SCAMPER. No tengas miedo de cuestionar el rendimiento de tu producto, pues, si trabajas bajo un método de mejora constante, podrás obtener mejores resultados económicos y atender eficientemente a tus clientes. 

Recuerda que el método SCAMPER es muy sencillo de utilizar y te da la libertad para ahondar en diversos aspectos de tu proyecto. ¡Siéntete libre de preguntar cuanto quieras! 

Por último, si te interesa adquirir recursos y profundizar tus conocimientos sobre técnicas de creatividad, te recomendamos inscribirte en el curso de creatividad para publicistas y no publicistas y revisar nuestro catálogo de cursos de creatividad

¡Mucha suerte! 

También podría interesarte