🏅Cultura organizacional: Rol del CEO y el HR Manager [2021] | Crehana
Cultura organizacional: ¿Cómo ha cambiado el rol del CEO y el HR Manager?

Cultura organizacional: ¿Cómo ha cambiado el rol del CEO y el HR Manager?

Última actualización 3 de Agosto del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Hugo Rodríguez

La cultura organizacional es muy importante dentro de las empresas. Dejando de lado la pandemia por un momento, el mundo empresarial siempre ha estado en continuo cambio por los desarrollos tecnológicos. Las empresas exitosas supieron cómo adaptarse rápidamente a las diferentes circunstancias del sector y lo han logrado porque tienen un cultura organizacional sólida, que ha sido modificada dependiendo del contexto del negocio y las necesidades de los empleados.

Nadie pone en duda la importancia de la cultura organizacional. Sin embargo, en muchas empresas, esta estrategia no ha sido trabajada con el cuidado necesario.

En este blog, compartiremos cómo han cambiado los roles de los líderes en el desarrollo de la cultura de una empresa. ¿De qué se debe encargar el CEO? ¿El HR Manager? ¿Cuál es la función de las otras áreas para mantener viva una cultura?

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana para empresas te brindamos capacitación corporativa personalizada a tus necesidades. 

Landing Crehana para empresas

¿Cómo ha cambiado el liderazgo y la cultura organizacional?

Hace muchos años, la cultura organizacional de una empresa se resumía al siguiente procedimiento:

  • El CEO encargaba al departamento de recursos humanos que produzca una cultura empresarial eficaz.

  • Luego, RR.HH diseñaba los valores, misión y visión de la organización.

  • Después, se incorporaban algunos beneficios para los empleados como celebraciones de cumpleaños, vales de regalo o refrigerios gratis.

  • Era usual que se realizaran encuestas para analizar el compromiso de los empleados y qué opinaban de los beneficios y luego de esto, el CEO y el HR Manager se ocupan de otras prioridades.

El desarrollo de la cultura organizacional que describimos unas líneas arriba ha quedado en el olvido. Según menciona Harvard Business Review, este enfoque ya no funciona por varias razones:

1. La nueva normalidad

Hay una realidad y es que el COVID-19 ha cambiado la interacción entre los líderes y los empleados y cómo los empleados se conectan.

Denise Lee Yohn, de HBR, indica que la necesidad de adaptarse rápidamente y permanecer flexible durante la pandemia también ha revelado la ineficacia de un enfoque de liderazgo de arriba hacia abajo. 

2. Importancia de la cultura empresarial

La cultura de la empresa ha ganado en importancia, gracias a las recientes crisis culturales de alto perfil como las de Uber y Wells Fargo, la necesidad de tener diversidad, equidad e inclusión y la batalla continua por el talento. La cultura se ha convertido en una prioridad estratégica con impacto en los resultados.

En su investigación, Harvard Business Review también destaca 5 características que son importantes para que las empresas tengan una cultura organizacional exitosa.

Estas características de cultura organizacional son las siguientes:

  • Visión: aquella herramienta que definirá los parámetros sobre el objetivo final que se quiere alcanzar.

  • Valores: las tareas que debe tener cada miembro de la empresa para lograr la visión.

  • Prácticas: los diferentes métodos tangibles que implementa la empresa para practicar sus valores.

  • Personas: esos miembros de la empresa encargados de fomentar las relaciones y afrontar las diferentes situaciones laborales.

  • Historia: el origen de la compañía definirá el crecimiento y la imagen que dará al resto del mundo, de esa manera podrás mostrar de qué manera lograrás los objetivos.

Cultura empresarial

Fuente: Freepik

Concepto de cultura organizacional

La cultura corporativa se refiere a las creencias y comportamientos que determinan cómo los empleados y los líderes de una empresa interactúan y manejan las transacciones comerciales externas. Es decir, la cultura incluye las normas formales declaradas, así como las formas implícitas en las que las personas trabajan e interactúan. Hace todavía algunos años, la gestión de recursos humanos era vista como la responsable de construir esa cultura, sin embargo, todos son responsables de cultivarla.

Así como todos son responsables de crear la cultura organizacional, es importante saber que esto se logra a través de elementos como los siguientes: 

  • Estrategias. 

  • Estructuras.

  • Sistemas.

Una vez que tu organización sea consciente de los valores y normas que se deben seguir, se podrá generar una mayor productividad dentro de la empresa lo que, sin duda, es lo que todo CEO quiere con la cultura corporativa. Y tú no eres la excepción, ¿no es así?

Para poder generar este aumento en la productividad, debe haber una preocupación en que exista la cultura organizacional. Te preguntarás: ¿Por qué?

Y la respuesta es simple: porque este interés en la cultura corporativa ayudará a crear el compromiso entre los empleados. En cambio, si no se fomenta este sentimiento, podrían generarse pérdidas financieras, dado que no hay relaciones laborales basadas en la fidelidad.

Ante esta situación, no debes olvidar que crear esta cultura organizacional dentro de tu empresa es la carta de presentación de la compañía, ya que describe su propia personalidad y su manera única de obtener buenos resultados.

En ocasiones, muchas compañías no saben que tienen una cultura organizacional. Sin embargo, todas la tienen: si quieres saber cómo identificarla, debes analizar 3 elementos:

  • El clima organizacional.

  • Los valores de la organización.

  • El tipo de líder que es más común en la compañía.

confianza de los empleados

Fuente: Freepik

¿Qué es el clima organizacional?

El clima organizacional es la base para que cualquier empresa pueda lograr sus objetivos en un ambiente de bienestar, ya que son todas las relaciones laborales y personales que surgen en toda compañía.

Por lo tanto, la evaluación del desempeño de tu equipo de trabajo va a depender de cómo sea el clima organizacional de una empresa. Es necesario que el HR Manager (o los diferentes líderes de departamentos) sepa cuál es el clima que se vive entre el personal de tu organización.

¿Quieres saber la diferencia entre el clima organizacional y la cultura empresarial? Es muy simple:

  • El clima organizacional se basa en las emociones de los empleados

  • La cultura empresarial hace referencia a la idea que tienen los colaboradores sobre la compañía.

Son términos diferentes, pero complementarios: al contar con ambos, se puede alcanzar un ambiente organizacional positivo y productivo, lo cual es crucial para el rumbo exitoso de cualquier compañía.

Aunque no siempre es algo fácil de lograr, debido a que se debe lidiar y gestionar a varios miembros de equipos, lo cual puede ser una tarea complicada, y en ocasiones puede generar desacuerdos. Pero nada que una buena estrategia de cultura organizacional no pueda solucionar.

¿Crees que tu compañía posee una buena cultura organizacional? Para darte a tus empleados y a ti unos tips, conoce las skills necesarias para adaptarte a la cultura organizacional de tu empresa.

Cultura organizacional en empresas

Fuente: Freepik

Cómo desarrollar la cultura corporativa de una empresa luego del COVID-19

La llegada del COVID-19 provocó, no sólo una crisis económica en las empresas, sino que también afectó la cultura organizacional de las mismas, debido a que la gran mayoría de las compañías tuvo que cambiar su forma de trabajo.

Aquí es donde debemos destacar la labor de los HR Manager y los CEO, ya que son los encargados de mantener al equipo unido y comprometido para poder seguir logrando los resultados y objetivos planteados, en el marco de la cultura organizacional.

Para poder lograr la consolidación de una buena cultura organizacional, es importante redefinir las prioridades estratégicas y establecer nuevos objetivos para sobrellevar las diferentes brechas que se puedan generar. Y, a su vez, comprometer a los empleados a cumplir estos retos.

Algunas herramientas que se pueden implementar para lograr una buena cultura corporativa son:

  • Fortalecer la colaboración del equipo.

  • Crear maneras eficientes para articular las diferentes áreas.

  • Mantener una comunicación fluida con los diferentes miembros del equipo.

En los tiempos de trabajo remoto o teletrabajo, la flexibilidad es clave para generar confianza en los empleados. Y, en caso que se busque mantener la comunicación pese a no compartir los mismos espacios, se pueden buscar opciones como reuniones de equipos o videollamadas.

Es importante no abandonar estas prácticas para evitar el agotamiento laboral, que ha sido algo común en estos tiempos de COVID-19. En especial, con las múltiples noticias que surgen sobre despidos y reducción salarial, lo que ha generado miedo e inseguridad en los equipos de trabajo. De ahí la importancia de mantener la confianza en los empleados.

Ahora más que nunca, la cultura corporativa debe reinventarse. El nuevo enfoque de la cultura en la empresa asigna diferentes roles para establecer resultados. HBR indica que la implementación real de este enfoque puede variar según el tipo, tamaño, edad y estructura de la organización.

Las empresas deben ver, como algo necesario, contar con una cultura organizacional firme y clara, que sirva como base al momento de evaluar las acciones que se van a tomar, además de ser clave a la hora de captar nuevos talentos.

La distribución general de responsabilidades es la siguiente:

  • Junta directiva: su función es guiar la definición y desarrollo de la cultura deseada, asegurándose de que se alinee con los objetivos comerciales y satisfaga las necesidades de todos los grupos de interés.

  • CEO y equipo de alta dirección: definen la cultura deseada y la cultivan a través de acciones de liderazgo como el establecimiento de objetivos, estrategias y resultados clave que priorizan la construcción de la cultura.

  • HR Manager y su equipo: diseñan experiencias de los empleados que interpreten y refuercen la cultura que se desea. Asimismo, implementan estrategias y programas que permitan al resto de la organización cumplir con sus responsabilidades culturales, como ofrecer programas de capacitación que desarrollen la capacidad del líder para la construcción de la cultura y el compromiso de los empleados.

  • Departamento de cumplimiento, riesgo y ética: brindan información al CEO y al equipo de alta dirección sobre la definición de la cultura deseada desde la perspectiva de la ética y el riesgo. Además, garantizan que la ejecución de la cultura deseada en toda la organización se alinee con las estrategias de gestión de riesgos de la empresa a través de herramientas como árboles de decisiones éticas, procesos como un programa de denuncia de irregularidades y sistemas como el monitoreo del cumplimiento.

  • Gerentes intermedios: dan experiencias a los empleados que interpreten y refuercen la cultura deseada. Además, implementan estrategias de construcción de cultura, cultivan el compromiso de los empleados y cumplen con las responsabilidades de construcción de cultura de los empleados.

  • Empleados: proporcionan información al CEO y al equipo de alta dirección sobre la definición de la cultura deseada y los programas y tácticas de construcción de la cultura proporcionando información sobre cómo la cultura deseada se alinea o difiere de la cultura real, las perspectivas del cliente y las necesidades y expectativas de los empleados. Los empleados deben proporcionar retroalimentación sobre los esfuerzos existentes de construcción de cultura e ideas para otros nuevos. Además, crean y hacen cumplir rutinas y normas que interpretan la cultura que se quiere lograr.

skill map

¿Cuál es el rol de la junta directiva en la cultura de una empresa?

Según un artículo en HBR, la permanencia promedio de un CEO ha disminuido en relación con la permanencia de los miembros de la junta y, ahora, es de aproximadamente 5 años (frente a más del doble de esa duración para los miembros de la junta).

Esto quiere decir que las juntas directivas tienen una perspectiva más amplia para definir el propósito de la empresa y su cultura.

Para que la junta directiva desempeñe un papel más activo en la construcción de cultura debe:

  • Designar la cultura como un tema regular de la agenda durante las reuniones de la junta.

  • Involucrar conversaciones continuas con el CEO y el HR Manager para discutir prioridades, fortalezas, brechas y desafíos de la cultura.

  • Encargar auditorías y evaluaciones de cultura y revisar resultados y acciones indicadas.

  • Considerar las capacidades de liderazgo cultural en la planificación de la sucesión y la contratación de altos funcionarios.

  • Examinar y aprobar declaraciones públicas sobre la cultura organizacional.

  • Crear un equipo comprometido con la identidad corporativa para lograr lealtad, orgullo y sentido de pertenencia.

  • Integrar al personal de todos los departamentos en la creación de la cultura.

  • Mantener un ambiente basado en el respeto como reflejo de cultura corporativa.

  • Ingresar empleados acordes a la cultura empresarial.

¿Cuál es el impacto de la gestión de los líderes intermedios en la cultura organizacional?

La junta y la alta dirección no son los únicos que deben lograr una buena cultura. Los líderes que se encuentran debajo en la jerarquía de la organización como los líderes de departamento, de tienda o de programas, tienen una gran responsabilidad porque ejercen una mayor influencia en las experiencias diarias de los empleados.

Estos líderes deben ser capaces de:

  • Garantizar que las herramientas, el entorno y los aspectos intangibles de la vida laboral diaria de los empleados representan la estrategia de experiencia de los empleados de la empresa.

  • Aplicar los objetivos, las estrategias y los resultados clave de creación de cultura en toda la organización al contexto de su grupo o función.

  • Realización de coaching y capacitación con los empleados para cultivar su compromiso con la cultura deseada.

  • Comunicar y modelar la cultura que se desea.

  • Ayudar a que la empresa se adapte al contexto social actual.

  • Establecer metas internas y externas, creando mecanismos para lograrlas.

  • Orientar a que todas las decisiones convengan a la empresa para lograr los objetivos.

  • Dar estabilidad y seguridad a todos los integrantes de la empresa.

Importancia de la cultura organizacional

Fuente: Freepik

¿Cuáles son los beneficios de tener una cultura empresarial?

A estas alturas del post, debes estar ansioso por saber más detalles acerca de la importancia de fomentar la cultura organizacional dentro de tu empresa.

Por eso, a continuación te presentaremos un listado de beneficios para terminar de convencerte de por qué debes adoptar una sólida cultura empresarial.

1. Identidad propia de la empresa

Al tener una cultura empresarial, se puede definir la identidad de la compañía. Es decir, la imagen que vas a proyectar frente a los clientes y los colaboradores y que, además, te va a diferenciar de la competencia.

2. Aumentar los niveles de productividad

Producción = Dinero, la fórmula que todo CEO va a querer para su empresa, y se puede lograr a través de la cultura organizacional, ya que tu personal realizará más eficientemente las tareas mientras más cómodos estén dentro de la compañía.

3. Reducir la rotación laboral

Al tener empleados más cómodos y comprometidos no van a querer abandonar tu empresa, siendo más leales. Evitarás reemplazar el personal y ahorrarás gastos extras para la compañía.

4. Identidad propia de la empresa

Al tener una cultura empresarial puedes definir la identidad de tu compañía. Es decir, la imagen que vas a proyectar a los clientes y a los colaboradores y, además, la que te permitirá diferenciarte de la competencia.

5. Aumentar los niveles de productividad

Producción = Dinero: la fórmula que todo CEO va a querer para su empresa, y se puede lograr a través de la cultura organizacional. Mientras el personal se sienta más cómodo, cumplirán con las tareas pendientes de una forma mucho más eficiente.

6. Reducir la rotación laboral

Que los colaboradores estén más comprometidos, los hará mucho más leales hacia la empresa, por lo que no querrán abandonarla. Así, la cultura corporativa evitará que tengas que reemplazar el personal de tu compañía y ahorrarás en gastos extras.

Clima organizacional

Fuente: Freepik

7. Atraer mejores talentos

Cuando se implementa una buena cultura empresarial, los empleados y clientes hablarán bien de la compañía, lo cual generará una buena reputación y eso ocasionará que más personas estén interesadas en colaborar o ingresar a ella. Lo que también hará más sencillos los procesos para buscar nuevos talentos.

8. Saber responder ante los problemas

La cultura empresarial ayuda a formar estrategias eficientes para solucionar algún inconveniente dentro de la empresa ya que, al tener una buena comunicación entre todos los miembros, será más sencillo saber qué dirección o pasos seguir.

9. Motiva a los empleados

Cuando la cultura organizacional de una empresa está bien definida, funciona como impulso para tus empleados, en especial cuando sienten que sus metas se están cumpliendo al sentir que crecen y se identifican dentro de la compañía, lo cual genera buenos resultados para ambos.

10. Interés en las reuniones

Cuando se tiene un buen clima laboral y una firme cultura empresarial, el personal tendrá más confianza y disposición a participar en las reuniones, las cuales estarán enfocadas en ser más productivas y creativas, generando así nuevas ideas para la compañía.

11. Empresa rentable

Una vez que la cultura empresarial trasciende hasta tus clientes, y estos se muestren satisfechos, es inevitable que la compañía aumente su rentabilidad, debido a que seguirán adquiriendo tus productos o servicios.

Otro punto que también es importante es que existen diferentes tipos de cultura organizacional y el psicólogo social Roger Harrison los enumera en su estudio "Conozca la forma de ser de su organización". ¿Te gustaría saber cuál tiene tu empresa?:

  • Orientada al poder: el objetivo es la competitividad y el liderazgo empresarial.

  • Basada en las normas: está enfocada en la estabilidad y la seguridad siguiendo reglas estrictas.

  • Dirigida a conseguir resultados: se basa en priorizar las metas a corto plazo y optimizar los procesos laborales.

  • Fomentar el desarrollo profesional: impulsa los valores y motiva la creatividad de sus empleados o la satisfacción de los clientes.

Ya que conoces la importancia que tiene la cultura empresarial, es importante que no descuides este aspecto de tu compañía. Esta cultura debe revisarse periódicamente para que se mejore, en aras de conseguir mayores beneficios y motivar a todos los miembros que integran tu organización.

Para lograr una buena cultura en la empresa, todos deben tener una comprensión clara de la estrategia y acciones que se tomarán. En este escenario, sobre todo el CEO y el HR Manager deben asignar los recursos necesarios para que todos en la organización puedan asegurar que se cumplirá la cultura.

Una buena cultura organizacional, es aquella que es adaptable. Existirán muchos factores externos e internos que causarán que la cultura se amolde a esos cambios. A su vez, estos cambios deben ser comunicados explícitamente para que todos estén de acuerdo y apoyen la cultura.

¿Eres capaz de promover la cultura que deseas en tu empresa? Si quieres saber más sobre esto, Crehana para empresas te ayuda a capacitar a tus empleados y complementar su educación. Y, de paso, te instamos a que aproveches y realices nuestros cursos de liderazgo empresarial, con los que podrás entrenar a tu equipo de trabajo sobre los diferentes estilos de liderazgo existentes actualmente. ¡Éxitos!

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte