📚 Tipos de narrador en una novela | Guía [2021]
Estos tipos de narrador en una novela convertirán tu siguiente historia en un best seller

Estos tipos de narrador en una novela convertirán tu siguiente historia en un best seller

Última actualización 15 de Julio del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Andrea Flores

¿Qué tipos de narrador en una novela conoces? ¿Te ha pasado que tienes una buena historia para contar, pero no sabes que narrador usar? Te comprendo, definir el tipo de narrador es lo más complicado y crucial a la hora de escribir una novela, ¡sobre todo porque hay más de los que te imaginas!  

Pero, no te preocupes, en este artículo veremos los distintos tipos de narrador en una novela y sus distintas clasificaciones para que descubras cuál es el que va mejor con tu relato. Por último, además de conocer las clases de narradores y ejemplos de cada uno, te ayudaremos a escoger la mejor forma de narrar un libro. 

Sin duda, después de leer este artículo, tus próximos textos tendrán un impacto alucinante. Entonces, ¿estás listo para encontrar la voz que guiará tu historia? ¡Empezamos!

¿Qué es un narrador?

Para saber qué es una novela, será crucial que conozcas todos los tipos de narradores que existen. Sin embargo, previo a desarrollar los tipos de narrador en una novela, debemos especificar qué es un narrador. Quizás podamos empezar por diferenciarlo de la figura del escritor, ya que autor y narrador no son lo mismo.

En tanto que el autor es la persona real, de carne y hueso, que escribió el texto, el narrador es un personaje o la voz ficticia creada por este último, el cual narra las acciones o hechos de una historia. 

Para que puedas entender un poco mejor, te compartimos lo que plantea Roland Barthes, filósofo, crítico y teórico literario, en su libro “Introducción al análisis estructural de los relatos”:

“Narrador y personajes son esencialmente seres de papel; el autor (material) de un relato, no puede confundirse para nada con el narrador del relato; los signos del narrador son inmanentes al relato y, por lo tanto, perfectamente accesibles a un análisis semiológico”.

Entonces, ¿quién es el narrador de una novela? Pues, podríamos decir que es el sujeto primordial e imprescindible en la configuración de un relato, ya que cuenta los hechos de la historia, presenta a los personajes y los sitúa en un contexto.

Por lo tanto, la función de un narrador es ser la voz que le irá contando al lector lo que sucede dentro de la obra literaria. Respecto a esto Barthes dice:

“...el relato como objeto es lo que se juega en una comunicación: hay un dador del relato y hay un destinatario del relato. Como sabemos, en la comunicación lingüística, yo y tú se presuponen absolutamente el uno al otro; del mismo modo, no puede haber relato sin narrador y sin oyente (o lector)”.

El narrador, además, será el encargado de marcar el tono literario de un texto. Pero, ¿qué es el tono literario? En pocas palabras, con esto nos referimos a la voz del narrador ante lo que narra. 

Majo Moirón,  profesora del curso de El arte de la escritura, nos indica cuál es la importancia de la correcta elección de las palabras al elaborar a nuestro narrador:

“La intención de esto es que el narrador no utilice las palabras para esconderse sino para abrirse (...) los narradores que mayor conexión con el lector consiguen son aquellos que van por lo simple, que limpian el terreno para encontrarnos ante él. La simpleza es clave y es lo más difícil de conseguir”.

Ahora que ya sabes qué es un narrador, pasemos a ver los tipos de narrador en una novela y cómo se clasifican, de esta manera, se te hará más fácil escoger la mejor voz para tu relato cuando lleguemos al último apartado de la nota. 

¡Sigamos!

Escribir a manoImagen: Unsplash

 

¿Qué tipos de narradores en una novela existen? 

Entonces, ahora que ya sabes qué es un narrador estás listo para hacerte la siguiente pregunta: ¿cuáles son las formas de narrar una novela? Como te mencionamos previamente, existen muchas maneras y cada una de ellas le dará un giro diferente a tu relato. 

Por lo tanto, elegir el tipo de narrador en una novela es crucial a la hora de contar una historia, ya sea real o ficticia, pues la figura del narrador va a estar relacionada con la postura que esta vaya a adoptar. 

Esto nos lleva a cuestionarnos lo siguiente, ¿qué es la postura del narrador? Esta hace referencia al grado de participación de un narrador sobre los hechos que relata. 

Para resolver esa cuestión, hay que preguntarse si el narrador estará dentro o fuera de la historia. Aquí también entra en juego el punto de vista, ya que es la perspectiva tomada para contar o describir los hechos.

Entonces, los tipos de narrador en una novela, según la clasificación del teórico literario francés Gérard Genette, pueden adoptar tres posturas:

  • Autodiegética: este tipo de narrador es el protagonista de la historia que relata.
  • Homodiegética: es aquel narrador que forma parte de la historia que relata. 
  • Heterodiegética: es un tipo de narrador que no forma parte de la historia que relata.

Una vez repasadas las distintas posturas que se pueden tomar, debemos aclarar que los tipos de narrador en una novela se identifican con la persona gramatical utilizada

Por este motivo, para profundizar en la clasificación de los tipos de narrador en una novela, explicaremos en qué se basa cada una y los distintos narradores que existen dentro de ellas.

Escritura a manoImagen: Unsplash

1. Narrador en primera persona

Una novela narrada en primera persona cuenta con un personaje que interactúa con el espacio, transita un conflicto dramático y vive en primera mano lo que ocurre en la narración. 

El narrador en primera persona es uno de los más habituales dentro de las novelas y sirve para darle un tono realista y vivencial a la historia, ya que el personaje está presente cuando ocurren los hechos. Si lo eliges, debes tener presente dos cosas:

  • No es necesario que sea el protagonista.
  • Lo que no haya entrado en la consciencia del personaje no debe entrar en la narración.

Además, según el portal Primer Borrador, este tipo de narrador en un cuento o historia, le brinda al lector una mirada poco objetiva de lo que está ocurriendo, pues sus sentimientos o emociones suelen estar involucrados. 

Asimismo, para incluir este tipo de narrador en tu siguiente relato, los expertos recomiendan prestar especial atención a la creación del personaje. De esta manera, podrás conocerlo bien y saber hacia dónde debes dirigir la historia. 

A continuación, veremos qué tipos de narradores hay dentro de la primera persona que pueden ser utilizados en una novela.

Narrador protagonista

El narrador protagonista es aquel que recibe todo el peso de la acción dramática, en otras palabras, es el tipo de narrador que explica la historia desde el punto de vista de la persona que debe pasar por el principal arco argumental de la historia.

El punto de vista que maneja este narrador es interno y subjetivo, ya que conoce a la perfección sus sentimientos, pero no los de los demás personajes. Por lo tanto, solo le cuenta al lector lo que el personaje ve y siente. 

Un ejemplo de narrador protagonista puedes verlo en “La Uruguaya”, novela escrita por Pedro Mairal, que comienza de esta manera:

“Me dijiste que hablé dormido. Es lo primero que me acuerdo de esa mañana. Sonó el despertador a las seis. Maiko se había pasado a nuestra cama. Me abrazaste y el diálogo fue al oído, susurrado, para no despertarlo, pero también creo para evitar hablarnos a la cara con el aliento de noche”.

Narrador testigo 

¿Cuál es el narrador testigo? Es aquel que habla en primera persona, pero no es el protagonista de la historia. Podríamos decir que el narrador testigo u observador es un personaje secundario que asume el rol de narrar la historia, ustamente, como un espectador de los acontecimientos que suceden.

Al adquirir cierta distancia, este tipo de narrador funciona como un buen recurso para mostrar la evolución de la personalidad del protagonista. Sin embargo, hay que evitar caer en la tentación de describir lo que siente el personaje principal, ya que el narrador no tiene acceso real a sus pensamientos o emociones. 

Un ejemplo de narrador testigo sería el doctor John Watson en las novelas de Sherlock Holmes. Aquí un fragmento de “Las aventuas de Sherlock Holmes”:

”Sherlock Holmes se paseaba por la habitación a paso vivo con impaciencia, la cabeza caída sobre el pecho las manos entrelazadas por detrás de la espalda. Para mí, que conocía todos sus humores y hábitos, su actitud y sus maneras tenían cada cual un significado propio”.

 

Monólogo interior

El narrador con monólogo interior es otro de los tipos de narrador en una novela que puede usarse en primera persona. Los hechos se desarrollan a través del pensamiento o la conversación que el narrador tiene consigo mismo. 

Podemos encontrar un ejemplo de este tipo de narrador en "Aguaviva" de Clarice Lispector.

“Quiero escribirte como quien aprende. Fotografío cada instante. Ahondo en las palabras como si pintara, más que un objeto, su sombra. No quiero preguntar por qué, se puede preguntar siempre por qué y siempre continuar sin respuesta: ¿lograré entregarme al expectante silencio que sigue a una pregunta sin respuesta? Aunque adivine que en algún lugar o en algún tiempo existe la respuesta para mí”.

Narrador coral

Aquí hay distintos tipos de narradores protagonistas que cuentan los hechos en primera persona desde su punto de vista. Estos son conocidos como personajes corales porque pueden narrar el mismo acontecimiento desde distintas perspectivas. 

El uso de este tipo de narrador puede resultar interesante porque se le ofrece al lector una serie de puntos de vista que ayudan a comprender el desarrollo de la trama. Sin embargo, presenta la siguiente complejidad: el escritor deberá ponerse en la piel de cada personaje para poder narrar la historia de manera orgánica. 

Por lo tanto, si entre todos los tipos de narrador en una novela que te hemos mencionado, optas por incluir este en el siguiente relato que elabores, deberás prepararte para adoptar distintos puntos de vista sin perder el hilo de la historia.

Un ejemplo donde se puede encontrar este tipo de narrador en una novela es "La hojarasca", de Gabriel García Márquez, donde el protagonismo se reparte entre un coronel, su hija y su nieto, quienes van contando su propia versión de lo que sucede.

Ahora que ya conoces los distintos tipos de narrador en una novela literaria que se categorizan dentro de la primera persona, veamos en qué consiste el narrador en segunda persona.

2. Narrador en segunda persona 

Antes de comenzar, debemos aclarar que el narrador en segunda persona no tiene categorías como los distintos tipos de narrador en una novela que vimos en primera persona.

El narrador en segunda persona se utiliza poco dentro de las novelas, ya que resulta más complicado mantener la atención del lector. Sin embargo, se puede utilizar este tipo de narrador para hacer partícipe al lector en el relato y reforzar la complicidad con él.

Actualmente, es un recurso muy utilizado en el campo de la producción audiovisual. Podemos verlo en series como “Fleabag” o películas como “Enola Holmes”.

En el campo literario, podemos encontrar este tipo de narrador en una novela epistolar, la cual está elaborada en base a cartas ficticias que se envían al lector. Por otro lado, un ejemplo más directo sería esta nota. ¡Así es! Este blogpost está redactado en segunda persona, ¿ya lo habías notado? 

Otro ejemplo de narrador en segunda persona podemos encontrarlo en el libro “Si una noche de invierno un viajero” de Ítalo Calvino. Este es su inicio:

“Estás a punto de empezar a leer la nueva novela de Ítalo Calvino, Si una noche de invierno un viajero. Relájate. Recógete. Aleja de ti cualquier otra idea. Deja que el mundo que te rodea se esfume en lo indistinto. La puerta es mejor cerrarla; al otro lado siempre está la televisión encendida. Dilo en seguida, a los demás: «¡No, no quiero ver la televisión!» Alza la voz, si no te oyen: «¡Estoy leyendo! ¡No quiero que me molesten!»”

Libros abiertosImagen: Unsplash

3. Narrador en tercera persona

Dentro de los tipos de narrador en una novela, podemos decir que la tercera persona es de las más utilizadas en la literatura. El narrador en tercera persona no interviene en la acción como personaje, simplemente la narra. 

Sin embargo, la voz en tercera persona de una historia tiene más acceso a la información que cualquier otro tipo de narrador que te hemos mencionado previamente. Por lo tanto, si aprendes cómo escribir en tercera persona y si escoges esta clase de narrador para tu relato, podrías crear un personaje que tiene conocimiento de todo, hasta de los secretos más oscuros de los otros protagonistas.

A continuación, te explicaremos los tipos de narrador en una novela que se pueden encontrar en tercera persona.

Narrador Omnisciente

De seguro que en la escuela te han comparado a este narrador con un Dios. El narrador omnisciente es aquel que lo sabe todo, desde los sentimientos y pensamientos de los personajes, hasta el principio y el final de la historia.

A continuación, un ejemplo de narrador omnisciente:

“El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo. Había soñado que atravesaba un bosque de higuerones donde caía una llovizna tierna, y por un instante fue feliz en el sueño, pero al despertar se sintió por completo salpicado de cagada de pájaros”.

Este es el inicio del libro “Crónica de una muerte anunciada” de Gabriel García Márquez, uno de los tantos relatos con narrador omnisciente que existen. Suena atrapante, ¿no te parece?

Narrador observador

Este es uno de los tipos de narrador en una novela suele ser comparado con una cámara de cine, ya que solo registra lo que ve sin participar en la acción. La diferencia con el narrador omnisciente es que este no juzga a sus personajes y los deja hablar libremente a través de sus diálogos.

Existen dos tipos de narrador observador:

  • Testigo impersonal: se limita a contar lo que ve en tiempo presente.
  • Testigo presencial: narra los hechos en pasado que el propio narrador presenció.

A continuación, veremos un ejemplo de narrador observador impersonal en “El amante de la china del norte” de Marguerite Duras.

“Una casa en medio de un patio de escuela. Está completamente abierta. Parece una fiesta. Se oyen valses de Strauss y de Franz lehar, y también Ramona y noches de China que salen por ventanas y puertas. El agua chorrea por todas partes, dentro, fuera”.

Narrador Equisciente

Este es de los tipos de narrador en una novela posee una perspectiva limitada, ya que se identifica con un personaje en particular. De modo que, sólo conoce lo mismo que el personaje

Un ejemplo de narrador equisciente se puede ver en la saga de "Canción de Hielo y Fuego" de George R. R. Martin en la que se ha inspirado la serie "Games Of Thrones"

En estos libros, cada capítulo inicia con un personaje distinto. El narrador contará en tercera persona sus vivencias y su mirada estará limitada a ese único personaje. En este caso, no puede saber qué opinan los demás, solo hacer apreciaciones subjetivas.

Cuaderno de apuntes abiertoImagen: Unsplash

¿Qué tipo de narrador escoger?

¡Muy bien! Ahora que ya tienes una idea más clara acerca de los tipos de narrador que existen, seguro te estás preguntando cuál de todos los tipos de narrador en una novela te conviene incluir en el siguiente relato que elabores. 

Para escoger correctamente la voz de tu relato, deberás tomar en cuenta algunos puntos claves, los cuales te describiremos en las siguientes líneas. Sin embargo, antes de ir directo a esas cuestiones, debemos citar a Clara Tiscar, escritora y profesora en la escuela de escritores La Teclería, quien nos comenta que, entre los tipos de narrador en una novela, no existe uno que sea perfecto, ni uno mejor que otro: todo depende de la forma en la que quieras contar la historia.

Entonces, teniendo en claro que todo dependerá de lo que quieras lograr con uno de los tipos de narrador en una novela que escojas, vamos directo a los puntos que debes tener en cuenta antes de escoger el más adecuado.

1. Presta atención a las limitaciones de cada tipo de narrador 

Conocer cuáles son las limitaciones de los tipos de narrador en una novela te ayudará a tener una idea más clara sobre cómo puedes darle forma a tu relato. Asimismo, sabrás en qué te favorece frente a otro tipo de narrador.

2. Ten una idea clara de la historia 

Para escoger entre los tipos de narrador en una novela, debes tener en claro qué es lo que quieres contar, cuáles serán los puntos claves de la historia y con qué propósito estarás elaborando el relato. De esta manera, podrás escoger el mejor tono de voz para llegar al lector. 

Recuerda que todo debe tener congruencia o el lector podría confundirse a la mitad del relato. Para ello, te recomendamos revisar nuestro template de storytelling para enganchar a todo aquel que te lea. 

3. Redacta con intención

Debes tener en claro cuál es el objetivo que quieres alcanzar con el relato a través de los tipos de narrador en una novela: crear un vínculo con el lector o causar intriga, por ejemplo. Esto aplica para cada capítulo, párrafo o frase. 

La historia que elabores debe ser capaz de transmitir una idea que conecte con el usuario y lo motive a seguir leyendo. 

4. Acceso a la información 

Este punto va de la mano con el anterior, pues, al tener clara la intención, sabrás hasta qué punto uno de los tipos de narrador en una novela que hayas escogido tendrá acceso a la información o a los puntos claves del relato. 

Puedes empezar preguntándote lo siguiente: ¿cómo es el narrador de la novela? ¿Sabe todo lo que pasa en la historia o se mantiene al margen? ¿Tiene acceso a los sentimientos de los otros personajes?

Al responder aquellas preguntas, estarás listo para escoger al mejor entre todos los tipos de narrador en una novela que existen.

Escritura con plumaImagen: Unsplash

¡Has llegado al final de la nota! Ahora que ya conoces los distintos tipos de narrador en una novela, dime, ¿cuál crees que se adaptará mejor para escribir la tuya? Recuerda que cada narrador ofrece distintas libertades, tonos y puntos de vista, pero también presentan sus limitaciones. Por ello, elige estratégicamente al narrador que mejor funcione en tu historia. 

Por otro lado, si ya tienes definido el tipo de narrador y qué historia quieres contar, te recomendamos acceder a nuestro curso online "Crea tu proyecto de escritura" para convertir esa idea que tienes en el tintero en un libro publicable.

Asimismo, puedes revisar nuestro catálogo de cursos de Escritura para potenciar tus habilidades de redacción. 

¡Mucha suerte en tu proceso de escritura!

También podría interesarte