📝 ¿Cómo escribir en tercera persona? +EJEMPLOS
Aprende cómo escribir en tercera persona y ¡alístate para el Premio Nobel de Literatura!

Aprende cómo escribir en tercera persona y ¡alístate para el Premio Nobel de Literatura!

Última actualización 29 de Marzo del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Alexandra Carranza

Si has decidido crear una historia, seguramente debes estar preguntándote cómo escribir en tercera persona. Tranquilo, para dominar este estilo a la perfección, solo deberás practicar un poco. 

Aunque no lo creas, redactar en tercera persona te ayudará a proporcionarle un estilo único a tus textos. Por lo tanto, si ya sabes cómo crear una historia, este tipo de narración será el complemento perfecto para que tus relatos queden aún más increíbles. 

Recuerda que, si quieres aprender cómo narrar en tercera persona o en cualquier otro estilo, no es necesario vivir acontecimientos extraordinarios, por el contrario, tu labor como escritor consiste en convertir lo cotidiano en algo espectacular a través de los recursos correctos. 

Como nos comenta Majo Morón, escritora y profesora del curso online de El arte de la escritura, “la literatura está en la forma en la que vemos el mundo, lo que importa no es la historia, si no la forma de contarla”. 

Entonces, para ayudarte a explotar tu potencial como escritor, en este artículo te daremos los mejores tips para aprender cómo escribir en tercera persona del singular o plural. Estamos seguros que siguiendo estos puntos clave para escribir un texto en tercera persona, podrás deslumbrar a tus potenciales lectores.

1. Aplica el mejor tipo de narrador en tercera persona

A diferencia de los relatos en primera persona, escribir en tercera persona es menos subjetivo. En este caso, el narrador no está involucrado en lo que escribe, por lo tanto, se mantiene totalmente ajeno a los hechos de la historia. 

En otras palabras, según About Español, al redactar en tercera persona, quien verbaliza o escribe la acción es alguien diferente a quien la realiza. Básicamente, el narrador se convierte en un observador durante todo el relato, lo cual le aporta imparcialidad y objetividad a la historia. 

Asimismo, los expertos de Escritnow Marketing, afirman que quienes saben cómo escribir en tercera persona son capaces de darle más confianza al lector, pues ese estilo de redacción les permite elaborar párrafos más profesionales al quitarle subjetividad a los textos.

Antes de comenzar a desarrollar tu trama, piensa qué perspectiva en tercera persona funcionará mejor para tu historia. Para que puedas tener una idea más clara, te describiremos los tipos de narrador en una novela que intervienen en este caso: el narrador omnisciente y el narrador observador. De esta manera, sabrás cómo cambiar un texto a tercera persona si lo necesitas. 

1. Narrador omnisciente

Este narrador en tercera persona, por lo general, lo sabe todo. Si bien se desconoce la identidad del narrador y de dónde provienen sus conocimientos, parece conocer todo lo que sucede y está por suceder. 

Entonces, ¿cómo se logra la narración en tercera persona bajo este estilo? En pocas palabras, aportándole al narrador el conocimiento más profundo en relación a los protagonistas de la historia, pues él sabe lo que recuerdan los personajes, lo que sienten y todo lo que hacen. 

Como puedes ver, al aprender cómo escribir en tercera persona podrás conocer todo tipo de detalles, desde los pensamientos más banales de los personajes hasta los recuerdos más íntimos de los mismos. Genial, ¿no te parece?

2. Narrador observador

El otro tipo de narrador que existe en la tercera persona, al cual se le conoce también como narrador testigo, es el que solo tiene la capacidad de relatar lo que observó o lo que sabe.

De esta manera, sus conocimientos pueden llegar a ser limitados. Según el portal Life Der, este narrador en tercera persona es un personaje de la historia que se mantiene como testigo de los hechos, ya que solo narra lo que observa o lo que le fue contado en algún momento.

Siguiendo esa línea, se dice que su rol no cambia la historia y puede ser irrelevante para el fin de la misma.

redacción de texto en tercera personaFuente: Unsplash

2. Emplea los pronombres de tercera persona

Según el Manual de Gramática de la Universidad de Bellas Artes“un relato puede estar narrado en primera persona o en tercera persona; la persona gramatical se reconoce por el uso de pronombres y por las desinencias verbales”.

Por lo tanto, para aprender cómo escribir en tercera persona del singular y plural, comienza por dejar de lado los pronombres que usarías al escribir en primera persona o segunda persona. Recuerda siempre que los pronombres para escribir en tercera persona son los siguientes:

  • Singular: el, la, ella, él, se, le

  • Plural: ellos, ellas 

Evita confundirlos con los pronombres que suelen utilizarse en segunda persona: tú, usted y ustedes. De este modo, podrás conectar las palabras en tercera persona correctamente.

 

3. Utiliza conectores para mantener el hilo de la historia

¿Cómo escribir una historia en tercera persona que tenga coherencia? Debes estar al tanto de cada evento que sucede y no distraerte, pues al aprender cómo redactar en tercera persona vas a pasar de un hecho a otro en reiteradas ocasiones. Por ello, es importante que utilices conectores para evitar cambios bruscos en las transiciones. 

Entonces, si antes de empezar esta nota te preguntabas cómo empezar una historia en tercera persona sin confundir a tu lector, la clave es prestar atención a las transiciones, pues estas son pilares indispensables para contar una historia fluida.

persona tipeando en la computadoraFuente: Unsplash

4. Haz un uso correcto del singular y plural 

Este punto es clave para escribir en tercera persona, ¡es una regla básica! Por lo tanto, si bien debes tener mucho cuidado con los pronombres, lo mismo pasa con el uso del singular y plural. 

Ten en cuenta que pueden haber palabras singulares que confundas con plurales y viceversa; si lo haces, tu relato perderá coherencia y el lector se perderá en la historia. ¡Atento con eso al interiorizar cómo escribir en tercera persona!

Sabemos que es fácil confundirte con el narrador y ocasionalmente caer en tu propia perspectiva. Por eso, mantente en la voz de tu personaje narrador. Evita el uso de pronombres en primera persona: “yo”, “mi”, “mío”, “mío”, “nosotros”, “nuestro”, “nuestro”. Cuando hayas terminado de escribir y estés revisando tu primer borrador, asegúrate de verificar la consistencia de la tercera persona en todo el relato.

mujer redactando un documento en tercera personaFuente: Pexels

5. Investiga el tema a tratar

¿Qué más debes tener en cuenta al aprender cómo escribir en tercera persona? Básicamente, debes saber que este estilo requiere un respaldo a nivel de investigación. Recuerda que lo sabrás todo y eso requiere de un estudio previo sobre los temas que tratarás en la historia. 

En ese sentido, es crucial que encuentres toda la información que puedas al respecto si quieres que el lector quede maravillado con el texto en tercera persona que crearás. 

 

6. Inspírate de ejemplos de textos en tercera persona

Para que puedas comprender a profundidad en qué consiste la escritura en tercera persona, hemos recopilado estos ejemplos de narración en tercera persona que te servirán como inspiración cuando decidas poner en práctica este estilo literario. 

Como ya sabes, la posibilidad de escribir en tercera persona no se limita solo a los ejemplos de relatos cortos, como las novelas o los cuentos. De hecho, la redacción en tercera persona se utiliza mucho para realizar textos objetivos, en los cuales el narrador debe mantenerse al margen de los hechos. 

Dicho esto, conoce algunos ejemplos de cómo redactar en tercera persona adecuadamente: 

1. Documentos en tercera persona

¿Alguna vez te preguntaste cómo redactar un documento en tercera persona? A continuación, te mostramos dos ejemplos de documento en tercera persona:  

  • Para una tesis: “En Perú, las exportaciones de espárragos y arándanos han incrementado con los años. Este hecho ha repercutido en el acelerado crecimiento de la industria agrícola”. 

  • Para un ensayo: “Para los estudiosos de las ciencias económicas en Estados Unidos, el modelo económico adoptado por Corea del Norte no es el más adecuado. Por ello, advierten a los economistas norcoreanos que el cambio es necesario”. 

2. Nota periodística en tercera persona

¿Cómo se usa la tercera persona en este caso? Básicamente, al narrar un hecho periodístico es esencial que el narrador se mantenga imparcial y objetivo. A través de este estilo, al igual que en el primer ejemplo, se espera distanciar al autor del texto. 

A continuación, te brindaremos algunos ejemplos de nota periodística en tercera persona: 

  • “El Legislativo dijo confiar en el proceso que lleva a cabo la entidad designada para rendir cuentas que favorezcan a la democracia”. 

  • “El pasado 7 de julio, el Congreso de la República votó en contra del proyecto de ley que tenía pensado beneficiar a la población vulnerable que reside a las afueras de la capital”. 

3. Textos literarios en tercera persona

Si estabas buscando un ejemplo de un escrito en tercera persona en el ámbito literario, tu momento ha llegado. Si bien algunos libros escritos en tercera persona que te mencionaremos son más populares que otros, estamos seguros que podrás reconocer algunos.  

“Cien Años de Soledad'' - Gabriel García Márquez

Para empezar, un claro ejemplo de narración en tercera persona lo encontramos en el fantástico libro “Cien Años de Soledad'', de Gabriel García Márquez.

"Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el Coronel Aureliano Buendía habría de recordar aquella tarde remota en la que su padre lo llevó a conocer el hielo".

“El caballo y el asno” - Fábulas de Esopo

Otro ejemplo de texto en tercera persona se puede evidenciar en las Fábulas de Esopo, puntualmente, en el cuento “El caballo y el asno”: 

“Un hombre tenía un caballo y un asno. Un día que ambos iban camino a la ciudad, el asno, sintiéndose cansado, le dijo al caballo: “Toma una parte de mi carga si te interesa mi vida”. El caballo, haciéndose el sordo, no dijo nada y el asno cayó víctima de la fatiga.”

“Canción de Hielo y Fuego” - George R. R. Martin

Finalmente, el último ejemplo de escritura en tercera persona se puede encontrar en los libros de Game of Thrones, escritos por George R. R. Martin. En este caso, compartiremos contigo un extracto del libro “Canción de Hielo y Fuego”.

“Gared llevaba cuarenta años en la Guardia de la Noche, buena parte de su infancia y toda su vida de adulto, y no estaba acostumbrado a que se burlaran de él. Pero eso no era todo. Will presentía algo más en el anciano aparte del orgullo herido”.

¿Qué te han parecido estos ejemplos de narración en tercera persona? ¿Te gustaría escribir algún relato utilizando este estilo? Si te estás animando a hacerlo, nuestra guía de ortografía básica te ayudará a crear textos excelentes. 

persona escribiendo en tercera persona en un cuadernoFuente: Unsplash

7. Conoce la importancia de escribir en tercera persona

Escribir en primera persona es una de las formas de narración más sencillas en la literatura; sin embargo, se pueden presentar algunas limitaciones en el relato. Entonces, para contrarrestar ello, ¿por qué no intentar contar una historia en tercera persona? 

En esta parte, te contaremos por qué un texto en tercera persona puede representar una gran fórmula para mantener a tus lectores cautivados de principio a fin. ¿Estás listo para conocer las ventajas de aprender cómo escribir en tercera persona? ¡Toma nota!

1. Tendrás acceso a todo 

Como ya te comentamos, al aprender cómo escribir en tercera persona lo sabrás todo, más aún si optas por un narrador omnisciente, pues tendrás acceso a todos los pensamientos de los personajes de la historia. 

De hecho, un narrador omnisciente podrá saber hasta hechos que los propios personajes desconocen, lo cual te permitirá construir personalidades complejas que aportarán notablemente en la historia. 

2. Estarás en todas partes 

Así como escribir en tercera persona te da la posibilidad de saberlo todo, también te permitirá estar en diferentes partes y narrar lo que pasa en el relato, algo que no pasaría si eliges escribir en primera persona. 

Básicamente, el relato que esté en tercera persona contará con un narrador que se asemeja a un ser todopoderoso al que los personajes no ven y tampoco conocen, pero se encuentra en cada escena de la historia y sabe más que cada personaje, incluso sus secretos.

3. Te otorga objetividad

Al no existir implicación del narrador en la historia, escribir en tercera persona otorga objetividad y ecuanimidad para describir tanto a los hechos como a los personajes. 

Una de las grandes ventajas de descubrir cómo escribir en tercera persona es que al demostrar objetividad los lectores interpretarán que el narrador es una voz realmente autorizada para contar los hechos. Si tú lo dices, pues así será. 

Además, aprender cómo se escribe en tercera persona te ayudará no solo para escribir novelas o historias netamente literarias, sino también para la redacción periodística y para los textos académicos. 

escritura en tercera persona a manoFuente: Pexels

8. Escribe con autoridad

Como te mencionamos en el punto anterior, escribir en tercera persona ubica al narrador por encima de la acción, creando una única vista de la historia. Este ángulo, junto con la capacidad del narrador de conocer al menos los pensamientos de un personaje, tanto en tercera persona omnisciente como observador, le da credibilidad y autoridad a la voz de la narración, ya que el narrador no tiene nada en juego.

Por eso, es importante que elijas a tu personaje principal o personajes principales con cuidado. El narrador en tercera persona omnisciente te permite escoger qué personaje servirá como punto de vista principal para cualquier capítulo o escena, así que concéntrate en la persona que tiene más que aprender. 

¿Qué personaje se enfrenta a las apuestas más altas? ¿Quién tiene más que perder en una escena en particular? Ese personaje será el que el narrador debe seguir de cerca porque sus pensamientos y reacciones llevarán la mayor tensión.

redacción en tercera personaFuente: Pexels

9. Agrega descripciones

Como narrador en tercera persona debes tener en cuenta que no estás en condiciones de hablar sobre los pensamientos internos de tus personajes. Sin embargo, si puedes observarlos y decir lo que están sintiendo o atravesando. Esto puede, por lo tanto, darte una idea de sus pensamientos. 

Lo que debes hacer al momento de narrar en tercera persona es describir lo que has observado del personaje. En lugar de ser directo y decirle a tus lectores que el personaje está enojado, describe el lenguaje corporal del personaje, la expresión facial, el tono, para que el lector se imagine que está enojado.

El uso de detalles clave mejora tanto la caracterización como la claridad de la escritura en tercera persona. Sin duda, una descripción añade viveza y aclara la ambigüedad.

escritora describiendo a los personajesFuente: Pexels

10. Evita incluir tus pensamientos

Al utilizar el narrador en tercera persona, asumes el papel de un reportero en lugar de un comentarista. En este caso, debes permitir que tus lectores obtengan sus inferencias. Esto puedes hacer presentando las acciones de tus personajes sin mencionar ningún análisis o explicación. 

En otras palabras, no debes proporcionar información sobre cómo los lectores deben ver estas acciones. Siguiendo este tip de cómo escribir en tercera persona, podrás manejar la narración en tercera persona sin dificultad.

hablar en tercera personaFuente: Pexels

11. Cambia el punto de vista de los personajes estratégicamente

La escritura en tercera persona a veces se describe como una perspectiva divina porque es un punto de vista donde el narrador puede entrar y salir de la mente de diferentes personajes. 

Tener diferentes puntos de vista a lo largo de una historia puede crear una gran narrativa al brindarles a los lectores una visión más amplia de la trama. Pero asegúrate de evitar los saltos repentinos, es decir, pasar aleatoriamente de un personaje a otro. 

Está bien contar diferentes tramas secundarias desde diferentes puntos de vista a lo largo del relato, pero asegúrate de que sean coherentes. Si estás narrando en tercera persona desde la perspectiva de tu héroe, no cambies repentinamente al punto de vista de otro personaje en medio de una escena. Será discordante y confuso para tus lectores.

Cuando escribas desde un narrador en tercera persona omnisciente, muévete a la cabeza de un personaje diferente en un momento de transición, como un salto de capítulo, cuando la perspectiva de otro personaje será ventajosa para la trama.

textos en tercera personaFuente: Pexels

12. Revela solo lo que tu personaje sabe

Si bien el punto de vista es una herramienta esencial en el desarrollo del personaje porque estás describiendo el mundo a través de sus ojos y dejando que los lectores sepan lo que piensa y siente, debes ser consciente de cuáles son las limitaciones de tus personajes al momento de aprender cómo escribir en tercera persona. 

Una vez que establezcas tu personaje principal, solo puedes mostrar lo que él o ella sabe, ve, experimenta, etc. Luego, evoca sus emociones, lo que ve, oye, huele, etc., y muestra las reacciones de todos los demás, en lugar de decir cómo se sienten.

Esto te ayudará a saber qué mostrar y qué no decir. Se trata de enfoque, ya que estarás disparando a través del lente de la cámara para ayudar a tu lector a tener la mejor experiencia posible.

Revisa tu escritura en tercera persona con frecuencia para buscar errores que puedas haber cometido al darle a un personaje información u opiniones que normalmente no tendría.

persona elaborando una narración en tercera personaFuente: Pexels

13. Limita estrictamente el número de personajes

Puedes tener más de un personaje con un punto de vista en tercera persona, sin embargo, ponerle atención a alguien lo hace muy significativo en la historia. Es decir, solo los más importantes obtienen voces internas.

Es muy común ver en algunos libros escritos en tercera persona que el escritor se mete en la cabeza de todos los personajes o, en una gran cantidad de ellos. Esto puede dejar a todos los personajes en la superficie.

Como regla general de redactar en tercera persona, utiliza más de dos personajes de punto de vista principales y dos secundarios. De todos modos, se trata de todos los arcos argumentales completos que puedes incluir en un relato. 

Cuanto más usas, más diluida se vuelve la historia. Además, cuanto más saltas a diferentes personajes, hay más pensamientos, emociones, etc. La clave aquí es que cada personaje deba pasar por su propio arco de la historia.

narrador en tercera personaFuente: Pexels

¡Muy bien! Hemos llegado al final de la nota y ahora ya sabes cómo escribir en tercera persona. Como has visto líneas arriba, este estilo puede adaptarse a muchas situaciones y no es exclusivo para la redacción de novelas o cuentos. 

Si bien al aprender cómo redactar en tercera persona puede darle un toque distinto a tu relato, la realidad aquí es que tú eres el escritor y la forma de narración dependerá mucho de lo que quieras relatar. ¡A darle rienda suelta a tu imaginación!

¿Quieres dominar la escritura de textos en tercera persona? Aprende las mejores técnicas de escritura en nuestro amplio catálogo de cursos online de estilo de vida. Dentro de él, encontrarás una variedad de clases de escritura que puedes llevar a tu propio ritmo.

¡Nos vemos!

También podría interesarte