📖👀 Conoce todas las características de un buen lector | Crehana para empresas
Descubre las características de un buen lector si leer es tu pasión

Descubre las características de un buen lector si leer es tu pasión

Última actualización 29 de Agosto del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Nimrod Cortés Flores

Si estás preocupado por conocer cuáles son las características principales de un buen lector, es porque disfrutas la lectura tanto o más que yo.

Apasionarte por la lectura es de los mejores hábitos que puedes desarrollar, pero si quieres tener las características de un buen lector, hay ciertas cosas que debes tener en cuenta al leer el texto que sea. 

Un buen lector no es solo aquel que disfruta consumir libros, sino que es selectivo con los textos que lee, al mismo tiempo que aprende de ellos.

Entonces, en esta entrada, podrás descubrir si tienes las características de un buen lector. ¡Empecemos!

 

1. Es curioso por excelencia

Entre las características de un buen lector, esta es la característica más cercana de convertirse en una maldición. La curiosidad gobierna la mente de un buen lector, por lo que no es de extrañar que siempre tenga lecturas pendientes. Hablamos de grandes listas de libros que desde el año pasado están sin leer.

Los buenos lectores no se conforman con su lista de deseos, de varios libros que no ha podido comprar por falta de recursos, porque no se encuentra disponible en su librería favorita o porque ni siquiera está traducido en su idioma.

¿Qué libro regalar a un buen lector?

Acepta este consejo: haz amigos que también sean buenos lectores y organiza un intercambio. Cada cumpleaños, navidad o festividad será la excusa perfecta para recibir los libros que quieres.

Por supuesto, esto es “quid pro quo, Clarice”, no solo busques que te regalen libros, crea una comunidad. Muestra interés por los gustos literarios de tus amigos y comparte tus aficiones, aumenta las probabilidades de recibir los libros que llevas esperando desde hace años.

¿Sabes qué es lo mejor? Siempre puedes consultar diferentes páginas para leer libros que te ayudarán, no solo a incrementar tu lista de lecturas pendientes, sino también a desarrollar los hábitos de un buen lector.

lector con pila de libros pendientes por leer

Fuente: Pexels

2. Se da el tiempo para leer

¿Dónde lees? Algunos piensan que los buenos lectores tenemos rituales minuciosos de lectura. Nos gustaría sentarnos a leer en nuestro cómodo sofá, con un café acompañado de galletas, música inspiradora y nuestro libro preferido.

La realidad es que no siempre disponemos del lugar adecuado para nuestra recreación lectora, por eso aprovechamos cualquier oportunidad para leer y avanzar en nuestras lecturas pendientes.

Desde 5 minutos hasta una hora, un buen lector saca el máximo provecho de su tiempo. Algunas personas tienen problemas para leer en el transporte público, pero eso no les impide seguir leyendo. Seguro que tú lo has hecho.

Un buen lector ha estado varias veces pie en el metro subterráneo o en el autobús, luchando por mantener el equilibrio y no perder la página que está leyendo. Un buen lector que sufre cuando su libro cae y pierde la página.

¡Y no puedes recordar dónde te quedaste!

I know that feel, bro. Me ha pasado con novelas de más de 500 páginas, se cierran y pierdo varios minutos intentando encontrar la página donde me quedé. Si te ha pasado, sabes que en esos momentos experimentas el mayor cliffhanger de tu vida.

También somos devoradores de libros y buscamos maneras de leer más rápido, para que esos 5 minutos de lectura se aprovechen al máximo.

En particular, dentro de esta característica de un buen lector, he aprovechado visitas al dentista, excursiones, salas de espera en el banco y recorridos en transporte público para avanzar con mis lecturas. ¿Qué oportunidad siempre aprovechas para leer?

una lectora que viaja cuando lee su libro preferido

Fuente: Pexels

3. Investiga sobre el autor del texto

Cuando una lectura te cautiva, satisface, recrea tu curiosidad y resulta en toda una experiencia de aprendizaje, seguro que buscas leer algo más del mismo autor/ra. Como buenos lectores, a todos nos pasa, empezar con un autor desconocido y al terminar te preguntas cómo es posible pasar tantos años sin haber leído a ese autor.

Borges llegó a decir: “uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído”. A ese nivel nos puede impactar una lectura. En ocasiones, al terminar de leer, tenemos la sensación de que el texto fue escrito para nosotros, que llega en el momento correcto y eso despierta un deseo por averiguar más sobre el autor.

Nos sentimos más identificados con el autor del texto, que con la obra en sí y eso determina parte de las características de un buen lector. En ese afán, conocer más al autor, un buen lector investiga qué otros libros ha publicado el autor y parte de su vida, buscamos conocerlos y entender las motivaciones que los llevaron a escribir los textos que nos cautivaron.

Algunos llegan a seguir a sus autores favoritos en redes como Goodreads y demás plataformas, donde los autores comparten actualizaciones sobre su trabajo, estado actual de proyectos en desarrollo y demás.

dos buenos lectores compartiendo sus lecturas preferidas

Fuente: Pexels

4. Analiza los textos que lee de forma crítica

Una característica de buen lector es que no podemos leer de manera pasiva, es decir, sin analizar, comentar o expresar nuestras impresiones y análisis sobre lo leído.

Si hablamos de textos académicos, un buen lector verifica las fuentes y referencias del texto, corrobora la información con otros autores y desarrolla un pensamiento crítico que le ayuda a analizar y entender el tema que el texto desarrolla.

Por otro lado, cuando se trata de textos literarios y de ficción, un buen lector analiza los componentes narrativos de la historia: los personajes y su evolución, la descripción de los espacios y emociones, la trama y sus puntos de giro.

 

5. Enriquece su gramática y pensamiento creativo con las lecturas

Leer ofrece múltiples beneficios para el desarrollo de un buen lector, el tiempo que pasas dedicado a leer una y otra vez tus libros preferidos e investigar a los autores se traduce en una mejora en tus habilidades de escritura, comprendes con mayor facilidad la gramática hasta el punto que se vuelve natural, hasta desarrollar un pensamiento creativo.

Entre las características de un buen lector, esta es la más recreativa y gratificante, pues combina la capacidad que tienes para imaginar historias alternativas con la habilidad de escribir tus propios textos.

Es verdad que, por un lado, es muy difícil encontrar qué leer después, antes de elegir nuestra siguiente lectura pasamos por un momento de reflexión, a veces necesitamos respirar, cerrar el libro con calma, procesar esas últimas palabras y dar un sorbo a nuestro café. Luego, quizá necesites esta plantilla de guion literario porque seguro empezarás a escribir todo lo que se te ocurra.

Los buenos lectores desarrollan su imaginación, crean e inventan historias alternativas para sus libros favoritos, comparten sus experiencias y buscan una nueva lectura para reiniciar el ciclo. ¿Te gustaría contar mejores historias? Entonces, te interesará nuestro curso de storytelling.

un buen lector que empieza a escribir sus propias historias

Fuente: Pexels

6. Comparte lo que aprende

¿A quién no le gusta compartir sus lecturas favoritas? Debe ser una necesidad cultural, a todos nos gusta no solo compartir que una lectura nos gusta o que es nuestra favorita, también nos encanta aprender de las lecturas y explicar los motivos por los que un libro nos gusta.

Hoy en día es muy fácil encontrar espacios dedicados a compartir tu opinión sobre lecturas que te gustan. Entre estos sitios se encuentran redes sociales como la antes mencionada Goodreads, donde también puedes compartir tus reseñas con los autores y también recibir cientos de recomendaciones según tus intereses de lectura.

Existen otras redes sociales de literatura como Lecturalia, donde puedes encontrar reseñas, análisis y artículos de opinión de otros buenos lectores.

lectora leyendo su libro favorito en su lugar especial para leer

Fuente: Pexels

Hábitos para ser un buen lector

Si después de leer las características de un buen lector consideras que todavía no lo eres, te interesará desarrollar estos hábitos para ser un buen lector:

1. Lee lo que te gusta e investiga a fondo tus lecturas.

2. Pide recomendaciones literarias.

3. Visita espacios físicos y virtuales donde hablen de libros.

4. Lleva un registro de lo que lees.

5. No juzgues un libro por su portada.

De esta forma, estoy seguro que poco a poco desarrollarás las características de un buen lector y podrás compartir tus recomendaciones literarias. No leas los mismos géneros; investiga libros premiados en diferentes categorías y pronto estarás en el camino de convertirte en un buen lector. 

Por otro lado, si te quieres aventurar y probar la escritura, te recomendamos nuestros cursos para desarrollar tu creatividad, donde podrás encontrar algunos curos enfocados en la creación de textos. 

¡Te deseamos mucha suerte!

También podría interesarte