🌻 Tipos de ecosistemas naturales y sus características
¡Disfruta de la naturaleza! Conoce los tipos de ecosistemas naturales

¡Disfruta de la naturaleza! Conoce los tipos de ecosistemas naturales

Última actualización 15 de Junio del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Fernando Machuca

Si tienes alma de ecologista es posible que te hayas preguntado cuáles son los tipos de ecosistemas naturales que existen.

Todos los seres humanos tenemos una relación especial con la naturaleza, independientemente de que nuestro estilo de vida nos aleje un poco del contacto con ella.

Si quieres retomar tu conexión con el mundo natural y conocer sobre los tipos de ecosistemas y sus características, llegaste al lugar indicado.

En este artículo te explicaremos con detalle cuáles son las características de los ecosistemas, qué tipos de ecosistemas existen, y además, te comentaremos qué hacer para cuidar el ecosistema y el medio ambiente.

¿Preparado/a para conocer todo sobre los tipos de ecosistemas naturales? ¡Empecemos!

 

¿Qué es un ecosistema?

La definición de ecosistema de la RAE establece que un ecosistema es la “comunidad de los seres vivos cuyos procesos vitales se relacionan entre sí y se desarrollan en función de los factores físicos de un mismo ambiente.”

Este concepto de ecosistema no incluye solo las relaciones y la interdependencia que existe entre un determinado grupo o comunidad de seres vivos, sino que también toma en cuenta la importancia que tiene para el desarrollo de la vida la relación de estos seres con el espacio en el que habitan.

Todos los tipos de ecosistemas naturales están condicionados por los factores ambientales del área geográfica en la que se desarrollan. Es decir, que la temperatura, el nivel de oxígeno, e incluso el tipo de nutrientes de la tierra afectan el desarrollo de todos los seres vivos de un ecosistema.

Estos son algunos de los puntos clave a tomar en cuenta para saber qué son los ecosistemas.

  • Todas las partes de un ecosistema están interrelacionadas.
  • El desarrollo de cada organismo se ve afectado por los cambios que le sucedan a cada una de las partes.
  • Son de diferentes tamaños, pueden ser tan pequeños como las pozas de marea o tan grandes como la selva amazónica.
  • Para su funcionamiento es imprescindible la energía, la cual se recibe principalmente a través de los rayos solares, y se transmite de un organismo a otro.
  • Una de sus características más importantes es la diversidad.

Aunque hablamos de los tipos de ecosistemas naturales en plural, resaltando la variedad de ellos que existe, es importante destacar que no se trata de elementos aislados. Todos los ecosistemas están vinculados, y cualquier alteración en un ecosistema, por pequeño que sea, puede tener consecuencias en el medio ambiente de manera global.

 

Partes de un ecosistema

Los ecosistemas se componen de una parte biótica (organismos vivos), y una parte abiótica (elementos físicos y químicos). Esta es una de las características generales de los ecosistemas más importante.

Cada una de estas partes se encuentra en estrecha relación con la otra, y son importantes para la supervivencia de cualquiera de los tipos de ecosistemas naturales.

Partes de un ecosistema

Fuente: Pexels

Factores bióticos

Para hablar sobre qué compone un ecosistema, lo primero que debemos tomar en cuenta son los factores bióticos.

Como mencionamos antes, los factores bióticos son los organismos vivos que se encuentran dentro de un determinado ecosistema, y un buen ejemplo de ellos son los animales, plantas, hongos y bacterias.

Cada uno de estos organismos cumple con un rol específico, y para entender cómo funciona un ecosistema, son clasificados según la fuente de la que obtienen la energía necesaria para vivir.

Esta es la clasificación de los factores bióticos en todos los tipos de ecosistemas naturales.

  • Productores
  • Consumidores
  • Descomponedores

Factores abióticos

Estos son los elementos de un ecosistema que podemos incluir en la categoría de condiciones ambientales.

Para decirlo en pocas palabras, los factores abióticos son los componentes físicos y químicos que afectan la vida de los organismos vivos. Para tenerlo más claro, se trata de la luz, suelo, aire, y nutrientes que condicionan su desarrollo.

En todos los tipos de ecosistemas naturales hay un gran número de factores abióticos, los cuales varían según la geografía del lugar.

Un ejemplo de un elemento biótico puede ser una roca, que forma parte del ecosistema y está en relación con todos los elementos que le rodean, aunque no se trata de un organismo vivo.

También podemos mencionar algunos elementos de un ecosistema que son más difíciles de percibir como el pH y el nivel de salinidad del agua, la temperatura, la humedad, y la lluvia, entre otras cosas.

Estos factores pueden ser replicados de forma artificial, incluso existen tutoriales sobre cómo hacer un terrario con las condiciones de algunos tipos de ecosistemas naturales.

 

Tipos de ecosistemas naturales

Los tipos de ecosistemas naturales son muy variados, y la clasificación de cada uno de ellos dependen esencialmente de algunos factores bióticos y abióticos que los caracterizan.

Si en algún momento te preguntaste, ¿cómo son los ecosistemas? te respondemos con uno de sus aspectos más importantes: ¡son diversos!

Los tipos de ecosistemas naturales no se diferencian nada más por su tamaño, también es importante tomar en consideración el factor de la diversidad. Los ecosistemas varían en función de los organismos vivos que se encuentran dentro de él, y de las características físicas y químicas del medio ambiente.

La clasificación de los ecosistemas se realiza tomando en consideración si se encuentran a nivel terrestre, o si por el contrario, se encuentran en el agua.

Veamos entonces cuáles son las características de los ecosistemas terrestres y acuáticos, y de qué manera se subdividen.

Tipos de ecosistemas naturales

Fuente: Pexels

Tipos de ecosistemas terrestres y sus características

Los tipos de ecosistemas naturales que se clasifican como terrestres son muy variados, y se les suele agrupar bajo la categoría de bioma.

Cada bioma se define en función de la altitud, la humedad, y la latitud en la que se encuentran, entre otras cosas.

Según Ingeoexpert, la principal característica de los ecosistemas terrestres está definida por su condición climática. Además, cada tipo de ecosistema terrestre es fácilmente reconocible, y se diferencia de los tipos de ecosistemas acuáticos, por su poca disponibilidad de agua.

Los principales ecosistemas terrestres también comparten las siguientes características.

  • La cantidad de energía que reciben de los rayos solares es mayor, en particular por la transparencia de la atmósfera.
  • Las temperaturas entre los diferentes tipos de ecosistemas naturales suelen variar de manera drástica y en un rango amplio.
  • Están sujetos a cambios climáticos diarios, y según las estaciones del año.

A pesar de que utilizar la categoría de bioma para definir los tipos de ecosistemas naturales terrestres otorga algunas facilidades para comprenderlos, es importante mencionar que aunque se compartan algunas características y se agrupen por biomas, ningún ecosistema es totalmente igual a otro.

Veamos cuáles son los ecosistemas terrestres más importantes.

Ecosistema desértico

El ecosistema desértico es uno de los tipos de ecosistemas naturales más hostil para la reproducción de la vida. En ellos la presencia de vegetación o fauna es muy reducida.

Se caracteriza por un rango de temperaturas altas y bajas extremas que pueden ir desde los 60°C hasta los -50°C, un nivel de precipitaciones muy bajo, y la presencia de una luz solar intensa.

Los tipos de ecosistema desértico se diferencia por su la clase de suelo entre desiertos arenosos, y desiertos rocosos.

Ecosistema forestal

A diferencia del ecosistema desértico, este tipo de ecosistema es muy rico en flora y fauna.

La densidad de organismos vivos en el ecosistema forestal es muy alta, y se compone principalmente de árboles y vegetación.

Ingeoexpert establece que al menos el 25% de la superficie terrestre está formada en este tipo de ecosistema, y se dividen según la temperatura y la humedad, entre otros factores.

Los tipos de ecosistemas forestales son:

  • Bosque siempreverde tropical
  • Bosque caducifolio tropical
  • Bosque siempreverde templado
  • Bosque caducifolio templado
  • Taiga

Ecosistema de pastizales

En el ecosistema de pastizales encontramos fundamentalmente los pastizales y las praderas.

Este tipo de ecosistema, que también se conoce con el nombre de estepa, pampa, y sabana, se caracteriza por el predominio del pasto sobre los árboles, y se encuentra habitado principalmente por animales de pastoreo.

El ecosistema de pastizales se suele dividir en dos categorías: pastizales tropicales (sabana), y pastizales templados (praderas).

Ecosistema de montaña

Las características de este tipo de ecosistema están definidas por la altitud en la que se encuentran, lo cual genera variaciones en la temperatura.

Las especies que viven en los ecosistemas de montaña han desarrollado cierta adaptabilidad para sobrevivir a los efectos de la radiación solar, las condiciones del terreno, el clima, y las fuertes precipitaciones.

Si te interesa conocer más sobre las características de los ecosistemas terrestres y las condiciones de clima y suelo que afectan el desarrollo de las plantas, te recomendamos inscribirte en nuestro Curso online de Jardinería casera: Cultiva, decora y vive verde. ¡Aprender sobre lo que te apasiona está a un clic de distancia!

Tipos de ecosistemas acuáticos y sus características

Los ecosistemas acuáticos son los más extensos y representan más del 75% de la superficie total de la tierra.

Por la dificultad que implica acceder a estudiar todos los rincones que se esconden bajo el agua, estos tipos de ecosistemas naturales se conocen de manera parcial, y se dividen en dos grandes categorías.

Veamos la clasificación de los ecosistemas acuáticos.

Tipos de ecosistemas acuáticos

Fuente: Pexels

Ecosistemas marinos

Los ecosistemas marinos están compuestos por mares y océanos, los cuales se destacan por la presencia de altos niveles de salinidad.

La variedad de las especies animales y vegetales que habitan en él varía según la profundidad.

Los tipos de ecosistemas naturales que se encuentran en los mares y los océanos se clasifican en función de la intensidad de la luz solar en la profundidad, o de su cercanía a la costa.

Dentro de este tipo de ecosistema encontramos a los esteros, ciénagas, estuarios, manglares, y praderas marinas, entre otros.

Ecosistemas de agua dulce

Los ecosistemas de agua dulce cubren una extensión equivalente al 1,8% de la superficie de la tierra, y están compuestos por lagos, ríos, y pantanos, entre otros.

También se conocen por el nombre de ecosistemas dulceacuícolas, y como debes suponer ya, se diferencian de los ecosistemas marinos porque sus aguas no tienen presencia de salinidad.

Según el portal de ecología, Ovacen, cerca del 41% de las especies de peces que existen se encuentran en este tipo de ecosistema.

Importancia de los ecosistemas

Fuente: Pexels

Importancia de cuidar el ecosistema

A pesar de que los humanos también formamos parte de todos los tipos de ecosistemas naturales, nuestras actividades como especie cada vez tienen consecuencias más graves para la supervivencia de la naturaleza.

La demanda de alimentos, materiales vegetales, y productos minerales, ha determinado que los principales ecosistemas se encuentren en peligro debido a la deforestación, la contaminación por la producción de plástico, y la extinción de algunas especies animales y vegetales, entre otras cosas.

La protección de los ecosistemas y sus características es primordial para evitar los escenarios apocalípticos de los que hablan los expertos en relación a los efectos del calentamiento global.

Pero, ¿qué hacer para cuidar el ecosistema?

El portal web de Ecología Verde nos recomienda algunas de las medidas más importantes que se deben tomar en cuenta para cuidar el ecosistema.

Aunque algunas no se pueden ejecutar de manera directa, son una clara bandera para las reivindicaciones del activismo por la ecología.

Aprende cómo cuidar el ecosistema

Fuente: Pexels

Acciones para cuidar el ecosistema

Además de saber cómo cuidar las plantas y las mascotas, es importante que conozcas algunos puntos fundamentales sobre el cuidado del medio ambiente y los ecosistemas.

  • Desarrollo de políticas que impulsen la utilización de energías limpias y renovables
  • Reducción del consumo
  • Programas de sensibilización sobre la importancia de todos los tipos de ecosistemas naturales
  • Establecimiento de normativas para la protección de los ecosistemas y de las especies animales y vegetales que habitan en ellos
  • Control de la deforestación
  • Reducción en el consumo de carnes
  • Reducción de los desperdicios
  • Desarrollo de programas de reciclaje
  • Políticas de incentivo a la creación de empresas basadas en el modelo de emprendimiento ambiental

Ahora ya sabes lo importantes que son los ecosistemas, y cuáles son algunas de las maneras en las que se puede contribuir a cuidarlos.

Esperamos que con esta nota te haya ayudado a conectarte con el mundo natural y a saber todo lo que necesitas sobre los tipos de ecosistemas y sus características.

Sigue todas las publicaciones de nuestro blog para seguir informado sobre todo lo que te gusta, y haznos saber cuál de los tipos de ecosistemas naturales es tu preferido.

¡Hasta pronto!

También podría interesarte