Home Blog/ Transformación cultural/
Transformación cultural

¿Qué es un organigrama mixto y cómo beneficia la gestión masiva de talento?

Alexandra Carranza - 19 Oct 23

Articulo

7 min.

El organigrama mixto emerge como una estrategia innovadora para equilibrar la jerarquía y la horizontalidad en la toma de decisiones estratégicas relacionadas a la gestión de talento. Esta estructura organizativa promete un enfoque multifacético que puede mejorar la productividad y el bienestar de la fuerza laboral, así como potenciar una cultura de empresa más dinámica y colaborativa.

Según el escritor Alfred Chandler, citado en una nota de Forbes México, las empresas han evolucionado en forma tal que no solamente es la estructura la que habilita la estrategia de la empresa. Un ejecutivo tiene en la actualidad un conjunto de medios que le permiten habilitar la estrategia de la empresa. Entre estos elementos encontramos: procesos, esquemas de medición y compensación, cultura organizacional, competencias de individuos y grupos, entre otros.

En este artículo, exploraremos en profundidad el concepto del organigrama mixto y sus ventajas para empresas grandes, enfocado en crear un sentido de pertenencia, propósito y autonomía entre los colaboradores. Además, te proporcionaremos un conjunto de pautas y recomendaciones sobre cómo implementar un organigrama mixto con éxito.

 

Definición de un organigrama mixto

Un organigrama mixto es una estructura organizativa que combina elementos verticales y horizontales para crear una estructura híbrida y flexible. Se trata de una función integrada, comúnmente, en las plataformas de recursos humanos o HR Tech que pueden ayudar en la gestión de la nómina, la gestión de talento y la administración de la estructura organizativa.

Este enfoque puede promover un clima laboral más colaborativo, inspirar la innovación y mejorar la adaptabilidad de la organización, especialmente en empresas grandes que operan en entornos cambiantes y competitivos.

Características de un organigrama mixto 

Como puedes ver, el organigrama mixto busca encontrar un equilibrio entre la estructura jerárquica tradicional y la horizontalidad organizacional. Bien, estas son las características de un organigrama mixto:

1. Jerarquía tradicional

En la parte superior del organigrama, todavía existe una jerarquía de autoridad clara, con directores, gerentes y supervisores que tienen la responsabilidad de liderar equipos y tomar decisiones estratégicas. Este aspecto de la estructura sigue siendo importante para garantizar la dirección y el control en la organización.

2. Horizontalidad

En contraste, en las capas inferiores del organigrama, se fomenta la colaboración y la participación activa de los empleados. Aquí, los equipos tienen cierta autonomía para tomar decisiones relacionadas con sus tareas cotidianas. La comunicación es abierta, y se alienta a los empleados a compartir ideas y opiniones.

3. Cultura de innovación

El organigrama mixto promueve la innovación y la creatividad al permitir que los empleados aporten sus ideas y soluciones a los desafíos de la empresa. Esta cultura de innovación puede ser esencial en entornos empresariales que requieren adaptabilidad y respuesta rápida a los cambios.

4. Participación activa

Los empleados se sienten más involucrados en la toma de decisiones que afectan a sus tareas diarias. Esto puede aumentar su sentido de pertenencia y compromiso con la empresa, lo que a su vez puede mejorar la satisfacción laboral.

5. Comunicación abierta

La comunicación transparente es esencial en un organigrama mixto. Los canales de comunicación abierta permiten a los empleados expresar sus opiniones, compartir información y colaborar de manera efectiva.

6. Estructura adaptable

El organigrama mixto es flexible y puede adaptarse a las necesidades cambiantes de la organización. A medida que surgen nuevos desafíos o proyectos, las decisiones pueden descentralizarse para permitir una respuesta más rápida y eficiente.

Plataforma CrehanaPlataforma Crehana

Ventajas de un organigrama mixto

El organigrama mixto es una entre otras estructuras organizacionales que presenta varias ventajas significativas para las empresas, especialmente en términos de clima laboral y eficiencia organizativa. Aquí tienes algunos de los beneficios clave:

1. Empodera a los equipos

Con el organigrama mixto, los equipos tienen más autonomía para tomar decisiones relacionadas con sus responsabilidades. Esto puede aumentar la eficiencia y permitir que los colaboradores se adapten rápidamente a las condiciones cambiantes.

2. Fomenta una cultura de colaboración

El organigrama mixto promueve la colaboración interdepartamental y la interacción entre diferentes niveles jerárquicos. Esto puede romper silos organizativos y mejorar la coordinación.

3. Brinda mayor agilidad

La estructura mixta permite una mayor agilidad, lo que es esencial en un entorno empresarial en constante cambio. La organización puede adaptarse rápidamente a nuevas circunstancias y desafíos.

4. Mejora el compromiso de los empleados

La participación en la toma de decisiones aumenta el sentido de pertenencia y compromiso de los empleados. Cuando se sienten escuchados y valorados, están más motivados y satisfechos en su trabajo.

 

¿Cómo implementar un organigrama mixto en empresas grandes?

La implementación exitosa de un organigrama mixto implica un enfoque cuidadoso en la gestión del cambio y la promoción de una cultura que valore la participación activa de los empleados. 

Sin embargo, con la planificación adecuada y el compromiso de la alta dirección, esta estructura puede llevar a la organización a un nivel superior de colaboración, innovación y eficiencia. Dicho esto, te contamos cómo hacer un organigrama mixto y adaptarlo a tus necesidades.

1. Define objetivos claros

Al definir objetivos claros, estás creando una dirección sólida y proporcionando un marco para medir el éxito de la implementación del organigrama mixto. Esto también ayuda a evitar la ambigüedad y a mantener a todos los miembros de la organización enfocados en el mismo camino, lo que facilita la toma de decisiones y el seguimiento del progreso hacia los resultados deseados.

Cada objetivo debe ser medible y cuantificable. Esto implica establecer métricas o indicadores clave de rendimiento (KPI) que permitan evaluar el progreso y los resultados. Por ejemplo, si el objetivo es mejorar la colaboración, las métricas podrían incluir la frecuencia de interacción entre equipos y la cantidad de nuevas ideas generadas.

Una vez que los objetivos estén definidos, es fundamental comunicarlos de manera efectiva a todos los miembros de la organización. Esto asegura que todos estén alineados con los mismos propósitos y comprendan cómo sus roles y acciones contribuyen a la consecución de esos objetivos.

software de desempeño de CrehanaPlataforma Desempeño de Crehana

2. Establece roles y responsabilidades 

En un organigrama mixto, donde se fomenta la colaboración y la participación activa de los empleados, es esencial que sepan cuál es su rol en el proceso de toma de decisiones y en la implementación de proyectos.

Cuando cada miembro del equipo conoce su rol y responsabilidades, la organización tiende a funcionar de manera más eficiente. Los empleados pueden concentrarse en sus tareas específicas en lugar de perder tiempo tratando de entender quién debe hacer qué.

Al contar con plantillas de organigramas en Excel para descargar, puedes agilizar el proceso de establecer roles y responsabilidades en la implementación de un organigrama mixto. Puedes personalizar la plantilla para que se ajuste a las necesidades específicas de tu organización. Esto incluye agregar, eliminar o modificar los roles y las descripciones de responsabilidades según sea necesario.

Plantillas de organigramas en Excel gratis para descargarFuente: Crehana

3. Proporciona capacitación a los equipos y líderes

La capacitación puede ayudar a los equipos a entender cómo trabajar juntos de manera más efectiva, especialmente cuando provienen de diferentes áreas o departamentos. Se pueden enseñar estrategias para superar las barreras interdisciplinarias y asegurar una transición exitosa hacia un organigrama mixto.

Para ello, los líderes deben adoptar un enfoque más transformador en lugar de un estilo de liderazgo autoritario. La capacitación ayuda a los líderes a comprender cómo guiar, inspirar y motivar a los empleados en este nuevo contexto.

También los líderes necesitan aprender a escuchar activamente las ideas y opiniones de los empleados. Esto es esencial para fomentar un clima de participación y colaboración. En el mercado existen diversas opciones de softwares de desarrollo de equipos que te permiten centralizar todos tus recursos de capacitación de forma efectiva.

Plataforma Desarollo de CrehanaPlataforma Desarrollo de Crehana

4. Evalúa y ajusta continuamente la estructura mixta

Los entornos empresariales y las necesidades de la organización están en constante cambio. Lo que funciona bien hoy puede no ser adecuado en el futuro. La evaluación continua permite a la empresa adaptarse y responder a estos cambios de manera eficiente.

Los empleados pueden perder la motivación si perciben que el enfoque organizativo no está funcionando como se esperaba. La evaluación y los ajustes ayudan a mantener la moral alta al demostrar que la organización está comprometida con el éxito del organigrama mixto.

Ejemplos de organigrama mixto

Aunque los organigramas mixtos no son tan comunes como las jerarquías tradicionales en muchas empresas grandes, algunas organizaciones han adoptado estructuras que combinan elementos de ambos sistemas. 

A continuación, te presentamos ejemplos de organizaciones conocidas que han implementado estructuras de organigrama mixto:

1. Google

Google es conocido por su cultura empresarial innovadora y flexible. La empresa matriz, Alphabet Inc., opera con una estructura mixta en la que se combinan jerarquías tradicionales con equipos de proyectos altamente colaborativos. Esto permite que los empleados trabajen en proyectos cruzados mientras mantienen una estructura jerárquica tradicional en sus respectivas unidades de negocio.

2. Procter & Gamble

P&G ha empleado un organigrama mixto funcional en su división de I+D. Los científicos y equipos de investigación colaboran en proyectos interdisciplinarios mientras mantienen una estructura jerárquica tradicional en sus áreas de especialización.

3. Ford

Esta compañía multinacional enfocada en la industria automotriz ha utilizado una estructura mixta en su enfoque de desarrollo de productos. En este modelo, los equipos multidisciplinarios trabajan en proyectos específicos, mientras que los empleados siguen reportando a sus gerentes en una estructura jerárquica.

4. General Electric

Esta empresa ha utilizado una estructura organizativa mixta en el pasado para gestionar proyectos complejos. Esto implica que los empleados tienen dos jefes: uno dentro de su función o división y otro en el equipo del proyecto. Esta estructura promueve la colaboración y la agilidad en la gestión de proyectos importantes.

Estos ejemplos ilustran cómo algunas organizaciones han adoptado elementos de un organigrama mixto para fomentar la colaboración, la innovación y la eficiencia en sus operaciones. Sin embargo, es importante destacar que la implementación de una estructura de este tipo puede variar en su grado de complejidad y éxito, dependiendo de la organización y sus objetivos específicos. Cada empresa personaliza su enfoque de organigrama mixto según sus necesidades y metas.

Al implementar un organigrama mixto, las empresas pueden fortalecer su clima laboral, fomentar la innovación, mejorar la eficiencia y construir una cultura organizativa basada en la confianza y la colaboración. La comunicación abierta, la definición clara de roles y responsabilidades, y el desarrollo de habilidades de liderazgo, comunicación y resolución de conflictos son fundamentales para el éxito de esta transición.

Si se aborda con cuidado y se mantiene un enfoque en los objetivos y valores de la empresa, sin duda, esta estructura organizativa puede ser un motor poderoso para el éxito empresarial en un entorno en constante evolución.