📈¿Qué es la escalabilidad de un proyecto? + EJEMPLOS y TIPS | Crehana
Entérate qué es la escalabilidad y ¡sube al próximo escalón del éxito!

Entérate qué es la escalabilidad y ¡sube al próximo escalón del éxito!

Última actualización 24 de Agosto del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Alexandra Carranza

Entender qué es la escalabilidad de un emprendimiento es sumamente importante, sobre todo si quieres hacer crecer tu negocio o marca hasta convertirla en una "scale up".

De acuerdo a un reporte de Investopedia, cerca del 90% de las startups fracasan. Si bien puede haber muchas razones por esto, llámese falta de demanda, producto mal recibido, costos altos, competencia o más, la falta de escalabilidad también es un factor de causa. 

Si actualmente lideras un negocio o estás por comenzar uno, saber hacer un emprendimiento escalable te ayudará a lograr tus objetivos empresariales. Por eso, en este artículo te contaremos qué es la escalabilidad de un proyecto y cuáles son los beneficios de aplicarla. Además, te compartiremos una serie de ejemplos de escalabilidad y algunos tips para que puedas orientar tu negocio en el camino correcto.

banner Crehana

Definición de escalabilidad

La escalabilidad, conocida como scalability en inglés, es un término empleado en el mundo de la informática y tecnología para hacer referencia a la capacidad de aumentar la carga de trabajo o el tamaño de un sistema sin que éste se vea comprometido y afecte su funcionamiento. 

Cuando un sistema (puede ser un negocio o un proyecto) tiene esta propiedad, se le conoce como un sistema escalable. El concepto de escalabilidad ha cobrado más relevancia en los últimos años, ya que los avances tecnológicos han hecho que sea fácil reclutar a más clientes y a una mayor escala. 

Es un término que va de la mano con las economías de escala, donde ciertas compañías reducen sus costos de producción y aumentan sus ganancias conforme crecen y se expanden. La situación inversa se le conoce como deseconomía de escala. 

En pocas palabras, la escalabilidad se refiere a la capacidad que una empresa, o sistema tiene de crecer atendiendo a las demandas sin perder las cualidades que le suman valor. En la práctica, esto significa hacer crecer fuertemente un negocio y lograr multiplicar sus ingresos, sin necesidad de aumentar proporcionalmente sus costos.

Rasgos de un sistema escalable

Ahora que ya conoces qué es la escalabilidad de un proyecto, repasemos algunos rasgos de los negocios escalables:

1. Liderazgo establecido

Toda organización escalable debe tener al frente un buen líder o líderes. Tener ejecutivos nivel C (CEO, CFO, CTO, etc.) y consultores brindan un sentido de dirección y estrategia a las empresas.

2. Mensajes de marca consistentes

Es importante que aprendas a comunicar tu marca de manera exitosa, ya que ayuda a los negocios escalables a concentrarse en sus valores.

3. Herramientas para medir

Como dicen, lo que no se mide no se puede mejorar. Contar con las herramientas efectivas para evaluar y manejar los objetivos en cada nivel de la organización ayuda a eficientar las operaciones y la escalabilidad. 

escalabilidad en una empresaFuente: Unsplash

Beneficios de la escalabilidad

Para comprender qué es la escalabilidad de un proyecto, también es necesario saber cuáles son sus ventajas. Veamos algunas de ellas.

1. Satisface las demandas del mercado

No importa si te encuentras en un mercado establecido, o apenas estás analizando tu mercado potencial, la realidad es que los gustos y las preferencias de los consumidores pueden cambiar de la noche a la mañana.

Cuando cambian los intereses de la gente, el mercado puede fluctuar. Un negocio escalable es aquel que puede satisfacer las demandas cambiantes de sus consumidores sin tener que modificar su forma de operar.

persona hablando sobre su emprendimiento escalableFuente: Unsplash

2. Garantiza crecimiento

Un negocio en crecimiento es aquel que constantemente está trabajando con más gente y más recursos. En este aspecto, ser escalable significa que tu empresa o negocio puede lidiar con incrementos sin comprometer la calidad del producto o servicio, lo que a su vez atraerá más consumidores. 

➤ Descarga gratis nuestra plantilla de plan de negocios: ¡haz realidad tus objetivos y escala tus proyectos!

plantilla de plan de negocios

3. Ahorra dinero

Un sistema o negocio escalable asegura contar con el equipo, los recursos y la tecnología en forma para poder resolver incrementos. Por ejemplo, adquirir el mejor equipo significa que no perderá relevancia pronto, y a largo plazo este ahorro lo verás reflejado pues no tendrás que reponer el equipo. 

banner prueba gratis Crehana

¿Cómo hacer escalable un proyecto?

La creación de cualquier tipo de proyecto requiere pasos: entender el resultado final deseado, planificar los pasos para llegar ahí, probar el proceso e implementarlo.

Pero ¿qué hace que un proyecto o una idea de negocio sea diferente? En el centro de esta escalabilidad se encuentran algunos secretos para garantizar que llegues a procesos verdaderamente escalables:

1. Comprende el proceso actual en marcha

¿Cuántas veces te has precipitado y asumido que entendías el problema? Y luego, después de implementar la solución, te das cuenta de lo fuera de lugar que estabas.

Esto es exactamente lo que sucede con la creación de prácticamente cualquier proceso de escalabilidad de un proyecto. El primer paso siempre es tomarte el tiempo para comprender los detalles del desarrollo de tu proyecto.

Si eres un líder de equipo, fundador o gerente de proyecto, tómate el tiempo con tu equipo y emplea las herramientas y tecnologías de apoyo para comprender realmente todos los pasos que debes tomar para lograr el resultado deseado.

equipo de trabajo evaluando el proceso de escalabilidadFuente: Pexels

2. Identifica las brechas de éxito

Toda gran estrategia siempre identifica las “brechas de éxito”. Son aquellas que necesitas cerrar para lograr la prosperidad y escalabilidad de un proyecto.

Con un proceso escalable, debes descubrir las principales brechas de éxito en el proyecto existente. Esto solo se puede hacer bien si realmente te tomaste el tiempo para comprender el proceso en primer lugar.

Pero una vez que lo hagas y entiendas qué es la escabilidad de un proyecto específico, tus brechas de éxito podrían caer en varias áreas de eficiencia:

  • Tiempo: el proyecto existente lleva demasiado o muy poco tiempo.

  • Costo: cuesta demasiado soportar el proyecto existente o tiene un costo de oportunidad indeseable.

  • Recursos: el proyecto existente no tiene suficientes recursos, los recursos adecuados o las herramientas idóneas.

Básicamente, tus brechas de éxito determinarán qué "palancas" puedes tirar para ajustar el proceso existente en uno infinitamente más escalable.

persona definiendo las brechas de éxito de su proyectoFuente: Pexels

3. Automatiza el proceso tanto como sea posible

Este es quizás el mayor secreto de todos: aprovechar la automatización en tus procesos de escabilidad. Lo que hace que un proyecto sea verdaderamente escalable es su capacidad para llegar de manera predecible a un resultado deseado más rápido.

La forma de hacerlo de la manera más confiable posible es a través de la automatización de proyectos (también conocida como automatización de flujos de trabajo y automatización de procesos).

Es posible que ya estés familiarizado con la automatización empresarial. Hay docenas de herramientas y software que pueden automatizar las comunicaciones de marketing, la adopción de clientes potenciales, el análisis de datos y mucho más.

Pero rara vez se aplica a procesos y equipos que necesitan administrar su trabajo. ¿Qué pasaría si la gestión de los proyectos y procesos pudieran automatizarse? Las mejores ideas escalables son aquellas en las que no tienes que pensar demasiado o en las que no tienes que acordarte de ejecutarlas. En su lugar, te concentras en hacer el trabajo sin estresarte por el proceso en sí.

Esta es la magia de aprender cómo hacer escalable un proyecto: eliminar tanto la presión del proceso como el potencial de error humano. Con la automatización de proyectos, puedes eliminar pasos completos de tus flujos de trabajo y procesos. Lo que antes requería varios recordatorios y pasos se puede reducir fácilmente en un flujo de trabajo automático.

¿Y adivina qué? Las empresas escalables están utilizando el software de automatización de proyectos para su beneficio. La automatización es uno de los secretos mejor guardados para crear procesos escalables y construir negocios prósperos.

equipo de trabajo sonriendoFuente: Pexels

4. Incluye la iteración 

La iteración de procesos no es exactamente algo de lo que escuches hablar a otros dueños de negocios. Es posible que hayas oído sobre iteración estratégica o de marketing e iteración de ventas, pero la iteración en operaciones internas generalmente no es lo primero de lo que hablan los gerentes o jefes de empresas.

Tan pronto como diseñes y pongas en marcha un nuevo proyecto de escalabilidad, siempre surgen brechas de éxito. Incluyendo la iteración y las mejoras en general, tu equipo puede identificar estos factores e innovar rápidamente para llenar esos vacíos en el proceso.

Al igual que iterarías el proceso de ventas para descubrir qué propuesta de valor y punto de venta capta la atención de tus clientes, deberías hacer lo mismo para todos tus procesos.

Si bien la automatización de proyectos es, sin lugar a duda, el secreto mejor guardado sobre la creación de escalabilidad en un negocio, combinarla con la iteración de procesos la hace mucho más poderosa.

banner descargables Crehana

Ejemplos de escalabilidad

A estas alturas, ya sabes qué es la escalabilidad y sus beneficios, así como algunos rasgos de los negocios escalables, pero falta aplicarlo a la vida real. ¿Puedes pensar en algunas empresas escalables? Aunque no lo creas, la mayoría de ellas están a la vista.

Como hemos mencionado antes, la escalabilidad permite a las organizaciones adaptarse a los cambios en necesidades de los consumidores y los incrementos de demanda. Es importante, ya que contribuye a la calidad, reputación, eficiencia y competitividad. Ser escalable puede ayudar a mejorar tus márgenes de ganancia y otras medidas de rentabilidad, y al mismo tiempo aumentar tu eficiencia. 

Las empresas de tecnología son un gran ejemplo de escalabilidad ya que, al no contar con un inventario físico o tener un modelo Saas, producen bienes y servicios a través de un software descargable. Bien, veamos algunos ejemplos de escalabilidad: 

1. E-commerce

Los negocios que ofrecen sus productos y servicios a través de Internet son empresas escalables, pues trabajan de manera online y no tienen costos fijos muy altos (por ejemplo, una oficina). Pueden satisfacer la demanda y entregar sus bienes sin la necesidad de contratar a un gran número de personas o sin tener que construir bodegas.

carrito de compras de una tienda de comercio electrónicoFuente: Unsplash

2. Redes sociales

De acuerdo al portal Statista, para el año 2025 se estima que 4.41 billones de personas sean usuarios de redes sociales. Las empresas dedicadas a RRSS son fácilmente negocios escalables, pues no requiere tanto aumentar el número de usuarios. Tal y como una suscripción, uno se puede registrar sin la necesidad de hablar directamente con una persona. 

indicadores de escalabilidad en redes socialesFuente: Unsplash

3. Banca

Actualmente, los bancos ya se empezaron a dar cuenta que la banca antigua se está extinguiendo poco a poco. A nadie le gusta tener que ir a una sucursal bancaria y tener que lidiar con papeleo y procesos burocráticos. Es por ello que hoy en día los bancos y fintechs cada vez están más digitalizados, lo que les permite ser escalables y atraer a un mayor número de usuarios en menor tiempo.

equipo de un emprendimiento escalableFuente: Unsplash

Pues bien, entender qué es la escalabilidad y tener a la mano ejemplos de industrias o negocios escalables te ayudará a poder guiar a tu empresa en el camino correcto, logrando un crecimiento sostenible.

Como menciona Hernán Del Collado, Gerente Regional en Mejora Continua en Despegar.com y profesor del curso online de Emprendimientos que crecen: cómo profesionalizar tu empresa, “es importante aprender a identificar las señales de crecimiento de una empresa y cómo estas afectan la dinámica de tu negocio (...) Planificar esta transformación para conseguir una empresa profesionalizada y sostenible en el tiempo, garantizando su rentabilidad”.

¿Sientes que tu emprendimiento tiene potencial, pero no sabes cómo hacerlo más rentable? ¿O quieres hacer realidad tus ideas escalables? Aprende a pensar de forma estratégica, planificar, ejecutar y medir el impacto de un proyecto usando distintas metodologías y herramientas con nuestra Academia de Gestión de Proyectos.

¡Mucho éxito!

También podría interesarte