💻 ¿Cuáles son los tipos de e-commerce y cómo funcionan?
Tipos de e-commerce: ¿cuál es el mejor para potenciar la rentabilidad de tu negocio online?

Tipos de e-commerce: ¿cuál es el mejor para potenciar la rentabilidad de tu negocio online?

Última actualización 8 de Enero del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Lorena Paez

Todos hemos escuchado de los tipos de e-commerce, sobre todo en los últimos años . Incluso, es muy probable que tú mismo los hayas experimentado a través de algunas  plataformas de comercio online, como Amazon e Ebay.

En la actualidad, la transformación digital nos exige mantenernos actualizados en cuanto a las nuevas tecnologías; por ejemplo, cómo funciona el e-commerce es indispensable para la supervivencia de cualquier empresa. Según Forbes México, durante el año 2021 aproximadamente 7.3% de la personas en el mundo han empezado a utilizar internet por primera vez, lo cual confirma un aumento de la digitalización. Conocer las modalidades de comercio electrónico te permitirá elegir cuál es la mejor opción para tu negocio y asegurar el éxito del mismo.

En el artículo de hoy, te enseñaremos cuáles son los tipos de e-commerce que existen. Además, te mostraremos cómo se clasifican los tipos de e-commerce según los productos o servicios que ofrecen, el tipo de cliente y el modelo de negocio. Finalmente, te daremos algunas pautas para determinar qué tipo de e-commerce es el mejor para ti. ¿Nos acompañas?

Utiliza el código CREH20 para obtener un 20% de descuento en tu membresía

membresias en descuento con cupones

Tipos de e-commerce según los productos o servicios que ofrecen

Los tipos de e-commerce varían dependiendo de ciertas características. En primer lugar, hablaremos de los productos y servicios que se ofrecen y distribuyen a través de plataformas de comercio digital. Hoy en día, en plena era de la digitalización, no hay bienes o servicios que no se puedan ofrecer por medio del e-commerce. ¿Nos acompañas a conocerlos uno por uno?

Productos físicos

El término de producto se vuelve mucho más versátil, cuando no solo contamos los productos digitales, sino que también utilizamos algunos tipos de e-commerce dedicados a productos analógicos o físicos (calzado, ropa, consolas, etc.). 

Estos tipos de e-commerce son de los más famosos y de los primeros en existir en el auge del internet, ya que le permiten al cliente comprar desde la comodidad de su hogar y recibir el producto en su puerta, usualmente, solo por un pequeño costo adicional. Esta alternativa tomó mayor importancia estos últimos años por la pandemia, porque, de esta manera, se evitan salidas y aglomeraciones innecesarias. 

También, es importante comentar que estos tipos de e-commerce suelen vender de manera online, pero, al mismo tiempo, tienen una tienda física que puedes visitar. Sin embargo, muchos negocios emergentes, pensando en ahorrarse el alquiler de un espacio, únicamente se dedican a la venta online de sus productos. 

Una de las mayores ventajas de esta modalidad de e-commerce es que los clientes se ahorran el trabajo de ir hasta un punto específico. Por otro lado, un punto negativo es que suele ser complicado comprobar que los productos que adquieres son realmente como piensas, por lo cual deberás estar siempre alerta. 

¡Sigamos viendo más tipos de e-commerce!

Productos digitales

Siguiendo por la línea de los avances tecnológicos, los e-commerce no solo se dedican a vender productos tangibles, sino que también se han empezado a comercializar productos que únicamente tienen una vida útil dentro de una pantalla o de un dispositivo. El e-commerce de productos digitales es un negocio relativamente nuevo; sin embargo, se encuentra en auge.  

¡Ejemplos de esos negocios e-commerce tenemos muchos! Por ejemplo, comprar un videojuego desde la PlayStation Store o adquirir un libro desde Google Books. Si bien estos productos siguen siendo igual de disfrutables que un elemento físico, la realidad es que trabajar con productos digitales supone un ahorro para los negocios, tanto de dinero como de espacio. 

¡Uno de los tipos de e-commerce más actuales!

Servicios

Hacen referencia a una serie de actividades que pueden hacerse de manera online o en algunos casos presencialmente. 

Como por ejemplo los tickets de avión, clases en línea, cursos digitales, entradas a conciertos, etc.

productos digitales ecommerce

Fuente: unsplash.

Tipos de e-commerce según la forma de construir una tienda online

Las tiendas online, también conocidas como e-commerce, suelen dividirse en base a la forma en la cual fueron construidas o programadas. Según explica el experto Francisco Servia, profesor de nuestro curso online de E-commerce para principiantes, “el éxito de cualquier e-commerce radica en la seguridad que tenga el cliente de que comprar en tu web sea totalmente seguro para él”. 

Existen tres tipos de e-commerce predominantes. ¿Quieres saber cuales son y en qué consisten? ¡Vamos!

Software as a service e-commerce

En relación a los tipos de e-commerce, el software as a service o también conocido como SaaS se caracteriza por ser una tienda virtual en la nube. Este se encarga de ofrecer programas o aplicaciones que se gestionan desde los propios servidores de la empresa proveedora del servicio.

En la mayoría de casos, las empresas que buscan crear una página web e-commerce utilizando el SaaS es porque tienen previsto brindar bienes o servicios de forma mensual o anual, a cambio de recibir suscripciones constantes. Quizá ya se te habrán ocurrido algunos ejemplos de negocios e-commerce que utilizan este software, como Spotify y Netflix.  

Otra ventaja importante de mencionar es que difícilmente estos tipos de negocios e-commerce sufren caídas o saturaciones en la red. ¿Cuántas veces se ha caído la plataforma de Netflix el último año? Probablemente, ni lo recuerdes. Eso sí, si planeas crear tu e-commerce de esta forma, ten en cuenta que la inversión inicial es bastante alta. 

Open source e-commerce

Este es uno de los tipos de e-commerce muy diferentes a lo visto anteriormente. Trabajan con códigos abiertos que son puestos a disposición de cualquier persona que desee adquirirlos y gestionarlos desde sus propios servidores. Suena un poco confuso, pero, a continuación, te lo explicaremos detalladamente para que se entienda mejor.

Lo primero que se debe entender que al trabajar con plataformas de código abierto es que se debe asumir una responsabilidad extra para realizar instalaciones, mantenimientos, actualizaciones, configuraciones e implementar seguridad para la plataforma digital. Este tipo de e-commerce únicamente te brinda un espacio en la red; sin embargo, no te garantizan nada más.

Por ello, si estás pensando crear un negocio e-commerce Open source, ten en cuenta que es importante contar con conocimientos de diseño web y programación, ya que, de no ser así, deberás contratar a un equipo completo de ayudantes, que puede ser extremadamente costoso. 

On premises e-commerce

Por último, tenemos a los On premise e-commerce. Estos negocios e-commerce se caracterizan por ser programas que, una vez comprada su licencia, tendrás derecho de instalarlo en cualquiera de tus servidores y hacer los cambios que consideres necesarios. 

En este tipo de e-commerce no debes preocuparte de brindarle soporte o mantenimiento a tu tienda virtual, porque todo ello será cubierto por el proveedor, a cambio de una tasa extra que deberás pagar mensualmente. Algunos ejemplos de este tipo de e-commerce son Intershop, Sana Commerce y IBM WebSphere. 

¿Cuál de estos tipos de e-commerce crees que encaja mejor con lo que buscas? Sigamos conociendo más al respecto. 

 

Tipos de e-commerce según el tipo de cliente

Business to Business (B2B)

Este tipo de e-commerce se refiere a las empresas, compañías u organizaciones que operan por medio del internet y se dedican a ofrecer sus productos o servicios a otras empresas. En otras palabras, el e-commerce B2B es aquel donde las transacciones comerciales se realizan entre dos empresas: una proveedora y otra que adquiere los productos o servicios. Sin embargo, cabe resaltar que no hay intervención de los consumidores finales. 

Existen tres modalidades para este tipo de e-commerce: un vendedor y que busca comprador, un comprador que busca proveedores y una empresa intermediaria para hacer la gestión de compra y venta entre dos entidades. Un ejemplo de esta última es Alibaba. 

Esto tiene múltiples usos: revender los productos, hacer uso de los servicios o simplemente hacer uso de los productos para su propio beneficio o consumo. 

En realidad, el fin de realizar este tipo de comercio electrónico es reducir algunos costos de logística, tener una mejor comunicación, así como lograr mantener un mejor control de las ventas, ya que todo se registra en una base de datos de forma automática. Además, esto permite entablar un vínculo o alianza entre empresas que, a largo plazo, puede atraer más beneficios. 

Una de las herramientas más utilizadas en el e-commerce B2B son los catálogos digitales, porque posibilitan una mejor orientación en mercados específicos. 

Business to Consumer o empresa a consumidor (B2C)

El modelo de este tipo de e-commerce, es el más común, ya que está dirigido al modelo minorista tradicional: Una empresa vende productos finales (ropa, calzado, artículos para el hogar, equipos electrónicos, etc.) de su tienda, directamente al consumidor, solo que en vez de ser en una tienda física, la transacción es online. 

Generalmente no se requiere una alta inversión en marketing, pero tienen un valor de pedido más bajo. Los clientes pueden acceder desde cualquier dispositivo electrónico, a su vez tienen la posibilidad de comparar precios y características, ya que los precios se mantienen actualizados en la tienda online.

No obstante, en este tipo de e-commerce, no solo se venden productos finales, sino que también pueden ofrecer servicios a sus consumidores. 

Servicios de internet, plomería, jardinería y más, son algunos de los ejemplos de este comercio electrónico. 

Business to Business to consumer o empresa a empresa a consumidor (B2B2C)

Podría decirse que es la unión entre los modelos anteriores. La segunda empresa, generalmente adquiere los productos o servicios para revenderlos en su tienda y ganar un porcentaje.

Consumer to Business o de consumidor a empresa (C2B)

Las empresas adquieren servicios y productos de personas. Mediante este sistema, las empresas pueden adquirir trabajadores basándose en sus productos, servicios o conocimientos y en el costo que estos exigen por ellos. 

Desde el punto de vista de los consumidores, pueden subir su contenido y hacer que las empresas pujen por sus servicios de manera puntual (por ejemplo: una redacción de artículos para webs) o permanente (por ejemplo: la adquisición de productos o servicios constantes que requiera la empresa).  

Consumer to Consumer o de consumidor a consumidor (C2C)

Este tipo de e-commerce, conecta y permite a los consumidores intercambiar, comerciar, comprar y vender artículos, bienes  y servicios, por lo que mediante tarifas o comisiones pagadas al sitio, adquieren pagos.

Business to Employee o empresa a empleado (B2E)

Es una muy buena estrategia desde el punto de vista de la empresa, ya que le ofrece a los trabajadores de su sitio web, una serie de ofertas, garantizando un mejor desempeño laboral, mayor lealtad de parte de los empleados y motivar a los trabajadores a consumir los productos de la empresa.

tipos de clientes ecommerce

Fuente: unsplash.

Estos 3 tipos de e-commerce que te mostramos a continuación hacen referencia a modelos que involucran al sector público y del gobierno, que realizan transacciones con los consumidores y las empresas.

Business to administration o empresa a gobierno (B2A/B2G)

Dirigidas por empresas que como únicos clientes tienen a gobiernos o sectores públicos. 

Consumer to administration o consumidor a gobierno (C2A/C2G): 

Los individuos o consumidores, utilizan estas plataformas generalmente para pagar impuestos.

Government to consumer o gobierno a consumidor (G2C)

Este modelo consiste en permitir a los ciudadanos realizar una serie de trámites a través de sus páginas online. 

 

Tipos de e-commerce según el modelo de negocio

Suscripción

Los servicios de suscripción no son algo nuevo. Por ejemplo, podemos mencionar periódicos, revistas, servicios de cable. Dentro de este tipo de e-commerce existen muchos casos que seguramente has utilizado alguna vez: YouTube, Netflix, etc. 

Estos tipos de sitios web, cuentan con la característica principal de ofrecer un producto o servicio de manera continua y regular a cambio de un pago generalmente, mensual, trimestral o anual. 

Algunos de estos servicios online hacen entregas de productos (kits de belleza, juguetes, coleccionables, ropa, etc.) directamente a sus consumidores, mientras que otros sitios webs, proporcionan acceso ilimitado a sus plataformas online, como es el caso de algunas revistas o páginas de investigación científica o entretenimiento. 

Marketplace

Otro de los tipos de e-commerce más famosos y reconocibles son los “marketplace”. Quizá por el nombre no te resulte familiar, pero quizá si hablamos de “tiendas dentro de una tienda” tenga más sentido para ti. 

Los marketplace son como los supermercados o centros comerciales, donde puedes encontrar variedad de marcas y productos en un solo lugar. La principal diferencia es que estas tiendas son netamente virtuales, por lo que se han convertido en uno de los e-commerce más visitados y utilizados por las personas en los últimos años. 

Existen dos tipos de marketplace y es importante que logres identificarlos:

  • Tienda multimarca. El primero es como el ejemplo que mencionamos anteriormente. O sea, una tienda virtual que incluya distintos negocios y marcas. Este modelo suele ser un atajo rápido si buscas productos de diferentes lugares y no quieres hacer pedidos en tiendas distintas. 
  • Transacción directa (comprador - vendedor). El segundo tipo de marketplace es el más clásico y se basa en una transacción directa con el vendedor del producto, ¡como si estuvieras en la feria de tu barrio! La ventaja de este tipo de negocio e-commerce es que puedes tener una comunicación directa sobre los productos que deseas adquirir de manera virtual y segura. 

Retail selling 

La venta de retail, también conocida como venta minorista, es un tipo de e-commerce B2C, el cual es ideal si lo que buscas es tener un control total de tus productos y generar relaciones fuertes con tus clientes de forma directa y personal. Al contar con un retail e-commerce, se puede responder de mejor manera a las demandas y necesidades de los clientes, ya que suelen cambiar de un momento a otro. 

Otra ventaja importante de este tipo de e-commerce es que tendrás la capacidad de manejar y seleccionar personalmente los canales de marketing para impulsar tus ventas. Esto puede sonar complicado, pero debes tener en cuenta que en el retail e-commerce conocer a tus clientes es algo de todos los días; entonces, seguramente, sabrás cual es la mejor manera de llegar y persuadir a tus clientes. ¡De seguro esta plantilla de propuesta de marketing digital te ayudará!

Por último, y quizá lo que más le preocupa a los pequeños emprendedores, la rentabilidad del negocio. Este tipo de e-commerce te brinda la oportunidad de fijar los precios a tu gusto y seleccionar el margen de ganancia que consideres oportuno. Eso sí, siempre en relación a los precios de la competencia, ya que sino nadie te comprará. 

Todo el dinero generado será netamente para tu negocio y no tendrás que compartirlo con ningún mayorista. ¿Qué tal este tipo de e-commerce?

Private Labeling and Manufacturing

Este tipo de e-commerce se caracteriza por ser negocios que fabrican sus propios productos para posteriormente venderlos, ya sea a otro negocio o a un cliente final. La ventaja principal de este tipo de e-commerce es que, al ser todo fabricado desde cero, el costo de elaboración es bajo, por lo cual puede ser una alternativa para iniciar con tu negocio virtual. 

Sin embargo, también debes tener en cuenta que, al ser productos fabricados por ti, es probable que el precio de venta no sea el más alto. Considera que tu marca aún está empezando y probablemente la gente pueda dudar de la calidad de tus productos. Asimismo, ten en cuenta que la mayoría de tus ventas por e-commerce como fabricante serán al por mayor, así que procura trabajar con grandes cantidades.

White label

Este término hace referencia a uno de los tipos de e-commerce que analizamos anteriormente: B2B. ¿Cómo ocurre esto? 

El White Label consiste en eliminar la marca y logotipo del producto final del fabricante y venderlo a otra empresa para que utilice su propia marca y logotipo. 

Las cadenas de supermercados suelen tener este tipo de e-commerce. Muchas veces dentro de un supermercado, podemos ver que tienen cientos y cientos de productos a su nombre: Esto es White Label. Adquirieron el producto de alguien más y simplemente utilizan su marca y logotipo.

Es una buena estrategia, tanto para el que vende como para el que compra. El vendedor se preocupa casi únicamente por llevar a cabo el proceso de manufactura y desarrollo del producto, no se preocupa por el almacenamiento, por venderlo o por hacerle publicidad y marketing. 

Por otro lado, el comprador del producto, puede obtener esos bienes de calidad sin experiencia o habilidades para realizar el producto. Interesante, ¿No crees? 

Dropshipping

Es uno de los tipos de e-commerce más usado por los minoristas. Éste, consiste en vender productos al cliente directamente desde el fabricante, incluso cuando el vendedor no tiene el producto en el stock de su tienda. 

Podríamos describir su proceso de la siguiente manera: El cliente compra el producto en tu tienda a un precio minorista. El proveedor recibe una notificación de la compra, entonces envía el artículo bajo el nombre de tu tienda o empresa. Entonces, ¿Cómo se gana dinero? 

La cuestión está en que cuando el usuario hace la compra a través de tu tienda, tú obtienes el poder de comprar los productos a precio de mayorista, por lo que obtienes un profit entre precio al mayor y al detal. 

Wholesaling

Al igual que en el caso anterior, es uno de los tipos de e-commerce más rentables, uno de los puntos clave de este sistema, es que tienes un descuento en los productos por comprar al mayor.

La diferencia es que aquí cuentas con un almacén para retener los productos y luego venderlos en tu tienda de manera rentable.  

Este modelo está dirigido a empresas que necesiten que su comercio esté en control en todos los aspectos. Además, es ideal para empresas que al tener tantos productos en su tienda, también deseen vender los artículos al mayor.

Por otro lado y como su nombre lo indica, se necesita un gran almacén y un software o equipos de seguimiento y control de las existencias dentro del almacén, lo que puede suponer una importante inversión. 

shopify-compras-ecommerce

Fuente: unsplash.

¿Cuál de los tipos de e-commerce es el más acorde a mi negocio?

La variedad que existe dentro de los tipos de e-commerce es muy amplia y cada uno de ellos nos presenta una serie de características que podrían beneficiar a nuestro sitio web online. Es por ello que es ideal hacer un estudio en referencia puntos clave: ¿Qué vendo? ¿Quiénes son mis clientes? Dentro de los tipos de e-commerce ¿Cuál es el más apropiado para mí? 

El público

Lo primero que debes saber antes de enfocarte en uno de los tipos de e-commerce es tu público objetivo. 

¿Qué tipo de servicios y artículos promocionas? ¿Cuáles son tus ventajas y desventajas en relación a tu competencia? ¿Cómo puedes destacar? 

Estas son las preguntas que debes plantearte, para obtener los objetivos planteados y a su vez, obtener la satisfacción del cliente. 

Fortalezas

¿Cuáles son tus fortalezas como empresa? Al final del día, elegimos productos en base a la calidad o precio y elegimos servicios en relación a la satisfacción que nos haya traído.

modelos de ecommerce

Fuente: unsplash.

Esperemos que el artículo de hoy te haya ayudado a conocer más de todos los tipos de e-commerce que existen. Además, con esta información, de seguro podrás identificar el que mejor funcione para ti. Recuerda que los tipos de e-commerce no son exclusivos, por lo que tu negocio puede compartir tres distintos sin problemas, únicamente asegurate de que sean compatibles. 

Por otro lado, si te gustaría saber cómo dominar los diferentes tipos de e-commerce, te recomendamos darle un vistazo a nuestros cursos online de Marketing digital. También, si quieres enfocarte en otros aspectos de tu negocio, puedes contratar un e-commerce manager.

Entonces, ¿cuál fue tu favorito? ¡Cuéntanos!

Muchas gracias por leernos. Nos vemos pronto.

 

También podría interesarte