✍️ Aprende qué es el nudo de una novela y su importancia | Crehana
¿Qué es el nudo de una novela? La clave para que los lectores no puedan soltar un libro

¿Qué es el nudo de una novela? La clave para que los lectores no puedan soltar un libro

Última actualización 16 de Marzo del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Josefina Castelan

¿Sabes qué es el nudo de una novela? Te ponemos en situación: ¿te ha pasado que decides leer una novela para dormir y de repente se hicieron las 3 a.m. y sigues despierto y atento al libro? Pues, seguramente, estabas atrapado por un buen nudo literario.

Para que el nudo de una novela pueda generar tensión y ganas de seguir leyendo, primero debe haber un buen inicio con una buena presentación de los personajes con los que el lector pueda empatizar. 

Pero ¿tienes claro qué es una novela y cuál es su estructura? Por las dudas, repasemos: una novela debe tener un principio, un nudo y un desenlace. 

Si quieres lograr que los lectores queden cautivados con tus historias, acompáñanos en este artículo porque veremos qué es el nudo de una novela, cómo se estructura y los distintos tipos de conflicto que puede haber en ella. Además, te daremos unas recomendaciones para que puedas escribir una obra literaria perfecta, sin ser, aún, escritor profesional. 

¿Listo para fortalecer tus habilidades para la escritura de novelas? ¡Pues empezamos!

Definición de nudo de una novela 

Entonces ¿qué es el nudo de una novela? Es el momento en que la obra literaria llega a su clímax, donde se narra el conflicto con el personaje principal. Según el blog de Studio Binder, el nudo es “el conflicto en una historia es una lucha entre fuerzas opuestas. Los personajes deben actuar para enfrentarse a esas fuerzas y ahí es donde nace el conflicto”. 

¿No te ha pasado que, a veces, escuchando la historia de alguien tienes que reprimir las ganas de decir “y entonces”? Déjame decirte que, en ese caso, has logrado identificar una falla en el nudo.

Lo mismo ocurre con las novelas. Si no logras captar la atención del lector a través del nudo o desarrollo de la novela, es probable que la historia no sea interesante y, por lo tanto, tu lector se aburra y devuelva el libro a la estantería. 

Debes tener presente que una novela es siempre la narración de una crisis, de un conflicto que alcanza un momento crucial. El nudo supone el desarrollo natural de las acciones que debe realizar un personaje hasta alcanzar ese punto culminante o elemento central de toda la narración. También, pueden existir distintos puntos o nudos en la trama de un cuento o de una novela durante su desarrollo.

 

Características del nudo de una novela

En base a lo que hemos visto, ¿cuáles son las características del nudo de una novela? Te las contamos: 

  • Se destaca por ser todo aquello que se opone al objetivo que el protagonista se ha propuesto conseguir
  • Es la herramienta narrativa que permite mantener intrigado al lector elevando la tensión de un relato.
  • Es lo que marcará el ritmo de la narración.
  • Es el responsable de que el lector tenga ganas de seguir leyendo.
  • Aparece cuando la situación planteada en el inicio se ve alterada por la aparición de un hecho insólito o conflicto (esto es justamente el nudo de una novela).
  • En este momento se conoce verdaderamente a los personajes, no solo a nivel descriptivo, sino que veremos a nivel de personalidad y comportamiento. 
  • Pueden existir distintos puntos o nudos de la trama durante el desarrollo de la acción de una novela

nudo en una novela

Fuente: Pexels

Partes del nudo de una novela

Una vez resuelta la duda de qué es el nudo de una novela, veamos cómo se compone.

1. Detonante y primer punto de giro

Si bien ambos conceptos pertenecen al principio o planteamiento de una novela, es el primer paso que se da para pasar del principio al nudo de una novela. 

Puede ser un hecho significativo o la llegada de un personaje que pone en marcha el desarrollo del conflicto. Lo que ocurra aquí, muy probablemente cambie la vida del protagonista. 

Como ejemplo, podemos nombrar la llegada de Gandalf a la comarca en “El señor de los anillos”.

2. Desarrollo del nudo

Como hemos visto a lo largo de este artículo, el nudo de una novela es la parte más larga de la obra y la etapa donde deberás poner la mayoría de los obstáculos que mencionamos anteriormente que compondrán la trama y subtrama de una novela.

3. Punto medio

Este factor se manifiesta en la parte de una novela donde tiene lugar la crisis o el punto de no retorno. Aquí se manifiesta el conflicto principal, ningún otro punto de la trama puede afectar más al protagonista. A partir de aquí, solo queda resolver el conflicto de la novela. 

Como ejemplo, podemos nombrar el momento en que Hamlet, en la obra de William Shakespeare, mata a Polonio y embarca a Inglaterra por órdenes de Claudio.

Mujer leyendo

Fuente: Pexeles

4. Segundo punto de giro

Aquí se conecta al final del nudo con el desenlace de una novela. Sirve de clímax para la historia, ya que es el momento en el que estalla toda la tensión acumulada a lo largo de la novela. 

Si seguimos con el ejemplo de Hamlet, podemos decir que es el momento en que Laertes y Hamlet se enfrentan.

 

Tipos de conflicto en una novela

Ahora que ya sabes qué es el nudo de una novela, veamos cuáles son los tipos de conflictos en la literatura que puede atravesar un personaje, es decir, los distintos tipos de nudos literarios. 

1. Conflicto entre personajes

Para que exista el conflicto entre el protagonista y otros personajes de una novela, se necesita de la construcción de un antagonista. El rol del antagonista, en el inicio, nudo y desenlace de una novela, es oponerse a que el protagonista cumpla con su objetivo. 

Un ejemplo de conflicto entre personajes podemos encontrarlo en las novelas de Sherlock Holmes escritas por Arthur Conan Doyle, donde Sherlock deberá hacerle frente al profesor James Moriarty.

serie de sherlock holmes

Fuente: The independent

2. Conflicto externo

El conflicto externo en un cuento o una novela es todo aquello que se opone al protagonista en el intento de alcanzar sus objetivos, el cual no forma parte de su personalidad.

Quizás deba hacerle frente a la presión de una sociedad que lo ataca, lo considera su enemigo, o lo trata de forma injusta. Puede tratarse de su propia gente o de una sociedad diferente.

En este caso, podemos poner de ejemplo el conflicto narrativo de Naruto, la serie animada japonesa, cuyo protagonista es maltratado por la gente de su propia aldea por tener un demonio sellado dentro de su cuerpo. 

Naruto en el columpio

Fuente: Quora

3. Conflicto interno

El conflicto interno de un personaje en una novela es quizás de los más interesantes, pero, a la vez, de los más difíciles de escribir. Se produce cuando entran en conflicto la razón, los sentimientos y el cuerpo del personaje. 

Hoy en día, ambos tipos de conflictos narrativos (interno y externo) coexisten en las novelas. Su combinación le da profundidad a la historia y a la construcción del personaje. 

Nuestra profesora Majo Morión, en su curso El arte de la escritura explica lo siguiente en cuanto a la construcción de personajes:

“Lo importante es no olvidarnos de la ambigüedad de la vida. Nadie es malo ni bueno, todos somos un poco de las dos cosas (...) Por eso mismo, los personajes más interesantes de todos también toman esas características de la vida real. Una personalidad es siempre compleja y está llena de particularidades que se contradicen y complementan”.

Un ejemplo de conflicto interno en una novela puede identificarse a través de la baja autoestima, la desconfianza en los demás, el sentimiento de culpa, el miedo al fracaso o la falta de empatía. 

Tal es el caso de “Crimen y castigo” de Fiódor Dostoyevski (una de las novelas psicológicas más famosas) donde el protagonista padece una lucha interna contra su propia consciencia después de haber cometido un asesinato. Ese hecho se transforma en una condición dada para el resto de su accionar en la novela.

mujer leyendo libro con café

Fuente: Pexeles

4. Conflicto bélico

Probablemente, el tipo de conflicto narrativo más antiguo de la literatura. Actualmente podemos verlo en las novelas que recrean batallas pasadas o conflictos armados.

Podríamos ubicar su inicio en la literatura en los relatos de guerra donde se empezó a conformar la figura del héroe. 

Como ejemplo, podemos nombrar a Homero y a Aquiles en la “Ilíada”. 

5. Conflicto histórico

Este tipo de conflicto literario puede desprenderse del anterior, si es que se basa en un hecho bélico, o puede focalizarse en un contexto histórico determinado. En caso de que se base en un hecho histórico, se deberá hacer una buena investigación sobre el mismo. 

Como ejemplo, podemos citar la novela de Gabriel García Márquez “El general en su laberinto”, el cual recrea los últimos días de Simón Bolívar.

6. Conflicto político

En este caso, el conflicto de la novela se centra en los aspectos políticos o ideológicos que llevan a los personajes a mantener una determinada postura en búsqueda de conseguir o conservar el poder. 

Podemos encontrar este tipo de conflicto narrativo en la serie original de Netflix “House of cards”.

7. Conflicto amoroso

Este es otro de los tipos de conflicto más antiguos que existen. Proporciona infinidad de variantes para armar todo tipo de nudos en novelas románticas o de otros géneros. Quizás el ejemplo que a todos se nos viene a la mente sea “Romeo y Julieta” de William Shakespeare.

Ahora que ya conoces qué es el nudo de una novela y sabes los distintos tipos de conflicto narrativo donde puede desarrollarse, pasemos a ver cómo se compone uno de manera correcta.

Mujer leyendo una novela

Fuente: Pexeles

Tips para crear los mejores nudos literarios

Queremos que salgas de este artículo como un experto en redacción de nudos de novela. Por eso, a través de 6 básicas preguntas publicadas por el blog de escritura Reedsy, veremos cuáles son los pasos principales para que puedas crear un nudo literario. ¡Toma nota!

1. ¿Qué quiere el personaje?

El primer paso para resolver el conflicto central de una historia es identificar lo que tu protagonista quiere tener o lograr. Para ello, identifica lo que tu personaje quiere más en la vida y los pasos que está dispuesto a dar para conseguirlo.

Recuerda que debes plantear muy bien, desde el inicio, cuál será la trama de la historia: cómo son los personajes, dónde se ubican, en qué época, cómo es el lugar dónde viven, cómo se llevan entre ellos, etc. 

¡Cuidado con los personajes literarios pasivos o divagantes que ralentizan, innecesariamente, la lectura de la historia! 

2. ¿Cuáles son los obstáculos?

Una vez que hayas identificado lo que quiere el personaje, tendrás que averiguar qué le impide conseguirlo. Teniendo en cuenta el objetivo de tu personaje, determina los principales obstáculos que les impedirá obtener lo que quiere.

Ten en cuenta que si se trata de una novela breve, bastará con un solo nudo en la novela, u obstáculo, pero en una historia un poco más larga o completa, te recomendamos que incluyas varios nudos literarios, e incluso algunos entremezclados entre ellos. Esto mantendrá la atención del lector a lo largo de las páginas. 

¡Ojo! Evita el error de incluir demasiados personajes y subtramas para aumentar la longitud del libro. 

3. ¿Qué fortalezas del personaje lo ayudarán a llegar a su objetivo?

La mayoría de los personajes tienen alguna habilidad natural que les ayudará a lograr su meta. Teniendo en cuenta las características de los personajes de tu novela, determina qué habilidades serán esenciales para ayudarlos a pasar los obstáculos que tienen delante.

Este paso es clave para entender qué es el nudo de una novela y su importancia, ya que es lo que determinará si un lector se identifica, o no, con un personaje. 

4. ¿Qué cambio se debe hacer para atravesar el último obstáculo?

No todos los obstáculos se pueden superar sin un poco de cambio: para que los personajes logren su objetivo, algo debe cambiar en su vida o su mente. Entonces, teniendo en cuenta todos los rasgos de tu personaje, piensa: ¿qué les impide cruzar esa línea de meta y cómo pueden superarla? ¿Qué cambios deben ocurrir en el nudo de la novela para que los personajes logren su objetivo?

¡Cuidado! No se recomienda hacer nudos demasiado complejos, ya que es importante que al final del libro estos se resuelvan. Por el contrario, si se trata de una saga, puedes permitirte crear algunos conflictos entre personajes más interesantes y complicados. ¡Tienes tiempo para resolverlos!

5. ¿Qué consecuencias tendrá este cambio?

Es probable que los cambios que haga un personaje tengan consecuencias positivas o negativas. Así es como surge el conflicto interno en el personaje, que motiva el crecimiento y al cambio personal.

La recomendación en este punto es descubrir las diferentes formas en que un personaje podría cambiar para lograr su objetivo, y cuáles serían las consecuencias de ese cambio. ¡Esto es clave en el nudo de una novela!

6. ¿Cómo pueden, los otros personajes, contribuir con estos conflictos?

Los personajes de una novela pueden dar vida a los conflictos al menos de tres maneras:

  • Crear resistencia para que surja el conflicto: por lo general, los antagonistas y los personajes secundarios son los que motivan un conflicto. Puede que sea porque quieren obtener lo mismo que el personaje principal, o justamente lo contrario. 
  • Brindan diversas perspectivas al conflicto: los personajes secundarios ofrecen diferentes perspectivas o soluciones alternativas que pueden ayudar al personaje a resolver un conflicto. 
  • Pueden hacer tangible un conflicto abstracto: los personajes pueden convertir una lucha conceptual (por ejemplo, "personaje contra la injusticia social"), en algo que el protagonista pueda enfrentar cara a cara.

El consejo, en este punto, es que pienses cómo tus personajes secundarios pueden colaborar con los conflictos o nudos de la novela, ya sea oponiéndose o ayudando al personaje principal.

mujer escribiendo novela

Fuente: Pexels

Ahora que ya sabes qué es el nudo de una novela, pon manos a la obra y comienza a darle rienda suelta a tu creatividad y escritura. Recuerda tomarte tu tiempo para desarrollar el conflicto en tu obra literaria, ya que será la herramienta narrativa que mantendrá a los lectores entretenidos con tu texto.

¿Te interesa profundizar en conceptos de escritura? Entonces te recomendamos revisar los cursos de Escritura que tenemos en nuestro catálogo. ¡Podrás potenciar tus capacidades para escribir cualquier tipo de texto! Además, te compartimos esta plantilla de guión literario, que te será de gran ayuda para narrar tu historia la primera vez. 

Recuerda que lo más importante es disfrutar del proceso creativo. ¡Suerte!
 

También podría interesarte