⚡ Creatividad, autoeficacia y autoestima | Crehana
Creatividad, autoeficacia y autoestima: tres ruedas que giran para hacerte mejor

Creatividad, autoeficacia y autoestima: tres ruedas que giran para hacerte mejor

Última actualización 4 de Febrero del 2022Tiempo de lectura: 7 min.

Eduardo Nuñez

Creatividad, autoestima y autoeficacia no son conceptos fáciles de entender a simple vista, pero son muy importantes para tu desarrollo personal y profesional. ¿Lo sabías?

De hecho, uno de ellos, la creatividad, ha ganado mucha relevancia en los entornos laborales.

Como lo dice Paul Petrone en el blog de LinkedIn, la creatividad es la habilidad más importante en el mundo. E igualmente, en un estudio publicado en el blog del World Economic Forum, se afirma que está en el top 3 de habilidades demandadas durante esta década.

Y claro, sin desarrollar autoestima y autoeficacia, la creatividad es difícil de alcanzar en el trabajo y en cualquier aspecto de la vida.

Por eso, en este artículo, vamos a explicarte cómo se relacionan creatividad, autoestima y autoeficacia, y qué significa cada concepto.

¿Qué es la creatividad?

Para comprender la definición de creatividad, es conveniente que primero deseches una preconcepción muy difundida.

De seguro, has escuchado alguna vez que ser creativo es una cualidad innata, que nace contigo y que, si no la tienes desde el inicio, luego es muy complicado desarrollar habilidades creativas e innovadoras.

Sin embargo, este es un prejuicio que puede afectar tu espíritu creativo en el trabajo o, incluso, tus relaciones personales.

Antes que una cualidad, la creatividad es una habilidad que puede ser adquirida y desarrollada, y que comprende el proceso para generar nuevas conexiones entre ideas antiguas o conocidas, o advertir relaciones insospechadas entre diferentes conceptos.

Es decir, la creatividad no es encontrar una solución, pintar un cuadro o crear una aplicación a partir de la mente en blanco, como si partiéramos de cero para generar una idea completamente original. Para nada.

Al contrario, la creatividad consiste en activar aquellos conocimientos y experiencias que conoces, combinarlos y relacionarlos, y presentar el resultado bajo una forma no vista previamente.

Y esta habilidad, si la sabes cultivar, puede convertirse en una de las razones del desarrollo de tus habilidades blandas, la mejora de tu desempeño laboral y de tu autorrealización personal.

¿Cómo ser creativo en el trabajo?

  • Diseña un espacio de trabajo amigable e innovador.
  • Ten lista una pizarra o una herramienta para tomar notas.
  • No deseches ideas que parezcan descabelladas o ilógicas al principio.
  • Revierte tus presunciones sobre distintas situaciones.
  • Explora múltiples soluciones a un mismo problema.
  • Escucha activamente el feedback o las ideas de compañeros.
  • Reserva un tiempo para el descanso o la desconexión del trabajo.
 

¿Qué es la autoeficacia?

Ahora que ya sabes en qué consiste la creatividad, es momento de entender cuál es el significado de autoeficacia, y cómo se relacionan ambos conceptos.

El significado de autoeficacia está relacionado con la teoría de Albert Bandura, psicólogo y profesor de la Universidad de Stanford, quien define el término como la creencia o el convencimiento de una persona en sus habilidades para tener éxito en una situación específica.

Por ejemplo, imagina que eres una persona con autoeficacia y has decidido transformar tu futuro profesional estudiando a distancia una especialización en diseño UX/UI, algo en lo que no tienes experiencia previa.

Aunque sepas que, para postular a ciertos trabajos, competirás con gente que se ha formado en universidades y ha estudiado de manera presencial, dado que tienes las características de una persona autoeficaz, esto no se convierte en un obstáculo.

Precisamente, el hecho de ser autoeficaz te convence de que, cualquiera sean las circunstancias, tú serás capaz de aprender los conceptos básicos del diseño UX/UI, experimentar con proyectos, construir tu portafolio y, finalmente, alcanzar un empleo ideal en la industria.

Suena muy empoderador, ¿verdad? Pues tienes que saber que la autoeficacia es un incentivador de la creatividad.

Y así como la creatividad, la autoeficacia es una habilidad psicológica que puede ser desarrollada y potenciada.

Entre los beneficios de la autoeficacia, está el hecho de que esta cualidad puede liberarte de pensamientos autodestructivos y dejar espacio mental para que dediques esa energía a generar nuevas ideas, asociaciones creativas e innovaciones en el trabajo o la vida personal.

¿Cómo ser autoeficaz en el trabajo?

  • Concéntrate y desarrolla intereses genuinos en las actividades en las que te involucras.
  • Organiza tus horarios y comprométete con las tareas que te llevarán al objetivo.
  • Observa a compañeros y managers de equipo, y aprende de sus cualidades.
  • Presta atención a tus pensamientos y emociones, y desecha aquellos que son negativos.
  • Practica ejercicios de afirmaciones positivas.
  • Celebra tus listas de tareas completadas y éxitos.

creatividad, autoeficacia y autoestima cómo se relacionanFuente: Unsplash

Diferencia entre autoeficacia y autoestima

En este punto, probablemente ya vas entendiendo un poco más qué relación existe entre creatividad, autoeficacia y autoestima.

Sin embargo, es importante que te detengas aquí y comprendas lo que separa estos dos últimos conceptos.

Por un lado, el significado de autoestima refleja ese sentimiento que te convence de tu valor intrínseco como ser humano. Mientras que la autoeficacia tiene que ver con esa fe en tus propias capacidades para superar cualquier reto y obtener lo que te propongas.

Como ves, la autoestima se enfoca en el “ser” y la autoeficacia en el “hacer”. Ambos conceptos se retroalimentan. Por lo tanto, tener autoestima permite incrementar tu sensación de autoeficacia, y viceversa.

creatividad, autoeficacia y autoestima diferenciasFuente: Unsplash

¿Cuál es la relación entre creatividad, autoeficacia y autoestima?

Ahora, con los conceptos más claros, analizar la relación entre creatividad, autoeficacia y autoestima se hace más comprensible.

De hecho, es notorio cómo autoeficacia y autoestima pueden fundamentar y potenciar tu pensamiento creativo.

La autoeficacia de la creatividad

Así como te explicamos anteriormente, la autoeficacia parte de la visible creencia en tus destrezas y capacidades físicas e intelectuales para cumplir una meta con éxito.

Por eso, cuando se trata de la creatividad, la autoeficacia creativa es una representación del convencimiento que has desarrollado en tus habilidades para pensar creativamente, “fuera de la caja”, y presentar ideas innovadoras y soluciones a problemas complejos.

Esto es particularmente necesario en los entornos laborales actuales, donde las empresas están buscando empleados y trabajadores que tengan despiertas sus aptitudes creativas para desarrollar productos y servicios que respondan a las necesidades de sus clientes.

Y, por supuesto, recuerda que ser autoeficazmente creativo no es una cualidad mágica que adquieres de nacimiento, sino que puedes desarrollar con las recomendaciones que compartimos en los párrafos anteriores.

creatividad, autoeficacia y autoestima círculoFuente: Unsplash

La autoestima y la creatividad

La relación entre autoestima y creatividad funciona como el concepto anterior.

Cultivar tu autoestima y amor propio sirve para empezar a respetar tu valor único como persona, profesional y ser social.

Teniendo esta cualidad bien desarrollada, sin duda, eres capaz de respetarte a ti mismo, de creer en tus capacidades y de saber que, pase lo que pase, eres valioso en el contexto en el que te encuentras y para las personas que forman tu círculo social.

Y esta base de autoestima y autoconfianza se convierte en una fuente de seguridad para dar rienda suelta a tu pensamiento creativo, en tanto que dejas de temer a posibles fracasos, a la crítica de los otros o a tomar riesgos.

En caso de que tengas problemas para admirarte y valorarte, piensa en las palabras de Zazil Abraham, profesora de nuestro curso Cómo vivir en amor propio, que afirma que “para trabajar el amor propio y comenzar a sanar, debes validar tus emociones, darle espacio a tus necesidades y tomar responsabilidad de ti”.

 

El mapa mental de la creatividad, autoeficacia y autoestima: un círculo positivo

Entonces, queda claro que la autoeficacia y autoestima son predictores de la creatividad.

Cuanto mejor refuerces tus capacidades de autoeficacia y aprendas a incrementar tu autoestima, más listo estarás para poner en práctica tu pensamiento creativo, y contribuir con las necesidades para resolver problemas en el trabajo y en tu vida diaria.

Pero este mapa de la creatividad, autoeficacia y autoestima no es plano. Más bien, se convierte en un círculo, porque funciona de vuelta.

Es decir, el hecho de incentivar tu creatividad también favorece tus niveles de autoeficacia y autoestima

Por ejemplo, si quieres emprender un negocio o proyecto, necesitarás cultivar tu pensamiento creativo.

De hecho, Jaime Lastra, profesor de nuestro curso Creatividad para emprender, afirma que “la creatividad es uno de los factores clave al momento de emprender con éxito, pues permite construir modelos de negocio innovadores y desde una óptica distinta”.

Y como cualquier emprendimiento, este conlleva la necesidad de desarrollar tus aptitudes de liderazgo, de capacidad para tomar riesgos y tu actitud proactiva, lo cual termina potenciando tu desarrollo personal y tus habilidades blandas.

creatividad, autoeficacia y autoestima círculoFuente: Unsplash

Importancia de la creatividad, autoeficacia y autoestima en el trabajo

Dicho todo lo anterior, ahora sí que tienes claro las definiciones de creatividad, autoeficacia y autoestima.

Tanto si eres empleado en una empresa, trabajador freelance, CEO de una compañía o quieres lanzar tu emprendimiento, ya sabes que cultivar estas tres habilidades que se retroalimentan es un factor fundamental para tu éxito.

Aquí te dejamos una lista con los posibles beneficios de la creatividad, autoeficacia y autoestima en el trabajo:

  • Incrementa tu productividad laboral.
  • Facilita tu relación con compañeros de trabajo.
  • Mejora tu capacidad para aportar soluciones innovadoras.
  • Contribuye con tu sensación de autorrealización.
  • Te convierte en un fuente de soporte positivo para otros.
  • Reduce las posibilidades de sufrir el síndrome de burnout.
  • Potencia tu automotivación en el trabajo.
  • Disminuye las posibilidades de renunciar a un empleo o proyecto.

Hasta aquí llegamos con nuestra explicación. De verdad, esperamos que te sirva para que empieces a confiar mucho más en tus habilidades y te pongas en marcha para eso que quieres lograr.

Por lo pronto, te invitamos a revisar el catálogo de cursos online de creatividad que tenemos en Crehana.

¡A transformar tu vida y a seguir aprendiendo!

También podría interesarte