💅 ¿En qué fijarte al momento de adquirir productos para el cuidado de la piel? | Crehana para empresas
Productos para el cuidado de la piel: lo que deberías tener en cuenta antes de adquirirlos

Productos para el cuidado de la piel: lo que deberías tener en cuenta antes de adquirirlos

Última actualización 28 de Agosto del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Jorge Iván Cubillos Aldana

No todos los productos para el cuidado de la piel que tienes en casa son los adecuados para ti, ¿lo sabías? Eres consciente de la importancia de cuidar la piel y, por eso, posiblemente usas un bloqueador solar para protegerte, o tienes alguna crema, para humectar, o para desmaquillar, pero antes de adquirirlos puede que no hayas analizado con lupa los detalles de sus etiquetas, ¿verdad? 

Si usas productos para el cuidado de la piel será recomendable que a partir de ahora, si no lo hacías antes, los examines como a los alimentos cuando quieres empezar un programa de nutrición saludable y deseas, además de conocer su procedencia, saber cuáles son sus componentes y el efecto que harán en tu cuerpo.

Aunque puede que ya hayas leído el handbook para el cuidado de la piel en casa no será suficiente seguir una serie de tips para cuidarla si no cuentas con los insumos adecuados que te lo permitan. ¿Te aplicas cremas pero aún se te resecan las manos? ¿te aplicaste base de maquillaje encima de una capa de bloqueador solar aceitoso y se te formaron grumos? La piel no es igual en todas la personas y, en consecuencia,  no todos los productos para el cuidado de la piel son compatibles con todos los tipos de piel.

Dicho lo anterior, en un llamado a la conciencia, hemos recopilado algunos consejos o pasos que deberías tener en cuenta antes de adquirir productos para el cuidado de la piel que el día de mañana, si te los encontraras, hasta Brad Pitt y Gwen Estefani los notarían. Así que, abre la alacena que hay en tu casa y saca todos los productos para el cuidado de la piel que veas para contrastar. ¿Estás listo?

hombre aplicando productos para el cuidado de la pielFoto: cottonbro en Pexels

Identifica tu tipo de piel

Antes de adquirir productos para el cuidado de la piel “lo primero que debes saber es cuál es tu biotipo y tu fototipo” dice Kathy Pimpa, profe del curso online de Skincare, en Crehana. 

El biotipo es el patrón biológico de cada tipo de piel, el cual tiene una connotación genética. Mejor dicho, es la  forma como están equilibradas las secreciones y morfologías de la piel, lo que determina su tipo, y por eso es tan importante. Desde el punto de vista cosmético se puede clasificar la piel así, con sus características: 

Piel normal

“Es un tipo de piel que poseen pocas personas” apunta Pimpa. Presenta alguna cualidades como: 

  • equilibrio entre la secreción sebácea y sudorípara, 
  • superficie lisa, suave, humectada y lubricada, al tacto.
  • brillo moderado
  • poros poco visibles
  • color uniforme
  • piel ligeramente rosada

Probablemente tienes este tipo de piel si cumple con estas características y, además, cuando usas productos para el cuidado de la piel, como jabones, no presentan alteraciones. También si te bañas con agua tan caliente como para cocinar un brócoli y eso no significa un problema para ti probablemente sea señal de que eres una de las personas afortunadas que tienen una piel normal. 

productos para el cuidado de la piel normalFoto: Andreas Wohlfahrt en Pexels

Piel grasa

En este tipo de piel la secreción sebácea es abundante, tiene un gran espesor, y los poros se ven dilatados. Vale la pena detenerse un poco aquí y explicarte, por si lo dudabas, que la secreción sebácea es la cantidad de sebo que sale de tu piel, es decir, la grasa que segrega tu piel para mantenerse lubricada, protegida y blanda. Sin embargo, lo que hace que identifiques una piel grasa a primera vista es lo siguiente:

  • tiene un aspecto brilloso
  • tiene tendencia a la formación de granos
  • es tolerante con los jabones 
  • tiene menor tendencia a las arrugas

Pero también hay distintos tipos de piel grasa.

Seborrea deshidratada, que se refiere a cuando tu zona T —que comprende la frente y la nariz— es grasosa.

Seborrea hidratada, que se refiere a cuando la piel tiene una hidratación óptima que no se irrita fácilmente. 

Así que, cuando mires los productos para la piel que tienes en casa, si son para piel grasosa, vale la pena que te fijes si están dirigidos a una de estas dos condiciones. 

productos para el cuidado de la piel grasaFoto: Yan Krukov en Pexels

Piel seca

Es una piel que, al contrario de la piel grasa, tiene poco sebo y no se vislumbran los poros. Su aspecto es más bien opaco, sin brillo, y puede presentar alguna descamación, además que es poco tolerante a la intemperie y suele ser sensible a los jabones. De esta también existen dos subtipos.

Piel seca hidratada, que tiene poca grasa, pero mantiene algo de hidratación.

Piel seca deshidratada, que no tiene casi nada de grasa y por tanto suele ser como la acabamos de describir en términos generales. 

productos para el cuidado de la piel secaFoto: Rachel Claire en Pexels

Piel Sensible

Puede ser grasa, o seca, pero la reconoces porque:

  • Se enrojece y eleva su temperatura fácilmente.
  • Puede presentar ardor u hormigueo
  • Puede presentar eritemas tras consumir algunos alimentos
  • Le afectan las altas y bajas temperaturas, o los vientos fuertes
  • Se irrita al contacto con la polución.

Aunque también puede reaccionar a ciertos productos para el cuidado de la piel y su embellecimiento, o al polen de las flores y a ciertos vegetales. 

En todo caso suele ocurrir que hay pieles sensibilizadas, no por nacimiento, sino por algún factor externo como tratamientos médicos anteriores, quemaduras solares u otras causas.

productos para el cuidado de la piel sensibleFoto: Armin Rimoldi en Pexels

El fototipo es, en cambio, una expresión de las características físicas de las personas dadas por su herencia genética, o sea, el color de pelo, de sus ojos, de su piel, y determina su grado de sensibilidad al sol y su capacidad para broncearse. Recordemos que esta es la otra característica que sugiere Kathy Pimpa como esencial antes de adquirir productos para el cuidado de la piel. Existen seis tipos de fototipo. 

El fototipo 1, que engloba a aquellas personas que sufren intensas quemaduras solares, con descamación, las cuales suelen tener la piel muy clara, los ojos azules, y necesitan una máxima protección solar para el cuidado de la piel.

El fototipo 2, que agrupa a las personas que enrojecen fácilmente, pigmentan y descaman de forma notoria, la cuales también suelen ser de piel clara, con pelo rubio o pelirrojo, y necesitan también máxima protección para tomar el sol.

fototipo 1 para productos para el cuidado de la piel Foto: Pexels

El fototipo 3, que lo componen quienes se enrojecen con moderación y se pigmentan, suelen tener piel de tonalidad blanca, necesitan una buena protección solar aunque no extrema como los dos fototipos anteriores. 

El fototipo 4, que integra a quienes presentan un enrojecimiento mínimo de la piel, se pigmentan fácilmente,  suelen tener piel blanca o ligeramente morena, tienen pelo y ojos oscuros, y requieren una protección solar moderada.

fototipo 3 y 4 para productos para el cuidado de la pielFoto: RODNAE Productions en Pexels

El fototipo 5, que empieza a ser muy particular porque las personas que pertenecen a este grupo rara vez se enrojecen, se pigmentan con intensidad, sus pieles son de tonalidades más oscuras, y la protección solar que requieren es mínima.

El fototipo 6, al que pertenecen los individuos que no enrojecen nunca, tienen la piel oscura y necesitan protección solar mínima. 

fototipo 5 y 6 para productos para el cuidado de la pielFoto: Foto de cottonbro en Pexels

¿En cuál grupo te encuentras? Es importante esto último porque entre los tips para el cuidado de la piel más básicos está el que no te expongas al sol por un periodo prolongado y usar protector solar. 

En la guía para el cuidado de la piel te explican algunas formas de testear el tipo de piel que tienes y algunas otras recomendaciones de cuidado. Ahora, una vez hayas identificado cuál es tu tipo de piel —biotipo— y tu fototipo, estarás un paso más cerca de empezar a elegir correctamente los productos para el cuidado de la piel más adecuados para ti. ¿Qué otros aspectos deberías conocer? Ya te los vamos a mencionar.

 

Verifica los ingredientes

¿Comprarás un protector solar? ¿Quieres una crema desmaquilladora? ¿Deseas que tu piel esté humectada? 

Bueno, ya sea que quieras hacer una limpieza profunda de tu cutis, o simplemente quieras protegerlo en un intenso día de playa, antes de adquirir productos para el cuidado de la piel con estos objetivos, no deberías omitir que las marcas confiables suelen hacer una descripción detallada de sus ingredientes. Si no están detallados, duda. Nuestra recomendación es que elijas productos para la piel con ingredientes lo más naturales posibles.

lista de ingredientes de productos para el cuidado de la piel

Foto: Lidia Riehman en Pexels

Por norma los ingredientes de los productos para el cuidado de la piel  han de enumerarse de mayor a menor concentración, y  todos ellos deberían estar regulados por la legislación europea para garantizar que sean seguros. Conocer la concentración de los ingredientes te entregará un máximo nivel de confianza.

Así que, cuando te encuentres en los mostradores de tu proveedor de productos para la piel, antes de escoger, fíjate que los productos tengan lo siguiente:

  • Que tengan una sección que lleve el título de “Ingredientes”
  • Que los ingredientes estén ordenados por por peso de cada ingrediente, de mayor a menor concentración
  • Que haya una fecha de caducidad indicada
  • Que los ingredientes estén dentro de la Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos —INCI—, la cual tiene como objetivo “estandarizar los ingredientes presentes en un producto cosmético”. Pimpa lo explica como un sistema de nombres para ceras, aceites, pigmentos químicos, entre otros basados en nombres científicos y en otras lenguas como latín e inglés.

Habiendo identificado lo anterior, aunque los fabricantes no están obligados a especificar la cantidad de concentración específica de un ingrediente, se entiende que los ingredientes ordenados de mayor a menor concentración en el etiquetado de ingredientes corresponden a por lo menos el 1% de lo que está hecho el producto. 

Revisa la etiqueta

La etiqueta es uno de los instrumentos más valiosos para que puedas saber qué hay en los productos para el cuidado de la piel, y en los cosméticos en general. Al saber leer la etiqueta obtendrás mucha información. 

etiquetas de productos para el cuidado de la pielFoto: Adrienne Andersen en Pexels

¿Qué deberías encontrar en la etiqueta de los productos para el cuidado de la piel?

En primera instancia, en la etiqueta de los productos para la piel deberías encontrar el nombre y la dirección de la compañía a cargo, para que sepas quién es el responsable de ese producto en el mercado.

Además de esto debe señalar fácilmente la función del producto, fundamental para cuando hayas identificado tu biotipo y fototipo, y sepas para qué lo estás buscando, por ejemplo: loción corporal y sus precauciones de empleo. ¿Cómo usarla de manera segura? 

Desde luego, como lo explicamos en el punto anterior, el contenido y la lista de ingredientes deberían estar especificados. Eso te garantizará transparencia en cuanto a lo que lleva el producto.

También el número de lote, porque permite la trazabilidad del producto y que conozcas su historia y antecedentes.

Y, por último, el contenido neto correspondiente a la cantidad de producto, indicada en gramos o mililitros dependiendo de si el producto es sólido o líquido, aunque por norma general se puede prescindir de esta información.

Comprueba que estén libres de crueldad animal

¿Viste el crudo y muy triste video del conejo Ralph? Bueno, no es apto para todos los públicos, pero lo mencionamos porque es una realidad innegable. Aún hay marcas que testean sus productos en animales y, aunque ninguna empresa admitirá abiertamente que lo hace, algunas de ellas tienen que especificar que venden sus productos en algún territorio que las exige. 

Para comprobar si las marcas están libres de crueldad animal, lo más facil será que busques un selo que lo indique. Normalmente las marcas que lo están marcan sus productos con un sello que puede variar en diseño, pero habitualmente viene dibujado con un conejo acompañado de la frase “cruelty-free”.

Si aún esa señal no te da mucha seguridad, puedes consultar en Internet por las listas de marcas cruelty free, como la de la ONG Te Protejo, de Chile, que indica una muy extensa lista de marcas que no testean en animales, con un buscador que te permite encontrarlas junto con sus descripciones. 

 

Kathy Pimpa agrega que no es necesario que compres todos los productos para el cuidado de la piel al tiempo. Dependiendo de lo que estés buscando, puedes ir haciéndote con ellos poco a poco.En vez de eso, te recomienda estos cuidados básicos:

  1. Toma al menos 2 litros de agua al día para mantener tu piel hidratada
  2. Limpia tu piel de día y de noche
  3. No te duermas con maquillaje
  4. Mantén las manos limpias antes de aplicar cualquier producto
  5. Lava periódicamente las sábanas y las fundas de las almohadas
  6. Consulta periódicamente a un dermatólogo
  7. Usa diariamente protector solar aunque estés dentro de tu casa los 365d días del año

Y claro, usa los productos para el cuidado de la piel, ¡que sean acordes a tu tipo de piel! —a propósito, junto al curso de Kathy hay otros cursos de estilo de vida que te podrían interesar para empezar a aplicar rutinas más sostenibles y balanceadas en tu día a día—.

Con estos consejos indudablemente te sentirás más a gusto y con seguridad a la hora de elegir cuáles productos para el cuidado de la piel son los que más se ajustan a tus necesidades y a tu tipo de piel. 
Sin alentarte a que dejes de consumir los productos que te venden las empresas multinacionales, recuerda que hay muchas marcas independientes que son, cada vez más, estrictas en sus procesos científicos y de producción, así como en aplicar ingredientes naturales y libres de testeo animal en sus productos. ¿Ya identificaste cuál es tu tipo de piel? ¿Qué productos para el cuidado de la piel crees que necesitas ahora?

También podría interesarte