Hygge: Un concepto danés que vas a querer aplicar durante el aislamiento

Trabajo Remoto 29 de Marzo del 2020

user

Marina Helguera

Hygge: Un concepto danés que vas a querer aplicar durante el aislamiento Hygge: Un concepto danés que vas a querer aplicar durante el aislamiento

Escandinavia está considerada como una de las regiones más prósperas del planeta y en los estudios que intentan contabilizar los índices de felicidad, Dinamarca suele encontrarse en los primeros lugares. ¿Cuál es el secreto de los daneses para ser felices en un país con días cortos e inviernos crudos?

Más allá de la estabilidad económica y la paulatina eliminación de las desigualdades sociales, quizás la clave se encuentre en la vida cotidiana o en el modo en el que le hacen frente a su entorno.

¿Ya conoces nuestra nueva sección Trabajo Remoto? Descúbrela aquí

Hygge (puedes escuchar su pronunciación aquí) es una palabra que no tiene traducción. Se interpreta como “acogedor”, pero es más complejo que eso. Para los daneses significa más bien una actitud ante la vida.

Hygge puede ser:

- Una agradable comida con familia o amigos a la luz de las velas.

- Hacer un rompecabezas.

- Leer un buen libro envuelto en una cobija.

- Sentarse a tomar una bebida caliente frente a una chimenea.

La idea es relajarse, olvidar cualquier cosa que pueda perturbar la tranquilidad y disfrutar de los placeres simples de la vida.

Este término, que funciona a la vez como sustantivo, adjetivo, verbo y adverbio, surgió de una palabra noruega que significa “bienestar”. Para escalar más allá de su significado, te hemos preparado 6 puntos esenciales para que lo pongas en práctica en tu casa.

La educación no se detiene, obtén una Membresía Premium aquí

Encuentra el momento apropiado

Intenta planear tu día de forma que te sobre un tiempo que puedas dedicarte a ti mismo o a las personas que más quieres.

¿Qué tal los espacios libres y despejados?

Procura deshacerte de las cosas que realmente no necesitas, y limpiar y despejar tus espacios. Esto te ayudará a concentrarte en lo esencial.

Evita todo lo que pueda interferir con esa tranquilidad

Sé amable contigo y con los demás e intenta eludir temas que puedan provocar algún conflicto o pensamientos que despierten tristeza. Trata de concentrarte en el presente y en hacer algo que te provoque algún tipo de satisfacción.

¡Solo o acompañado de pocas personas!

Funciona mejor en soledad o con un grupo pequeño de personas, pero será importante que te sientas cómodo con el camino por el que hayas optado. ¿Son personas que te hacen sentir bien? Es lo más básico e importante.

Tu luminación tiene que ser adecuada

Una chimenea sería ideal, pero si no tienes una, prende unas velas. ¡Las velas nunca pueden faltar para que que sea hygge!

Crea una atmósfera placentera

Quizá lo esencial del hygge sea disponer de algunos cuantos elementos (un disco, un té, una vela, un sillón cómodo, una frazada) de manera que generes el espacio y el momento adecuado para relajar tu mente.

Mira a tu alrededor y ve uniendo esos elementos que te hacen sentir cálido y en bienestar. ¡Úsalos en tu próximo momento Hygge!

Dar una larga caminata con tu perro o hacer ejercicio también puede ser hygge. Aunque también se puede poner en práctica en exterior, te recomendamos aprovechar estos días de recogimiento para convertir tu propio hogar en un espacio acogedor en el que puedas compartir las cosas que más disfrutas sin preocupaciones y poner en práctica el secreto danés de la felicidad.

Descarga gratis nuestro handbook de Pausas activas para tu home office

 

En momentos de incertidumbre podemos llegar a sentir ansiedad o impaciencia, pero quizá esta aproximación a las pequeñas cosas te sirva como una forma de hacerle frente a la adversidad y aprender algo sobre ti mismo y tu entorno más inmediato.

Nosotros te seguimos acompañando desde la sección Trabajo Remoto, donde podrás encontrar artículos, webinars, podcast y cursos abiertos todos los días, para que tu educación no se detenga.


 

Recomendados para ti