📝 Características de un texto argumentativo | Guía 2022
Conoce las características de un texto argumentativo y gana todos tus debates en un dos por tres

Conoce las características de un texto argumentativo y gana todos tus debates en un dos por tres

Última actualización 5 de Noviembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Hugo Rodríguez

¿Conoces cuáles son las características de un texto argumentativo? En algún momento, has querido escribir un texto, buscando explicar algo: a tu familia, a tus profesores, a tus amigos... Y para poder convencer sobre tu punto de vista no basta con presentar pruebas sino también demostrar, con un discurso elaborado y concreto, cómo llegaste a esa conclusión.

Piensa en este escenario, te encuentras en una importante presentación que definirá si una empresa usa tu proyecto o no. Siendo un evento tan relevante para tu carrera ¿qué tipo de discurso emplearías? Para una presentación así, necesitarás un guión con la finalidad de persuadir, convencer y defender tu trabajo; es decir, no te serviría optar por una plantilla de guion literario, sino más bien, requerirás de lo que es la escritura argumentativa.

En este artículo, conocerás las características de un texto argumentativo, pero también te enseñaremos a identificar cuándo un argumento es válido, los mejores trucos para saber cómo ganar un debate y más detalles del tema.

¿Estás listo para ser un maestro del convencimiento y la argumentación? ¡Acompáñanos!

1. La esencia de un texto argumentativo es razonar

Una de las primeras características de un texto argumentativo que podemos definir, viene dada por lo que significa argumentar. De acuerdo con la Real Academia Española (RAE), la argumentación es el razonamiento que se emplea para probar o demostrar una proposición, o bien para convencer a alguien de aquello que se afirma o se niega.

Con la argumentación, se expresan ideas fundamentales para defender o refutar los pensamientos o ideas de otro. La clave para sostener tus ideas con éxito es la capacidad para fundamentarlas, en otras palabras, que todo lo que expreses cuente con un respaldo que lo soporte. 

Según el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de la UNAM, el texto argumentativo se define de la siguiente manera:"son aquellos donde el enunciador opina sobre un tema importante, fundamentando sus puntos de vista para dar validez a sus razonamientos y de ese modo, lograr que el enunciatario actúe en consecuencia".

Por ejemplo, en una argumentación oral, es decir, un debate, debes defender tu postura frente a las ideas del otro. La mejor forma de ganar un debate es tu capacidad para fundamentar tus ideas con claridad y con un respaldo contundente.

Por otro lado, de acuerdo con la plataforma de conocimientos fundamentales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), las opiniones deben estar perfectamente fundamentadas, pues, de lo contrario: “no tendrían el peso suficiente para tratar de cambiar conductas, desarrollar nuevas formas de conocimiento , exhortar a realizar ciertas actividades, entre otros propósitos”

En caso tengas que presentar una importante exposición, como mencionamos en la introducción, debes investigar y tener expertise en el tema que vas a presentar. De esta manera, resaltarás tu discurso argumentativo y podrás contraargumentar sin problemas.

Evidentemente, convertirte en un experto en textos argumentativos y/o debates no se logra de la noche a la mañana. Pero todo es posible con esfuerzo y constancia.

caracteristicas de un texto argumentativo

Fuente: Pexels

2. Los textos argumentativos buscan el sustento de forma comunicativa

Una de las principales características de un texto argumentativo tiene que ver con la intencionalidad. ¿Qué aspira conseguir el autor para plasmar sus ideas en un documento, siguiendo el formato de la argumentación?

Pues esa pregunta tiene una respuesta simple: el objetivo del texto argumentativo es expresar opiniones con el fin de persuadir, convencer y demostrar. Es decir, se sustenta en una finalidad comunicativa, utilizando una serie de razonamientos o bases, que sirven para demostrar la veracidad de un tópico determinado.

Ahora bien, también sabemos que en el texto argumentativo se trabaja con la argumentación, lo cual implica la defensa de la tesis presentada. Fundamentalmente, la tesis es la idea central sobre la que se rige el texto argumentativo. Además, expresa la postura central del autor sobre un tema específico.

Por lo que es muy importante que se tenga clara la idea sobre lo que se va a escribir y, por supuesto, cuáles serán los tipos de argumentos que se manifestarán.

Los argumentos que se pueden utilizar para escribir un texto argumentativo son los siguientes:

  • Argumentos emotivos-afectivos: como su nombre lo indica muy bien, el tipo de contenido que se plasma en el texto pretende que se genere un sentimiento empático con el lector y conseguir convencer al mismo, mediante una carga de sentimientos y emociones.

  • Argumentos racionales: por otra parte, este tipo de argumento está mucho más vinculado a los pensamientos lógicos que pueda tener el receptor con este tipo de lectura.

Si te preguntas ¿cuándo es válido un argumento? Te lo resumimos en corto: un argumento es válido cuando la conclusión obtenida del texto argumentativo es verdadera, por lo tanto, el lector u oponente no tienen espacio para estar en desacuerdo.

En este artículo, conocerás cómo hacer un texto argumentativo y más detalles del tema. Sin embargo, recuerda que demostrar la validez o invalidez de una tesis o proposición puede desarrollarse, por ejemplo, en las mesas redondas o debates; es decir, de manera oral.

Ahora, ya conoces más acerca del concepto de texto argumentativo. Una vez definido el objetivo, el texto puede tener mayor profundidad. Por esa razón, esta es de las principales características de un texto argumentativo: sin resolver el propósito o la meta, ¿lo escrito puede tener un norte?

 

3. Los textos argumentativos abordan polémicas, desde la formalidad

Una de las características de un texto argumentativo suele estar relacionada con el tipo de temas que abordan durante el escrito. Más allá de si se trata de un tema cultural o ideológico, lo que se trabaja aquí en concreto es el cómo.

En esencia, los textos argumentativos suelen abordar temas polémicos de diversas ramas o disciplinas. Esto permite que haya contraargumentos y se genere un debate. Asimismo, los argumentos de tu texto deben enlazarse entre sí de manera lógica, lo cual te brindará una fortaleza argumentativa y le dará más peso a tu postura.

Con el fin de zanjar un tema ampliamente debatido, este tipo de texto busca informar a su lector de los prejuicios que pueden tener. Por lo que es fundamental tener evidencia sólida y reflexiva, así como también abordar el tema de manera respetuosa.

Eso sí, no se emplea cualquier tipo de lenguaje. Entre las características de un texto argumentativo, siempre encontraremos un tono de formalidad, especialmente en los ensayos argumentativos donde, por lo general, debes usar un lenguaje formal. Sin embargo, también dependerá del público al que te diriges.

escritura argumentativa

Fuente: Pexels

4. Utiliza recursos específicos

Otra de las características de un texto argumentativo que deben resaltarse son los elementos que utiliza en los cuales puede basarse. ¿Sabías que pueden utilizarse distintos tipos de argumentos?

Para conocer más de las características de un texto argumentativo, te contaremos acerca de los tipos de argumento que puedes usar a la hora de realizar un ensayo o participar en un debate.

 1. Argumento de autoridad

Es el argumento apoyado en las declaraciones de una persona experta en el tema o que es reconocida por su trayectoria profesional y conocimientos en un tema en específico.

El argumento de autoridad es el sustento más común de los textos argumentativos y/o debates, debido a su efectividad. 

2. Argumento de ejemplificación

Este tipo de argumento trata de demostrar algo con ejemplos, los cuales ayudan a los receptores a entender mejor tu postura.

El argumento de ejemplificación es recomendable cuando tu argumento puede generar empatía al receptor u oyente del mensaje. De esta forma, la probabilidad de aceptación a tu postura se incrementa, y, en caso de que se trate de un debate, te da más chances para ganar.

3. Argumento de experiencia 

El argumento de experiencia es cuando tienes conocimiento de primera mano de un tema en específico. Puede tratarse de una investigación de licenciatura o el tema de tu tesis. 

De esta forma, tienes autoridad para poner tu experiencia como argumento para expresar tu postura.

4. Argumento de cantidad

Este tipo de argumento consiste en argumentar tu postura en base a la cantidad de académicos que han dicho la idea que estás defendiendo.

5. Argumento de generalización

En este tipo de argumento se recurren a verdades evidentes o verdades que la mayoría de los lectores aceptan.

Por ejemplo, un argumento de generalización podría ser “todas las personas que trabajan en horario nocturno presentan un déficit de vitamina C, por lo que si este es tu caso, deberás tomar suplementos vitamínicos”.

6. Argumento de analogía 

Por último, un argumento de analogía se fundamenta en presentar otra idea parecida a una idea que ya es aceptada.

Por ejemplo, decir: “se debe aceptar el matrimonio igualitario, pues el matrimonio de parejas heterosexuales si está permitido; al final y al cabo, todos tienen el mismo derecho a casarse”.

También podemos darle una nueva clasificación a los argumentos según la forma en la que se pueden presentar a lo largo de lo que es un texto argumentativo. Te presentamos 3 tipos de argumentos, que se basan más en el fondo que en las formas, es decir, tenemos que existen:

  • Argumentos deductivos: aquellos en los que una premisa general suele llevar a determinar una conclusión específica.

  • Argumentos inductivos: la premisa, en este caso, parte de lo que es la experiencia, aunque su conclusión termina siendo una generalización.

  • Argumentos abductivos: se plantean tanto las premisas como la hipótesis, que debe ser sustentada.

Ahora si, hasta este punto ya conoces las características de un texto argumentativo y los tipos de argumento.

escritura argumentativa

Fuente: Pexels

5. Los textos argumentativos pueden respaldarse con material gráfico e investigativo

Pese a todo lo que hemos hablado sobre las características de un texto argumentativo, debemos añadir que no sólo basta la palabra (en este caso, las letras). También puedes utilizar otros elementos multimedia para resolver la hipótesis planteada.

De hecho, es recomendable usar gráficos e imágenes para lograr que el público no pierda la atención de tu texto argumentativo. Esto también ayuda a que el lector entienda mejor los datos cuantitativos.

Para sumarle a tu propuesta componentes de valor, ¿sabes qué viene bien? Conocer qué son los recursos gráficos. Con esta herramienta a tu favor, podrás hacer explicaciones complejas o densas de una forma creativa, que tenga mucha mayor llegada para el receptor.

Por supuesto, no podemos dejar de destacar que otra de las características de un texto argumentativo es que este tipo de escritura requiere investigación y documentación sobre el tema seleccionado. De igual manera, cuando debates, se debe reflejar esta preparación.

 

6. Los textos argumentativos se pueden clasificar según las áreas de trabajo

Esta es una de las características de un texto argumentativo que sirven para entender por qué estamos hablando de este estilo de escritura. Al poder utilizarse en diversos ámbitos le ha dado una mayor dimensión a lo que representa la argumentación escrita.

¿Bajo qué contextos puedes ver lo que son los textos argumentativos? Vamos a destacar los siguientes:

Periodismo

Ahora que ya conoces las características de un texto argumentativo, queremos expandirnos contándote cuáles son los tipos de textos argumentativos usados en el periodismo.

Los géneros periodísticos de opinión tienen el objetivo común de exponer el punto de vista del periodista sobre un tema y fundamentar para convencer. Estos textos argumentativos suelen escribirse sobre las notas del momento, los hechos más novedosos y relevantes para la sociedad; aunque también se puede escribir sobre otros temas.

Lo anterior quiere decir que el periodista presenta su postura sobre un hecho que está dando de qué hablar en la agenda informativa. Veamos cuáles son los géneros de opinión donde encajan los textos argumentativos.

Texto editorial

Es el género periodístico que al interpretar y valorar una noticia, manifiesta un punto de vista institucional. El texto editorial explica el significado del suceso noticioso y puede llegar a influir en la opinión pública.

Suele estar relacionado con la información más relevante del día y muestra la posición del periodíco con respecto a una noticia. Requiere amplio conocimiento del tema, capacidad de interpretación y análisis, y expresión clara de juicios.

Hasta acá ya sabes más de las características de un texto argumentativo. De igual forma, queremos compartirte la estructura de este género periodístico:

  1. Exposición del tema: el texto editorial requiere atrapar la atención del público con una entrada novedosa. Esto permite despertar el interés y conservarlo sin decaimiento hasta el final del escrito.

  2. Comentarios argumentativos y explicativos: se presentan los argumentos del tema en cuestión. Luego, el periodista debe explicar con sus propias palabras la postura y colocar ejemplos.

  3. Conclusiones: se finaliza con conclusiones claras y concisas para terminar el texto editorial.

Artículo periodístico

El artículo periodístico que el producto que más se utiliza para argumentar en esta carrera. Expresa una opinión y, en su redacción, se expresa de forma expositiva. Se presenta el tema y algunos datos que sean necesarios para que el lector pueda comprender el asunto del que se habla.

El propósito del artículo periodístico es plantear una tesis sobre un tema abordado, discutirlo y persuadir al lector respecto al tema en cuestión. Es un género que requiere de una investigación previa, generalmente de carácter documental. 

La estructura de este texto argumentativo es la siguiente:

  1. Entrada: la entrada del artículo periodístico consiste en presentar brevemente el tema que se abordará en el texto. De esta forma, el lector tendrá en cuenta los puntos clave desde el inicio.

  2. Detalles informativos adicionales: en el desarrollo del texto, se presentan al lector datos complementarios a los de la entrada que le ayuden a comprender mejor el tema del artículo.

  3. Análisis: en esta parte, el articulista emite sus comentarios o juicios sobre el tema, con el propósito de presentar una tesis que incluya planteamientos o enfoques novedosos sobre el asunto abordado.

  4. Comprobación: luego de plantear su tesis, el articulista ofrecerá argumentos que ayuden a comprobarla o sustentarla.

  5. Conclusión: el artículo periodista debe finalizar con un juicio derivado de los argumentos con los que sustentó su tesis, los cuales deben permitir al lector adoptar una postura en relación con el asunto abordado en el escrito.

Como ves, la estructura de un texto argumentativo puede variar un poco dependiendo del género que se va a escribir.

Sin embargo, la estructura básica de un texto argumentativo consiste en la presentación del tema que se va a abordar, posteriormente, viene el desarrollo del texto con los argumentos pertinentes al tema. Al final, se concluye con unas conclusiones claras y que generen reflexión al lector.

Muchos periodistas, en la actualidad, se desempeñan como escritores o literatos. Si la literatura te apasiona, te invitamos a unirte a nuestro curso online del arte de la escritura, en manos de nuestra profesora Majo Moirón.

Antes de pasar a la siguiente sección, queremos dejarte un mensaje de Majo dirigido a todos sus alumnos: 

“Para empezar un texto es esencial volcar al papel, y después, tal como se construye una casa, la arquitectura del relato va tomando forma con tiempo y trabajo”

Publicidad

Dentro de lo que es el campo de la publicidad, encontramos que los textos argumentativos tienen la finalidad de convencer al lector y que se genera algún estímulo

Aunque es cierto que existen publicidades destinadas a un público en general y otras a un target mucho más específico. En este campo, verás las características de un texto argumentativo en su máximo esplendor.

Ciencia (y mundo académico, en general)

En esta ocasión, nos encontramos ante textos argumentativos que, de la mano de una opinión experta, buscan ponerle fin a un debate o comprobar algún hecho concreto.  

¿Sabías que una de las características de un texto argumentativo es que son muy valorados dentro de la comunidad científica? Esto ocurre debido a que se tratan de opiniones fuertemente sustentadas, por lo que se utilizan, frecuentemente, argumentos de autoridad.

Ahora bien, dentro de las características de un texto argumentativo de esta índole, tenemos que existen varias ramas y subcategorías que debemos repasar brevemente:

Tesis

La popular tesis. La prueba escrita de que se corroboró algún hecho concreto y la prueba de fuego de muchos estudiantes.

Por si no manejas la información, la tesis es un trabajo de investigación, mediante el cual se busca demostrar la veracidad de una hipótesis que fue planteada previamente por la persona que realiza el proyecto. 

Aunque también puede trabajarse alguna premisa estipulada que no haya podido comprobarse en su momento (haya sido por un escaso avance tecnológico o la no disposición de recursos).

Ensayos

Si eres afín a la comunidad científica o sueles estar al tanto de vez en cuando de lo que ocurre por los lares del mundo académico, seguramente habrás leído varios ensayos sobre temas concretos (y hasta habrás podido descubrir algunas características de un texto argumentativo escondidas por esos lares).

Un ensayo científico es un texto relacionado a literatura, política, economía... que tiene, como rasgo principal, la subjetividad. Principalmente, se trata de exponer una serie de propuestas o ideas del autor, con la intención de poder influir en la opinión de aquellos que recibieron el mensaje.

lectura texto argumentativo

Fuente: Pexels

Artículos de investigación

Este tipo de texto argumentativo es muy popular, ya que se trata de presentar el resultado de una investigación puntual, por lo que pueden ser puestos a prueba por otros expertos en la materia y verificar la veracidad de los resultados.

O, en el peor de los casos, debatir o demostrar la falsedad de la información publicada. Se ven mucho dentro de la comunidad científica.

Ponencias

En algún momento, es probable que hayas asistido a una. Una ponencia es una exposición en la cual son revelados los resultados de un proyecto de investigación. 

Usualmente, suele aglomerar personas interesadas en una temática concreta, ya sea científica o incluso puede ser hasta religiosa, empresarial, ideológica o, por supuesto, educativa.

Textos legales

Vamos acumulando tantas características de un texto argumentativo que, como te puedes haber dado cuenta, forma parte de casi todo. El arte, la ciencia, el periodismo, la cocina, la crítica...

¡Y hasta dentro de la parte legal! Como no podía ser de otra manera, en un mundo donde el debate está presente casi de forma instintiva, no podía dejar de utilizarse el texto argumentativo en alguna parte. Pero, concretamente, ¿en qué?

Los textos legales en los que vemos este tipo de material suelen basarse en reglas y límites establecidos por las autoridades legales de una institución o de hasta un mismo país. ¿Qué almacenan estos informes?

Pues, sencillamente, aquellas bases legales en las que se realiza una exposición de hechos, así como también alguna petición al tribunal, en la que se exponga algún caso puntual a investigar, ya sea:

  • Una demanda.

  • Una apelación.

  • Una sentencia.

Aquí tenemos algunos entornos en los que vemos las características de un texto argumentativo en su máximo esplendor. Incluso, si te pones a pensar, prácticamente se puede utilizar en cualquier rubro que te imagines.

escritura texto argumentativo

Fuente: Pexels

7. Escribir un texto argumentativo no se relaciona con ganar un debate

Si bien ya sabes las características de un texto argumentativo, te habrás dado cuenta que emprender un argumento oral no es igual al proceso de construir un argumento escrito.

Por ello, queremos compartir contigo algunos consejos para que rindas bien en cada debate que hagas:

1. Mantén la calma

Incluso si te apasiona el tema que estás defendiendo, debes mantener la calma y controlar tus emociones. Si pierdes los estribos, eso no te sumará puntos.

2. Utiliza hechos concretos como evidencia de tu posición

Este consejo para ganar un debate consiste en contraargumentar en base a hechos. Esto debido a que los hechos son difíciles de refutar y son una buena salida para responder a tu contrincante.

Por ejemplo, puedes usar encuestas, estadísticas o sucesos históricos en este tipo de argumento.

3. Usa la lógica

Puedes saber las características de un texto argumentativo, pero no debes olvidar usar la lógica en la estructura de tus ideas. Es decir, debe haber una correlación entre tus ideas. En un debate, esto es fundamental, y, probablemente, conectes “cabos sueltos” en el mismo momento.

Para que tengas más contraargumentos lógicos, la investigación de varios temas es fundamental, pues no sabes cuál será la propuesta de tu contrincante.

hacer texto argumentativo

Fuente: Pexels

4. Apela a valores morales

Además de la lógica, puedes usar un poco de emoción para persuadir al jurado del debate. 

Utiliza alguna frase como: "¿No deberíamos trabajar todos para hacer del mundo un mejor lugar y más seguro para nuestros hijos y futuras generaciones?"

5. Escucha cuidadosamente

Puede que los nervios te pasen factura, pero debes estar tranquilo y escuchar cuidadosamente a tu oponente. Es usual que estés concentrado en tus apuntes, pero debes enfocarte más en lo que dice el otro, pues eso te permitirá contraargumentar con más coherencia y sumar más puntos para ganar el debate.

Para seguir este consejo en un debate, debes estar preparado e investigar cuál serían las respuestas contrarias al argumento que tu defiendes. De esta forma, podrás contestar más rápido.

6. Usa frases ingeniosas

Otro consejo que te puede hacer ganar un debate, es emprender frases ingeniosas. Esto puede generar que tu oponente pierda el paso, al estar sorprendido con tu respuesta.

Te damos algunas ideas:

  • Estás a la defensiva, no estás hablando con la razón

  • No compares manzanas y naranjas

  • ¿Cuáles son tus parámetros?

Corban university debate

Fuente: Corban University

8. Existen sitios que te ayudarán a hacer un texto argumentativo

Estamos seguros que tienes más claro las características de un texto argumentativo y los mejores trucos para ganar un debate. Sin embargo, esto aún no termina.

Ya para concluir, queremos enfatizar en la importancia de buscar fuentes confiables. Esto te ayudará a estructurar mejor tus ensayos argumentativos y tener mejores resultados en un debate.

Para ello, queremos compartir contigo una lista con los buscadores académicos que debes tener en cuenta en tu etapa de preparación:

google academico fuentes confiables

Fuente: Google Académico

Ahora que conoces las características de los textos argumentativos, no debes olvidar enfocarte en la redacción del texto y no dejar de lado la investigación profunda del tema que quieres desarrollar.

Recuerda que todos los argumentos deben ser sustentados académicamente para generar credibilidad. También, esto te ayudará a persuadir y convencer a tus lectores u oyentes. En el caso de la argumentación oral, la improvisación y la respuesta rápida son la clave.

Si tienes ganas de aprender más, te recomendamos unirte a nuestros cursos gratuitos que te ayudarán a potenciar tu perfil profesional.

¡Mucha suerte!

También podría interesarte