Mejora la rentabilidad de una empresa en la nueva normalidad
Cómo aumentar la rentabilidad de tu empresa en épocas de pandemia

Cómo aumentar la rentabilidad de tu empresa en épocas de pandemia

Última actualización 7 de Agosto del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Herson Barona

Sin lugar a dudas la pandemia ha reconfigurado las dinámicas sociales. La mayor parte de nuestros hábitos —desde la manera en la que compramos, vendemos, nos entretenemos, nos comunicamos, hasta cómo trabajamos— han sufrido transformaciones importantes en los últimos años que han trastocado prácticamente todos los ámbitos de la vida, y el entorno empresarial no es la excepción. Por tal motivo en este artículo nos centraremos en un aspecto vital: cómo aumentar la rentabilidad de una empresa en una época de incertidumbre como la que estamos viviendo debido a la emergencia sanitaria por Covid-19.

¿Quieres mejorar la productividad de tu equipo pero no sabes qué habilidades necesitan? En Crehana para empresas te brindamos capacitación corporativa personalizada a tus necesidades

Landing Crehana para empresas

¿Qué es la rentabilidad de una empresa?

La rentabilidad es una de las formas más claras de medir el éxito financiero de una empresa. Aunque a menudo se utiliza como sinónimo de ganancia, en términos generales, la rentabilidad de una empresa consiste en la capacidad que tiene para obtener ganancias. Esta capacidad se mide mediante la relación que existe entre las ganancias o utilidades y la inversión que se hizo para obtener dichas utilidades. 

Las utilidades de una empresa se obtienen simplemente con los ingresos menos los gastos, mientras que la rentabilidad es un índice más relativo, ya que permite “determinar el alcance de las ganancias en relación con el tamaño de la empresa” para conocer hasta qué punto una inversión tuvo éxito. Por lo cual el término rentabilidad está muy vinculado al retorno de inversión. 

Para ponerlo de forma muy simple la rentabilidad de una empresa se obtiene al dividir la inversión entre las utilidades

La importancia de la rentabilidad para una empresa

Si bien todas las empresas buscan generar utilidades, es en la rentabilidad donde se encuentra la clave para el éxito de una empresa, ya que es la manera más sencilla de saber si las inversiones están rindiendo frutos. Conocer el índice de rentabilidad de una empresa permite saber si se está haciendo un buen uso de capital, así como realizar inversiones de manera más estratégica. 

Realizar análisis de rentabilidad permite tener una visión más clara del estado general de una empresa, así como conocer las áreas de oportunidad para el crecimiento. 

En los últimos tiempos hemos sido testigos de la importancia que tiene para una empresa tener la capacidad de adaptarse a un entorno volátil y cambiante. Sólo aquellas empresas dinámicas, con un campo de maniobra para implementar cambios rápidamente tuvieron la posibilidad de sobrevivir a las transformaciones a las que se vio sometida la sociedad debido a la pandemia. Es por eso que la rentabilidad es tan importante para una empresa, pues permite ampliar el margen de ganancias en un mercado con tantos altibajos como el actual.

Representación de rendimientos y rentabilidad con monedas

Fuente: Dinterweb.

¿Cómo saber si una empresa es rentable?

 Como ya mencionamos, la manera más simple de saber si una empresa es rentable es conociendo las ganancias que ha generado la inversión. Es decir que se tienen que dividir las utilidades entre el valor específico que se desee analizar; el resultado obtenido debe ser multiplicado por cien para mostrar la rentabilidad en porcentaje.

Por ejemplo, si una empresa invirtió 50 mil dólares y generó utilidades de 10 mil, su rentabilidad fue el 20%. 

Elementos de la rentabilidad empresarial

Estos son los elementos que deben tomarse en cuenta en términos de la rentabilidad de una empresa:

  • Precio. Fijar los precios de manera adecuada —es decir, tomando en cuenta la industria y el consumidor— es una parte fundamental para generar ganancias. 
  • Ventas. Conocer al consumidor y la demanda de los productos y servicios que ofrece tu empresa es la base para mejorar las ventas de cualquier compañía. 
  • Gastos. Una empresa sana debe tomar en cuenta todos los costos que implica su funcionamiento (recursos humanos, producción, marketing, etc.), y, por supuesto, éstos no deben sobrepasar  a los ingresos.

Gráfica de ingresos e índice de rentabilidad

Fuente: Dinterweb.

¿Cómo mejorar la rentabilidad de una empresa?

Debido a que la rentabilidad de una empresa refleja su habilidad para manejar sus costos, los inversionistas suelen utilizar el índice de rentabilidad como una base para considerar inversiones potenciales. 

La rentabilidad de una compañía varía de acuerdo a la industria y el sector en el que se encuentre; sin embargo, puede considerarse que la rentabilidad promedio de una empresa sana es del 10%. Una empresa que se encuentra por encima de ese porcentaje está teniendo un desempeño por encima del mercado. 

La caída de la rentabilidad puede deberse a distintos factores. Los más comunes son un incremento en los gastos o una caída en los ingresos. Pero el margen de rentabilidad de una empresa también puede caer debido al comportamiento de la economía. Un cambio tan fuerte como el provocado por la crisis humanitaria que estamos viviendo provoca que se genere un efecto dominó en la economía que afecta a todos los niveles y se expresa en distintos ámbitos: los costos de producción, el precio de las materias primas, los hábitos de consumo, tasas de interés, etc. 

Por lo anterior, aumentar la rentabilidad de una empresa en tiempos de pandemia puede ser un gran reto. En un contexto “normal”, con estabilidad económica, algunas de las respuestas a la pregunta cómo aumentar la rentabilidad de una compañía eran relativamente simples. 

Las principales estrategias para lograrlo consistían en administrar los gastos, mejorar la calidad de los productos y/o servicios que se ofrecen, aumentar los precios, optimizar la producción, aumentar la productividad y expandir el mercado. Aunque estos elementos siguen siendo aplicables, lograrlo con una pandemia a cuestas es mucho más complicado de lo que parece. 

Abrir negocios en pandemia

Fuente: Unsplash.

La rentabilidad de las empresas tras la pandemia

De acuerdo con McKinsey, las organizaciones se están centrando en un plan de acción de tres etapas para adaptarse a la llamada nueva normalidad. 

  • La primera etapa consiste en salvaguardar y proteger tanto a sus colaboradores y a sus clientes como la viabilidad de la empresa. 
  • La segunda fase consiste en ajustar y reorientar los objetivos de la empresa para que permanezca a flote durante la pandemia y pueda implementar un plan de recuperación. 
  • Finalmente, las empresas que han tenido éxito en las primeras dos etapas están reposicionando a sus negocios en la nueva normalidad. 

Crear una estrategia para generar un crecimiento sustentable y tener una buena rentabilidad es vital para que las empresas salgan airosas de la recesión económica que ha provocado la pandemia. 

Todas las acciones para aumentar la rentabilidad de las empresas deben centrarse en construir relaciones más estrechas y fuertes con los clientes. Pero hay otros elementos que pueden tomarse en cuenta para restaurar la rentabilidad de una compañía.

Mujer con cubrebocas haciendo compras

Fuente: McKinsey & Company.

Entrar a nuevos mercados

Uno de los grandes aprendizajes para toda compañía es que tanto sus productos o servicios como sus habilidades son transferibles y se pueden adaptar a nuevos contextos y nuevas oportunidades de negocio. Como nos ha enseñado la evolución, adaptarse es el único modo de sobrevivir. Si tu empresa se dedica al retail, es imperativo que el e-commerce se convierta en tu principal canal de ventas; si estás en la industria restaurantera, el servicio al auto y las entregas a domicilio son la solución. Se trata de encontrar la opción más adecuada de acuerdo al rubro de tu compañía. 

Mejora tus operaciones y tus productos

Al ofrecerle a los clientes exactamente lo que quieren, brindando el mejor servicio, el precio tiende a convertirse en un elemento secundario, ya que están dispuestos a pagar extra por los beneficios que ofreces. Las empresas deben centrarse en ofrecer algo por lo que los clientes estén dispuestos a pagar. Para lograrlo, deben ponerse esfuerzos en crear valor de marca. 

Incentiva a los colaboradores de acuerdo a los resultados

Establecer un sistema de compensaciones e incentivos basados en la rentabilidad y no en los ingresos es un modo muy eficaz de aumentar la productividad y mejorar los números de la empresa al mismo tiempo. 

Para navegar en estas épocas tan cambiantes e inciertas, tener un equipo que piense de manera creativa en términos de rentabilidad con miras al crecimiento es el mejor modo de sobrellevar las fluctuaciones de la crisis humanitaria global y, por supuesto, de afrontar uno de los grandes retos: aumentar la rentabilidad en épocas de pandemia. 

 

Conoce más de Crehana para empresas

Al solicitar la demo acepto los términos y condiciones de Crehana

También podría interesarte