📚 ¿Cuáles son los elementos de un cuento? ¡Domínalos! | Crehana
¿Cuáles son los elementos de un cuento? Haz que tus historias traspasen las páginas

¿Cuáles son los elementos de un cuento? Haz que tus historias traspasen las páginas

Última actualización 8 de Octubre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Alexandra Carranza

¿Alguna vez te has preguntado cuáles son los elementos de un cuento? Desde que somos pequeños los cuentos forman parte de nuestras vidas, pues han logrado sumergirnos en mundos fantásticos y nos han hecho vivir grandes historias a través de la imaginación. 

Por lo tanto, en este blog post te contaremos cómo se componen los relatos y cuáles son los elementos de un cuento. Si quieres aprender sobre el arte de escribir historias para hacer tus propios relatos o piensas lanzar tu propia colección de cuentos en el 2022, saca lápiz y papel y apunta todo lo que necesitas para escribir un cuento memorable. 

Pero vamos paso a paso, primero te explicaremos qué es un cuento y cuáles son sus características. Después, haremos un recorrido por los principales elementos de un cuento. Finalmente, te daremos algunos tips para escribir un cuento de manera creativa y te compartiremos un pack de herramientas gratis para pulir tus relatos.

1. Los personajes o protagonistas

El primer elemento de un cuento consiste en las figuras que lo protagonizan. Por eso, es vital definir la cantidad y las características de los personajes del cuento. Puedes presentarlos de forma directa, con una descripción explícita, o de forma indirecta, utilizando el recurso de diálogo de los personajes o del interlocutor.

Tipos de personajes de un cuento

  • El protagonista es el personaje principal que entra en conflicto y busca la solución. El lector se identifica con él y se solidariza con su situación.

  • El antagonista es quien se opone al protagonista y a sus fines. Es el "malo" de la historia que retrasa la resolución del conflicto por parte del protagonista. El lector no suele estar de su lado.

  • Los secundarios no representan a ninguna de las dos fuerzas en conflicto sino que se suman a una de las dos. 

  • Los alegóricos son personajes simbólicos, no son personas. Un ejemplo muy utilizado para este elemento de un cuento es la muerte cuando aparece como una mujer vestida de negro.

Así que, define los rasgos de tus personajes y hazlos inolvidables con ayuda de preguntas para crear personajes.

2. El narrador

Un error habitual es comenzar a escribir de forma intuitiva sin haber definido antes cuáles son los elementos del cuento. Sobre todo sin haber tomado ninguna decisión acerca del narrador, cuando su papel es súper importante porque sin él no hay narración.

Veamos cuáles son los tipos de narrador para elegir el más adecuado para tu cuento:

Narrador protagonista

Es fácil de identificar, ya que es el protagonista de la historia que se sitúa en el centro de la acción y narra en primera persona. Su punto de vista de lo sucedido es limitado y subjetivo.

Veamos un ejemplo de uno de los elementos de un cuento más importantes:

“Aún ahora, luego de tantos años, ese recuerdo sigue siendo extraordinariamente vívido y molesto. Tengo muchos recuerdos desagradables, pero…¿por qué no interrumpir aquí estas memorias? Me parece que fue un error comenzarlas. Sin embargo, por lo menos me he sentido avergonzado durante todo el tiempo en que las escribí, de modo que no son literatura sino un castigo y una expiación”. (Memorias del subsuelo de Fiodor Dostoievsky)

Narrador en segunda persona

Este tipo de narrador ha caído en desuso, aunque todavía suele encontrarse en los blogs o en el género epistolar (cartas y similares).

Si tu intención es que el lector sea partícipe de la historia que vas a contar, este es el narrador que debes elegir. Pero, ¡ten cuidado! Es necesario que sepas usar bien este elemento de un cuento y describir perfectamente los hechos, lugares y atmósferas para no confundir al lector.

“No es que esperes nada particular de este libro particular. Eres alguien que por principio no espera ya nada de nada. Hay muchos, más jóvenes que tú o menos jóvenes, que vienen a la espera de experiencias extraordinarias; en los libros, las personas, los viajes, los acontecimientos, en lo que el mañana te reserva. Tú no. Tú sabes que lo mejor que cabe esperar es evitar lo peor” (Si una noche de invierno un viajero de Ítalo Calvino).

Narrador testigo

Es un narrador en primera o tercera persona, pero no se trata del protagonista, sino de un personaje que ha presenciado lo ocurrido y lo cuenta desde su punto de vista sin hacer juicios de valor.

Al momento de aprender cuáles son los elementos de un cuento y su estructura, es importante tener en cuenta este tipo de narrador para darle peso a tu relato.

“Lo recuerdo, la cara taciturna y aindiada y singularmenteremota, detrás del cigarrillo. Recuerdo (creo) sus manos afiladas de trenzador. Recuerdo cerca de esas manos un mate, con las armas de la Banda Oriental; recuerdo en la ventana de la casa una estera amarilla, con un vago paisaje lacustre. Recuerdo claramente su voz; la voz pausada, resentida y nasal del orillero antiguo, sin los silbidos italianos de ahora” (Funes el memorioso, Jorge Luis Borges).

Narrador omnisciente

El narrador de un cuento de forma externa sabe todo sobre los personajes y la trama. Se puede anticipar a los acontecimientos, suponer lo que va a pasar y opinar sobre los personajes del cuento y cómo se sienten.

Es una voz narrativa en tercera persona que se sitúa por fuera del relato. A la hora de optar por este tipo de narrador o elemento de un cuento recuerda seleccionar bien la información que va a contar para no romper el suspenso de la trama.

“Había una vez una adorable niña que era querida por todo aquél que la conociera, pero sobre todo por su abuelita, y no quedaba nada que no le hubiera dado a la niña. Una vez le regaló una pequeña caperuza o gorrito de un color rojo, que le quedaba tan bien que ella nunca quería usar otra cosa, así que la empezaron a llamar Caperucita Roja” (Caperucita Roja de los Hermanos Grimm).

Narrador equisciente

Este narrador sigue los pensamientos y motivaciones de un único personaje de la historia, por lo que su mirada es limitada y no sabe qué opinan los demás personajes, pues solo puede suponer sobre ellos.

Cuando domines de pies a cabeza cuáles son los elementos de un cuento, te darás cuenta que este tipo de narrador puede darle un giro a tu historia.

“Su luna de miel fue un largo escalofrío. Rubia, angelical y tímida, el carácter duro de su marido heló sus soñadas niñerías de novia. Lo quería mucho, sin embargo, a veces con un ligero estremecimiento cuando volviendo de noche juntos por la calle, echaba una furtiva mirada a la alta estatura de Jordán, mudo desde hacía una hora” (El almohadón de plumas de Horacio Quiroga).

3. La acción

Son los actos que llevan a cabo los personajes del cuento dentro de la historia que se narra. Suelen ocurrir en un determinado tiempo y lugar.

Entre los elementos de un cuento es el que mejor debes planificar, ya que le da estructura y ordena todas las acciones de la trama. Define cuál es la trama de tu cuento siguiendo estos consejos para que la historia que estás escribiendo sea increíble.

4. El ambiente

El espacio donde los personajes se desenvuelven y ocurren las acciones es el ambiente de un cuento. Este elemento de un cuento suele ir variando a lo largo de la historia y puede ser un lugar real o tener rasgos de ficción.

5. La atmósfera

Son las emociones de los personajes, las sensaciones que se transmiten y las tensiones que suceden a partir del conflicto planteado. Se asocia al ambiente en el cual ocurren los hechos junto con el tema principal, por lo que es uno de los elementos de un cuento menos palpables y más complejos de lograr.

6. El tema

Es el asunto central que envuelve a los personajes principales y debe ser atractivo para el lector. La búsqueda del tema sobre el que se va a desarrollar la trama de tu cuento no es tarea fácil, para evitar quedar en blanco aprovecha los disparadores para potenciar tu escritura y hacer que este elemento de un cuento se narre solo.

7. El tiempo

Este elemento del cuento hace referencia al lapso de duración de la historia. La narración puede llevarse a cabo durante horas, días, meses o años. Esto se refleja en el comportamiento y aspecto físico de los personajes.

8. Moraleja

La moraleja de tu cuento está relacionada con el tema. Por lo tanto, plantéate qué mensaje quieres que transmita tu historia. Si el tema es lo que aprendió el personaje, puedes pensar en la moraleja como lo que captó el lector.

Al momento de conocer cuáles son los elementos de un cuento y cómo usarlas, considera qué moralejas quieres proyectar, pero evita decirlas directamente al escribir tu relato. Esto es parte de la experiencia de leer tu historia, y esto depende de cada lector.

9. Simbolismo

El simbolismo es un recurso literario que se utiliza para transmitir significados sutiles o una simbología más profunda. De hecho, este elemento de un cuento tiene un significado conectado a él que puede ser universal, o también pueden ser simbolismos inventados para historias únicas.

Aquí hay algunos ejemplos de simbolismo en historias:

  • Una ventana puede significar libertad, anhelo, esperanza.

  • Un león puede ser valentía.

  • Una tormenta puede ser una amenaza o una perdición inminente.

  • Un escritorio podría indicar creatividad, trabajo o negligencia.

Todo depende del contexto de la historia y de las connotaciones que le asignes a tus símbolos en cada página del cuento.

Aunque no lo creas, el simbolismo es una herramienta de escritura divertida y una de las partes de un cuento con las que trabajar, pero ten en cuenta utilizarla correctamente.

 

El origen de los elementos de un cuento

Cuando todavía no existía un sistema de escritura tal como lo conocemos y era difícil identificar los elementos de un cuento, el conocimiento se transmitía de forma oral como una necesidad del ser humano de conocerse a sí mismo y de demostrar su existencia ante el mundo.

Los cuentos más antiguos de los que se tiene registro fueron mitos y leyendas que contenían diversos elementos mágicos y se narraban oralmente.

Quien se encargaba de difundir estos relatos orales era el cuentacuentos. Este narrador de cuentos orales era quien contaba en lugares públicos las historias, leyendas o cuentos que han permanecido en el acervo popular a lo largo de la historia. 

El cuentacuentos tenía muy claro cuáles son los elementos que debe tener un cuento y cómo cautivar a sus oyentes ocasionales con una trama atrapante. Luego, muchos de estos relatos fueron recopilados y difundidos por los hermanos Grimm y, de este modo, fue cómo llegaron a tus oídos cuando eras un niño o una niña.

De seguro conoces de memoria la historia de Blancanieves, la Cenicienta, Barba Azul, Hänsel y Gretel, Rapunzel o la Bella Durmiente. Por lo tanto, debes saber que no es gracias a Walt Disney que conoces estas inolvidables historias, sino a estos hermanos alemanes que mantuvieron vivos estos relatos durante años hasta la actualidad.

 

Características de un cuento

El cuento es un relato o narración sencilla acerca de un suceso real o imaginario que se expresa escrita u oralmente.

La palabra “cuento” designa una diversidad de narraciones breves como, por ejemplo, el relato fantástico, el cuento infantil o el cuento folclórico o tradicional y muchos otros tipos de cuentos que puedes encontrar en la actualidad. Veamos cuáles son las partes de un cuento y cómo se estructuran.

1. Planeamiento o inicio

Se presentan los personajes y la situación inicial de la historia. Conocemos la “normalidad” en la que se inicia la trama y que será interrumpida por la acción que se narre.

2. Nudo

Es el acontecimiento o acción principal que rompe esa “normalidad” y provoca que los personajes deban afrontar esa nueva situación.

Aquí es donde entra en acción el conflicto, la parte de un cuento en la que los lectores se comprometen, pues quieren ver cómo se desarrolla el conflicto y cómo influye en la trama.

El conflicto podría prestarse a la trama general, una subtrama, un conflicto entre personajes o incluso un conflicto más pequeño que se resuelva dentro de esa escena. En definitiva, para que una historia sea interesante debe haber un elemento de tensión.

Tipos de conflictos

Una de las cosas más importantes que hay que entender sobre esta parte de un cuento es que puede ser tanto explícito como implícito. El conflicto explícito se explica dentro del texto; es un momento obvio en el que una acción sale mal y los personajes tienen que arreglarlo. 

Por ejemplo, “El Drácula” de Bram Stoker utiliza un conflicto explícito para alimentar su trama: un vampiro ha llegado a Inglaterra y los héroes de la historia tienen que matarlo lo antes posible.

El conflicto implícito no explica una ocurrencia específica que obviamente grite: "esto es un problema". En cambio, tienes que leer entre líneas para encontrar el conflicto que motiva al narrador.

3. Desenlace

Es la forma en la que los personajes solucionan el o los problemas en los que se hayan visto implicados.

Sin embargo, puede ser que un cuento no respete el orden de estos elementos y estructura de un cuento. Por ejemplo, un cuento policial que comienza con el asesinato de un personaje, con el desenlace y, a continuación, narra lo que sucedió antes de la catarsis, es decir, va del final al inicio.

Conocer y tener bien definidas las partes de un cuento te ayudará a explicar la trama del relato y a definir cuáles serán los elementos del cuento que desarrollarás.

Para complementar lo anterior, Majo Moirón, profesora del curso online de el arte de la escritura, menciona la importancia de aplicar una serie de ejercicios de escritura en base a tus propias experiencias y ciertos objetos que pueden ayudarte a realizar un relato final.

Por lo tanto, en la siguiente clase abierta te cuenta cómo construye sus historias con anécdotas que le han contado a lo largo de su vida:

Diferencia entre cuento y novela

El cuento y la novela son dos géneros narrativos que cuentan una historia en prosa. A simple vista, pueden parecer similares pero presentan diferencias muy significativas.

Conoce cuáles son las diferencias del cuento y la novela:

  • Extensión: El cuento, a través de pocas páginas, cuenta una historia protagonizada por un personaje principal. Por el contrario, la novela es más extensa (suele tener más de 100 páginas) y presenta una trama más elaborada con mayor cantidad de personajes.

  • Complejidad de la trama: Si prestas atención a cuál es la trama de un cuento, verás que es más sencilla y tiene una acción central mientras que la novela presenta una historia más compleja con tramas secundarias y más personajes involucrados.

  • Estructura de la narración: La novela suele jugar un poco más con el orden de la estructura básica de narración. Es probable que encuentres una historia que comienza en el pasado y avanza hacia el presente o el futuro.

  • Cantidad de personajes: En el cuento encuentras menos personajes porque es un texto breve y conciso. En cambio, la novela tiene más tipos de personajes que pueden ir apareciendo.

  • Forma de transmisión: Como vimos anteriormente, el cuento es el género más antiguo de la narrativa que ha llegado por vía oral mientras que la novela siempre se transmite por escrito.

Formas creativas de contar un cuento

Es común pensar que, para poder escribir un cuento, debe hacerse de manera tradicional, es decir, a través de un texto plano que se publique de forma impresa o digital.

Sin embargo, ten en cuenta que puedes aprovechar el potencial de los elementos de un cuento para transformar las dinámicas de este formato y contar cuentos de formas creativas.

¿Existe alguna regla para hacer cuentos? ¡Ninguna! El único requisito es que tengas claro cuáles son los elementos de un cuento que vas a utilizar en tu historia.

Por lo tanto, a continuación, te presentamos diferentes formas creativas de contar cuentos mediante diferentes recursos con el fin de impactar positivamente los sentidos de tu público.

1. Cuentos interactivos y audiovisuales

Una de las mejores maneras de hacer un cuento consiste en implementar recursos visuales y auditivos para captar con mayor garantía la atención de tu público.

Lo cierto es que Internet es un mundo lleno de alternativas y posibilidades, tanto así que es posible crear cuentos interactivos online que pueden convertir tus historias en experiencias innovadoras para tu audiencia.

Debido a ello, hacer cuentos interactivos es una excelente manera de presentar los elementos de un cuento para que tus lectores participen activamente en los hechos de tu narrativa.

Aquí te van algunas páginas para hacer cuentos creativos:

cuentos interactivosFuente: Design Made in Japan

2. Cuentos ilustrados

No hay nada más fascinante para tu vista que contemplar una ilustración que encaje perfectamente con la descripción de un texto. Los libros ilustrados son una excelente manera de representar los elementos de un cuento y hacer que los lectores tengan una aproximación visual de lo que les estás narrando.

Saber cómo ilustrar un cuento infantil es un ejercicio que requiere de mucha práctica, paciencia pero, sobre todo, de investigación. Sin embargo, ¡tenemos la solución para ti! Te invitamos a descargar este ebook de técnicas y fundamentos de la ilustración para que conozcas los fundamentos de esta técnica y puedas elegir el mejor estilo para dar a conocer los elementos de un cuento.

Cuentos ilustradosFuente: Reedsy Blog

3. Cuentos pop-ups

Probablemente no identifiques a los libros pop-up por su nombre, pero seguramente alguna vez habrás hojeado alguno. Un libro pop-up es una publicación impresa que contiene elementos de papel en forma de origami que se transforman en figuras a la hora de pasar las páginas.

Imagina, por ejemplo, que uno de los elementos de un cuento sea el océano. Puedes aprovechar el formato pop-up para hacer que, cuando el lector llegue a la página en la que vas a presentar este elemento, surjan de forma emergente diferentes olas hechas de papel con las que el usuario pueda interactuar y hacerlas mover.

Sin duda, será una experiencia que enriquecerá la forma de leer un cuento y con la que tu público se sentirá encantado. Ahora que ya sabes cuáles son los elementos de un cuento, ponlos a prueba en este formato.

Cuentos pop-upsFuente: Pinterest

4. Audiocuentos

Como su nombre lo indica, los audiocuentos son historias contadas de manera oral. Este formato de cuento no tiene otra intención que no sea despertar la imaginación del oyente y estimular su sentido auditivo.

Aquí es importante que seas lo más descriptivo posible para presentar los elementos de un cuento, pues quien esté escuchando tu voz no contará con algún recurso visual para entender lo que estás narrando.

Puedes convertir tu audiocuento en podcast y, consecuentemente, subir un podcast a Spotify para ganar visibilidad en esta plataforma musical y alcanzar el éxito con tus cuentos.

AudiocuentosFuente: Pexels

Recursos gratis para potenciar tus relatos

Comenzar un cuento puede ser un proceso complejo, ya que se necesita mucho tiempo para esbozar un relato y requiere intercambio de ideas y organización, así como hacer un buen uso de los elementos de un cuento.

Afortunadamente, tenemos un pack de plantillas gratis disponibles que te ayudarán a pulir cada detalle de tus manuscritos y a crecer como escritor.

1. Plantilla de guion literario

Como seguramente sabes, es importante enganchar al lector en las primeras 10 páginas de una historia. Por lo tanto, los relatos más sorprendentes pueden marcar la diferencia, sin importar en qué género estés escribiendo.

Al utilizar esta plantilla de guion literario podrás tener una idea más clara sobre cómo utilizar los elementos de un cuento, desglosar el relato escena por escena y narrar la historia que deseas transmitir a tus lectores.

Por mucho que pienses que tienes un control sobre la estructura de la historia, es realmente útil verla en acción en la página. De hecho, ver lo que sucede exactamente en la página 30, página 45, página 60, puede ser una guía realmente útil a medida que estructuras tus propias historias en actos concretos.

Descarga gratis la plantilla de guion literario

Plantilla de guion literario

2. Plantillas para hacer ejercicios de caligrafía

Si eres de los que escribe sus historias a mano, será necesario que transmitas integridad y armonía en cada palabra. En ese sentido, una buena caligrafía puede hacer que tus manuscritos o cuentos creativos brillen por sí solos.

Por eso, hemos venido a salvarte con estas plantillas para hacer ejercicios de caligrafía que harán que cada página escrita sea visualmente atractiva y los elementos del cuento transmitan emociones al instante.

Descarga gratis las plantillas para hacer ejercicios de caligrafía

Plantillas para hacer ejercicios de caligrafía

3. Planificador semanal para imprimir

¿Tienes problemas para organizar tu tiempo y escribir sin enloquecerte en el camino? ¡No te preocupes! Con este planificador semanal podrás establecer horarios determinados para poner en marcha las historias guardadas en tu mente y hacerlas realidad.

Así que, da rienda suelta a tu creatividad para presentar los elementos de un cuento y hacer que tus lectores no se desprendan de tus historias. 

Descarga gratis el planificador semanal para imprimir

Planificador semanal para imprimir

Hasta aquí hemos visto cuáles son los elementos de un cuento que debes conocer y manejar para escribir historias inolvidables.

Como dice el escritor argentino Julio Cortázar en su decálogo para escribir un cuento publicado por The Clinic:

La novela gana siempre por puntos, mientras que el cuento debe ganar por knock-out”. 

Esperamos que con esta nota hayas aprendido a identificar los elementos de un cuento que no pueden faltar en tu historia.

Recuerda implementar diariamente ejercicios de escritura creativa para que perfecciones tu forma de narrar y tengas ideas para escribir cuentos que puedan dejar una huella imborrable en tu audiencia. ¿No sabes cómo? Hazlo posible con nuestros cursos online de escritura.

¡Nos vemos pronto!

También podría interesarte