Encuentra la mejor guía de tipos de consultoría de negocios 📊
Tipos de consultoría: ¿Cuál es la mejor para tu empresa?

Tipos de consultoría: ¿Cuál es la mejor para tu empresa?

Última actualización 23 de Febrero del 2021Tiempo de lectura: 7

Hans Baumann

¿Alguna vez te has preguntado cuántos tipos de consultoría existen? Para casi todas las industrias, existe un tipo de consultor que puede ayudarte en la mayoría de las tareas o metas que puedas imaginar.

Los tipos de consultoría no solamente se limitan a la asistencia técnica o corporativa de una organización, sino que también pueden ser la solución eficaz a una tarea muy específica.

Desde contratar algún tipo de consultoría para encargarse de la fusión de dos empresas hasta la contratación de un consultor especializado que promueva estrategias para optimizar el marketing y las ventas de tu empresa.

Con esta guía 2021 podrás conocer los diferentes tipos de consultoría y saber cuál de todas encaja mejor dentro de tu organización. ¡Sigamos!

👉 Si ya sabes qué es una consultoría y los beneficios de contar con una, ve de frente al punto 5.

Índice

  1. ¿Qué es una consultoría?
  2. ¿Cómo se beneficia una empresa de un consultor?
  3. ¿Cuáles son los tipos de consultor más comunes?
  4. Tipos de consultoría según el tipo de empresa
  5. Consultoría estratégica
  6. Consultoría empresarial
  7. Consultoría financiera
  8. Consultoría en tecnología de la información
  9. Consultoría de gestión
  10. Consultoría de ventas
  11. Consultoría de marketing

 ¿Qué es una consultoría?

Si escuchas la palabra "consultoría", quizá lo primero que te imaginas sea a alguien muy importante graduado de Harvard que asesora a empresas sobre estrategia corporativa. Es decir, alguien con muchos títulos y experiencia que sustentan su expertise en alguna especialidad.

Pero ¿cuáles son específicamente sus funciones? ¡Vayamos profundizando un poco más!

En principio, una consultoría es un servicio especializado que recibe una empresa con algún tipo de problema específico que no puede solucionar. Es por eso que, por lo general, las empresas suelen contratar a un especialista externo.

Algunas de las medidas que un consultor especializado puede aportar a una empresa que lo contrata van desde los fundamentos para optimizar labores administrativas hasta las metodologías de trabajo, pasando por las herramientas novedosas para implementar procesos.

A continuación, te explicamos cómo puede beneficiarse una compañía de cualquier tamaño de los servicios de un consultor.

Consultor en una junta de consultoría para una empresa

Fuente: Pixabay

¿Cómo se beneficia una empresa de un consultor?

Para que tu organización escale dentro de un ecosistema tan competitivo como el actual, es posible que deba recurrir a la ayuda de un experto, o más de uno, que le brinde experiencia, asistencia y aporte sugerencias.

Reducir los gastos generales, aumentar los márgenes de ganancias e incrementar la productividad, son algunas de las tareas más comunes para un consultor.

Ventajas como la integración y racionalización de los flujos de trabajo se dan gracias a que el consultor ha identificado los “puntos débiles” de tu empresa a través de la implementación de estrategias innovadoras.

Así que, como te darás cuenta, los consultores pueden ayudar a una empresa de cualquier tipo sin importar su tamaño para conseguir su máximo potencial.

¿Cuáles son los tipos de consultor más comunes?

En casi todos los nichos, especialidades, mercados, regiones e industrias, los consultores actúan como especialistas de empresas de todo tipo. A continuación, te explicamos cómo podría desempeñarse un consultor en algunos sectores.

Abogado consultor

Su misión es garantizar la correcta y adecuada aplicación de las normas legales en cada una de las operaciones que debe realizar la empresa. Es clave para cualquier estrategia empresarial.

Consultor médico

Así como los médicos cuidan a sus pacientes, así mismo un consultor puede cuidar a las instituciones médicas. Puede ser que necesite una clínica necesita tratar una baja en las ventas, alta rotación de personal, conflictos de personal, y más.

Consultor gubernamental

Un consultor gubernamental asiste a entidades públicas en temas de contabilidad, control interno, fiscalización, sistemas anticorrupción, defensa de servidores públicos, transparencia y esquemas de rendición de cuentas.

Ingeniero consultor

Es posible que una compañía de ingeniería requiera la ayuda de un ingeniero consultor para diseñar y poner en marcha una solución especializada para algún tipo de proyecto de construcción, sistema de transporte, entre otros.

Consultor educativo

Las instituciones académicas pueden necesitar consultores para ayudar al personal docente, o directivos, en procesos administrativos, académicos o profesionales,  con el fin de mejorar sus prácticas educativas y organizacionales.

Tipos de consultoría según el tipo de empresa

Los consultores asesoran a las empresas ayudando a solucionar problemas específicos y complejos. A menudo se les contrata para optimizar el flujo de trabajo, la productividad y la rentabilidad, ofreciendo información valiosa sobre cómo hacer mejor las cosas. 

Gestión empresarial: Gracias al trabajo del consultor, los directores y ejecutivos mejoran la organización y gestión de los proyectos, optimizando el flujo de trabajo de los directores de distintos departamentos y el personal en general.

Consultoría técnica: Actualmente, son muchas las empresas que necesitan este tipo de consultoría para resolver aspectos técnicos únicos; como fallas de sistemas, mejoras de la tecnología, o todo lo relacionado con la seguridad informática.

Consultoría corporativa: Por lo general, se enfoca a todo lo referente al flujo de la productividad y eficiencia de los procesos con los que debe cumplir el personal interno.

Como vimos, para cada tipo de empresa existe un tipo de consultoría. Te invito a leer un poco más. Quizá puedas darte cuenta cómo podría beneficiarte la ayuda de un consultor especializado. ¡Continuemos!

¿Quieres saber las tendencias de marketing digital 2021? Descarga este Ebook gratis

Consultoría estratégica

Un consultor estratégico ayuda a crear y seguir un plan estratégico a largo plazo. Este plan de consultoría estratégica tendrá como base la creación de un mapa indicando la dirección que tomará la empresa en un corto plazo para cumplir con todas las metas a largo plazo.

Para garantizar que los proyectos de este tipo de consultoría sean rentables y manejables, el consultor estratégico deberá trabajar de la mano con los asesores financieros. 

Así mismo, el consultor propone qué tipo de recursos y activos financieros pueden alcanzarse de manera factible de acuerdo al plan.

La consultoría estratégica se caracteriza por estar directamente en contacto con los ejecutivos de alto nivel; dueños, presidentes, vicepresidentes, directores y gerentes de áreas con gran número de personal.

Generalmente, los consultores estratégicos trabajan no sólo para establecer la visión y los objetivos de la empresa a largo plazo, sino también para garantizar que dichos objetivos sean alcanzables, rentables y competitivos dentro del mercado.

Las grandes firmas que se consideran pilares en la comunidad de consultoría de estrategia (a nivel global) incluyen McKinsey, Bain y Boston Consulting Group, entre muchas otras.

 

Fuente: Pixabay

Consultoría empresarial

Generalmente, suele confundirse con la consultoría estratégica o la consultoría de gestión. La consultoría empresarial es una forma de consultoría corporativa. El especialista, o consultor empresarial, ayuda a optimizar el flujo de trabajo y funcionamiento interno de la empresa. 

Jerarquía: Tiene que ver con la manera en que opera una empresa. Es decir, si quieres optimizar la forma en que trabajan los diferentes departamentos, incluyendo el área ejecutiva y de gestión, el consultor empresarial hace los ajustes necesarios para su mejor funcionamiento.

Estructura: Valiéndose de los datos y las estadísticas de la empresa, el consultor sugiere la mejor estructura para que los departamentos alcancen su mayor potencial.

Organización y equipos: Tal como en la estructura, el consultor empresarial también puede realizar cambios a nivel organizacional de tipo ejecutivo, organizar nuevos equipos en un departamento, o modificar procesos para lograr mayor rendimiento.

Operaciones y flujos de trabajo: Actuando de manera sobrepuesta, en comparación con un director de operaciones o un analista de negocios, el consultor puede ayudar a optimizar las operaciones, los flujos de trabajo, los proyectos y otras tareas comerciales.

Entorno empresarial: El consultor empresarial puede contribuir a mejorar el código de ética de una empresa o ayudarle a abordar problemas intra o interdepartamentales asociados al entorno laboral.

Consultoría financiera

Sin duda, la consultoría financiera es una de las más conocidas entre los tipos de consultoría. Generalmente, el consultor especialista en finanzas trabaja de la mano con el director financiero de la empresa. Le ayuda a alinear los objetivos financieros, como márgenes de beneficio, gastos generales, ROI, etc.

Lógicamente, dichos objetivos deben estar compaginados con todas las tácticas a corto plazo y las metas estratégicas a largo plazo fijadas entre el consultor y el director financiero. 

Además, la consultoría financiera analiza el comportamiento de los productos o servicios de la empresa dentro del mercado, que son los que generan ingresos.

En conclusión, hay un sin número de tareas que el consultor financiero desempeña, como estrategias de inversión, impuestos, seguros, reducción de costos, escala a otros mercados, márgenes de ganancia, o estrategias encaminadas a la adquisición de nuevos clientes.

Consultoría de tecnología de la información

La tecnología de la información cuenta con un amplio abanico de consultores expertos en muchas áreas. Los consultores de TI suelen ayudar a una empresa a optimizar toda su infraestructura de TI. Por lo general, se dividen en dos grupos:

Actualización: En este tipo de consultoría, el consultor se interesa en gestionar los cambios de TI de una empresa. Trabajan en sus sistemas con el fin de aprovechar al máximo sus capacidades. 

Las cuales pueden incluir actualizaciones de sistemas en la nube, migración de datos, sustitución de sistemas heredados, tecnologías Blockchain, análisis de Big Data, y más.

Mantenimiento: Generalmente, algunos consultores de TI no están familiarizados con la infraestructura de TI de la empresa como tal, pero son contratados para optimizar los sistemas existentes. 

Por ejemplo, un consultor de TI podría llevar a cabo un proyecto de codificación específico, como probadores de software (o testers) que pueda garantizar el óptimo funcionamiento de los sistemas de una empresa sin ser pirateados. 

Consultoría de gestión

Este tipo de consultoría se encarga de optimizar la forma en que el personal senior gestiona los equipos, proyectos y departamentos. 

Para lo cual se requiere la creación e implementación de un conjunto muy sólido de prácticas por parte del consultor de gestión. Este conjunto se va subdividiendo poco a poco de arriba hacia abajo en sus labores de funcionamiento. 

Generalmente, los consultores de gestión eran altos ejecutivos que, después de tantos años de experiencia, comparten su conocimiento para trabajar junto a los ejecutivos comerciales internos, ayudándolos a definir planes comerciales sólidos y objetivos a largo plazo.

A menudo, en este tipo de consultoría se realizan estudios muy elaborados de casos concretos y se elaboran planes de gestión robustos para ayudar a los gerentes a implementar las prácticas más convenientes para su industria, reestructurando metodologías de gestión que pueden resultar mayormente eficaces.

Los consultores de gestión evalúan varios factores que pueden influir en cómo se dirige una empresa. Tales como, análisis de competencia, viabilidad de entrada a un nuevo mercado, optimización de estructuras organizativas, ROI, reestructuración del equipo de personal, etc.

El objetivo final de la consultoría de gestión, es optimizar las metodologías de gestión en uso para que el negocio funcione de una mejor manera y mucho más eficiente.

Fuente: Pixabay

Consultoría de ventas

Si quieres optimizar los canales de ventas internos de una empresa, los consultores de ventas son los más adecuados. 

Un consultor de venta es un elemento importante a la hora de presentarle a las organizaciones formas novedosas de ventas con el fin de captar más clientes.

Por lo general, este tipo de consultoría se trabaja directamente con el director de ventas y de mercadeo, como también con los analistas comerciales estratégicos. 

Los consultores de venta pueden ofrecer una visión única sobre la implementación de gráficos de embudo, aumentar las tasas de conversión, reducir las tasas de abandono, etc.

Así también operar como consultores expertos en temas más complejos sobre cómo la fusión de una empresa podría aumentar las ventas, o pronosticar si una empresa puede llegar a tener mejores resultados si se muda a una nueva región o mercado.

Consultoría de marketing

Al igual que los consultores de ventas, el consultor de marketing también es líder de opinión en el área de mercadeo. Puede llegar a transformar radicalmente la forma en que una empresa maneja sus canales de distribución.

Los consultores de marketing cuentan con habilidades técnicas y sociales para trabajar de manera eficaz con sus clientes. Por lo general, están capacitados en áreas muy diversas como negocios, comunicaciones, psicología, programación neurolingüística, etc.

Muchos otros se son consultores especializados en áreas técnicas más específicas como el mercadeo en línea, el marketing de redes sociales, redacción, relaciones públicas, publicidad en medios de comunicación, y más.

Si tu empresa está considerando contratar a un consultor de marketing, es importante que sepa demostrar tanto su creatividad como su capacidad para hacer análisis estadísticos orientados a la toma de decisiones y mejora de resultados. 

Como te has podido dar cuenta, cualquier tipo de consultoría puede encontrar un lugar específico dentro del ecosistema de una organización. 

Puede que tu empresa esté lista para dar el siguiente paso y solo necesite una visión externa como la de un consultor para resolver problemas específicos de la manera más efectiva posible.

Si te gustó este artículo, compártelo con alguien que también le pueda interesar. Y si deseas profundizar más en el mundo de los negocios, puedes checar cualquiera de nuestros cursos. ¡Hasta la próxima!

También podría interesarte