✍️ 70 Mejores ejemplos de personificación | Crehana para empresas
70 ejemplos de personificación: ¿cómo darle dinamismo a las frases aburridas?

70 ejemplos de personificación: ¿cómo darle dinamismo a las frases aburridas?

Última actualización 8 de Septiembre del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Hans Baumann

¿Estás buscando ejemplos de personificación para entender mejor esta figura literaria y aplicarla a tus escritos? Con la personificación o prosopopeya, puedes atribuir acciones propias de un ser humano a animales, objetos inanimados y a conceptos abstractos.

En el lenguaje popular, probablemente has escuchado expresiones como:

  •  Las noticias corren rápido.
  •  La suerte nos sonríe.
  •  El tiempo vuela cuando te diviertes.

En poesía y literatura, la personificación o prosopopeya es uno de los recursos literarios más utilizados, pero también se utiliza en canciones, adivinanzas y, por supuesto, es uno de los recursos de la publicidad y el marketing para divertir y atraer al público.

En esta nueva entrada de blog, vamos a mostrarte ejemplos de personificación en literatura, poesía y, por supuesto, en publicidad para que aprendas cómo utilizarlos correctamente en tu escritura creativa. 

¿Qué es la personificación o prosopopeya?

La personificación es un tipo de metáfora que consiste en atribuir a animales, fenómenos naturales, objetos inanimados y conceptos abstractos (la justicia, la paz, etc.) aspectos y características que no poseen, como cualidades, sentimientos y comportamientos humanos.

Independientemente de si estás escribiendo ficción o no, un tema serio o frívolo, la personificación o prosopopeya te ayuda a crear imágenes interesantes en tu escritura creativa, añadiendo un toque de diversión o, simplemente, un sentido de la poesía.

Así que, sin más preámbulos, comenzamos con algunos ejemplos de personificación cortos para ir sumergiéndonos poco a poco en esta fascinante figura literaria.

Juguetes personificación navidadImagen: Pixabay

Ejemplos de personificación cortos

Los siguientes son algunos ejemplos de personificación que la gente dice o ve en un libro. Cada ejemplo muestra un objeto que exhibe un rasgo de carácter humano.

Por lo tanto, es muy probable que te resulten familiares porque los has escuchado anteriormente. Así que vamos con algunos de nuestros ejemplos de personificación cortos para romper el hielo:

  1. La fortuna llamó a mi puerta.
  2. Los árboles bailaban con el viento.
  3. La nieve cae, silenciosa y ligera.
  4. El sol se esconde detrás de una nube blanca.
  5. Las lágrimas acariciaban las mejillas de la chica.
  6. El viento susurraba suavemente en la noche.
  7. La tormenta espanta con los rugidos de los truenos enfurecidos en el cielo.
  8. Las plantas estaban sufriendo el intenso calor.
  9. El tiempo no espera a nadie.
  10. El momento huye y nunca regresa.
  11. Lo besó la victoria.
  12. No superes la ambición del sol.
  13. Septiembre llena el cielo de una tristeza pensativa.
  14. La luna sonreía a las estrellas en el cielo.
  15. El murmullo del agua silenció sus pensamientos.
  16. Las escaleras gimieron con los pasos de Jonás.
  17. La cámara la adora porque es muy bonita.
  18. La avalancha devoró todo lo que se interpuso a su paso.
  19. El carro me guiñaba un ojo con sus luces.
  20. El viento aullaba en la noche.
 

Ejemplos de personificación con animales y plantas

Solemos pensar en la personificación con objetos y organismos vivos (como plantas o animales). Cuando a una figura o a un objeto se le atribuyen características humanas, entonces se le está personificando.

Veamos nuestros ejemplos de personificación con animales:

  1. Los gatitos se alegraron cuando su amo les trajo el plato con leche. Rápidamente le hicieron cariños como gesto de agradecimiento.
  2. Por lejos, el perro es la mascota más fiel de todas. Los gatos son mucho más traicioneros.
  3. Los monos traviesos le robaron la cartera mientras se sacaba una foto.
  4. El pajarito le cantó una serenata cuando ella se asomó por la ventana de su cuarto.
  5. Los cachorros se pusieron tristes cuando el joven se llevó uno de ellos a su casa.
  6. Con la mirada, su perro le reprochaba que lo había dejado solo todo el fin de semana.
  7. El gato bailó alrededor del ratón de juguete antes de abalanzarse sobre él.
  8. Los cactus saludaban a los que pasaban en coche.
  9. Mis flores pedían agua.
  10. Las hojas se alegraban con el viento.

Oso tormenta viento

Imagen: Pixabay

Ejemplos de personificación con objetos inanimados

Con origen etimológico en el vocablo latino inanimātus, inanimado es un adjetivo que hace referencia a lo que carece de alma, aquello que no brinda señales de vida, según el sitio web Definición.

En pocas palabras, Pinocho es el típico ejemplo de un objeto inanimado pero que es personificado a lo largo de la historia, adquiriendo rasgos humanos.

Ahora que ya sabes qué es un objeto inanimado, vayamos a los ejemplos de personificación:

  1. La estrella protectora lo siguió durante toda la caminata, que duró horas.
  2. La montaña imperante exigía el respeto de todos los que pasaban por allí.
  3. El viento enojado arrasó con todas las chozas que habían levantado en el lugar.
  4. El sol se asomaba de a poco entre las montañas que lo protegían.
  5. El automóvil chillaba cada vez que su dueña lo usaba. Claramente no le gustaba su forma de manejar.
  6. Cuando desembarcó en aquella furiosa ciudad se dio cuenta de que en verdad extrañaba su hogar.
  7. El nido protegía a los pichoncitos de la furiosa tormenta, que arrasaba con todo lo que había a su alrededor.
  8. La bruma la abrazó apenas entró en el mar. A los pocos minutos, la muerte ya se la había llevado.
  9. El sol se encargó de protegerla dándole calor con sus rayos hasta que llegó a un refugio.
  10. La luna le sonreía y eso la hizo sentirse más feliz aún.
  11. El televisor le hacía la vida imposible. Se apagaba cada vez que su equipo estaba por meter un gol.
  12. Ortencia oyó el último trozo de pastel llamando su nombre.
  13. Mi despertador me grita que me levante de la cama cada mañana.
  14. El incendio corría por el bosque a una velocidad asombrosa.

Personaje relojImagen: Pixabay

Ejemplos de personificación en conceptos abstractos

Para abordar nuestros ejemplos de personificación en conceptos abstractos, antes debes saber a qué se refiere un concepto abstracto.

Según Resumenea, los conceptos abstractos son lo opuesto a los ejemplos concretos, es decir, a las cosas que puedes experimentar con los sentidos, tangibles y que tienen definiciones claras.

Por ejemplo, una porción de papas fritas es un ejemplo concreto porque puedes verla, olerla y saborearla.

En cambio, los conceptos abstractos son cosas intangibles como el amor, el odio o la amistad. Sabes que existen, pero no los puedes tocar y sus aplicaciones pueden variar según cuándo y cómo se usen.

  1. El amor golpeó su puerta cuando menos lo esperaba y le cambió la vida casi por completo.
  2. La muerte la venía acechando, pero astutamente lograba escaparse, hasta que finalmente la encontró.
  3. La naturaleza es sabia, sino sería imposible que exista tanta belleza y perfección.

Personificación del amor cupidoImagen: Pixabay

Ejemplos de personificación en la literatura y poesía

Muy presentes en la literatura, los ejemplos de personificación o prosopopeya dan un giro más profundo y significativo a los conceptos abstractos.

En nuestro siguiente ejemplo de personificación, Fama se asemeja a un verdadero monstruo, cubierto de plumas y con miles de ojos, lenguas y oídos dispuestos a captar y difundir cualquier rumor.

En un concepto abstracto, la fama adquiere características animadas no sólo en apariencia, sino también vuela, se mueve y habla, atributos que van más allá de los humanos.

  1. Ejemplo de la personificación de la fama en el Libro IV de La Eneida

“¡Oh raíz de infortunio, hora funesta! 

No alimenta en su amor furtiva llama 

La reina ya, ni miramiento presta 

A lo que honor o la opinión reclama: 

Por velo da a su culpa manifiesta 

Nombre de matrimonio. Y ya la fama 

Por cuantas villas África numera 

Canta con voz los hechos pregonera.

Fama aquella malvada se apellida 

Que es veloz como igual no ha visto el cielo; 

En su movilidad está su vida, 

Y le crecen las fuerzas con el vuelo: 

En los primeros pasos va encogida; 

Luego se alza ambiciosa: por el suelo 

Humildemente rateando empieza; 

Luego esconde en las nubes la cabeza.”

  1. Ejemplo de la personificación en el poema “Inquietudes” de Concha Méndez:

“Una plaza. La luna

juega con la Noche.

Y una campana muda

mira desde su torre”.

Plaza en Sicilia Imagen: Pixabay

  1. Ejemplo de la personificación de Rafael Sánchez Ferlosio:

“La ciudad era rosa y sonreía dulcemente. Todas las casas tenían vueltos sus ojos al crepúsculo. Sus caras eran crudas, sin pinturas ni afeites. Pestañeaban los aleros. Apoyaban sus barbillas las unas en los hombros de las otras, escalonándose como una estantería. Alguna cerraba sus ojos para dormir y se quedaba con la luz en el rostro y una sonrisa a flor de labios”.

  1. Ejemplo de la personificación de Leopoldo Alas, "Clarín". La Regenta.

“Vetusta, la muy noble y leal ciudad, corte en lejano siglo, hacía digestión del cocido y de la olla podrida, y descansaba oyendo entre sueños el monótono y familiar zumbido de la campana del coro, que retumbaba en lo alto de la esbelta torre en la Santa basílica”.

  1. Ejemplo de la personificación de Juan Ramón Jiménez:

“Vino, primero, pura,

    vestida de inocencia.

    Y la amé como un niño.

    Y se quitó la túnica,

    y apareció desnuda toda…

    ¡Oh pasión de mi vida, poesía

    desnuda, mía para siempre!”

  1. Ejemplo de la personificación de Miguel Delibes, "El conejo":

“En un principio, el conejo mostraba alguna desconfianza, pero tan pronto advirtió que los pequeños se aproximaban para llevarle alimentos, se ponía de manos para recibir las hojas de berza y aún las comía delante de ellos. Ya no le temblaban los costados si los niños le cogían, y le gustaba agazaparse al sol, en un rincón, cuando Juan le sacaba de la cueva para airearse”.

  1. Ejemplo de la personificación de Alfonsa de la Torre, “Oratorio de San Bernardino”:

“¡Qué cansadas las olas de ser olas!,

de ser olas inquietas,

de ser olas serenas,

de soñar siempre solas,

¡qué cansadas las olas de ser olas!”

Olas del océanoImagen: Pixabay

  1. Ejemplo de la personificación de Chantal Maillard, “Conjuros”:

“He perdido las armas.

He tirado el escudo.

De entre todas las verdades elijo

una sola: la caricia del sol

en el tronco de mi alma

calcinada”.

Ejemplos de personificación en publicidad

Probablemente, has visto ejemplos de personificación muchas veces en los medios de comunicación e internet.

La personificación también se utiliza habitualmente en la publicidad, ya que el uso de esta figura literaria permite que las personas conecten con una marca de forma más rápida.

Como lo demuestran algunos de los siguientes ejemplos de personificación en publicidad: 

56. Popitas

Rediseñada hace un tiempo, la personificación de una “palomita” llamada “Popita” tiene un papel muy activo en la construcción de la marca “Popitas”, permitiendo la identificación y empatía de los públicos y sus situaciones.

Si entras en la web de Popitas, podrás apreciar la palomita en diversas situaciones y contextos, reflejando movimiento, energía y diversión, sentimientos asociados al consumo del producto, según Summa.

Definitivamente, uno de los ejemplos de personificación típicos de la publicidad que a la vez divierte y entretiene.

Ejemplo de personificación PopitasImagen: popitas.com

57. McCormick

La famosa marca de especias McCormick apeló a una excelente forma de transmitir las bondades de su producto mediante la personificación de un ave, saliéndose de cualquier tipo de convención en la publicidad de alimentos.

Es uno de los mejores ejemplos de personificación de nuestra lista porque lo ves, lo comprendes rápidamente y no hace falta mayor explicación. Además, su publicidad cabe perfectamente desde un espectacular, una revista hasta banners de internet. 

Anuncio publicitario McCormickImagen: mccormick.com

58. Bimbo

El osito Bimbo: “Tan blanco como la harina y tan tierno como el pan”. Más claro el mensaje de este ejemplo de personificación en publicidad, imposible. 

El nombre de esta marca apareció por primera vez en 1943 en la lista de propuestas de nombre de los fundadores de la empresa. 

En 1945, se oficializó el nombre de Panificación Bimbo y fue Jaime Jorba quien dibujó lo que hoy en día es la imagen de la empresa: el osito.

Bimbo ejemplo de personificaciónImagen: bimbo.com.mx

59. Aerolíneas Iberia: La ilusión viaja con Iberia.

60. Actimel: Y tus defensas, ¿han desayunado? 

61. VISA: El futuro elige.

62. La ilusión vuela con nosotros (compañía aérea)

63. Oreo: Milk's favorite cookie 

64. Huggies diapers: Nothing hugs like Huggies

65. Goldfish snack crackers: The snack that smiles back

66. Kleenex facial tissues: Kleenex says bless you

67. Kia: The car that cares

68. Little Debbie snack cakes: Unwrap a smile

79. Carvel ice cream: It's what happy tastes like

70. Gatorade: Gatorade always wins!

 

Hemos llegado al final de nuestro artículo. Ahora que ya sabes cómo enriquecer tus textos a través de la personificación de cualidades humanas, es hora de poner en práctica lo aprendido.

Descarga el template de storytelling y aprende el arte de contar historias para vender tus servicios de forma exitosa.

Como dice Santiago González Noboa, profesor del curso de copywriting en redes sociales, “un buen publicista es el que sabe crear conexiones entre las marcas y las personas. Y una buena herramienta para lograrlo, es el copywriting”.

En definitiva, estos ejemplos de personificación pueden servirte de inspiración en tu escritura creativa y generar mayor conexión y empatía con tu público. Aprende mucho más con los cursos de Marketing Digital que tenemos para ti. Esto ha sido todo por hoy. ¡Sigue aprendiendo!

También podría interesarte