Fotografía social: el género más provocador del arte de la fotografía

Fotografía social: el género más provocador del arte de la fotografía

Última actualización 15 de Junio del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Hans Baumann

Si hablamos de fotografía social, seguramente imaginarás al típico fotógrafo en una fiesta de quince años pasando entre los invitados con su cámara para capturar los momentos más emotivos de la celebración. 

Nada despreciable para un buen fotógrafo social, ya que es el camino que no solo le sirve como fuente de ingresos, sino también como ejercicio fotográfico para agudizar los sentidos y saber cuándo es la oportunidad perfecta para tomar la foto.

Pero, más allá del lugar o las circunstancias, lo interesante de la fotografía social es la capacidad de pasar inadvertido, de mezclarse con la gente y estar ahí para captar esos momentos.

Entonces, ¿a esto se dedica un fotógrafo social? ¿Qué es la fotografía social

Ser fotógrafo social es mucho más que hacer fotos de quinceañeras o de novios bailando enamorados y felices. 

Uno de los principales objetivos de la fotografía social es captar (en una foto) la realidad, el contexto de las personas y sus circunstancias. Y, en la mayoría de los casos, generar consciencia social emocionando a los espectadores a través de una imagen. 

Y esto es solo el principio. 

Te invito a que hagamos un breve repaso de los aspectos más interesantes acerca de cómo la fotografía social entró a jugar un papel importante y necesario dentro de la sociedad y cómo fue difundiéndose en diferentes ámbitos hasta convertirse en fiel testigo de sucesos claves de nuestra historia.

la fotografia como documento social

Imagen: Freepik

¿Qué es la fotografía social?

Según ArtEncyclopedia, no existe una definición o significado preciso para el término "fotografía social", ya que es un término que enmarca una gran variedad de tipos de fotografía

Sin embargo, para distinguirla de otras formas de fotografía artística, podemos decir que la fotografía social es un tipo de fotografía que capta un momento de la realidad, con el fin de transmitir un mensaje significativo sobre lo que ocurre en el mundo

A diferencia del fotoperiodismo -que se concentra en acontecimientos informativos de última hora- o de la fotografía callejera -que se centra por completo en un momento interesante de la vida cotidiana-, la fotografía social suele centrarse en un tema (o historia) en curso que relata a través de una serie de fotografías

Características de la fotografía social

Una de las características principales de las fotos sociales es que suelen estar diseñadas para llamar la atención del público sobre situaciones de la vida real que (en opinión del fotógrafo) requieren una acción correctiva urgente. 

Realizadas por algunos de los mejores fotógrafos del mundo, los temas de la fotografía social han sido, por ejemplo, condiciones de trabajo o de vida vergonzosas, discriminatorias o perjudiciales, asociadas a un grupo concreto de la población.

Asimismo, el fotógrafo social cubre problemas de salud o escándalos, problemas medioambientales, violación de los derechos humanos y muchas otras temas que tienen que ver con el impacto que tienen nuestras acciones como seres humanos. 

 

Historia de la fotografía social

Primeros exponentes de la fotografía social

Entre algunos de los primeros exponentes de la fotografía social se encuentra la obra del fotógrafo británico Philip Delamotte (1821-89). 

Delamotte fue uno de los primeros artistas en utilizar la fotografía como medio para registrar acontecimientos importantes -como el desmontaje del Crystal Palace- tras la invención de la fotografía de calotipo (técnica que fundó las bases de la fotografía del siglo XX).

Las fotografías de viajes de Francis Frith (1822-98), así como otras fotografías encargadas por empresas como la London Stereoscope and Photographic Co, también representan los primeros comienzos. 

En aquella época, la gente estaba muy interesada en imágenes detalladas de lugares lejanos, personajes famosos y acontecimientos importantes.

  • El fotógrafo Roger Fenton (1819-69) se le atribuye el título de ser uno de los primeros fotógrafos de guerra gracias a un registro fotográfico de paisajes y grupos de los campos de batalla en Crimea. Aunque no mostró la crudeza de la guerra como lo haría el siguiente exponente.
  • Mathew Brady (1822-96) tuvo la idea de cubrir la Guerra Civil estadounidense (1861-1865). Brady era conocido por ser propietario de estudios de fotografía de moda en Nueva York y Washington. A diferencia de Fenton, mostró las terribles consecuencias del conflicto en esa época.
  • Unos años después de la guerra, Tim O'Sullivan (1840-82), ex fotógrafo de Brady, trabajó en un nuevo aspecto de la fotografía social. Sullivan fotografió montañas, pasos y otras maravillas paisajísticas en territorios poco conocidos para los Estados Unidos como Nevada y las Rocosas, Panamá y Nuevo México para mostrarlas con detalle a los funcionarios en Washington DC. 
  • Otros fotógrafos viajaron al Oeste con expediciones de caballos de carga y tiendas de campaña a finales de la década de 1860 y principios de la de 1870. El más famoso fue William Jackson, un fotógrafo profesional que recorrió las vistas panorámicas del recién terminado ferrocarril Union Pacific.
  • Al igual que las imágenes de Brady, la fotografía social se fue poniendo en práctica para revelar la vida de los pobres y desfavorecidos. El Dr. Thomas John Barnardo, famoso fundador británico de hogares para niños indigentes, comenzó a utilizar la fotografía en 1870. Mandaba a fotografiar a los infantes para hacer tarjetas de visita (retratos fotográficos) con un texto impreso en el reverso que explicaba el trabajo de los hogares. 

Retrato de grupo de niños fuera de un hogar de Dr. Barnardo

Fuente: wikipedia.com. Licencia Creative Commons

La fotografía se transforma notablemente a fines del siglo XIX en el momento en el que aparecen en la escena cámaras fotográficas mejores cámaras fotográficas: más livianas, pequeñas y transportables. Podríamos decir que ese hecho concreto abrió las puertas de los estudios de los fotógrafos estudios de fotografía y les permitió salir al mundo.

Nació una nueva ola de fotógrafos comprometidos con retratar la realidad de la gente, dándose a la tarea de captar los momentos de la vida laboral y otros hechos importantes como las guerras que marcaron la historia y paisajes maravillosos poco conocidos. 

Las fotos comenzaron a transmitir mensajes diferentes, capturando diversas realidades e introduciendo así un nuevo lenguaje muy categórico al mundo de la fotografía: la fotografía social.

Uno de los pioneros más reconocidos de la fotografía social como lo conocemos hoy en día fue el escocés John Thomson, quien publicó un álbum llamado “La vida en las calles de Londres” en 1877. 

Thomson se dedicó a retratar a los verdaderos protagonistas, a los habitantes de las calles. Seguramente, en un intento por perturbar de alguna manera a las clases acomodadas, que muchas veces no prestan atención al mundo que los rodea.

Fotografía social por Jhon Thomson

Fuente: momentosdelpasado.blogspot.com

Fotografía social por Jhon Thomson

Fuente: momentosdelpasado.blogspot.com

Por consiguiente, podemos manifestar que la fotografía social entró a ser parte fundamental del desarrollo social con la tarea de documentar realidades. Tarea que a lo largo de los años ha sido de suma importancia para generar conciencia, y hasta para transformarse en denunciante y testigo de muchas causas que no hubieran cobrado notoriedad alguna si no hubiera sido por la presencia de la cámara.

Podemos reconocer en la historia de la fotografía social también a fotógrafos como Jacob Riis, Dorotha Lange, Paul Martin y Lewis Hine como continuadores de esta tendencia y máximos exponentes de este tipo de imágenes socialmente llamativas.

Como la fotografía social de Lewis Hine donde aparecen algunos trabajadores sobre una viga de acero a 800 pies de altura, en la obra del edificio RCA en el Rockefeller Center de Nueva York, el 29 de septiembre de 1932.

Trabajadores almuerzan sobre una viga de acero en Septiembre de 1932 por Lewis Hine

Fuente: time.com. © Bettmann/Corbis, cortesía de First Run Features

Categorías de la fotografía social

Como hemos visto, hay varias formas de encarar un trabajo fotográfico basado en la fotografía social. Podemos pensar, entonces, en dividirla en algunas subcategorías como para analizar en detalle las características y el lenguaje que se maneja de manera particular, dentro de cada una de estas ramas.

Dentro de idea de fotografía social podemos encontrar entonces:

  1. Fotografía laboral, que la reconocemos como pionera en el campo de la fotografía social.
  2. Fotografía de eventos o fiestas
  3. Lifestyle
  4. Fotografía policial o de tragedias

En cualquier caso, debemos aclarar que cualquiera sea el campo de trabajo, la fotografía no es algo 100% objetivo, ya que siempre existirá la intención del fotógrafo detrás de cada captura. Las imágenes siempre van a representar de una manera muy concreta, el punto de vista del fotógrafo.

Sea cual sea el camino a seguir, hay algunas recomendaciones que un buen fotógrafo social debe tener para poder, como dijimos desde el principio, captar la esencia de las personas que componen la imagen y generar alguna emoción o sensación particular en el espectador.

funcion social de la fotografía

Imagen: Freepik

Consejos para realizar una buena fotografía social

Presta atención a estos consejos importantes a tener en cuenta para transformarte en un gran fotógrafo social y poder sacar el mayor provecho de tu tiempo detrás de la cámara, y que no se te escape ese momento perfecto.

  • Incorpora a las personas al paisaje:

Es importante que seas consciente de cuál es el mensaje que quieres transmitir y que evalúes que todos los elementos necesarios para lograrlo estén dentro del cuadro a retratar. Puedes generar efectos de barrido para presentar a las personas en movimiento por ejemplo. Y no olvides que la naturalidad del momento es importante.

  • Decide tu objetivo

Como dijimos tienes que tener el mensaje muy claro para saber cómo vas a plantear la fotografía. Es importante que sepas que este tipo de fotografías pierden credibilidad si son retocadas en edición, es decir que si lo que pretendes es mostrar la realidad, estas deben ser lo más fieles posibles sin ser retocadas. Trata de no intervenir la escena para que se manifieste de la manera más orgánica posible. Esto la hará creíble.

que es la fotografia social

Imagen: Freepik

  • Tienes que parecer invisible

Es clave que si vas a involucrarte con tu cámara en un escenario que quieres retratar, pases lo más inadvertido que puedas. La cámara fotográfica siempre resulta un elemento intimidante y puede contaminar tu mensaje si los protagonistas de la imagen no se sienten cómodos con tu presencia allí. La fotografía social necesita que el fotógrafo se mueva con mucha sutileza para cumplir el rol social que pretende.

  • Ten paciencia

Hazte amiga de la paciencia porque, sin dudas, la necesitarás al momento de querer capturar la esencia de las personas. Necesitarás que éstas se sientan cómodas y que en algún momento se olviden de que tú estás ahí con tu cámara. Las emociones y gestos más interesantes que puedes obtener de las personas, y aparecerán cuando éstas ya no estén pendientes de posar para tu cámara. Aprende a esperar.

  • Dialoga con tus modelos

También, si lo deseas, puedes primero entablar un diálogo con las personas a las que vas a retratar. Contarles cuales son las intenciones que tienes con esas imágenes, tal vez esto, además, te permita trabajar con algunos efectos fotográficos más sofisticados y prefieras enfocarte con más detalle en algunos aspectos físicos o en su personalidad, más que en el contexto general.

  • Selecciona un tema

Si te falta inspiración o no sabes cómo empezar a fotografiar con una temática social, puedes empezar por elegir un tema para tus composiciones, por ejemplo, fotografiar a la gente en su trabajo u oficio. Ya hemos visto cómo esto genera siempre un impacto en el espectador si sabes retratarlo con astucia.

  • Enfócate en la vida cotidiana

Sin dudas, el alma de la fotografía social es la vida diaria, no hay que ir en busca de la mejor toma ni es ningún misterio escondido bajo siete llaves que puedes obtener un sinfín de imágenes interesantes si sólo decides enfocarte en detalles de la vida cotidiana que muchas veces pasan inadvertidos.

la fotografia social

Imagen: Freepik

Puedes probarlo incluso sin salir de tu casa, observa a tu alrededor el movimiento natural y cotidiano de las personas con las que vives, sus actividades más comunes,su rutina y, así, sin darte cuenta, puedes estar creando tu primer proyecto de fotografía social.

Si lo que prefieres es la fotografía callejera, no tienes más que salir con tu cámara y observar a la gente que te rodea, en tu calle o tu barrio. Seguro encontrarás miles de escenas y situaciones en las que nunca habías reparado y que estaban ahí esperando ser reconocidas.

Si lo que quieres es avanzar en la técnica de la fotografía social y obtener imágenes cada vez más complejas y comprometidas, el mejor consejo para ti es la práctica. Empieza por fotografías sencillas y a entrenar tu ojo, con el tiempo podrás empezar a seleccionar con mejor criterio el efecto que quieres darle a tu trabajo. Tal vez incluso encuentres alguna característica puntual que defina todas tus obras.

 

La fotografía social, una profesión apasionante

La fotografía social es una de las formas de expresión más increíbles que puedas encontrar, solo captando las imágenes correctas, sabiendo cuándo y cómo, pudiendo ser parte de esa realidad y siendo el mensajero oculto detrás de la cámara puedes lograr cosas maravillosas y transformadoras.

Son muchas las ramas de fotografía social que puedes explorar, y así ir perfeccionando la técnica y la historia que quieres contar. Dependiendo de tus propios intereses e inquietudes serás capaz de lograr que otras personas vean el mundo a través de tus ojos.

También puedes comercializar tus fotografías si lo deseas. Hoy día internet es una manera fácil y directa para poder llegar a muchas personas con tu trabajo fotográfico.

Si estás interesado en profundizar sobre las diferentes ramas de la fotografía social como el fotoperiodismo, la fotografía colectiva o el retrato individual, pasando también por la fotografía publicitaria, te recomendamos leer a la autora Gisèle Freund.

En “La fotografía como instrumento social” podrás encontrar un análisis profundo de la cultura fotográfica general, desde sus comienzos hasta la década del 70. Muy interesante reconstrucción de las etapas más destacadas de la fotografía social, en donde ésta ha tenido un protagonismo fundamental en la construcción de nuestra comprensión del mundo en el que vivimos.

Fotografía social en CambodiaImagen: Pixabay

Fotografía social y fotoperiodismo: diferencias y similitudes

Ahora que ya tienes un poco más de conocimiento acerca de la fotografía social, vamos a explicarte ahora algunas diferencias y similitudes entre la fotografía social y el fotoperiodismo, ya que mucha gente no tiene una idea clara de la principal diferencia y cómo se asemejan.

Debes tener en cuenta que la línea que divide ambos géneros se ha vuelto extremadamente delgada. Por eso intentaremos hacer una inmersión más profunda.

Para empezar, cabe anotar que la fotografía social y el fotoperiodismo suelen llevarse muy bien entre sí y no son mutuamente excluyentes. Simplemente abarcan ciertas cosas en distinto grado, y de ahí la confusión a la hora de definir ambos.

Similitudes entre fotografía social y fotoperiodismo

Captan los hechos y la realidad

Tanto el fotoperiodismo como la fotografía social consisten en captar acontecimientos y hechos. Cada foto debe decir la verdad y mostrar la realidad. Por lo tanto, el objetivo de ambos géneros es informar al espectador sobre determinados acontecimientos o temas.

Ambos son invisibles

Una segunda similitud importante: El fotógrafo tiene que ser casi invisible cuando trabaja y hace fotos. Esto es necesario para capturar el momento. No querrás interrumpir lo que está ocurriendo cuando estás fotografiando algo porque cambiaría el curso de los acontecimientos.

Por ejemplo, como te mencionamos al principio, los protagonistas de la imagen suelen actuar de forma diferente cuando son conscientes de que estás haciendo fotos.

Ética

Tanto el fotoperiodista como el fotógrafo social deben respetar cierta ética, ya que ambos deben tomar fotos que deben ser precisas, justas y completas. Al igual que los periodistas, los fotógrafos sociales deben actuar con integridad.

Este es uno de los aspectos más importantes de ambos géneros, ya que la falta de ética en la fotografía social o en el fotoperiodismo ha provocado el desprestigio de más de un fotógrafo.

Diferencias entre la fotografía social y el fotoperiodismo

La principal diferencia entre el fotoperiodismo y la fotografía social es el tiempo. A la hora de crear un trabajo de fotografía social, hay que responder a varias preguntas relacionadas con lo que se quiere mostrar y el resultado que se quiere conseguir. 

Por lo tanto, el proceso de creación suele llevar mucho más tiempo que el trabajo relacionado con el fotoperiodismo.

Tras encontrar un tema relevante, los fotógrafos sociales deben pasar por un proceso clave: la fase de investigación

Dependiendo de la curiosidad del fotógrafo, la cantidad de información disponible y la disponibilidad de recursos (dinero y tiempo), el proceso puede tomar mucho tiempo, desde unas pocas semanas hasta varios años.

Sin embargo, cabe mencionarlo de nuevo: hay una línea muy fina entre estos dos géneros de la fotografía moderna.

Hasta aquí nuestro artículo Fotografía social: el género más provocador del arte de la fotografía. Esperamos que todos estos datos y consejos te hayan resultado útiles y que pronto puedas estar contando tus propias historias.

Recuerda que puedes apoyarte con el curso online de Fotografía narrativa, en donde aprenderás los procesos de investigación, preproducción y producción para desarrollar una historia a través de fotos.

¡Hasta una próxima lectura!

También podría interesarte

Subcategorías

Softwares