Fotografía de retratos: ¿Cómo salirte de lo habitual y lograr una composición pro?

Última actualización 12 de Marzo del 2020

user

Juliane Angeles

Fotografía de retratos: ¿Cómo salirte de lo habitual y lograr una composición pro? Fotografía de retratos: ¿Cómo salirte de lo habitual y lograr una composición pro?

Los retratos han inundado las redes sociales, gracias a los smartphones cada vez más inteligentes. Sin embargo, tú y yo sabemos que un retrato tomado con una cámara fotográfica sigue teniendo un resultado incomparable.

A menudo, vemos muchas fotografías de retratos con una luz dura y sombras súper marcadas o con un encuadre que no favorece al protagonista. Por ejemplo, una foto retrato donde el personaje realiza las poses conocidas de toda la vida no es, precisamente, la mejor. ¿Por qué no salirte de lo habitual y optar por la naturalidad para lograr una expresión más divertida o irreverente de tu protagonista?

¿Cómo evitar caer en estos errores si recién estás empezando en el mundo de la fotografía? Conociendo los principios básicos de un buen retrato fotográfico. Continúa leyendo esta nota y descubre cómo lograr un retatro irrepetible, tal y como lo haría un profesional.

Descarga gratis estos Presets de Lightroom

1. Preocúpate por la composición

Una buena composición fotográfica puede hacer que tu retrato sea irrepetible. Esto significa que el éxito de tu retrato depende en gran medida de la composición. Para lograr una composición pro, te aconsejamos practicar estas técnicas:

Regla de tres tercios 

Seguro que más de una vez has oído sobre esta regla, ¿verdad? Y seguirás escuchando sobre ella, porque resulta que es una regla básica de la fotografía. ¿En qué consiste? A la hora de fotografiar a tu personaje, haz una división imaginaria del encuadre, es decir, divídelo en dos líneas paralelas verticales y dos líneas horizontales. ¿Cuál es el objetivo? Que las intersecciones de la cuadrícula te ayuden a ubicar los puntos fuertes o de interés de tu modelo.

Regla de tercios

Imagen: fotonostra.com

La ley de la mirada 

Se trata de un clásico de la fotografía de retratos. Propone darle mayor espacio al encuadre, para darle mayor protagonismo a la mirada de nuestro personaje. ¿Qué conseguirás con esta técnica? Naturalidad y equilibrio.

Cuida el fondo

No es una técnica, sino un consejo que evitará que tu retrato se eche a perder. A veces nos preocupamos tanto por el protagonista del retrato que descuidamos el fondo. Luego nos damos cuenta que un desconocido se coló en la foto o que había un poste detrás del modelo. Por eso, antes de disparar, tómate un minuto para observar el fondo que utilizarás.

2. Elige el tipo de encuadre

Definir cómo vas a fotografiar a tu modelo es una de las primeras cosas que debes resolver antes de realizar un retrato. No referimos al tipo de encuadre que vas a utilizar. ¿Un encuadre abierto en el que aparezca el rostro y el cuerpo de la persona? ¿O un encuadre más cerrado donde solo se destaque su rostro?

Toma en cuenta que ningún encuadre es mejor que el otro. Todo depende de lo que quieras expresar. Para ello, debes conocer los tipos de planos que existen:

- Plano general: se centra en el rostro y el cuerpo del modelo.

- Plano americano: encuadra desde la cabeza hasta las rodillas. Es también conocido como plano medio o ¾.

- Plano medio abierto: encuadra desde la cabeza hasta la cintura.

- Plano medio corto: encuadra desde la cabeza hasta la altura del pecho.

- Primer plano: se centra en el rostro del modelo.

- Primerísimo plano: encuadra los ojos del modelo. Por ejemplo: si quieres destacar la mirada de una persona, este es el plano correcto.

Fotografia retratos

Foto: Elle Hughes

3. El entorno importa y mucho

¿Dónde fotografiarías a una pintora? ¿En su taller de arte o en la orilla del mar? Hay más de una posibilidad. Utiliza el entorno para transmitir la personalidad de esa persona.

Puedes optar por lo siguiente:

- Fotografiar al personaje en un entorno asociado a la faceta que deseas destacar. Por ejemplo: si se trata de un músico, un estudio de grabación o un escenario serán los entornos adecuados.

- Fotografiar al personaje en un contexto distinto. A veces es recomendable salirse de lo habitual.

- Realizar el retrato en un estudio fotográfico. Se trata de una opción muy usada por fotógrafos profesionales.

Obtén una Membresía Premiun y lleva tu educación a otro nivel

4. Abre el diafragma

Una foto retrato con fondo desenfocado es la favorita de muchos. Pero ¿cómo lograrlo? La clave está en abrir el diafragma, es decir, la parte del objetivo que regula la cantidad de luz que ingresa a la cámara. Para ello, debes reducir el valor f/ de tu objetivo y saber que la apertura del diafragma está relacionada con la profundidad de campo (la cantidad de zona enfocada en la imagen)

Teniendo en cuenta lo anterior, es importante que recuerdes lo siguiente:

A mayor apertura del diafragma (valor f/ bajo), menor es la profundidad de campo y, por el contrario; a menor apertura del diafragma (valor f/ alto), mayor es la profundidad de campo.

- Mayor apertura del diafragma = fondo menos enfocado

- Menor apertura del diafragma = fondo más enfocado

Ahora ya sabes qué hacer para lograr un retrato con un fondo desenfocado.

Fotografia retratos

Foto: fauxels

Descarga gratis este ebook de Fotografía

5. La luz natural es mejor

Si recién has empezado en el mundo de la fotografía y quieres lograr una buena foto retrato, la luz natural será tu mejor aliada. ¿Y qué hay del flash incorporado en mi cámara? ¿Lo puedo usar? Aunque es habitual usar la luz frontal de la cámara, te recomendamos evitarla. Si la usas, obtendrás retratos con una iluminación plana, y sabemos que eso no es lo que buscas.

Entonces, volvamos a la luz natural. Para sacarle provecho, toma en cuenta lo siguiente:

- Los días medianamente nublados son perfectos para hacer un retrato. ¿Por qué? Porque la luz no es directa, y esto se lo debemos a las nubes, nuestro filtro natural.

- Por el contrario, evita los días soleados. Cuando hay mucho sol, la luz es dura y, por lo tanto, las sombras son más pronunciadas.

- Utiliza iluminaciones laterales. Retrata a tu personaje cerca de una fuente de luz (puede ser una ventana).

Fotografia retratos

Foto: Elle Hughes

6. Olvídate de las poses

Para lograr un buen retrato, es mejor optar por la naturalidad. Es recomendable que el personaje o modelo se exprese como es. Si optas por las poses conocidas, no esperes un gran resultado.

Algunos consejos para conseguir naturalidad en tus retratos:

- Es importante que la persona a fotografiar se sienta cómoda y tranquila.

- Algunas personas pueden tomarse un tiempo para expresarse como son. Por ello, es importante que le transmitas confianza.

- También puedes recurrir a un objeto que saque a flote su lado más divertido o irreverente.

- Busca las emociones. Si conoces a la persona, intenta que exprese alguna emoción.

Logra retratos cargados de emoción con el curso Fotografía de retratos infantiles

7. Practica con retratos casuales

Por último, una buena forma de practicar la fotografía de retratos es realizar retratos casuales. Sí, hablamos de salir a la calle y fotografiar a desconocidos. Eso sí, recuerda pedir permiso. No a todos les agrada la idea de ser fotografiados casualmente.

Por ejemplo, los eventos multitudinarios son ideales para capturar a personas en su estado más espontáneo.

Fotografia retratos

Foto: Boddhi Satva

Muy bien, una vez leídas estas recomendaciones, es momento de que las pongas en práctica. Elige a tu protagonista, haz una buena composición, escoge un buen encuadre, abre el diafragma, evita el sol directo y haz que tu modelo se exprese con naturalidad. Y si quieres aprender de los mejores expertos en fotografía, échales un vistazo a estos cursos. ¡A fotear!

Recomendados para ti