👨‍🌾 Cuidados de la suculenta | Guía Completa [2021] | Crehana
Cuidados de la suculenta: 10 tips para lograr plantas felices y fuertes

Cuidados de la suculenta: 10 tips para lograr plantas felices y fuertes

Última actualización 16 de Junio del 2021Tiempo de lectura: 7 min.

Josefina Castelan

¿Pasas horas buscando “cuidados de la suculenta” en internet, pero se te siguen muriendo las plantas? ¿Eres fan de la planta de aloe vera y de la planta de jade, pero no sabes cómo mantenerlas sanas? ¡No busques más! Somos el escuadrón de suculentas y vinimos al rescate. 

Muchos tipos de suculentas son originarias de zonas desérticas o áridas, por lo que se trata de plantas resistentes. Sin embargo, eso no quiere decir que no tengas que regar las suculentas o que puedas dejarlas en cualquier ambiente olvidadas. 

Ya sea que te dieron una roseta como souvenir de un evento, o te enamoraste de una planta del rosario en el vivero, es importante aprender a cuidar las suculentas

Si quieres plantas sanas y felices en tu jardín de suculentas, ¡sigue leyendo!

10 tips de cuidados de la suculenta 

Antes que nada, debes tener en cuenta que al cuidar las plantas, debes considerar que muchas especies pueden requerir tratamientos específicos. Sin embargo, algunas recomendaciones aplican de forma general. 

En este caso, hablaremos de los 10 tips básicos de cuidados de la suculenta que no fallan. Prepara tus herramientas de jardinería y toma nota. 

cuidados suculentas

Imagen: Pexels

1. Mucha luz para las suculentas 

Recuerda siempre esto: las suculentas necesitan sol. Dependiendo del tipo de planta, se recomienda entre cuatro y seis horas al día de luz solar. 

Para poder lograr los adecuados cuidados de la suculenta con respecto al sol, es importante saber la cantidad de luz que va a recibir tu planta. 

Para eso, Paquita Romano, profesora del curso online Jardinería casera: cultiva, decora y vive verde, nos explica que existen tres variantes del asoleamiento: 

  • Sol: es cuando la planta recibe sol directo durante varias horas del día. 

  • Media-sombra: la suculenta recibe luz filtrada (entre 4 a 6 horas) que puede ser, por ejemplo, a través de un árbol. Esta es la ideal para las suculentas. 

  • Sombra: en este caso, se cuenta con espacios luminosos pero que no reciben sol directo. 

curso online de jardinería caseraImagen: Curso online  Jardinería casera: Cultiva, decora y vive verde

Paquita Romero aclara también que “hay plantas que si bien son de sol, toleran la media sombra”. En ese sentido, no temas mezclar cactus y suculentas que requieran diferentes niveles de luz. 

2. Girar las suculentas para que todos sus lados reciban sol 

¡Este es uno de los tips de cuidados de la suculenta más importantes! Caro Langton y Rose Ray, autoras de “Casa de Plantas: Viviendo con suculentas, plantas de aire y cactus”, sugieren girar las macetas con suculentas cada determinados días. 

¿A qué se debe esto? Las autoras explican que si una planta suculenta queda en el mismo lugar durante mucho tiempo, un sólo lado es el que está recibiendo la luz. Además, las suculentas se inclinan al sol, por lo que girarlas ayudará a que crezcan rectas. 

muchas suculentas en tierraImagen: Pexels

3. Controlar el riego de suculentas según la temporada

Durante verano y primavera, las suculentas están en estado de crecimiento, y por lo tanto, necesitan más agua que en otoño y en invierno, dado que durante dichas fechas es cuando, según Paquita Romero, las plantas se encuentran en un estado de dormición. 

Lo recomendado, entonces, es regar suculentas una vez por semana en verano y una vez al mes en invierno

➤ ¡Agrega esta actividad en tu listado de tareas del hogar semanal!

Ten en cuenta que el exceso de riego puede matar suculentas, por lo que asegúrate de dejar que la tierra se seque antes de mojarla nuevamente, y volver a regar sólo si la tierra, al tocarla, se encuentra completamente seca. 

4. Riega el suelo de las suculentas, no las hojas

De todas las recomendaciones de cuidados de la suculenta, esta es quizás una de las más importantes y más ignoradas. ¡Presta atención!

No se recomienda usar un rociador para el riego de suculentas, ya que es importante no mojar el follaje, sino solamente la tierra. Paquita Romero menciona que las hojas de las suculentas son propensas a tener hongos si tienen exceso de humedad. 

Al momento de regar las suculentas, moja la tierra hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje. Si la maceta de la suculenta no tiene agujeros, obviamente, usa menos agua. 

suculentas en tierraImagen: Pexels

5. Mantén las suculentas limpias

Sí, las plantas de interiores necesitan una rutina de limpieza al igual que el resto de tu casa. Obviamente, en este caso no utilizarás productos químicos sino que para limpiar las suculentas bastará con un cepillito o un paño húmedo para las hojas. 

maceta con suculenta

Imagen: Pexels

6. Prefiere las macetas para suculentas con drenaje 

Es cierto que cualquier maceta sirve para las suculentas, incluso se adaptan muy bien a recipientes de vidrio (¿te has propuesto alguna vez hacer un terrario?). 

Sin embargo, a las suculentas no les gusta el exceso de agua, por lo tanto, siempre es mejor elegir macetas con un buen sistema de drenaje. Esto evitará que se pudran las raíces de las suculentas antes de tiempo. 

suculentas contra la ventana

Imagen: Pexels

7. Ten cuidado al trasplantar suculentas 

Al cuidar las suculentas debes tener en cuenta que las mismas tienen raíces muy frágiles, que así como se pudren fácilmente con el exceso de agua, pueden dañarse o romperse si las sacas bruscamente de su maceta. 

transplantando suculentasImagen: Pexels

8. Cuidado con los insectos de las suculentas

En el caso de las suculentas de interior, las plagas no suelen representar un problema. Sin embargo, puede que tengas que enfrentarte a los insectos. 

Por ejemplo, las suculentas con suelos muy húmedos pueden atraer mosquitos. Por otro lado, el riego y la fertilización en exceso son causas comunes de las cochinillas. ¿La solución? Pulveriza el suelo de las suculentas infectadas con alcohol al 70 por ciento.  

9. Prepara un abono especial para suculentas

El sustrato para suculentas debe ser una mezcla de tierra y arena. Pero la principal condición es que sea poroso y esté bien drenado. 

Descubre los tipos de suelo en esta clase abierta junto a Paquita Romano y aplica sus tips en los cuidados de la suculenta. 

10. Fertiliza las suculentas 

Si bien, por lo general, las suculentas no necesitan fertilizante, cuando comienzan a dar señales de crecimiento en sus brotes o botones florales puedes fertilizarlas.

El fertilizante para suculentas debe ser alto en potasio, especialmente antes de la floración.

Con estos consejos de cuidados de la suculenta, tus plantas crecerán sanas y tu jardín estará más lindo que nunca. En resumen, debes prestar atención a tres aspectos claves:

  • Poco riego y buen drenaje

  • Mucha luz, sin sol directo

  • Sustrato poroso 

jardín de suculentas

Imagen: Pexels

Reproducción de suculentas

Una vez que tengas tus plantas de interior y exterior creciendo sanas, puedes empezar con extender tu jardín. 

Para eso te explicaremos cómo reproducir suculentas, algo que podrás hacer de forma fácil y rápida con el método de esqueje, o a través de la plantación de semillas.  

Reproducción de suculentas por esqueje

Este método de propagación se debe realizar por la mañana y forma parte de la rutina de cuidados de la suculenta. Según Paquita Romero, “el esqueje es un gajo que nos va a dar como resultado un clon de la planta”. 

Para hacer la propagación por esqueje, hay que elegir una rama que tenga la mayor cantidad de nudos. Luego, se realiza el corte por debajo de uno de esos nudos y se planta en un sustrato con buen drenaje.

Pasados los 15 o 20 días, las raíces de la suculenta empezarán a aparecer.

reproducción por esquejesImagen: curso Jardinería Web

Reproducción de suculentas por injerto

¿Qué es un injerto? Es la unión de dos plantas distintas que formarán una nueva planta. Los cactus son muy fáciles de injertar entre especies, pero para el resto de suculentas, los patrones e injertos deben ser compatibles entre sí.

Para que injertar suculentas sea un éxito, hay que considerar la mejor época para ello y es en primavera y a principios del verano. Y luego, seguir estos pasos: 

  1. Corta el cactus de base con una cuchilla esterilizada. Redondea los bordes para evitar que se encoja.

  2. Corta el cactus a injertar, con un corte recto y sin redondear.

  3. Coloca el injerto sobre la base. Debes hacer coincidir de la mejor forma posible los haces vasculares de las dos plantas. 

  4. Finalmente, sujeta la unión con film o gomas elásticas. El injerto debería estar sujeto en unos 10 o 15 días aproximadamente.

En cuanto a los cuidados de la suculenta injertada, es importante que esos primeros días esté en una zona sin sol directo y a cubierto de temperaturas extremas.

injerto en cactus

Imagen: Ecología Verde

Reproducción de suculentas por semilla

Si bien es un poco más complejo, también es posible reproducir suculentas a través de la plantación de semillas.  Para eso, se deben sumergir las semillas de suculentas en agua por 24 horas, dejándolas luego al sol. 

Una vez secas, las plantas en un sustrato poroso y riegas. Durante el primer mes, se debe distanciar el riego y aumentar la exposición al sol. Apenas comienzan a crecer, debes tener en cuenta los mismos cuidados de la suculenta que te mencionamos anteriormente. 

¿Dónde conseguir las semillas? La mayoría de los viveros venden paquetes de semillas de cactus mixtas, que son una excelente opción para principiantes. 

 

Suculentas bonitas de bajos cuidados

¡Listo! Ahora que ya sabes todo sobre los cuidados de la suculenta, ¿qué tal si empiezas a buscar opciones de fácil cuidado para decorar tu hogar? ¡Te dejamos nuestras suculentas para interiores o exteriores favoritas!

Suculentas con flor: Rebutia

Si buscas suculentas florecidas, esta es una opción muy atinada. La rebutia heliosa es un pequeño cactus de origen boliviano que no suele superar los cuatro centímetros y durante la floración larga numerosas flores de color naranja, amarillo o púrpura.

Sin embargo, es importante que sitúes estas suculentas en ambientes bien iluminados o donde reciban luz directa para que produzcan mayor cantidad de flores. El resto de los cuidados de la suculenta son iguales a los que te mencionamos anteriormente. 

suculentas con flor rebutia heliosaImagen: Canva

Suculentas pequeñas: Astrophytum Mirioestigma

Esta suculenta, también de la familia de los cactus, es ideal para quienes tienen una decoración guiada por las formas geométricas, ya que tiene forma de estrella. 

Es un cactus decorativo de crecimiento lento muy apreciado por los coleccionistas de plantas. ¿Lo mejor? ¡Es un cactus sin espinas!

suculenta astrophytum mirioestigmaImagen: Canva

Suculentas gigantes: Cactus de San Pedro

El cactus de San Pedro, Echinopsis Pachanoi o Trichocereus Pachanoi, es de la familia de las cactáceas. Es un tipo de suculenta que puede llegar a medir alrededor de 6 metros de alto. 

Los frutos son comestibles. Pero ¡ojo! Por la presencia de alcaloides en esta suculenta, tanto sus frutos como el cactus en sí, tienen propiedades alucinógenas al ingerirlos. 

En relación a los cuidados de la suculenta, sólo debes tener en cuenta que el Cactus de San Pedro no soporta bien las heladas: si se lo sitúa en ambientes por debajo de los 3° podría tener problemas para crecer. 

cactus de San PedroImagen: Canva

Suculentas que cuelgan: Senecio Rowleyanus

Estas suculentas originarias de Sudáfrica se han convertido en plantas muy codiciadas por su belleza y versatilidad. ¡Decoran cualquier ambiente!

Los tallos pueden crecer hasta 90 cm de largo y cuando se cortan, se dividen en dos o más y continúan creciendo. En cuanto a los cuidados de la suculenta, basta que tengan un suelo con buen drenaje y mucha luz, pero no sol directo. 

suculenta senecio rowleyanusImagen: Canva

¿Ya armaste tu guía de cuidados de la suculenta? Una vez que los pongas en práctica tu jardín de suculentas y cactus será la envidia de todo el vecindario. 

Si no tienes patio, ¡no te preocupes! Como hemos visto, las suculentas son excelentes para el interior de los hogares. En palabras de Caro Langton y Rose Ray:

"Parte de la satisfacción de vivir con plantas de interior está en sus requisitos modestos, y se puede encontrar tanto placer en un humilde cactus en maceta como en un invernadero lleno de plantas tropicales exigentes"

Y si al cultivar suculentas descubres tu nueva pasión, ¿qué tal si lanzas un negocio relacionado? Inscríbete al curso online de Emprender para ser feliz y pon manos en la tierra, digo, a la obra. 

¡Nos leemos en el próximo artículo!

 

También podría interesarte